CESA
 

El Reto “Give for Youth” para los jóvenes de Barú

Cartagena es la segunda ciudad más pobre en Colombia de acuerdo con el estudio “La pobreza en Cartagena: Un análisis por barrios” del Centro de Estudios Económicos Regionales (CEER) Cartagena,  2007. Según las investigaciones, más del 75% de la población cartagenera se encuentra por debajo de la línea de pobreza. Ararca, Santa Ana y Barú, a pesar de ubicarse en una zona de gran potencial turístico, se caracterizan por ser algunos de los sectores más deprimidos y con los más altos niveles de pobreza y desempleo de la ciudad.

“Con este proyecto queremos darle a jóvenes emprendedores de la Isla de Barú, apoyo técnico y financiero (capacitación y créditos), para que mejoren sus negocios y de esa forma la única fuente de ingresos de sus familias. Al crecer, sus negocios podrán dar empleo a otros miembros de la comunidad, contribuyendo de esta forma a mejorar la calidad de vida de sus habitantes”. Así lo asegura Ana Milena Ordosgoitia, de la Fundación Hernán Echavarría Olózaga, quien ha emprendido este reto de apoyo, a una de las comunidades Colombianas que más lo necesita.

“Give for Youth” es un proyecto donde se puede hacer una diferencia en el mundo a través de pequeñas contribuciones. La organización busca apoyar proyectos cuyo objetivo sea potencializar las habilidades de jóvenes con talento pero pocos recursos.  Hasta la fecha, alrededor de un millón y medio de dólares, han sido donados a más de seiscientas causas alrededor del mundo. 

Del primero al 31 de julio, “Give for Youth” le está dando la oportunidad a diferentes causas de hacer parte permanente del programa de donaciones, si cumplen con el reto de recoger cinco mil dólares de por lo menos cuarenta donantes distintos. Ese es el caso de “Micro-credits for Baru Island Young Entrepreneurs” proyecto que fue invitado a participar por Microsoft y Global Giving, creadores del programa.

La Fundación Hernán Echavarría Olózaga, apoya a los jóvenes de Barú con micro créditos para invertir en sus negocios. Es por esto que crearon el proyecto “Micro-credits for Baru Island Young Entrepreneurs”, con el fin de continuar otorgando créditos a jóvenes emprendedores de la isla que tengan una idea de negocio, experiencia en una determinada actividad y carezcan de los recursos para invertir en ella, y así mejorar su única fuente de ingresos.

Gina Pérez, una de las beneficiarias en Santa Ana, Barú, ha sido apoyada por la Fundación Hernán Echavarría Olózaga, ya va por su segundo crédito luego de cancelar su deuda inicial y gracias a su negocio pudo construir su casa y darle empleo a otras mujeres de la comunidad: vea su testimonio aquí.

El CESA apoya esta causa e invita a la comunidad a hacer sus donaciones aquí. Si se cumple el reto de los 5.000 dólares antes del 31 de julio, el proyecto se mantendrá permanentemente en la página de Give for Youth, ya que así podrá continuar recaudando fondos para los jóvenes emprendedores de la isla.