Economia_azul
 

“Hay que integrar la ética a las reflexiones empresariales”

Una vez entra al recinto, Gunter Pauli deja –a varios metros del atril que decide no usar– la maleta de color rojo y negro en la que tiene un Mac, que habitualmente nunca se le descarga. La zona negra de la maleta, que es la ‘hoja’ que se corre para abrirla y cerrarla, es un panel solar. A esa hoja va conectado un cable y en el otro extremo una clavija que se puede conectar a su computador. “No es posible cargar la batería sólo a través del panel, pero difícilmente se descarga”, explica este economista belga, antes de hablar sobre economía azul.

Ese es el mismo título de su libro y el término con el que él define un nuevo modelo que debería reemplazar el actual, el de la economía verde.

En esencia, lo que plantea Pauli es que la economía verde, en todo caso, requiere de altos costos y no resulta sostenible o por lo menos sólo lo es para las naciones o personas que puedan tener altos recursos. Las economías de países en vías de desarrollo, bajo ese modelo, el verde, no alcanzan a obtener la competitividad y les resulta excesivamente costoso ponerse en la misma dimensión que países desarrollados, que tienen la tecnología para buscar mecanismos o formas alternativas de crecer.

Según Pauli, el modelo verde está hecho para ser aplicado por quienes tienen el capital, y los bienes ‘baratos’ son lo que les queda a quienes no lo poseen y, los productos y servcios son deficientes o malos.

El modelo ‘azul’ de Pauli emula la lógica de los ecosistemas, donde hay una regeneración de los recursos, como alternativa viable para preservar el medio ambiente, con negocios rentables y sostenibles.

El CESA habló con Pauli sobre su visión, la problemática actual y la lógica que debe imperar para cambiar la forma de afrontar los desafíos que vienen.


¿Por qué afirma usted que esta sociedad se quedó en el análisis de los problemas?


En Latinoamérica, pero también ocurre en Europa, se analizan los problemas y no se están mirando las oportunidades. No hacen portafolio de oportunidades. Y hay una gran diferencia cuando un emprendedor es capaz de analizar el costo de una empresa, al que empieza a analizar las múltiples oportunidades que tiene un nuevo negocio ya sea para la comunidad, ya sea para la industria o para el medio ambiente.


¿Qué están en mora de hacer las Escuelas de Negocios?

Tienen que inspirar a la gente y no enseñarles metodologías para resolver los problemas que quedaron de la Segunda Guerra Mundial. Se han preocupado de enseñar cómo hay que acumular y acumular más capital, cuando lo que claramente se necesita es inspiración para tener nuevos modelos de negocios que generen ingresos, sí, pero también (que generen) muchos más beneficios.


¿Pero no es ese el espíritu de la economía verde?

Es que en la economía verde lo bueno es costoso y lo barato es lo malo y a los ricos les queda muy fácil plantear modelos sustentables y estar bien. Hoy tenemos una economía donde la mala comida es barata y la buena comida es costosa. Por eso tenemos hoy al 30 por ciento de la población con diabetes a los 50 años, con obesidad y tomando tantos medicamentos. Eso no tiene sentido porque esa no es la intención en general de la gente.


Entonces, ¿cuál es el planteamiento de la economía azul?


Que lo bueno sea barato, si se quiere económico, y lo indispensable para la vida tiene que ser gratis. Lo que necesitamos es que la ética se integre en nuestras reflexiones empresariales para que tengamos la ocasión de identificar más oportunidades. Pero oportunidades que nos permitan acceder a cosas más baratas y buenas a la vez.


¿Eso quiere decir que la economía Azul es la misma economía verde pero con la suma del componente ético?

No, la ética tiene que estar siempre adentro. La economía azul es la economía de la innovación del modelo de negocio. La innovación del que tiene productividad con aumento de trabajo de generación de empleo. Eso es lo que busca.


Usted ha dicho que lo indispensable debe ser gratis. ¿No se corre el riesgo de caer en esa cultura del asistencialismo que rezaga o atrofia?

Escuche la respuesta aquí.


¿Qué disciplinas podrían impartirse para cambiar la mentalidad a un modelo económico viable?

Lo que hay que hacer es mirar el mundo y la vida como un sistema. No como una tarea aislada: cumplir un examen y pasar exámenes para tener un diploma. Este es el error que hemos cometido, no preparamos a la gente joven para la vida y entonces no es capaz de identificar las oportunidades.