CESA
 
 

Transparencia y revelación de información en Colombia

Por: María Andrea Trujillo, Directora de Investigación y profesora titular del CESA.

Las instituciones financieras basan sus decisiones de asignación de recursos en la información que proveen sus clientes, sean estos empresariales o personas naturales. La calidad de la información a disposición de sus analistas les permite evaluar los riesgos de contraparte a los que se exponen y asignar los recursos con los que cuentan de la manera más eficiente posible. Dado que las instituciones financieras centralizan diferentes tipos de riesgo que los ahorradores no pueden o no quieren asumir directamente, la calidad de la información es fundamental para lograr una óptima asignación de los recursos y una adecuada administración del riesgo.

En el pasado el componente de información más importante estaba representado en la información financiera histórica de la empresa. Sin embargo, con la evolución de los modelos de riesgo y los sistemas de análisis que determinan la capacidad de endeudamiento de los clientes, se ha incorporado un espectro más amplio de información. Por ejemplo, las instituciones financieras no solo evalúan la información financiera histórica sino que adicionalmente solicitan proyecciones financieras a las empresas, y llevan a cabo un análisis que no solo tiene en cuenta estados financieros, sino que además incorporan elementos que pueden afectar el desempeño de las empresa, como el comportamiento del sector, su plan estratégico, y los riesgos legales a los que está expuesta. Es más, las instituciones financieras más vanguardistas están incluyendo dentro de sus análisis información relacionada con el Gobierno Corporativo de las empresas que acuden a las mismas para obtener información.

Lo anterior implica necesariamente un alto nivel de transparencia y revelación de información. Consientes de ello, las empresas menos transparentes, con problemas internos, sistemas de información deficientes, e incluso, con deficiencias importantes en temas de Gobierno Corporativo, deciden no acudir a los bancos en busca de financiación, y prefieren aprovechar las oportunidades que se les presenta y que están en capacidad de financiar exclusivamente con recursos generados internamente o provistos por los accionistas. No quiere decir esto que toda empresa con bajo nivel de endeudamiento tenga problemas internos, ya que en ocasiones poca deuda obedece a las preferencias de los propietarios, pero definitivamente es un factor que incide en la toma de decisiones relacionadas con la deuda.

Si las instituciones financieras demandan alta transparencia de sus clientes, ¿qué tan transparentes son ellas en sí mismas? En un estudio realizado por el CESA y el Consejo Privado de Competitividad hemos logrado determinar un amplio avance en temas de revelación y transparencia para las empresas colombianas en general y para aquellas pertenecientes al sector financiero en particular. En 2010 el sector financiero colombiano representaba el de menor revelación al compararse con las empresas homologas en Brasil, México, Colombia, Chile, Perú y Argentina. Su posición ha mejorado ostensiblemente y en la actualidad presentan niveles de revelación que son solo superados por las empresas del sector financiero mexicanas y brasileras. Estos resultados tienen en cuenta la revelación que realizan las empresas del sector respecto a su situación financiera, su responsabilidad social, relacionamiento con empleados, clientes y proveedores, sus prácticas de Gobierno Corporativo y sus juntas directivas.

Sin embargo, al revisar en detalle la información que revelan las empresas del sector, se identifican deficiencias importantes que pueden ser contrarrestadas fácilmente. Por ejemplo, se encuentran algunas relacionadas con sus juntas directivas. En general todas las empresas del sector revelan los nombres de sus miembros de juntas, pero ninguna informa sobre los niveles de asistencia de sus directores a las reuniones, y la gran minoría reporta niveles de remuneración, y los procesos de selección y elección para escoger a aquellos que ocuparan puestos en este importante órgano de gobierno. Además, no todas reportan los perfiles de sus miembros de junta, ni tampoco cuáles directores pueden ser considerados como independientes. Estos son solo algunos aspectos en los que las empresas del sector pueden seguir mejorando para llevar a Colombia a una posición de liderazgo en América Latina en las prácticas de Gobierno Corporativo relacionadas específicamente con la transparencia corporativa.

María Andrea Trujillo Dávila

Directora de investigación y profesora titular del Colegio de Estudios Superiores de Administración (CESA), reconocida como investigadora senior por Colciencias, Magíster y Doctora en Administración de la Universidad de los Andes e Ingeniera Sanitaria de la Universidad de Antioquia. Cuenta con experiencia docente en el área financiera en cursos de pregrado y posgrado en las universidades del Rosario, de los Andes, EAFIT y el CESA. Sus actividades de docencia están enfocadas hacia el área de las finanzas corporativas, y la agenda de investigación que desarrolla se centra en la temática de gobierno corporativo, con un énfasis especial en el estudio de las empresas familiares. Sus proyectos de investigación han contado con el apoyo del Grupo Banco Mundial a través de la IFC, CIPE (Center for International Private Enterprise – US), SECO (State Secretariat for Economic Affairs – Switzerland), el Ministerio de Educación Nacional, la Superintendencia de Sociedades, el Consejo Privado de Competitividad, Confecámaras y la Cámara de Comercio de Bogotá. Miembro de la Red de América Latina para la Investigación Académica del Gobierno Corporativo de la OCDE, IFC y el Banco Mundial. Se desempeñó como directora del programa de Administración en Logística y Producción en la Universidad del Rosario. Ha publicado ocho libros y treinta artículos en revistas científicas, entre otros.

Fuente

La República - Mejore sus prácticas de gobierno corporativo-