Protagonistas_de_las_tendencias_empresariales_2012
 

Protagonistas de las tendencias empresariales 2012

Las dinámicas empresariales mediadas a través de las redes sociales, el big data o el manejo de grandes volúmenes de datos en las empresas para ser más productivas, el teletrabajo o trabajo en casa, los mayores usos de dispositivos móviles y su articulación con las necesidades de la empresa y el definitivo posicionamiento ‘de la cultura verde’ como regla a seguir por las organizaciones fueron, entre otras, las tendencias más significativas a lo largo de 2012 en materia de administración y negocios.

El CESA auscultó publicaciones especializadas y recopiló para este informe de fin de año lo más destacado de dichas tendencias, las cifras que se conocen al respecto y las perspectivas de cada una de ellas.

‘Big Data’
Cultura y negocios verdes
E-banking
Teletrabajo/home office
Redes sociales como herramienta empresarial
Conducta de líderes, proporcional a la gobernabilidad
‘Stories’ para afianzar las marcas
Centros de servicios compartidos

 

Big Data

Es sin duda una de las más acentuadas tendencias de las que se habló en 2012 en todo el mundo en el campo administrativo y de negocios.

Los entornos digitales, el 'cloud computing', están brindando múltiples posibilidades para conocer cada vez más a los consumidores, las situaciones y los contextos. Además, el ‘big data’ o los altos volúmenes de información ofrecen cuantificaciones, que por esa misma razón son medibles y comparables.

El gran desafío del ‘big data’ está en los expertos que puedan saber interpretar la gran cantidad de datos y actuar en consecuencia.
 

Cultura y negocios verdes


El Green marketing, los negocios verdes, las empresas verdes y todo cuanto tiene que ver con la sostenibilidad ocupó un lugar preponderante en este 2012 que llega a su fin.

En principio, hay que anotar que con las nuevas tecnologías y la Internet los consumidores se volvieron no sólo más conocedores de los productos sino también exigentes con las empresas. Exigieron respeto total por el medio ambiente y el compromiso de las empresas con ello, a cambio de ser fieles a las organizaciones o marcas o dañar su reputación en determinados casos.

Las cifras indican que en Colombia, por ejemplo, el 65 por ciento de los consumidores estaría dispuesto a pagar hasta un 10 por ciento más por un producto producido de manera responsable. Un estudio realizado por Habas Media encontró que cerca del 86 por ciento de los consumidores en el mundo esperan que las empresas se involucren en la solución de los problemas ambientales. En Colombia, esta cifra era de 80 por ciento hace dos años, y hoy alcanza el 96 por ciento.

Sin embargo, sólo el 28 por ciento del consumidor mundial cree que las empresas están haciendo las cosas bien, y el 19 por ciento de los colombianos cree lo mismo sobre las empresas locales.

Las experiencias de diversas situaciones y compañías de todo el mundo dan cuenta que al fin las presiones del consumidor han terminado por ganar el pulso.

 

E-banking

La incidencia de las tecnologías en los servicios que ofrece la banca es también una de las grandes tendencias del 2012.

En Suecia, por ejemplo, donde sólo el 3 por ciento de la población maneja dinero en efectivo (personas de más de 65 años), los bancos están modificando su arquitectura financiera para ofrecer muchos más servicios apoyados en la tecnología y hacer a un lado el ‘cash’.

En el capítulo e-banking Colombia es mucho el camino por recorrer, dado que tienen atrasos en comparación con otros países del vecindario. Sin embargo, las cifras sugieren, en todo caso, que el consumidor de la banca se acerca paulatinamente al e-banking. Según un informe de Asobancaria, la participación de Internet en las transacciones realizadas en el país aumentó 57,14 por ciento en tres años (2008-2011).
 

Teletrabajo/home office

Los encuentros entre trabajador y empleado sin necesidad de la presencia física está en la naturaleza del teletrabajo, tendencia que está en crecimiento y que dejó de ser exclusiva para presidentes o gerentes de grandes multinacionales. Y aunque expertos advierten que no funciona para todas las empresas ni para todo modelo de negocio, está ofreciendo múltiples beneficios.

