¿El Brexit será el Lehman europeo?

Por: Margarita Ortíz, coordinadora Laboratorio Financiero del CESA.

La salida de Gran Bretaña de la Unión Europea indudablemente es un hecho que marcará el año 2016. Los efectos de esta apretada votación son múltiples, en lo político, en lo social e indudablemente en lo económico. No es un secreto que gracias al desarrollo de los mercados financieros, estas noticias impactan notablemente el comportamiento de las variables económicas a través de uno de sus principales determinantes: las expectativas. Se habla de un efecto dominó en las monedas, en los índices bursátiles, en las tasas de interés y en los commodities porque esta noticia implica una serie de cambios en la estabilidad de la quinta economía mundial y compromete a su vez a todos los países miembros de la Unión Europea. Por lo tanto, es importante entender por qué los mercados reaccionaron tan fuerte al confirmarse la noticia y luego miraremos qué tanto ese impacto nos puede perjudicar a nosotros que estamos al otro lado del océano.

Empecemos con las implicaciones comerciales. Gran Bretaña exporta el 45% de sus productos a la Unión Europea, por lo que su economía es muy dependiente de los acuerdos multilaterales que benefician el comercio. La salida debe intentar que de alguna manera no se debiliten los lazos comerciales ya que los efectos negativos podrían perjudicar a más países de lo que se cree y de esta manera impactar fuertemente el crecimiento económico de toda la Unión Europea (UE). Además existe otro efecto importante sobre la economía que es el desempleo. Una de las grandes motivaciones que impulsó el movimiento conocido como BREXIT (Britain Exit – Salida de Gran Bretaña), consiste en impedir el ingreso de migrantes provenientes de países europeos. Las cifras muestran que la población migrante en Gran Bretaña ha aumentado a tasas muy altas en los últimos años, por lo que los conservadores partidarios a la salida de la UE reclaman oportunidades laborales que se limitan a medida que la población aumenta. De esta manera, al impedir la entrada de nuevos migrantes y ante la posibilidad de que muchos sean deportados a sus países de origen, el desempleo puede incrementarse fuertemente en la zona ante esta decisión.

Estos pueden ser efectos de mediano y largo plazo. Pero para demostrar la gravedad de esta noticia es importante revisar la reacción de los mercados financieros el día siguiente al anuncio.

Primero revisemos las monedas. La libra esterlina ha caído casi el 8% desde la confirmación de la noticia. En la gráfica 1 vemos la exacerbada respuesta del mercado con la moneda inglesa, que está experimentando su mayor caída en más de 10 años y el valor actual de la Libra Esterlina está en niveles de hace unos 30 años.

Por un lado, el riesgo de una desaceleración económica y por otro la crisis geopolítica, generaron que las calificadoras de riesgo se pronunciaran sobre posibles futuras rebajas en la nota crediticia de Gran Bretaña después de su anuncio de salida de la UE. Vemos en la gráfica 2, que la reacción de la cotización de la moneda ha sido muy pronunciada, seguida de la reacción del euro y por el contrario el Yen Japonés se ha fortalecido.

Fuente: Bloomberg


Lea el artículo completo aquí.