CESA
 

Valor compartido: juntos construyendo prosperidad

Michael Porter, Profesor del Harvard Business School, y autoridad mundial en estrategia corporativa y competitividad de las naciones y regiones, dictó una video-conferencia en el CESA el pasado 25 de junio. Al evento asistieron estudiantes, egresados, docentes, funcionarios e invitados de la institución.

El mensaje que trajo Porter a Bogotá, habla del Valor Compartido como clave para la prosperidad en el país y cómo las empresas son el centro de esta iniciativa.

A lo largo de su conferencia, Porter ejemplificó la diferencia entre la responsabilidad social y el valor compartido, e insistió en que un cambio de mentalidad en ambas, las empresas y la sociedad, es indispensable para desarrollar una economía de valor compartido y mejorar la calidad de vida de la sociedad colombiana.

El profesor explicó que la responsabilidad social no siempre es la solución, según Porter el verdadero reto, es replantear la manera en que las empresas están ayudando a la sociedad.

El enfoque correcto, afirmó el ponente, es que las empresas ayuden a la sociedad a ser productiva e incrementar la calidad de sus productos a través de modelos de negocio. “Tenemos que alejarnos del modelo de sacarle dinero a uno para pasárselo a otro, y llegar a entender cómo podemos producir valor colectivamente” dijo, y añadió que “compartir valor va un paso más allá que la responsabilidad social corporativa”.

Michael Porter cree firmemente que en el valor compartido está la oportunidad de Colombia para crecer, en su video-conferencia, explicó las tres formas en las que el país alcanzará dicha oportunidad.

A través de los productos: el propósito fundamental de las empresas en la sociedad es satisfacer las necesidades de la misma, y esto se comienza a lograr al crear productos que resuelvan problemas sociales a través de la innovación.

A través de las operaciones de las empresas: la utilización más eficiente de la energía, el agua y las materias primas en los procesos de logística como el transporte y la producción de empaques, son un gran paso hacia el valor compartido. Además la salud, educación y seguridad de los empleados genera un valor compartido desde dentro, que será reflejado en cómo la sociedad percibe a la empresa y además incrementará la moral y la productividad de la misma.

A través del entorno de las empresas: las empresas dependen de otras empresas que las rodean. Es por esto que la creación de clusters o confederados es esencial, cada vez es más importante el trabajo conjunto y así mismo la cercanía geográfica de las empresas de la industria y la región. La calidad de la infraestructura y del mismo modo la relación entre las empresas, crea valor compartido.

Finalmente, Porter concluyó con la importancia de la relación de las empresas con la sociedad. En su opinión, cuando la sociedad esté dispuesta a ver a las empresas como aliadas en vez de enemigas, el proceso de generar valor compartido podrá desarrollarse mucho más rápido.

“El momento es ahora, no veo ningún motivo por el cual no podamos construir en Colombia una visión muy distinta y dejar atrás las actitudes del pasado”. Michael Porter, quien es conocedor del Plan Nacional de Desarrollo y la política Colombiana, se comprometió a mirar muy de cerca y colaborar en el proceso de construir una economía de colaboración para así llevar al país a la prosperidad que en su opinión, tiene Colombia el potencial de alcanzar muy pronto.