Sostenibilidad: sin innovación, imposible

Entrevista especial para el CESA

¿Qué tienen en común un horticultor que cultiva tomates rosados para exportar a Japón, una camioneta con sus ventanas traseras-laterales interactivas y una casa a precio de carpa? La respuesta es: innovación.

En efecto, en los tres casos, sus productores pensaron en innovar para abrir un mercado o suplir una necesidad.

Dado el gusto de los orientales por este exótico producto, el horticultor identificó el gen que marca el color de este tomate y se concentró en ello para aumentar las exportaciones a esa región. En el segundo caso y con el objetivo de hacer más placentera la experiencia del pasajero, la GM diseña un vehículo que le permita a los viajeros de atrás –comúnmente relegados– tener buenas dosis de entretenimiento. Por último, y ante la posibilidad de un desastre natural, una compañía se ideó una casa tipo lego y ‘a precio de carpa’ (US$1.300), que la familia puede armar en medio día.

Estos son tan solo unos ejemplos que Zohar Ginosar, director ejecutivo de la firma Penza Perception Lab y asesor en la materia para el gobierno colombiano, citó para hablar de innovación, uno de los mayores desafíos para el crecimiento y desarrollo del país. Ello, pese a que Colombia, que figuraba en el puesto 61 en innovación en el 2011, subió dos puestos este año (puesto 59), según el último informe de competitividad global del Foro Económico Mundial, que maneja un escalafón de 142 países.

Ginosar habló en extenso del tema a mediados de julio, durante la presentación del ‘Primer estudio de caracterización en innovación de empresas (Btá, C/marca y Boyacá) realizado por la ANDI.


Innovación para la sostenibilidad

Mientras que hace unos años el tema de la innovación podía situarse en la ecuación de la competitividad, de lo que hoy se trata –conceptúa Ginosar– es de instalar esta variable en la ecuación de la sostenibilidad, ante los grandes desafíos mundiales.

Proyecciones de las Naciones Unidas indican que para el 2030 se necesitará 50 por ciento más de alimentos, 30 por ciento más de agua, 45 por ciento más de energía, entre otros recursos. Esto, como consecuencia de situaciones complejas como más desastres naturales, aumento de la población (se calcula que 9 mil millones de personas habitarán el planeta en menos de 40 años) y al mismo tiempo una sociedad más envejecida.

En principio, anota el experto, las transformaciones del mundo van de forma acelerada, y una manera de ponerse a tono e ir a la par con esos cambios es reinventándose: significa crear más departamentos de innovación y desarrollo en las empresas, fortalecer mucho más los puentes entre estas y las universidades e incluso ser multidisciplinar; aplicar a más carreras. No obstante, aclara, estas son sólo unas fichas más del rompecabezas. Para Ginosar, las circunstancias van a propiciar que se deban tomar decisiones difíciles y radicales, y la única manera de enfrentar estos retos es a través de la innovación. “Los desafíos del futuro no se pueden resolver con las herramientas del pasado”, comenta este CEO nacido en Israel, país donde el grueso de la fuerza laboral está inmerso en la industria tecnológica. Sectores como la minería, la infraestructura, entre otros, albergan un poco más de la mitad de toda la fuerza laboral en ese país, mientras que el 45 por ciento sólo trabaja en tecnología. De alguna forma, ello podría explicar el por qué Israel es el primer país del mundo en generación de empleo desde el 2005.


Las 5 dimensiones de la sostenibilidad

En esencia, Zohar Ginosar habla de cinco dimensiones de la sostenibilidad. Estas dimensiones son la creatividad, la igualdad y la equidad; las aplicaciones prácticas, el proceso del conocimiento y el buen gobierno.

El buen gobierno se manifiesta en el impulso de la ética y los valores, la anticorrupción, la seguridad pública, el alivio de las deudas, la protección de los datos.

La creatividad se relaciona con la cultura de la innovación, del riesgo. De creer que la innovación resulta al final un asunto rentable. En realidad, la innovación tiene un carácter de ecosistema en el que se puede asegurar el retorno de la inversión.

La igualdad y la equidad trata sobre la necesidad de eliminar estereotipos y prejuicios. Esta tendencia elimina asuntos como la extorsión religiosa y promueve la igualdad de género, la igualdad entre los seres humanos.

Las aplicaciones prácticas hacen referencia a condiciones estructurales básicas: los modelos de producción, la adecuación en infraestructura, el suministro de alimentos, la explotación de los minerales.

Los proceso de conocimiento. Hace referencia a la creación de flujos mediante los cuales se comparte el conocimiento, cómo se procesa este. A la necesidad de crear grupos de crecimiento y centros de pensamiento para la innovación, el intercambio internacional clave, las conferencias.


Servicios, donde hay más innovación

Según el estudio de la Asociación Nacional de Empresarios, el sector servicios en Colombia es el que más destina porcentaje de sus ingresos operacionales a la innovación: 2,7 por ciento. Le siguen el sector industrial, 2,4 por ciento; Minero/energético, 1,16 por ciento y Comercio, 2,13 por ciento.

Así mismo, entre   las principales barreras  que impiden la innovación figura la falta de recursos como la que más incide al respecto.