CESA

 

¿Qué está pasando con el dólar y cómo se traduce en oportunidades de inversión?


Juan Felipe Cardona*

Las sorpresas en los activos financieros generan una incertidumbre permanente, y ello sugiere estar muy informado de todos los acontecimientos tanto locales como internacionales con el fin de tomar decisiones de inversiones oportunas y acertadas.

Durante los primeros días del año, la tasa de cambio (USD/COP) bajó 84 pesos y hasta finales de enero llegó a mínimos históricos que no se veían desde mediados del año 2015, tocando los niveles de $2.760 y bajando más de $200 pesos en lo que va del año. Pero la pregunta es, ¿qué está pasando con el dólar y cómo traducir estos acontecimientos en oportunidades de inversión?

Una de las principales razones de este movimiento es -sin duda- el incremento de los precios internacionales del petróleo que han aumentado cerca del 10% en los últimos meses y casi un 60% desde mediados del 2017. Lo anterior como consecuencia del impacto que ha generado el relativo aumento del crecimiento global, las continuas caídas en los inventarios de petróleo de Estados Unidos, los recortes de Rusia y los países de la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo), generando como consecuencia presiones bajistas sobre las monedas, particularmente del peso colombiano.

Otra de las causas de este inesperado movimiento nace a partir de la debilidad del dólar a nivel global, generada especialmente por las tensiones políticas en Estados Unidos a partir de discusiones sobre si se debe subir o no el techo de la deuda. Adicionalmente, se suman algunos comentarios del secretario del tesoro, Steven Mnuchin, quien afirmó que le favorece al comercio exterior de Estados Unidos tener un dólar débil y no preocuparse por su moneda en el corto plazo.

Sea cual sea la razón de este inesperado movimiento o una combinación de esas causas, pareciera que en este momento al dólar nadie lo quiere. Es por esto que se presentan algunas oportunidades de inversión a pesar de que el horizonte en el corto plazo no sea tan claro.

Por el lado de la Renta Fija, este debilitamiento del dólar, en comparación con las demás monedas, ha generado un aumento generalizado de las tasas de los títulos principalmente en el mercado Americano y puede generar presiones alcistas en los demás mercados como los de países emergentes, convirtiéndose en una buena alternativa de inversión en activos seguros y tasas relativamente altas.

En cuanto a las acciones, hay un auténtico “mercado alcista” a nivel mundial que parece imparable. El índice Dow Jones (principal índice de acciones de EEUU) ha llegado a máximos históricos, y la renta variable europea no se queda atrás dada la recuperación de la zona euro. En Colombia, para no ir muy lejos, Ecopetrol pasó de valer $1.400 en noviembre de 2017 a $2.800 en enero de 2018, subiendo el 100% de su precio en tan solo 2 meses, y el índice Colcap, el cual agrupa las principales acciones de Colombia, ha tenido una valorización de casi el 12% desde finales del año pasado.

Los Fondos de Inversión colectiva con exposición en mercados internacionales y en monedas también son una excelente opción, los cuales asumiendo riesgos moderados pueden ser una excelente alternativa de inversión dada la coyuntura actual.

Es fundamental mantener una adecuada diversificación de los portafolios, ponderando el perfil de riesgo de cada persona y su horizonte de inversión con el fin de tener inversiones alineadas a cada uno de nosotros.

*Conferencista CESA.
Director de Inversiones Equidad Seguros.