CESA
 
 
 

Los mayores impactos de la Globalización
 

Por Edgar Vieira Posada, profesor titular del CESA, mayo de 2015.


Con frecuencia se tiende a pensar que cuando se habla de globalización nos referimos fundamentalmente a aspectos económicos, ante los impactos vividos con el modelo neoliberal y la magnitud de las crisis financieras, así como el posicionamiento de tendencias neokeynesianas defensoras del Estado de bienestar. Pero en realidad se trata de un proceso multidimensional que genera impacto en diversos ámbitos, como el productivo, el tecnológico, el institucional, el político o el cultural.

En materia productiva, la globalización ha modificado los patrones tradicionales de comercio internacional, al ir sustituyendo el concepto fordista de intercambio de bienes íntegramente producidos, por el de producciones fraccionadas en aquellos procesos en los que realmente se es competitivo, participando en encadenamientos productivos con otras empresas, desarrollando lo que se conoce como Cadenas Globales de Valor (CVG), comercio que según la UNCTAD ya representa un 60% del comercio mundial.

En materia tecnológica, el proceso de miniaturización iniciado con la revolución del chip, condujo al desarrollo de la industria de bienes electrónicos en el grado de innovaciones que hoy conocemos, al desarrollo de los PC que a su vez facilitaron por ejemplo la industria aeroespacial o la conexión en redes sociales interactivas en tiempo real, donde la sociedad civil manifiesta permanentemente sus intereses y propuestas. Dicha miniaturización ha permitido con la nanotecnología que se trabaje a nivel de los átomos y que complementada con los avances de la biogenética, se cambien las condiciones de vida conocidas hasta el presente por la humanidad y con la perspectiva de ver superada en corto tiempo la inteligencia biológica por la inteligencia artificial, ante la velocidad exponencial de los cambios tecnológicos.

En materia institucional, el Estado soberano al que estábamos acostumbrados se ve obligado a compartir gobernanza con otros actores como las organizaciones internacionales, algunas con facultades supranacionales que desbordan la autoridad estatal; el protagonismo de organizaciones no gubernamentales u ONGs como las que trabajan los temas ambientales o los derechos humanos, en donde el pronunciamiento de Green Peace o de Amnistía Internacional por ejemplo, tiene validez propia en la escena internacional. Un protagonismo importante han pasado a tener las grandes empresas transnacionales, varias con cifras de ventas que superan el PIB de naciones desarrolladas o la misma sociedad civil organizada haciendo valer sus ideas ante los Estados.

En el campo político, luego del largo enfrentamiento durante la Guerra Fría en un mundo bipolar de dos sistemas liderados por las dos superpotencias, Estados Unidos y la Unión Soviética, el mundo se ha ido acomodando al desplazamiento de los centros de poder hacia un contexto multipolar, en el que están tomando posiciones las denominadas naciones emergentes y ese está produciendo el traslado del área de influencia del Atlántico hacia el Pacífico. Esto acompañado de nuevas formas de integración entre los Estados, que ya no solo crean espacios económicos ampliados con sus vecinos, sino que han pasado a negociar acuerdos transcontinentales.

Finalmente en el campo cultural, se ha hecho evidente el error de occidente de haber creído que podía ser la civilización cuyas concepciones serían acogidas a nivel universal ante el triunfo del capitalismo sobre el comunismo, como lo presumió en un comienzo Fukuyama, con su reflexión de que pasábamos a un mundo de euforia y armonía, cuando como lo indicó Huntington, el mundo ha pasado a presenciar el enfrentamiento entre diferentes culturas o civilizaciones, agravado con la irrupción de grupos fundamentalistas islámicos decididos a consolidar una guerra santa frente al mundo occidental, lo cual ha incorporado sentimientos de inseguridad que no existían en varias regiones del planeta.

En conclusión, son tan diversos los impactos de la globalización por su razón de ser multidimensional, que difícilmente se puede echar atrás el proceso, pero sí puede ser corregido y ajustado.