Esta nueva dinámica empresarial avanza de manera significativa. Mientras que hace dos años se contaban por cientos de millones los trabajadores móviles en el mundo (182,5), se prevé que en tres años; es decir, en 2015, la cifra se lea en miles de millones: 1.300 millones de personas trabajando de forma remota. Como si toda la población china se dedicara a trabajar bajo esta modalidad.

En una encuesta realizada hace algunos meses por trabajando.com a 2.300 personas, se concluyó que:

  • 7 de cada 10 colombianos preferiría trabajar en la casa.
  • 46 por ciento considera que no hay nada negativo en el hecho de trabajar desde la casa.
  • 24 por ciento considera perjudicial trabajar desde la casa.
  • 2 de cada diez cree que lo negativo del teletrabajo es no poder interactuar con otros profesionales.

El teletrabajo encierra, en esencia, tres beneficios:

  • Reducción en tiempos de desplazamientos.
  • Aumento de la calidad de vida por el ahorro de dichos tiempos.
  • Fomenta el autodesarrollo al prescindir de la figura del jefe presente, en el lugar.
Según una encuesta realizada por la firma Citrix, en el 2020 las oficinas tendrán en promedio siete escritorios por cada diez empleados.
 

Redes sociales como herramienta empresarial

Las redes sociales entraron a jugar un papel preponderante y determinante en el marketing de hoy. En esencia, las redes sociales, más que anunciar o vender, entraron a conocer y medir a los consumidores. Y, aunque es relevante el papel que están jugando, expertos coinciden en que es mucho lo que falta por hacer a través de ellas.

 

Conducta de líderes, proporcional a la gobernabilidad

Recientemente el director de la CIA, David Petraeus, renunció a la posición que ocupaba en la central de inteligencia estadounidense. La razón: el hombre que quizás debía llevar la imagen pública de la lealtad (con los EE. UU.) dimitió por una relación extramatrimonial.

Su caso es el ejemplo de una de las tendencias empresariales de la actualidad: las empresas están aumentando cada vez más el control sobe la imagen pública de sus directivas o altos ejecutivos.

Y es que tratándose de personajes de alto nivel en las empresas, son los llamados a dar el ejemplo a sus subalternos o subordinados. A ellos o ellas se les hace responsable socialmente de la gobernanza en las compañías.

La cuestión es que se ha partido de la base de que en lo que a la gerencia se refiere –como ya se dijo más arriba, por ser la que da ejemplo– están admitidos quizás unos estándares morales más exigentes.
 

‘Stories’ para afianzar las marcas

Se trata de una tendencia según la cual a través de la retórica, a través de historias, las marcas toman vida y de esta forma es más sencillo que los consumidores se identifiquen con los productos o servicios que las empresas ofrecen. Un consumidor que se sienta altamente identificado a través de una historia, se puede sentir a su vez diferenciado.

Así, las organizaciones están encontrando, a través de las anécdotas, un mecanismo que puede afianzarles la reputación.

“La distinción entre una marca y la historia debe ser real. Una marca no es tanto cómo ella se define ante el consumidor, sino cómo el consumidor la define a ella”, dice Harry Paddington, director creativo de la agencia canadiense Bruce Mau Desing.
 

Centros de servicios compartidos

Fabio Novoa, Director del área de Dirección de Producción, Operaciones y Tecnología del Inalde, define el Centro de Servicios Compartidos como “un área que presta servicios comunes a otras áreas y se responsabiliza de gestionar procesos y actividades de soporte que estaban realizando de forma independiente varias unidades de negocio”. Según Novoa, una de las mayores ventajas de los Centros de Servicios Compartidos, es que en las organizaciones “sus gerentes concentran su tiempo en las labores que generan riqueza y valor, delegando las necesarias tareas de soporte”.*

*Novoa, F. (2012, 13 de noviembre). Centro de Servicios Compartidos, clave para la productividad. Portafolio. p.34.



Suscríbase al Newsletter del CESA.


Clic aquí