Algunos resultados de investigación sobre pronóstico en las empresas bogotanas

Por: Javier Cadena, profesor investigador del CESA.

El tema del pronóstico empresarial, desde una perspectiva aplicada, no está suficientemente documentado, ni actualizado, y existen pocos autores que se han preocupado por conocer la manera como las empresas gestionan los pronósticos como herramienta de planificación estratégica y el tipo de relación entre las diferentes dimensiones del pronóstico. El tema abunda en términos de contar experiencias por parte de empresas, quienes escogen algún método de pronóstico o la combinación de varios para su comparación y utilización en la toma de decisiones.

La investigación para Bogotá tuvo como objetivo general, conocer la percepción de los empresarios sobre el proceso de planificación y ejecución de los pronósticos, sus fortalezas y debilidades, y su utilización práctica para la toma de decisiones. Se centró en caracterizar y relacionar las diferentes dimensiones del pronóstico: variables, periodicidad, horizonte temporal, modelos, áreas que lo realizan, nivel de formación de los colaboradores, grado de aplicación y su nivel de precisión, entre otras.

Los resultados de la investigación, a partir de las cifras de la encuesta, permitieron comprobar la hipótesis que se estableció en el sentido de que las empresas bogotanas no cuentan con un proceso de pronóstico que a nivel de un gran departamento o por áreas de la organización, se articule con la planificación estratégica para la toma de decisiones. Existe una gran dispersión entre los diferentes métodos lineales de pronóstico y software que utilizan, así como su complementariedad con los métodos cualitativos de pronóstico. Coinciden en el tipo de variables que pronostican, asociadas con el ambiente interno y el entorno en que se desenvuelven las empresas, pero no en un contexto de planificación estratégica claramente concebido para dar soporte a la toma de decisiones. Por tanto, existe una cultura muy incipiente de hacer pronósticos, situación que puede estar incidiendo en la obtención de mejores resultados y mejores perspectivas a futuro.

El 39.8% de las empresas manifiesta tener un área dedicada a realizar pronósticos, siendo el sector financiero con el 91.3%, el que sobresale, en contraste con los demás tipos de empresa (grande, mediana y pequeña) en donde este porcentaje no supera la tercera parte. Este resultado es consistente con el número de colaboradores promedio dedicado a esta actividad (7.7 personas), siendo superior en 2 al promedio de la gran empresa y en 5 en empresas de tamaño medio y pequeña.

Las áreas que realizan pronósticos en las empresas, en su orden son: Financiera, Riesgos, Comercial y Planeación, con porcentajes entre el 14% y el 30%. Áreas fundamentales que requieren como insumo los pronósticos, no tienen una participación importante: apenas 10 empresas (8.5%) señalan a su área de logística, 6 a producción (5.1%) y 5 a gestión (4.2%), como responsables también de realizar pronósticos. De igual manera, el área de planeación obtiene porcentajes relativamente bajos, entre el 8% y 21.7%, frente a otras áreas de la organización, indicando que en general este no es el departamento líder encargado de realizar pronósticos en las empresas, y por tanto, evidenciando una gran dispersión de áreas que hacen pronóstico de manera descentralizada.

Solo el 16.9% de las empresas afirma contar con programas de capacitación y/o actualización en temas de pronóstico, cifra bastante baja que indica que apenas 1 de cada 6 empresas, realiza o patrocina cursos de formación. Cuando existe, esta se realiza cada 6 meses (45%) o cada año (35%), horizontes temporales que agrupan el 80%.

Como se infiere de los resultados anteriores, en general las empresas bogotanas de la muestra, diferentes al sector financiero, no cuentan en su estructura con un departamento o área bien organizada que lidere el proceso de pronóstico empresarial, situación que abre el debate sobre la importancia y la necesidad del pronóstico como herramienta de gestión gerencial.

Javier Cadena

Doctor en Administración de la Universidad San Pablo CEU de España, con maestrías en Economía de la Universidad Nacional de Colombia y Dirección de Empresas de la Universidad de Ávila, España. Tiene una Especialización en Finanzas Privadas de la Universidad del Rosario y es Economista de esta misma universidad.