CESA
 
 
 

El pronóstico empresarial

 

Por: Javier Cadena, profesor investigador del CESA

El tema del pronóstico empresarial, desde una perspectiva aplicada, no está suficientemente documentado, ni actualizado, y existen pocos autores que se han preocupado por conocer su estado al interior de las empresas; aún falta mucho por investigar, especialmente en países de América Latina, en donde apenas se encontraron dos estudios para México con muestras poco representativas de 74 y 58 empresas, con tamaños inferiores al tomado por esta investigación (118). De igual manera, en las bases de datos electrónicas consultadas no se encontraron investigaciones para Europa, siendo Norteamérica la región donde existe un mayor número de estudios que analizan las diferentes dimensiones del pronóstico empresarial.

La investigación, que se realizó en 2013, tuvo como objetivo general, conocer la percepción de los empresarios bogotanos sobre el proceso de planeación y ejecución de los pronósticos, sus fortalezas y debilidades, y su utilización práctica para la toma de decisiones. El marco teórico se centró en relacionar el proceso de pronóstico en las empresas con la planeación estratégica, actividad que les ha permitido anticiparse y/o adaptarse a un entorno que cambia con frecuencia; este entorno que se refiere a todos los factores que influyen de manera trascendental en la estrategia, y que no pueden ser controlados por la empresa, se ha convertido en eje fundamental para la administración.

Por esta razón, la investigación trató sobre algunos aspectos y variables que forman parte del entorno de las empresas. Algunas conclusiones se resumen a continuación:La variable externa que más pronostican las empresas es la tasa de cambio peso/dólar americano (65%), seguida de la tasa de inflación (55.1%), las tasas de interés (33.2%) y el Producto Interno Bruto (28%). Se resalta que para la totalidad de las variables, el sector financiero tiene la mayor participación, comportamiento coherente con el hecho de que este tipo de entidades debe realizar constantemente proyecciones de las variables del entorno para anticiparse a situaciones de crisis y cumplir con las regulaciones del Estado.

Las grandes empresas y el sector financiero, utilizan metodologías más robustas que implican un conocimiento superior en materia de conceptos y procedimientos a seguir, tales como la metodología ARIMA y los vectores autorregresivos (VAR). En el sector financiero también, y con un alto porcentaje frente a los demás grupos de empresas, se utiliza la regresión múltiple y el Modelo de Corrección de Errores. Las técnicas deterministas que pueden ejecutarse en Excel, son más importantes para la pequeña y mediana empresa: el promedio móvil y los métodos de suavizamiento exponencial, son los más utilizados.

La periodicidad del pronóstico para las variables externas es del orden mensual, diario y trimestral. Llama la atención que la pequeña empresa pronostica para periodos de un año (33.3%) y más de un año (22.2%), en contraste con los demás grupos analizados. Este hallazgo sugiere la importancia que cobra el largo plazo como horizonte de pronóstico, quizá por la fragilidad demostrada por este tipo de empresas, que en Colombia son las más propensas a la quiebra, principalmente por la falta de planeación y control de sus actividades.

El software más utilizado para variables externas es la hoja de cálculo Excel (48%), por su bajo costo, versatilidad y facilidad de manejo. El software E-Views también es de gran aplicabilidad en el sector financiero y en las grandes empresas, siendo el segundo más utilizado, con el 27.3%. Paquetes estadísticos tipo SPSS (25%) y Stata (15.6%) son también importantes en la gran empresa.