CESA
 
 
 

Emergencia ambiental en Colombia
 

Más de 30.000 barriles de petróleo derramado y cientos de habitantes sin energía eléctrica y sin agua potable por los últimos ataques de las fuerzas armadas al margen de la ley en los departamentos de Norte de Santander, Putumayo, Nariño y Arauca, han generado un daño ambiental incalculable y un declive económico en el país.

Los atentados han producido además, un rechazo contundente de las comunidades a las negociaciones de paz que se realizan en La Habana, Cuba. Pero lo más preocupante es el grave deterioro al ecosistema, que sólo en Putumayo ha afectado 9 humedales, contaminó los nacimientos de agua, tres tanques piscícolas, 150 pozos y sigue destruyendo la flora y la fauna de la región.

Portafolio, en su edición del 2 de julio, informa que los costos económicos aproximados que deben asumir las compañías petroleras para la contingencia, ascienden a cinco mil millones de pesos (5.000.000.000) y el costo que debe pagar el Estado es de U$ 1.125.000.


Datos y consecuencias de la emergencia ambiental en el último mes (junio 4 - julio 3)

  1. 17 atentados a oleoductos.
  2. 23 carrotanques detenidos ilegalmente, obligando a los conductores a derramar el crudo de cada uno de ellos.
  3. Quema del equipo varilleo.
  4. 2 torres de energía destruidas.
  5. 293.000 personas afectadas en las zonas del desastre.
  6. Manchas de petróleo al río Canaupí que llegan al río Rosario y desembocan al mar de Tumaco.
  7. Alrededor de 80 especies de animales afectados.
  8. Incendio forestal que afectó al río Sucio que desemboca en el río Putumayo.
  9. Según la revista Portafolio el daño ambiental en Colombia, puede ser más grande que el ocurrido por la compañía British Petroleum al Golfo de México, avaluado en 18.700 millones de dólares.
  10. Detrimento de la economía en los pequeños negocios de la región afectada.
  11. Aumento en el costo del combustible a nivel nacional ($135 por galón de gasolina y $32 por ACPM a partir de julio).

Dentro de los planes de contingencia, se han dispuesto unas mallas especiales que succionan el petróleo y dejan filtrar el agua; con esta medida se han recuperado más de 6000 barriles de petróleo. Sin embargo, la expectativa para la recuperación total del ecosistema no es alentadora a corto o mediano plazo.

Más allá del daño ambiental y económico, los atentados a la naturaleza han dañado y destruido la moral, la armonía, el equilibrio y la vida de nuestras comunidades.


Fuentes

Staff EFE (El Mundo). 2015. Las Farc vuela una torre de energía y deja sin luz cinco municipios colombianos. Recuperado de: El Mundo el 21 de junio de 2015. Link

Karen Tatiana Pardo. 2015. Los ríos que las Farc pintaron de negro. Recuperado de: El Espectador el 27 de junio de 2015. Link

Staff Portafolio. 2015. Consecuencias de los atentados contra la industria petrolera. Recuperado de: Portafolio. Link

Staff Portafolio. 2015. Ataques le pasan cuenta de cobro a la industria petrolera. Recuperado de: Portafolio edición impresa, página 10.

Staff revista Semana. 2015. Jugando con fuego. recuperado de: Revista Semana, página 20.