La_mejor_tesis_de_grado_de_Rouen_con_la_impronta_CESA
 

La mejor tesis de grado de Rouen, con
la impronta CESA

Christian Bock Mosquera, de 22 años y administrador de empresas del CESA, acaba de ser destacado por presentar la mejor tesis de grado de la Rouen Business School, la primera escuela de negocios nacida en Francia e integrante del ‘top ten’ de mejores instituciones de educación superior de ese país.

Christian se destacó por el trabajo titulado The liquidity consequences of China’s socioeconomic environment in multinational companies, el cual es una rigurosa mirada sobre cómo el entorno social, político y cultural del gigante asiático, afecta la liquidez de las empresas multinacionales.

El trabajo de Christian Bock en la Rouen Business School (a una hora de París), le valió la doble titulación como administrador de empresas y como master en Science in Global Management de dicha institución gala.

Bock Mosquera optó esta vía académica desde hace casi dos años, y realizó sus tres últimos semestres en la escuela de negocios de Rouen, ciudad francesa reconocida por su dinámica industrial y universitaria.

La experiencia de culminar estudios en Europa, cuenta este joven bogotano, es haber verificado de primera mano el magnífico nivel del CESA. “Fue una gran experiencia de vida que sólo me ha dejado cosas buenas y verdaderamente enriquecedoras”, anota.

Tesis concebida en el área de finanzas

Christian Bock habla tres idiomas. Recién graduado del colegio se trasladó hacia los Estados Unidos y aprendió inglés.

En el CESA, una vez llegó el momento de optar por la doble titulación, alternativa que forma parte de las alianzas estratégicas que tiene la institución, Bock advirtió en Francia el escenario perfecto no sólo para aprender un nuevo idioma, sino la puerta de entrada para conocer Europa.

Christian Bock empezó a hacer una práctica en la empresa Alcatel. Allí se desempeñaba en el área de finanza corporativas.

La cuestión es que Alcatel tiene una muy importante parte del negocio en China y la jefe de Bock era de ese país. El área desde la cual él se desempeñaba y el acercamiento con la dinámica china fueron los elementos que le permitieron interesarse por el tema, que terminó siendo su ‘opera prima’: cómo el efectivo en algunos lugares, a veces por legislación, cultura u otros aspectos, no se puede sacar y debe quedarse dentro del país.

Para Christian Bock Mosquera no cabe duda que son la calidad humana y la excelencia académica brindada por el CESA los responsables de las ventajas que hoy le han permitido ser distinguido por elaborar la mejor investigación de grado.

Y dichos aspectos, sostiene, los evidenció en el país de los Croissant y los ‘tintos’, cuando él y sus otros cuatro compañeros del CESA compartían conocimientos en las mismas aulas con personas que ya habían terminado su educación universitaria y adelantaban la maestría. “Con la mayor consideración, respeto y sensatez puedo asegurar, tranquilamente, que nosotros estamos o al nivel y en algunas clases por encima de ellas”, comenta moderadamente.

“Uno estudia administración de empresas en el CESA es para dirigir. Para que las cosas le quepan a uno en la cabeza. Para poder ver la fotografía completa y no por partes”, explica este joven, quien ve en el mediano plazo el aprendizaje de un cuarto idioma, alemán, que es el de sus abuelos paternos.

En la actualidad, Christian Bock es, desde hace un mes, director de proyectos de Farmalógica S.A., en Bogotá.