CESA
 
 
 

¡Feliz Año les desea el CESA!
 

La mayoría de los latinos hemos celebrado la llegada del año nuevo con 12 uvas para la buena suerte, lentejas para la prosperidad económica, ropa interior de distintos colores, muñecos de año viejo quemándose junto con la mala energía del año, recorridos alrededor de la manzana con maletas vacías para poder viajar durante el año o besos de medianoche que atraen el amor eterno. Todas estas tradiciones vienen de distintos países del mundo occidental y América Latina, y se han intercambiado tanto entre culturas que es difícil rastrear su verdadero origen.

Sin embargo, la cultura milenaria China celebra esta fiesta de manera muy diferente al mundo occidental. El año nuevo chino, más conocido como la “Fiesta de la Primavera”, es la festividad social y económica más importante del año para esta cultura. A pesar que el país ya adoptó el calendario gregoriano occidental, la fecha de las celebraciones son basadas en el calendario lunar tradicionalmente utilizado en el país. Las festividades inician el primer día del primer mes lunar y continúan por 15 días, cuando llega la luna llena. El año nuevo chino cae en la segunda luna nueva después solsticio de invierno. En el 2015, los chinos celebrarán el año 4,713 el 19 de febrero.

Cada uno de los 15 días de celebración tiene sus propias tradiciones como visitar a los suegros, no salir de casa, regalar un sobre rojo con un poco de dinero a los parientes más jóvenes, cortarse el pelo, limpiar toda la casa para deshacerse de los fantasmas de la mala suerte y, entre muchas otras, decorar todo de rojo, el color al que le teme el monstruo Nien, una bestia extremadamente cruel y feroz, que según la creencia de los chinos, comía personas en la víspera del Año Nuevo.  

Hacen parte importante de la celebración los doce animales del zodiaco chino, en especial el dragón, pues la mitología china dice que la población de este país descendió de ellos. Los dragones son símbolos de sabiduría, poder y riqueza, y su danza es un rito para atraer la abundancia y la prosperidad.

En China, el próximo año será de la cabra, según la astrología china, a sus amigos, el caballo, el cerdo y el conejo les irá muy bien a través del año, mientras su enemigo el buey tendrá mala fortuna. Los dumplings, un tipo de ravioli relleno de diferentes carnes o vegetales y los tallarines, son las comidas más típicas en estas fechas.

Sin importar la cultura, un nuevo año significa una época de renovación personal y una nueva oportunidad para cumplir nuestros sueños. ¡El CESA les desea un próspero Año Nuevo!