CESA

Video del discurso completo

 

Detrás de la peluca del presidente Obama

Más allá de una crítica a los líderes de opinión, el discurso de Obama del pasado 27 de abril, deja una enseñanza a gran escala y se trata de cómo un líder de tal calibre maneja la necesidad de enderezar unas cosas y poner otras en su lugar.

El mandatario de una de las naciones más importantes del mundo, utilizó el humor para sacarse muchas espinitas con elegancia e inteligencia. Tanto fue así, que hasta los mismos receptores de las críticas que estaban en el salón, soltaban carcajadas a cuenta propia. Barack Obama demostró que está por encima de perder el control y es capaz de defenderse y criticar hasta a los más altos funcionarios del país de una manera digna de un verdadero líder, en tiempos en el que el mundo parece estar lleno de gobernantes que recurren a la violencia, la opresión y la manipulación para resolver sus problemas.

Muchos se habrán preguntado qué pasó por la mente del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, luego de ver la foto que le dio la vuelta al mundo y que él mismo difundió durante su discurso. Dejando gustos y disgustos a un lado, para verdaderamente entender la razón detrás de esta y muchas otras bromas cargadas que conformaron las palabras del líder de la nación estadounidense, hay que analizar el contexto en el que el POTUS (President of the United States) pronunció el controversial discurso, la naturaleza del evento, quién estaba en el auditorio y qué ha ocurrido últimamente en la política de EE. UU.

Comúnmente conocida como “Nerd Prom”, la cena llamada “White House Correspondents Dinner” se llevó a cabo en el Hotel Washington Hilton en la capital del país. El evento sucede anualmente alrededor de la misma época y es presentado por la asociación de corresponsales de la Casa Blanca, organización conformada por periodistas, cadenas de televisión, periódicos, revistas, blogs y demás medios de comunicación que hacen reportaje sobre el presidente y su administración. La invitación a este evento es de las más codiciadas por celebridades, líderes políticos y los empresarios más importantes del país, ya que el evento siempre da de qué hablar.

El objetivo de la velada es entregar becas para estudiantes de periodismo y premios a los periodistas más destacados del año, pero para nadie es un secreto que año tras año, el centro de atención son el glamour, la alfombra roja, y por supuesto, el discurso del presidente que normalmente toma un eje humorístico. Lo que es cierto, es que las bromas de Obama no fueron tan en broma este año y que detrás de su humor hubo fuertes críticas a los medios de comunicación y al congreso, entre otros.

Barack Obama se ha caracterizado por ser un presidente moderno y muy consciente de la cultura joven del país, y así lo ha reflejado a través de sus campañas presidenciales, en las cuales siempre han hecho uso primordial de la tecnología, las redes sociales y el acercamiento con el pueblo. Una vez más, POTUS dejó esto muy claro al establecer el tono de su discurso con su elección de música de fondo, la canción “All I do is Win” del rapero DJ Kaleth, que sonó al ser llamado al podio. Sus bromas cumplieron con aliviar el ambiente luego de tragedias recientes como las de Boston y Texas, pero también enviaron mensajes puntuales a la prensa y los políticos del país.

 

Algunas de las referencias en las bromas del discurso

“Por supuesto, todo el mundo tiene bastantes consejos (para mi). Maureen Dowd dijo que puedo resolver todos mis problemas si tan solo fuera un poco más como Michael Douglas en la película The American President. Y yo sé que Michael está aquí esta noche. Michael, ¿cuál es tu secreto? ¿Puede ser que seas un actor en una fantasía liberal de Aaron Sorkin el director? ¿Puede tener algo que ver? No sé. Llámame. De pronto es algo más.”

Con este comentario, el presidente Obama, se defendía contra un artículo publicado por el New York Times, escrito por la columnista Dowd, quien califica a Obama como “débil” “pesimista” “ignorante” y afirma que “no ha aprendido cómo gobernar”. La periodista se enfoca en especular formas, entre ellas la referencia a la película, en las que el presidente hubiera podido obtener suficientes votos por parte del congreso para pasar la ley del control de armas, con un tono bastante burlesco, como quien le quiere enseñar cómo ser un buen presidente.

Maureen dice que el presidente no sabe utilizar su poder estratégicamente para obtener resultados, que no es el mismo de hace cuatro años y además menciona sus canas, como cosa rara en la prensa estadounidense desde la reelección, a lo que Obama responde: “reconozco que este trabajo lo puede demacrar a uno un poco. Yo lo entiendo, es mi segundo periodo presidencial, necesito un poco de nueva energía, tratar algunas cosas nuevas... Así que Michelle me prestó uno de sus trucos”. En este momento la famosa foto del mandatario con el peinado de su esposa fue publicada con el intento de agradar a los medios tanto como les agrada la primera dama. “Todo el mundo ama a Michelle, ella está en la portada de Vogue y tiene altos índices en las encuestas”, dijo.

Luego de mencionar la inauguración de la nueva biblioteca del presidente George W. Bush, Obama dice: “también estoy trabajando fuertemente en los preparativos para la biblioteca Obama, y algunos me han sugerido que la pongamos en el lugar en que nací, pero yo preferiría mantenerla en los Estados Unidos”. Esta broma es una referencia directa al escándalo público que provocó Donald Trump, cuando exigió repetidamente la publicación del certificado de nacimiento del presidente Obama, poniendo en duda su nacionalidad y con ella la legitimidad de su presidencia. Una vez el documento fue divulgado, Trump continuó saboteando públicamente al presidente, diciendo que el documento es falso y más recientemente pidiendo una copia de su pasaporte y sus notas de la universidad.

De padre africano (Kenya) y madre estadounidense, segundo nombre Hussein y padrastro Musulmán, para Obama es normal escuchar críticas y rumores malintencionados sobre su etnicidad y religión, sobre todo de parte de miembros del partido opuesto. “Miren, yo lo entiendo, últimamente me miro al espejo y debo admitir que no soy el joven galán Musulmán socialista que solía ser” dijo el mandatario demostrando que está por encima de ese tipo de comentarios e historias en la prensa y que es un tema banal que debe ser superado.

Del desastroso cubrimiento de la reciente explosión de dos bombas en una maratón en Boston no salió invicto. Los medios hicieron acusaciones precoces, fallaron en mantener informado al público con hechos verdaderos y además escandalizaron la situación. CNN anunció el supuesto pero falso arresto de un sospechoso con la intención de tener la primicia, el New York Times exageró el número de muertes y se reportó una supuesta tercera explosión en una biblioteca cercana, que terminó siendo completamente aislada a los hechos en la maratón. Obama no desaprovechó la oportunidad de recordarle a los medios de comunicación la responsabilidad que tienen de reportar constructiva y responsablemente. “Admiro su dedicación (CNN) de cubrir todos los ángulos de una historia, solo en caso de que uno de ellos sea acertado”. “En el evento de pascua con los niños, salí a la cancha de básquetbol, lancé veintidós veces y solo logré dos tiros. Así es, dos aciertos, veinte fallas. Los ejecutivos en NBC me preguntaron: ¿Cuál es su secreto?”

Estas y otras “bromas” dejan muy claro el mensaje del presidente. Los medios estadounidenses deben construir, informar responsablemente, dejar a un lado las banalidades, concentrarse en los hechos y no dejarse llevar por la nueva era digital en la que todos quieren sacar información en tiempo real a toda costa.