Prueba producto
 
 

Producto: seis casos de mercadeo estratégico

La conformación de la estructura de un modelo de negocio basado en varios productos, exhibidos en distintos ‘stands’ y la evaluación de su viabilidad en el mundo real, hizo parte –el pasado 20 de octubre– del trabajo final de 34 profesionales de la Especialización de Mercadeo Estratégico del CESA.

Administradores de empresas, profesionales en diseño de producto, profesionales en relaciones internacionales, y de otras disciplinas, conformaron grupos para este ejercicio académico de ‘prueba de producto’, que refleja el espíritu de la especialización: la formación de especialistas que responden a las dinámicas propias del mercado, al agresivo proceso de globalización, a la creciente amenaza de nuevos competidores y a la difícil gestión ejecutiva frente a los distintos escenarios sobre los cuales se deben tomar decisiones puntuales. Con la prueba de producto, la propuesta en los ‘stands’ es la de responder a auténticas necesidades del mercado.

En efecto, con una lógica de negocios y metodología administrativa rigurosa, es que un grupo de seis estudiantes de posgrado del CESA busca solucionarle a las mujeres esa eterna pesadilla a la que se enfrentan día a día cuando están frente al clóset, y no atinan con facilidad la ropa y accesorios que van a lucir.

Se llama Stylish, aplicativo que según sus seis representantes no sólo les solucionaría a las mujeres los problemas de ambigüedad en la selección y falta de tiempo al momento de vestirse, sino que además “pueden recibir recomendaciones de fashion o de moda que se estén utilizando para que al salir a la calle se sientan muy seguras con lo que llevan puesto”, explica Catalina González, ingeniera de diseño de producto y una de las creadoras de este proyecto de negocio.

Este solucionador de ropa, fotos de prendas que se han subido previamente y que las mujeres tienen en su armario, organiza por estilos lo que pueden usar a diario. El aplicativo señala qué combina con qué.
Pero Stylish es sólo uno de los posibles modelos de negocio.

La ‘prueba de producto’ –donde los propios estudiantes son clientes de sus compañeros en cada uno de los modelos de negocio, y como ‘consumidores’ hacen las observaciones de rigor– se constituyó no sólo en un espacio que ratifica cuán alto es el componente práctico del CESA, sino además en un espacio académico para “aplicar los desarrollos teóricos a un producto o servicio en concreto, bien fuera establecido o bien para desarrollar de cero, con miras a solucionar una necesidad a partir de una investigación”, explica Isabel Pérez Alcántara, docente de la asignatura.

El objetivo del ejercicio académico es el de aplicar la misma metodología que se imparte en una empresa normal para desarrollar y posicionar cualquier producto o servicio: mirar las tendencias del mercado, qué está pasando en el entorno competitivo, analizar cuidadosamente al consumidor, crear un concepto, llevarlo a investigación, validar todos los procesos y hacer la campaña de comunicación.

Académicamente, la prueba de producto es el epílogo de seis semanas de trabajo que deberá culminar con la verificación de que lo que presentaron, después de una sustentada estrategia, es lo que objetivamente está adecuado al consumidor. “De lo que se trata es de que los alumnos verifiquen si lo que ellos creyeron que estaba bien para el consumidor, realmente está bien”, puntualiza la docente sobre el espíritu del laboratorio de producto.

 

Los proyectos Colorain

Fundas a modo de botas plásticas para que las mujeres puedan usar sobre todo en épocas de invierno. Este producto tiene como objetivo ofrecerle a la usuaria una prenda para que no se moje ni las botas ni las piernas por aguaceros o charcos. Hay diferentes colores, tamaños y diseños. Se trata de un producto de naturaleza aspiracional.

Let´s Pizza

Máquina 'vending' que elabora por completo una pizza (hay de cuatro sabores) en dos minutos y medio. Toda la elaboración ocurre ante los ojos del cliente (personas preocupadas por el tema del tiempo que necesitan comer rápido y consumir algo agradable). Let’s Pizza está en EE. UU., Chile e Italia. Los principales sitios donde se comercializaría son edificios con más de 500 personas y aeropuertos. El grupo de alumnos que lidera este proyecto sería intermediario de la marca en Colombia.

Mung

Es una bebida gaseosa de origen español que está en el mercado desde el 2007. Su nombre se deriva del componente activo (plantas japonesas) de la bebida. La bebida rebaja los niveles de alcohol en la sangre y sirve para reducir los efectos negativos o el malestar después de tomar licor.

Los clientes preferentes son personas de entre 20 y 40 años, propensos a consumir bebidas alcohólicas.

Oro silvestre

‘Snack’ que fusiona el sabor de la uchuva y el sabor del chocolate. Tiene los beneficios naturales de la uchuva (vitamina A, vitamina C, Potasio, Fósforo, Hierro) y adicionalmente se mezcla con el chocolate, cuya concentración de cacao es del 66 por ciento, con lo cual no resulta tan dulce. Sus alumnos promotores ven un gran potencial en tiendas especializadas como las tiendas naturistas.

Frozetta

Paleta para niños que lleva todos los elementos necesarios para que no se deshidraten.

Generalmente, cuando los niños padecen esta clase de síntoma, se les suministra suero fisiológico que a ellos no les gusta. En otras palabras, se les trasladan los beneficios del suero fisiológico a los niños en una paleta que tiene trozos de fruta.

 

Suscríbase al Newsletter del CESA .

 

Clic aquí