La importancia de la Transparencia Corporativa

El Gobierno Corporativo, en esencia, establece el rumbo de una compañía o una empresa estatal. Las pautas, normas y mejores prácticas establecidas a nivel mundial definen lo que constituye el buen y el mal gobierno corporativo. Tal como lo dice Roshaneh Zafar, director gerente/CEO de Kashf Microfinance Bank Ltd. de Pakistán “el Gobierno Corporativo implica hacer visible toda la organización”.

En ese sentido, el Gobierno Corporativo es una preocupación global que ha venido siendo entendida por diferentes organismos multilaterales, como es el caso de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico -OCDE-, quienes en el quinto componente de los principios de gobierno corporativo resaltan la importancia de la transparencia corporativa. Así mismo, en la actualización más reciente de buen gobierno promulgada por la misma institución, se tuvieron en cuenta las contribuciones del G20 en la importancia de regular la información financiera y no financiera, objetivos estratégicos, estructura en propiedad, derechos de foto, perfiles y remuneración de miembros de junta y ejecutivos claves, transacciones con partes relacionadas, mapas de riesgo, relación con empleados y con otros de interés y estructuras y políticas de gobierno, entre otros.

Lo anterior enmarca la pertinencia del propósito del evento “Transparencia Corporativa en América Latina”, organizado por el CESA -Colegio de Estudios Superiores de Administración- el Consejo Privado de Competitividad (CPC), la Corporación Financiera Internacional (IFC), parte del Grupo Banco Mundial, y la Secretaría de Estado para Asuntos Económicos del Gobierno Suizo (SECO); en el que se dio a conocer lo que se considera como buenas prácticas en relación con la Transparencia Corporativa y su importancia para reducir las asimetrías de información entre las empresas y sus inversionistas, así como también, su impacto en el valor de las empresas y en la mediación de riqueza.

Rosario Córdoba, Presidente del Consejo Privado de Competitividad -CPC-, hizo una reflexión sobre las tendencias que en materia de Gobierno Corporativo se estaban implementando globalmente y afirmó, que el fortalecimiento de la competitividad en Colombia es un tarea conjunta entre el estado y el sector privado. “Por un lado el Estado debe generar condiciones propicias para incentivar la inversión y para que el país sea cada vez más atractivo para hacer negocios. Por el otro, el sector privado debe mejorar continuamente su productividad, eficiencia, mediante las buenas prácticas en materia de transparencia corporativa en todas las áreas”.

A su vez Henry Bradford, Rector del CESA, dijo que las buenas prácticas empresariales mitigan las pérdidas económicas derivadas de los conflictos de intereses que surgen en las empresas cuando los individuos actúan a favor de su propio beneficio y en contra del interés común “Las dificultades que emergen como resultado de los conflictos de intereses entre los diferentes grupos alrededor de una organización demandan soluciones que pueden surgir a nivel empresas o a nivel país. En ese sentido, las buenas prácticas entienden a las empresas como una mirada fundamental para el bienestar y el crecimiento económico y busca que los intereses particulares no afecten el desarrollo de sus actividades”.

En ese sentido, y pensando en la importancia de este tema a nivel global dentro del marco del evento, el CESA presentó bajo el sello de la Editorial CESA el libro “Revelación de información y valor de las empresas en América Latina” escrito por los profesores e investigadores Alexander Guzmán y María Andrea Trujillo. En el libro se encuentra la evaluación del nivel de revelación de información de las empresas colombianas, comparando su desempeño en esta materia con empresas de otros países latinoamericanos como Argentina, Brasil, Chile, México y Perú. Este estudio evalúa las prácticas de información de 454 empresas de estos países latinoamericanos.

Carlos Pinto, Gerente regional de la Corporación Financiera Internacional -IFC-, se refirió a la investigación de los profesores Alexander y María Andrea, como un informe estricto que evalúa las prácticas de revelación, información y transparencia de las empresas listadas en los siete mercados de capitales más grandes de América Latina y en el que se demuestra, que en las empresas colombianas hay una clara mejoría entre el 2010 y el 2013.

Por su parte Christian Sieber, Jefe de la Cooperación Económica de la Embajada de Suiza, explicó que la falta de transparencia desemboca en problemas para toda la sociedad, así como pasó con la crisis económica del año 2008. “En este contexto, estudios como éste, son relevantes porque permiten conocer el estado actual de las prácticas de transparencia en la región, así como las vías para mejorarlo”, concluyó.

Durante el evento se contó con la intervención de David Robinett, especialista en Gobierno Corporativo del Grupo Banco Mundial y quien nos concedió una entrevista.


  • 1. ¿Cómo se incrementa la competitividad de una empresa al volverse más transparente?

    Hay varios ángulos en esta respuesta, en el que estamos más concentrados es el aspecto de protección industrial: más transparencia le da más confianza a los inversores, quienes a su vez están más dispuestos a invertir. También está el aspecto del rendimiento interno de la empresa, que no recibe tanto énfasis, pero lo que pasa generalmente es que si tienes que tener mejor revelación de información para el mundo y el mercado, automáticamente mejora tu revelación de información y responsabilidad interna. El Consejo Directivo entiende mejor qué está pasando dentro de la empresa, y hay un mejor flujo de información dentro de la empresa porque hay que cumplir un punto de referencia de transparencia externo. Ese aspecto es muy importante porque tiene un impacto interno y externo. En tercer lugar, está la revelación de sostenibilidad y la consideración de los grupos de interés, que ha recibido mucha más atención en la última década. Este es importante porque cualquier negocio tiene un grupo grande de personas a quienes de alguna manera afecta, hoy esa gente tiene acceso a los medios, a redes sociales etc… Hoy en día hay muchos más escándalos corporativos que hace 10 años. El riesgo para la reputación es mucho mayor, entonces al estar pendiente de esos grupos de interés, cuando llegan los escándalos, ya la empresa ha adoptado una posición y conoce el asunto mejor, para responder apropiadamente.

  • 2. ¿Por qué es tan difícil avanzar en este aspecto para las empresas colombianas y qué deberíamos hacer para acelerar el proceso?

    Creo que las empresas colombianas han hecho bastante en este aspecto, ésta es un área muy difícil, hay mucha insatisfacción también en Estados Unidos, en el Reino Unido y otros mercados avanzados. Colombia está tratando de alcanzar esos mercados avanzados, y se ha movido muy rápido, pero creo que es una cuestión de mantener el impulso en este asunto tan dinámico y sofisticado y no ser tan autocríticos.

  • 3. ¿Cuáles son los beneficios de la investigación académica sobre este tema, qué opina del trabajo del CESA?

    Pienso que es genial. Deberíamos tener este libro en inglés porque el interés global en el tema y en estos países es muy alto. Alexander y Maria Andrea están mirando exactamente los asuntos son: una definición de revelación más amplia más allá de los estados financieros, qué está pasando con eso, y cuál es el impacto económico.

 

El evento finalizó con el panel: Prácticas de Revelación, Buen Gobierno y Confianza Inversionista en el que participaron Francisco Reyes - Superintendente de Sociedades, Juan Pablo Córdoba - Presidente de la Bolsa de Valores de Colombia, Luis Fernando Rico - Gerente General de Isagén, Sol Beatriz Arango -  Vicepresidente de Desarrollo Sostenible del Grupo Nutresa y en el que se concluyó que la revelación de la información y la transparencia empresarial es un compromiso de todos y que además, la falta de dicha transparencia, converge en un problema para toda la sociedad.