¿Qué conoce de prealimentación o feedforward?

Por: Claudia Gómez-R. Investigadora de Marketing y Comunicación del CESA

Esta resulta ser una herramienta esencial de líderes porque es una forma innovadora de obtener los mejores rendimientos y desempeños de un equipo. Pues garantiza una mayor calidad de la comunicación en una organización, dado que alienta a que los integrantes de los equipos conozcan el desempeño que se espera del mismo y que se usa en doble vía descendente y ascendente para aplicar interacción y conocimiento 360o. Es así que los subordinados o seguidores también alimentan a sus líderes. Este término de FEEDFORWARD y su concepto, lo usa y expone Marshall Goldsmith[1].

¿En qué consiste? En un diálogo en el que se entregan y reciben sugerencias e ideas con miras a lograr cambios de comportamiento positivos para el futuro de otra persona, y que en el rol de entrega, se ayuda tanto como se pueda al interlocutor y en el rol de receptor, una disposición a aprender tanto como se pueda.

Sin embargo no es una conversación casual, pues se sigue una dinámica en donde se selecciona una conducta que es de interés cambiar, porque se considera que proporciona una diferencia positiva y de relevancia en su propia vida. No se permite compartir sobre hechos del pasado, como tampoco hacer comentarios ni juicios de las sugerencias, se requiere escuchar atentamente, tomar nota y agradecer por las ideas recibidas. Puede provenir de cualquier persona, incluso de personas que no se conocen o con quienes no se ha tenido experiencia previa de trabajo.

Por ejemplo, la preparación para una conversación FEEDFORWARD implica identificar con claridad un punto que queremos cambiar porque tenemos la creencia que nos permitirá mejorar el desempeño, bien como equipo o en un nivel individual como integrante de un equipo; o simplemente solo abrirse a pensar en un futuro positivo. Puede incluir reflexiones tales como: ¿Cómo estamos como equipo en este momento y para dónde vamos?; o ¿Dónde cree que está profesionalmente y hacia dónde cree que está avanzando? Pero en el sentido contrario de la conversación que se practica de forma usual como es un FEEDBACK (retroalimentación), las reflexiones pueden ser: ¿Qué sugerencias tiene para mí como líder? ¿Cómo cree que puedo ser mejor líder para usted y para el equipo?

Su gran diferencia con un FEEDBACK cuyo uso se encuentra ampliamente difundido, consiste en que se ocupa en aprovechar las oportunidades que pueden ocurrir en el futuro, lo que lo convierte en una herramienta muy expansiva, poco incómoda y de buen recibo por parte de los interlocutores dado que no se perciben ataques y nadie tiene que ponerse “a la defensiva”. A cambio de focalizarse en un “pasado lleno de errores”, reforzando experiencia negativas y de probarle al otro que estaba “equivocado”, dirige la atención a la construcción de un futuro positivo ayudándole a “hacer lo correcto”. Hay gran apertura a aprender de gente que no se conoce, porque éstos no lo juzgan ni se comparten precedentes y se conversa de algo que aún no ha sucedido.

En síntesis aporta al aumento del éxito en el futuro, porque se focaliza en soluciones y refuerza la posibilidad de cambiar. Una opción en la comunicación que une más a la organización.


[1] Gurú del liderazgo, quien defiende que los líderes exitosos requieren también entrenamiento, y para ello ha compartido y socializado de diversas formas cómo lograr el cambio en el comportamiento; autor de libros tales como “Quick Thinking, a new knowledge-sharing resource for managers and leaders

Claudia Gómez Ramírez

Ingeniera Industrial, Magíster en Gestión de Organizaciones y Especialista en Mercados, con 25 años de experiencia a nivel gerencial y de asesoría en áreas de marketing, comercial, organizacional, gestión y entrenamiento de personal directivo, fuerzas comerciales y microempresarios.

Actualmente Profesora Asociada en el CESA - Colegio de Estudios Superiores de Administración y Coordinadora del área de Marketing en el Programa de Pre-grado.

Conozca más sobre Claudia Gómez