CESA TICS
 

Tres emprendimientos TIC acompañados por el CESA

La trazabilidad de las ventas de impulsadores y otros datos de su actividad en los retails, una guía de entretenimiento que reconocería ciertos patrones de gustos, y aproximar a médico y paciente a través de algunos dispositivos, son el espíritu de algunos de los proyectos de emprendimiento para modelos de negocios basados en las tecnologías auspiciados por el ministerio de las TIC,  y que vienen siendo monitoreados por el CESA.

En efecto, en desarrollo de los acompañamientos de ideas de negocio que lleva a cabo la institución, con amplias credenciales en materia de formación de emprendedores, avanzan paulatinamente las reuniones con los diferentes autores de proyectos que buscan satisfacer necesidades del mercado a través del uso de las TIC.

En la primera fase de realización o ‘piloto’, 25 equipos de emprendedores en el país, con el acompañamiento de 50 mentores, trabajan alrededor de sus proyectos.

La fase número dos arrancará con cerca de 140 equipos en todo el país, la mitad de los cuales tendrán la tutoría del Colegio de Estudios Superiores de Administración. Por ahora, el CESA trabaja con tres proyectos de la fase piloto, con el objetivo primordial de crear las dinámicas de trabajo  que hagan viables futuras ideas de negocio. Las actuales, sin embargo, están dentro del esquema de realización y mejora continua para evitar su agotamiento prematuro en el mercado. 

Y es que las estadísticas1 demuestran que muchos de los emprendimientos fallecen –en instancias incipientes (antes del primer año)– porque hay falta de aplicación de ‘tecnologías blandas’ o de tipo administrativo en sus procesos. Ello ocurre porque las variables no son articuladas debidamente dentro de procesos tanto de constitución como de desarrollo y sostenimiento.

Para el CESA, el acompañamiento para la  viabilidad de negocios de ‘prototipos rápidos’, como está concebido por la convocatoria Apps del Mintic, es la mejor oportunidad para que queden cimentadas las metodologías apropiadas que hagan pertinente y sostenible un modelo de negocio.

 

    Tracking marketing. Daniel Gómez P., empresario.

“Actualmente las compañías de consumo masivo invierten cerca de 10 mil millones de pesos en personas de impulso. Sin embargo no hay un patrón de medición que indique cuánto realmente la impulsadora está generando de venta en relación con esa inversión.

Normalmente esas inversiones deben tener un retorno. El tema es que no parece existir una métrica clara que permita medir ese retorno. En ese contexto, el Tracking marketing busca medir el impacto de la impulsadora en el punto de venta.

El espíritu de este modelo de negocio es lograr entender cómo sería la solución de forma detallada. Mediante un dispositivo de radiofrecuencia, tener información de la venta, el stand donde esta se hizo y el lugar donde se hizo. Este modelo no sólo deberá permitir cuánto está vendiendo cada impulsadora en el punto de venta, sino también suministrará otros datos de relevancia para los gerentes de ‘trade marketing’.

Lo que se está cuantificando ahora es cuánto pueden costar los chips de radiofrecuencia. Si el costo del ship es muy alto, ello puede limitar el mercado a categorías que tengan alto precio, alto margen”.

    Glya. Carlos Augusto López, médico e ingeniero electrónico.

“El Glya es un término médico cuya función es alimentar el tejido neuronal.

Pero con esta misma denominación se bautiza este proyecto cuyo propósito es usar los dispositivos móviles y redes para acercar más a usuarios de la salud. Lo que queremos es acercar al paciente con su entorno sanitario.

Tenemos un sistema de salud caracterizado por una débil relación entre los médicos y los pacientes e incluso entre los propios médicos. Los costos son muy altos y muchos de estos son transaccionales; es decir, no están directamente ligados con la prestación del servicio médico sino con lo administrativo.

Este modelo guarda dos objetivos primordiales. El primero, optimizar la salud de las personas a través de la mejora de la relación médico-paciente. Y el segundo, la optimización de costos del sector pagador, en su mayoría el sector asegurador, disminuyendo el número de eventos innecesarios en salud que se producen por la mala articulación y la falta de relación médico-paciente”.

    Zona Fest. Daniel Jiménez, ingeniero megatrónico y empresario.

“Es una aplicación que puede convertirse en una nueva guía de entretenimiento para la ciudad.

La idea es crear una plataforma que mejora ostensiblemente el modelo de guías ya existentes. De hecho, con la posibilidad de que Zona Fest pueda no sólo mostrar las ofertas existentes, sino además reconocer ciertos gustos del usuario y recomendar los planes.

El público objetivo son los jóvenes que empiezan a vincularse al mercado laboral, ya cuentan con cierto poder adquisitivo y aún conservan su entorno de amigos con quienes salen de manera periódica, cada semana, a consumir en diversión”.

________________________________________________________________________________________

1Estadísticas citadas en julio pasado en un encuentro empresarial en Bogotá por Zohar Ginosar, experto en innovación, dan cuenta que de 100 nuevas empresas, 90 se extinguen siendo jóvenes. De esas 10 restantes, 9 simplemente sobreviven. Sólo una resulta realmente exitosa.

 
 

Suscríbase al Newsletter del CESA .

 

Clic aquí