CESA
 

Egresados del CESA conquistan mercados internacionales

Dorian Mejía, egresado del CESA, ha logrado posicionarse como uno de los líderes latinoamericanos en el Área del Marketing. Dorian empezó en Colombia, pero pronto su necesidad de crecer como un profesional del mundo, hizo que trabajara en Brasil, Argentina, y actualmente en Dubai.

En el 2011, Dorian figuró en la lista de los 50 líderes profesionales del marketing Latinoamericano de la revista The Internationalist. Desde entonces, su carrera ha conquistado nuevos mercados mientras cruza nuevos horizontes.

Este joven Barranquillero se desempeña actualmente en la empresa Puig como Senior Area Manager del Medio Oriente, con concentración en los países de la península Arábica. Él se enfoca en el desarrollo comercial de los distribuidores de la región en torno a la consolidación de las marcas de lujo de la compañía.

Antes de llegar a Dubai, Dorian trabajó tres años y medio en Buenos Aires y en Rio de Janeiro como Market Development Manager para América Latina en Puig, donde era responsable de los mercados locales.

En una entrevista con el CESA, Dorian habló sobre su experiencia internacional y cómo ha evolucionado su carrera desde que se graduó de la institución. Aprovechó también para hablar sobre las últimas tendencias en el marketing y dejarle un mensaje a los estudiantes.

¿Cuándo empezó su interés en proyectarse internacionalmente y por qué?

Desde muy joven mis padres nos inculcaron (a mis hermanos y a mí) la necesidad de hablar varios idiomas y de ampliar nuestro espectro internacional a través de viajes al exterior, en aras de volvernos más competitivos y de abrir nuestra mente al mundo.

Gracias a este enfoque pude desenvolverme con una diversidad de personas y personalidades que me ayudaron a conocer mi interés por un mundo competitivamente activo fuera de mi país. Un mundo que ofrece un sinnúmero de oportunidades disponibles para todos aquellos que realmente las quisieran tomar.

Al final, querer una proyección internacional es una convicción más que una decisión, ya que vives con ello todos los días. No hay más claro resultado de ello, que el despertar y saber que sacrificas comodidad por oportunidad.

Al salir del CESA, comencé mi carrera en L'Oreal Colombia donde tuve la oportunidad de trabajar de la mano con alto directivos quienes me brindaron su apoyo y confianza. A partir de allí nace mi paso al ámbito internacional comenzando por Rio de Janeiro, Brasil.

¿Qué debe tener en cuenta un joven empresario líder, como usted, al salir del país y hacer negocios en otras atmósferas profesionales?

Siempre trato de aplicar el lema "hechos, no palabras" pues prefiero que me digan que vaya más lento al hacer las cosas, a que me digan lo que tengo que hacer. Ser líder no solo aplica para ser emprendedor sino también para ponerlo en práctica dentro de uno mismo.

Creer en lo que se hace es realmente importante para el éxito de cualquier profesional ya que esto hará que demos más del 100% esperado.

Por otro lado, la adaptabilidad y comprensión de las demás culturas e idiomas es realmente crítico para el éxito de cualquier joven profesional en el exterior. Suena muy fácil, pero la realidad es que el mundo es muy diverso y sin flexibilidad no habrá entendimiento. Tener varios idiomas es imperativo para una clara y contundente comunicación.

Es también muy importante el tener un "padrino". Con esto me refiero a alguien dentro de la empresa o sector que confié en las capacidades, aptitudes, intereses y proyecciones que todos tenemos. Esto aporta no solo a la autoconfianza, sino también para comunicar a la organización que hay personas jóvenes con potencial que podrán crecer y defender los intereses de la misma.

¿Quién fue su mentor?

Mi padrino fue Paolo Rossellini, un Italiano que fue Presidente de L'Oreal Colombia, Vicepresidente Regional de Puig Latino América y Presidente Regional de Clarins para Travel Retail, que son las ventas en Duty Free. Si bien ya no trabajamos juntos, sigo teniendo una relación muy cercana con él y me sigue apoyando muchísimo.

En el área de mercadeo, ¿qué le puede aprender Colombia a los países en los que se ha desempeñado y qué tendencias nuevas se están viendo?

No tengo duda de que Colombia será el próximo país en América Latina en despertar el interés del capital extranjero (y ya lo estamos viendo en el área minera, por ejemplo), debido al espiral positivo que se viene viviendo a nivel de seguridad y estabilidad económica. Para esto debemos estar preparados.

Brasil es un ejemplo perfecto porque supo aprovechar el buen marketing que se realizó a su alrededor para acelerar su crecimiento y potencializar sus industrias y comercios locales. En torno a una balanza comercial positiva, pudo posicionarse como un potente mercado emergente a nivel mundial.

En Emiratos Árabes, mercado emergente con inmenso potencial de crecimiento, se vislumbra una tendencia muy parecida donde el crecimiento, la inversión local, la facilidad de ser paraíso fiscal y las diversas oportunidades de inversión a nivel inmobiliario, confirman que este país supo "mercadear" sus fortalezas para atraer inversiones, empresas y nuevos sectores que ayudarán a consolidar su posición de líder en la región.

Colombia y nosotros que somos sus futuros líderes, debemos prepararnos logística, educativa, impositiva y comercialmente, a la apertura internacional que se avecina. Es aquí donde los estudiantes y profesionales de instituciones como el CESA juegan un papel fundamental.


¿Qué papel jugó el CESA en el desarrollo de su carrera profesional e internacional?

El CESA inculca el tener un espíritu emprendedor, retador y muy proactivo en torno a la excelencia y a la perfecta ejecución en todo lo que se hace. Esto es clave a la hora de enfrentar grandes retos. Todo egresado o estudiante del CESA cuenta con la misma o mejor preparación educativa que cualquier otra Escuela de Negocios en América y probablemente, en el mundo.
Me refiero a una preparación educativa y no académica, ya que el método que se nos inculca en el CESA es el de una visión 360 grados en torno a objetivos y resultados, no sólo en cuanto a cifras sino también en cuanto a relaciones, métodos y reglas de juego.

El CESA me dio la confianza, la preparación y la determinación para la ejecución. Ser egresado o estudiante del CESA significa estar un escalón más cerca del éxito. Esto, lo puedo confirmar.

Un consejo para los estudiantes del CESA basado en su experiencia.

Es normal el tener dudas de a dónde se llegará o cómo hacer para llegar a donde se quiere, pero tengan la certeza que estar en el CESA les dará toda la preparación necesaria para manejar, dirigir, guiar, apoyar o ejecutar cualquier proyecto que se propongan en cualquier ámbito o sector. Nunca desistan de continuar sus proyectos o iniciativas, ya que estarán siempre respaldadas por el sello de calidad y excelencia que imprime el CESA.