Liderazgo Humano, Foro de Presidentes

El liderazgo se está transformando en el mundo. Así como la ola de la responsabilidad social y ambiental, cambió para siempre el modelo de negocio, una nueva tendencia coge fuerza; un liderazgo dirigido hacia la integridad, el servicio, los valores y la inclusión. Un Liderazgo Humano.

Y es que de esto están hablando los líderes empresariales y académicos más importantes del país:

Bancolombia está creando una banca más humana a través de cambios organizacionales. La calidez, la cercanía, el respeto y la inclusión son los nuevos mandamientos de la empresa, tanto en sus operaciones internas como en el servicio a sus clientes.

Terpel está poniendo las necesidades del país antes de las del día a día de la empresa. Está buscando vender experiencias y no gasolina, estar en el corazón de las personas y no en la mente. Nombrar líder tanto al conductor de los camiones como a la presidenta de la empresa.

Bimbo está redefiniendo el perfil de sus jefes. Las jefaturas en la empresa son humanas y equilibradas. No hay empleados sino colaboradores. El respeto, la justicia, la confianza y afecto son los cuatro elementos de la regla de oro. Para Bimbo, lo más importante es el valor de la persona.

Así lo aseguraron sus presidentes en el segundo Foro de Presidentes el pasado 7 de octubre, evento que reunió a más de 450 líderes quienes hablaron de experiencias que tejen el futuro del país.


Horst Paulmann, dueño de la Cadena Cencosud

“Supermercados locales: no vendan sus negocios, entre más competencia mejor. No vendan sus compañías, ustedes son los únicos que entienden a sus clientes. En momentos de crisis se van muchos y persisten los valientes.”


Carlos Raúl Yepes, Presidente Bancolombia

Hay que pensar sobre lo que se piensa. Muchas veces lo importante lo dejamos de lado y no paramos a pensar, pero el monólogo es el más profundo de los diálogos. Las respuestas no están afuera, están adentro. ¿Por qué el sector financiero es tan arrogante, indiferente, frío y lejano? Y en ese monólogo dije - aquí hay un reto, tengo que ser capaz de traer a una institución como Bancolombia, la calidez, la cercanía, el respeto y la inclusión.

Como dijo Michael Sandel en un evento reciente del CESA, cada vez más las operaciones del mercado necesitan herramientas humanas. Debemos construir una banca de crecimiento rentable, eficiente, sostenible y basada en las personas para marcar la diferencia en un banco. La banca más humana se puede quedar en un eslogan o en mercadeo - "le estamos poniendo el alma" - pero la banca humana más importante es la que se pone en acción.

Las personas comprometidas, el valor de la confianza, la innovación en la experiencia grata de nuestros clientes y el crecimiento sostenible son los cuatro pilares de nuestro plan estratégico. Cuando hablamos de humanismo lo que tenemos que entender es el rol de nuestro cliente. ¿Quién es nuestro cliente? Hagámonos las preguntas correctas.

Cada vez se hace más difícil conectar nuestras organizaciones al mercado. Cuando un banco es multado por 15 mil millones de dólares, pero le dice a sus empleados que eso no afecta sus estados financieros. ¿Dónde está el verdadero reconocimiento de la arrogancia, la culpa y el engaño?

Las buenas maneras y el respeto al interior de las organizaciones tiene que volver a surgir. En Bancolombia creamos la venta responsable, la cobranza digna: no venderle tarjetas de crédito al que no tiene capacidad de tenerla. Los abogados nuestros ganan más por conciliar que por embargar. Resolvemos problemas en primer contacto. Esas son manifestaciones de la banca más humana.

Uno gerencia activos y lidera personas, no se gerencian personas. Para poderlo hacer tenemos que poder gerenciarnos a nosotros mismos. Lo primero que hay que hacer es construir un lenguaje común de confianza, coherencia e integridad. La dignidad del ser humano es inviolable. La ética es una reflexión permanente. Estamos permanentemente en un proceso de toma de decisiones y lo que hay detrás de cada decisión es la ética.

Lo que menos hacemos los seres humanos es ser humanos. Mi sueño es que lo injusto no me sea indiferente, como dice Mercedes Sosa. Si tuviera que escoger una palabra, sería inclusión, porque lleva implícito el respeto y la dignidad del ser humano.


Sylvia Escovar Presidenta Organización Terpel

No hay nadie que sea líder, la gente actúa como líder en diferentes situaciones. Todos podemos ser líderes pero no todos somos líderes todo el tiempo. Cada uno de nosotros es un líder en potencia. Pensamos que los líderes son personas que ejercen cargos muy importantes y eso no es así.

Nosotros no queremos ser el top of mind sino el top of heart de la industria. Estar en el corazón de los colombianos es no tener competencia. El mejor servicio es resolver problemas, anticiparse a las necesidades de los clientes, innovar. La vida se trata de convertir en extraordinario lo que es ordinario.

Terpel siempre va a anteponer los intereses del país a los intereses del día a día de la empresa.

En Terpel tenemos un modelo de liderazgo que transforma la vida de los colombianos. Tenemos 29 plantas de abastecimiento y 2000 estaciones de servicio en el país. Somos la empresa líder de combustibles y lubricantes en Colombia. Pero nosotros no vendemos gasolina, vendemos experiencias memorables.

Esteban Giraldo, Director General Latinoamérica centro del Grupo Bimbo

Nuestra misión es alimentar, deleitar y servir a nuestro mundo.

¿Cómo se convirtió Bimbo en el líder mundial de planificación? El secreto es la persona, el valor de la persona.

Como lo dice Lorenzo Servitje, fundador del grupo Bimbo, “Buscamos ser una empresa altamente productiva y plenamente humana.”

Nuestra empresa será lo que sea su personal y éste lo que sean sus jefes. Tenemos una jefatura humana y equilibrada. Cuando uno tiene gente buena logra lo que sea y para poder tener gente buena hay que tener buenos líderes y buenos jefes en la empresa.

El respeto, la justicia, la confianza y afecto, son los cuatro elementos de la regla de oro de Bimbo. Negociamos todo menos la ética y los valores. Para potencializar el talento de los colaboradores, el secreto está en creer que esto es relevante. Hay que capacitar a los colaboradores para afinar las competencias del ser.

El saber, el hacer y el ser son los tres pilares del liderazgo. El ser, quizás el más importante, comprende, entre otros, valores, integridad, ética, inteligencia emocional, sentido humano, justicia, autoestima, multiculturalidad, aprecio por la diversidad, humildad, solucionar conflictos, liderar por medio del ejemplo e inspirar.


Vea la galería haciendo clic aquí.