CESA
 
 
 

Ecosistemas de innovación y emprendimiento

Silicon Valley, California, es el epicentro mundial del desarrollo y la innovación tecnológica, y constituye un tercio del capital de inversión o “venture capital” de Estados Unidos. La comunidad, formada por ecosistemas de emprendimiento, organizó este año el segundo Congreso Mundial de Innovación, en el cual el CESA estuvo presente con la representación del Dr. Henry Bradford Sicard, vicerrector de la institución.

El congreso en Silicon Valley se centra en cómo construir comunidades de start-ups, cómo catalizar la innovación sostenible y sistémica en las compañías, las ciudades y los países, y cómo diseñar ecosistemas completos para llevar a mejores soluciones, acelerar nuevos emprendimientos y mejorar la condición humana.

Se trataba de ver diferencias y compartir experiencias para crear ecosistemas de innovación y emprendimiento exitosos que no se queden simplemente con buenas ideas, sino que realmente se puedan ejecutar en cualquier espacio”, aseguró el vicerrector. A lo largo de las charlas del congreso, se habló de los aspectos básicos para que un ecosistema funcione: “transparencia, oír, no tener paradigmas, dejar fluir las ideas, fallar, porque muchas veces se falla pero de eso se aprende mucho, arriesgar, salirse de lo convencional”, aseguró el Dr. Bradford, son algunos de ellos. “Existen proyectos muy sencillos se pueden volver muy rentables y muy interesantes, pero para que eso suceda hay que dejar que las cosas fluyan”, añadió.

Una de las cosas que más me gustó y que siento que ahí tenemos que trabajar en el CESA, es no frenar ideas por no dejar fallar a la persona a la que estamos apoyando o ayudando. Muchas veces se matan proyectos porque, de buena fe, uno puede decir que no cree que funcione una idea. De pronto el que está fallando es uno por tener conceptos preestablecidos erróneos y por hacerle el favor a la persona de evitarle un posible fracaso quizás le esté evitando un gran éxito”.

La inversión fue uno de los temas abordados en el congreso, pues sin inversionistas, muchas buenas ideas no podrían llegar a convertirse en negocios productivos. “Una persona puede llegar allá con una idea, y si hay uno o dos inversionistas que les guste la idea, se puede conseguir sin ningún problema 10 millones de dólares, estamos hablando de cifras mayores, y yo creo que eso ha hecho que Silicon Valley sea tan exitoso con negocios nuevos, negocios que muchas personas creían que no iban a funcionar, y hoy en día son unos negocios tremendamente exitosos”, aseguró Bradford.

A cerca de la creación de un fondo ángel en el CESA el vicerrector dijo: “eso lo estamos analizando y lo estamos estudiando, y yo espero que en un futuro cercano ya lo podamos tener implementado y podamos empezar a apoyar a proyectos de la institución económicamente”.

Las reglas del ecosistema:
 

  1. Rompa las reglas y sueñe
  2. Abra puertas y escuche
  3. Confíe y sea de confiar
  4. Experimente y reitere con otros
  5. Busque justicia, no ventaja
  6. Falle, equivóquese y persista
  7. Pague sus victorias ayudando a otros

 

El Dr. Bradford publicó en días pasados un artículo en El Nuevo Siglo sobre su visita a Silicon Valley:

Nuestro país continúa siendo un lugar propicio para iniciar nuevos negocios o emprendimientos en diferentes sectores de la economía. Cada día es más común ver en Colombia a personas de todas las edades, desarrollando nuevas ideas de negocios.

Estos ecosistemas (de innovación y emprendimiento) se nutren de un trabajo conjunto entre diferentes actores tales como gobierno, sector privado, colegios y universidades, que a través de compartir experiencias, conocimientos, investigación y coordinar infraestructura, políticas, dinero y talento, logran desarrollar las ideas que tendrán buen impacto en la economía.

Para ver el artículo completo, haga clic aquí.