virgin_h-(1).jpg 
 
 

Desaceleración: Cómo quitarle el ‘freno de mano’ al carro de la economía del país

Cuatro maniobras clave en materia de política económica serían las que tendría que aplicar el país para que el carro de la economía se desplace a una velocidad óptima, pues estaría rodando con ‘el freno de mano’ algo arriba: hay desaceleración.

Así lo conceptuó el presidente de la ANDI, Luis Carlos Villegas, quien recientemente manifestó que si bien por la crisis mundial podía preverse cierta desaceleración, esta se ha precipitado de una forma más acentuada de lo que se podía pronosticar.

En efecto, algunas cifras recogidas por el DANE y que han sido miradas con lupa por la Asociación Nacional de Empresarios, dan cuenta de decrecimiento en algunos sectores, principalmente el agrícola y el de la infraestructura.

Hoy, –según Villegas– el crecimiento de la economía del país cayó un punto de como cerró el 2011. En el primer semestre se construyó un 8 por ciento menos que el año pasado. El crecimiento en la industria pasó de 5 por ciento a índices de 2 por ciento, cifras generadas por comportamientos negativos en los meses de marzo y abril; y las exportaciones industriales cayeron en abril cerca del 10 por ciento, (pero se recuperaron más del 5 por ciento en mayo, probablemente por efecto de las movidas internacionales de la economía –TLC con EE. UU.–). Además, estadísticas del primer semestre indican que en las ciudades se está generando menos empleo.

Cuatro causas

Para los analistas, dicha desaceleración está motivada principalmente por cuatro causas, tres de las cuales son domésticas.

Las internas son la revaluación del peso, el aumento de las tasas de interés y la baja ejecución del presupuesto público en sectores clave.

El 9 por ciento de la revaluación del peso es la más alta de moneda alguna en el mundo.

El aumento de las tasas de interés –analiza la ANDI– ha afectado el consumo que depende del crédito.

Por último, la falta de ejecución de presupuesto en obras civiles, por ejemplo, ha marcado un decrecimiento del PIB en infraestructura. Villegas conceptúa que la cifra en infraestructura es la que pone los indicadores para evaluar si en la ejecución del presupuesto de inversión se está haciendo lo necesario para generar la competitividad.

Y la causa externa es la menor demanda registrada en bienes industriales, materias primas, menor demanda de capital y de servicios que generan la desaceleración.

Bajar el freno de mano

En esencia, opina el presidente de la ANDI, unas pocas cosas hay que hacer en política económica para bajar en su totalidad el freno de mano para que el carro colombiano de la economía se desplace con fluidez.

  • Resulta necesario que se rebaje la tasa de interés.

  • El gremio de los empresarios advierte que resulta clave colocarse en niveles de 43.000 millones de dólares de reserva, que respondan por cerca de 9 meses de importaciones. Para ello sería necesario comprar más dólares diarios: pasar de US$20 millones a US$40 ó US$45 millones.

  • Como la infraestructura potencializa los índices de competitividad, de lo que se trata es de ver las licitaciones abiertas, afinados los estudios, los contratos firmados y los frentes de obra empezando como muestra de la ejecución presupuestal. Así mismo, ejecutar en el sector social, fundamentalmente en salud y educación, cuyos recursos no sólo deben ser garantizados sino que acentuados. Subsidiada o contributiva, la salud hay que verla como la joya de la corona que hay que preservar a toda costa.

  • Finalmente, el sector privado también debe ponerse el overol para hacer más modernización tecnológica, que derive en el aprovechamiento de los conocimientos.