CESA
 
 
 

Gabriel García Márquez: líder, emprendedor e innovador

El Dr. Ariel Castillo Mier es experto en la interpretación de la literatura de Gabriel García Márquez y siguió la carrera del Nobel cuidadosamente. Como conferencista, ha viajado alrededor del mundo a exponer sobre el escritor colombiano y sobre el significado de sus palabras, entre otras cosas. A raíz de la muerte del Nobel, el Dr. Castillo ha sido entrevistado por numerosos medios de comunicación sobre el trabajo y la vida de “Gabo” y  sus experiencias personales con él.

Para el CESA, Castillo responde preguntas sobre García Márquez como líder, emprendedor e innovador, cosas que sin duda, además de sus libros, quedan para rescatar del espíritu del gran escritor Nobel.


¿Qué hizo Gabriel García Márquez diferente a otros escritores Latinoamericanos contemporáneos para llegar al ser Nobel, el autor del segundo libro más traducido de la historia y convertirse en una estrella de la literatura?

Además de la indiscutible calidad literaria de obras como Cien años de soledad, El coronel no tiene quien le escriba y muchos cuentos, quizá entre los grandes méritos de García Márquez esté, por un lado, el arraigo en la milenaria tradición oral, la aproximación respetuosa a la cultura popular, lo cual parece asegurarle la admiración entre gentes que poco frecuentan los libros. Por otra parte, en una época en la que los escritores latinoamericanos experimentaban novedosas técnicas literarias en el manejo del tiempo, el espacio, los personajes y el lenguaje, García Márquez vuelve a la fascinación de contar linealmente una historia, dándole al lector todas las herramientas para la cabal comprensión del relato, como un anciano que le cuenta un cuento a un niño. Por último, cabe considerar la simpatía personal del autor, ajeno a las actitudes académicas pedantes que suelen espantar o incomodar a los lectores


¿Cómo fue Gabriel García Márquez como líder a lo largo de su carrera? ¿Qué generó en la sociedad a través de su literatura?

García Márquez ha sido un modelo para los escritores del país y de diversas partes del mundo y su escritura no ha dejado de gravitar o influir, para bien o para mal, en la literatura colombiana posterior a 1947 cuando publica su primer cuento, “La tercera resignación”. Podría rastrearse su influencia en los principales escritores colombianos anteriores, contemporáneos y posteriores como Manuel Zapata Olivella, Héctor Rojas Herazo, Álvaro Cepeda Samudio, Germán Espinosa, Marvel Moreno y William Ospina, entre otros. Ha sido un modelo de disciplina, de tenacidad, de lealtad a la vocación, de rigor y honestidad. También para los periodistas su actividad ha sido ejemplar. Su literatura y su vida cambiaron la percepción nacional de la cultura popular del Caribe (el carnaval, la cumbia, el vallenato, la manera de vestir y de comer, el lenguaje, la mamadera de gallo o actitud irreverente ante la realidad) muy estigmatizadas antes de la obra del Nobel. Además, casi no hay desde 1947 una obra narrativa en Colombia que de una u otra manera no remita a la obra de “Gabo”, ya sea como continuidad de su modelo, a veces de modo epigonal, o como ruptura u oposición al mismo en busca de nuevos caminos.


¿En la carrera y éxito de “Gabo” cómo funcionó la balanza entre el arte y el espíritu emprendedor? ¿Fue todo arte o hubo aspectos emprendedores también?

No hay duda de que el arte ha sido lo primordial, pero García Márquez posee otra gran virtud, muy válida para la sociedad contemporánea: sabe promocionarse. Su experiencia como publicista le dio herramientas en este campo y la salida de cada una de sus obras fue siempre un evento singular. Recordemos aquello de no volver a escribir hasta la caída de Pinochet. Sin embargo, antes de esa caída, publicó la Crónica de una muerte anunciada con una primera edición de un millón de ejemplares. Por algo, con humor y maledicencia, algunos le dicen “Garciamarketing”.


García Márquez creó su propio estilo literario, ¿cómo logró, a través de la innovación, ser único?

Hay quizá una fórmula no consecuente en la tradición de los escritores colombianos: una mezcla de anacronismo y modernidad, aunque con un predominio de la tradición.

García Márquez innovó sin salirse demasiado del camino tradicional, desarrollando una innovación cautelosa. De todos los escritores hispanoamericanos es el que está más cerca de la gran tradición de la literatura española del Renacimiento y del Barroco, el llamado, sin modestia alguna, Siglo de Oro. Apropiándose de la tradición oral del Caribe (la voz de sus abuelos), la cultura popular (el vallenato), la literatura regional caribeña de Colombia (Candelario Obeso, Luis C. López, Antonio Brugés Carmona, José Félix Fuenmayor, José Francisco Socarrás), de la narrativa universal contemporánea (Kafka, Joyce, Woolf, Wolfe, Hemingway, Faulkner), de los clásicos españoles (Cervantes, El Lazarillo), y los maestros de la narrativa moderna hispanoamericana (Borges, Rulfo y Carpentier), García Márquez ha construido una obra singular que es colombiana y universal, tradicional y moderna.


Sobre Ariel Castillo Mier

El Dr. Castillo tiene una Maestría en Letras Iberoamericanas en la UNAM de México y un doctorado en Letras Hispánicas en El Colegio de México. Es autor del libro Encantos de una vida en cantos. Rafael Escalona (2010). Editor y prologuista del libro de crítica literaria de Carlos J. María, Feedback. Notas de crítica literaria y literatura colombiana antes y después de García Márquez, (1997); del diccionario de Adolfo Sundheim, Vocabulario costeño o lexicografía de la región septentrional de la República de Colombia (1998); de Respirando el Caribe. Memorias de la Cátedra del Caribe Colombiano (2001) y coeditor de los libros Meira Delmar Poesía y Prosa, (2003) y Roberto Burgos Cantor. Memoria sin guardianes (2009). Premio Nacional de Periodismo Simón Bolívar al mejor artículo cultural 2002. Ensayos y textos de crítica literaria publicados en libros, revistas y periódicos de Colombia y del exterior. Miembro del colectivo de investigación literaria Gilkarí de la Universidad del Atlántico, reconocido por Colciencias. Editor de la revista Aguaita del Observatorio del Caribe Colombiano.