CESA
 

Un verdadero líder

Existen muchas opiniones al preguntar si los líderes nacen o se hacen, pero lo que sí está muy claro, es que no todos los que dicen ser líderes lo son verdaderamente. Ser líder no es sinónimo de un título o un salario, sino de un carácter formado a partir de valores, el sentido de responsabilidad social y sobre todo, la necesidad de ayudar a los demás a conseguir sus metas. Quizás la razón primordial por la cual muchos de los que desean llegar a la cima no lo logran, es porque no les interesa llegar acompañados.

Los líderes hoy en día parecen estar muy interesados en obtener resultados individuales e inmediatos a toda costa, pero cuando se trata de alcanzar un propósito de interés colectivo, casualmente muchos pierden el rumbo. El fin no justifica los medios, el que confunde liderazgo con manipulación, abusa de su influencia y su poder, o no trata bien a la gente, muy  probablemente ganará una batalla pero no la guerra.

Es importante recordar un aspecto del liderazgo que rara vez hace parte de la conversación: lo ético. Un líder debe tener muy clara la diferencia entre lo correcto y lo incorrecto, entre el bien y el mal. Todo lo que el líder hace, en teoría es un modelo a seguir para el resto de las personas, por esta razón, un líder que carece de ética es nocivo para la sociedad ya que se puede generar comportamientos negativos entre los miembros de la comunidad que ven al líder como referente. Es por esto que un gran líder practica lo que enseña y es consciente de que sus acciones siempre van a estar en el ojo público.

Un verdadero líder establece vínculos con lo abstracto y lo concreto, se siente responsable por aportar al desarrollo social, busca maneras de ayudar a la comunidad a través de su trabajo y al mismo tiempo, es solidario con personas de carne y hueso, es decir, se preocupa por sus intereses. De esta manera, un verdadero líder se hace querer y se gana el respeto de sus colegas.

El tema del liderazgo está de moda y muchos pretenden autoproclamarse líderes como por arte de magia. Sin embargo, cuando los colombianos observan su realidad analíticamente, ya sea a través de un noticiero, manejando por las calles de Bogotá, bañándose en las aguas contaminadas del mar samario, o incluso, leyendo sobre la tasa de desempleo en un periódico, la conclusión es la misma: Colombia necesita mejores líderes.  

 

¿Qué hacen automáticamente los líderes más exitosos?

Adaptado de The Most Successful Leaders do 15 Things Automatically Every Day de la revista Forbes.


1. Generar un ambiente accesible para incrementar la participación de sus colegas

Muchas veces, por su título y su poder, los altos ejecutivos pueden intimidar a sus colegas en una reunión. Los líderes exitosos tienden a separar la atención de ellos mismos e impulsar a que los demás den su opinión. Son expertos en hacer que sus colegas se sientan seguros al hablar y compartir su punto de vista. Ellos utilizan su presencia ejecutiva para crear un ambiente accesible y generar una cultura de trabajo positiva y participativa.  


2. Tomar decisiones y resolver problemas

Los líderes exitosos son expertos en tomar decisiones. Ellos hacen una de dos: facilitan el diálogo y otorgan el poder a sus colegas para llegar a una conclusión estratégica, o toman la decisión ellos mismos. Todo el tiempo se enfocan en los resultados y en las actividades que sostengan el progreso. Los líderes expertos no pierden el tiempo en asuntos que interrumpan la labor presente. Ellos saben cómo identificar la solución a un problema fácilmente y nunca posponen su ejecución. Además, un líder no esquiva las situaciones incómodas y por el contrario, aprende de estas.


3. Comunicar expectativas y premiar resultados

Los grandes líderes son también grandes comunicadores, especialmente cuando se trata de expectativas de desempeño. Al recordarle a sus colegas la misión y los valores básicos de la organización, se aseguran de que su visión sea ejecutada adecuadamente. Esta práctica incrementa la productividad y ayuda a identificar a los miembros del equipo que no estén cumpliendo con los estándares esperados. Así mismo, un líder nunca pierde la oportunidad de felicitar y premiar a los que constantemente demuestran resultados, y reconoce el esfuerzo de los que trabajan fuertemente.


4. Presentar retos y dar retroalimentación constante

Los líderes más exitosos conocen la mentalidad, las capacidades y las áreas en las que sus colegas deben mejorar. Ellos pueden utilizar este insight para presentar retos que pongan a pensar y extiendan las capacidades de sus equipos. Este tipo de líderes se distingue por la capacidad de mantener a su gente en constante desarrollo, darles las herramientas necesarias para cumplir sus retos y no dejar que caigan en una zona de comodidad en el trabajo. Las personas que no se ponen retos constantemente, no estimulan la mente y no aprenden cosas nuevas, con el tiempo, estas personas se vuelven irrelevantes en su empresa. Por esta razón, un líder siempre ofrece retroalimentación a sus empleados y además siempre está dispuesto a recibirla. De esta manera, invierte en una relación gana-gana con sus colegas y genera confianza.


5. Rendir cuentas y pedir ayuda

Un líder no tiene problema con rendirle cuentas a los demás. Esto no significa dejar que los demás controlen su trabajo. Un líder capaz de rendirle cuentas a sus colegas, es experto en rendirse cuentas a sí mismo y capaz de mantenerse en total control de sus responsabilidades. Además, aunque a veces aparente saberlo todo, un líder se siente muy cómodo pidiendo ayuda y haciendo preguntas. Los grandes líderes siempre buscan aprendizaje a través de la sabiduría de los demás.


Llopis, G. (2013) The Most Successful Leaders do 15 Things Automatically Every Day. Recuperado el 28 de mayo del 2012 de FORBES:
http://www.forbes.com/sites/glennllopis/2013/02/18/the-most-successful-leaders-do-15-things-automatically-every-day/2/