CESA
 
 
 

El Rector (e) del CESA le envía un mensaje muy especial de año nuevo a toda la comunidad.
 

Uno de los valores fundamentales dentro de la filosofía del CESA es la felicidad: la que no se añora pacientemente sino que se vive; la misma que, luego de olvidarnos de todas nuestras preocupaciones, volvemos a encontrar en Navidad junto a nuestras familias; aquella con la que debemos recibir este nuevo año 2015 y conservar para siempre en nuestra vida personal, académica y profesional. La felicidad que, en mi concepto, se siente cuando vivimos todos los aspectos de nuestra vida con pasión.

En esta época de inicio del año, que es un momento  de reflexión y de nuevos propósitos, invito a estudiantes, profesores, administrativos y demás personas de la comunidad, a pensar en lo que realmente los mueve, los ilusiona, lo que verdaderamente los apasiona en la vida y con base en esto, trazarse metas dentro de su proyecto de vida de la misma manera en la que una empresa sigue un plan estratégico con objetivos y fechas, pero en donde cada uno de ustedes sea el CEO responsable de su cumplimiento. Espero sinceramente que muchas de esas metas personales vayan ligadas a la evolución dentro de nuestra institución para así tener cada vez un mayor bienestar individual y colectivo.

Este año, uno de los propósitos del CESA, que también siento muy mío, es que cada vez más los estudiantes aprovechen la riqueza del ambiente académico que se genera en la institución; todas las herramientas, actividades, monitorías, profesores, laboratorios, salas de investigación y muchas cosas más que están a su completa disposición. Este es el momento de sacarle el provecho a todo lo que tienen a su alcance ya que sus años en el CESA son una oportunidad permanente de crecimiento profesional y personal y si se asumen con interés y compromiso, llegarán, sin duda alguna, adonde se lo propongan.

Personalmente, mis propósitos giran en torno a seguir estando siempre muy cerca de mi familia, crecer profesionalmente, continuar con mi formación académica en el doctorado y por supuesto, de manera principal, llevar a cabo la labor de rectoría del CESA de la mejor manera posible, durante el tiempo que el Consejo Directivo así lo determine.

Mi deseo hacia toda la comunidad CESA es que este año realmente esté lleno de bendiciones, situaciones y experiencias positivas que nos muevan a todos, mucha pasión y siempre, felicidad.


Henry Bradford Sicard
Rector (e) CESA - Colegio de Estudios Superiores de Administración