>Sobre la presencia China en América Latina

Por: Centro de Estudios sobre Globalización e Integración - CEGLI

Recientemente, un incidente entre un barco con bandera china y agentes de la prefectura naval argentina dejó como saldo el pesquero Lu Yan Yuan Yu 010 hundido y su capitán capturado. La magnitud del incidente cobra una importancia singular pues según las autoridades argentinas el pesquero chino entró dentro de las 200 millas de la zona exclusiva económica de aguas argentinas y tras la negligencia del primero para apagar su motor, las autoridades argentinas provocaron su hundimiento. Frente a esto, el gobierno chino ha reflejado su preocupación y ha reclamado una investigación exhaustiva al respecto.

Sin que esto, en principio, pudiese representar una crisis posterior en las relaciones entre estos dos Estados, resulta importante, no solo echar un vistazo a los intereses económicos e inversiones chinas en Argentina, sino también en toda la región. Cabe resaltar que durante su campaña presidencial, Mauricio Macri criticó los acuerdos económicos alcanzados por Cristina Fernández con el gobierno de Xi Jinping, y una vez en el poder, el presidente Macri cambió su discurso resaltando la importancia del país asiático para la economía del país. Así, otros líderes de países latinoamericanos como Rafael Correa de Ecuador o Nicolás Maduro de Venezuela destacan la importancia de China como un socio económico y comercial fundamental para sus países.

Es por esto que desde el CEGLI nos preguntamos lo siguiente:

¿Cuál es el estado de las relaciones económicas chinas con la región?

En el marco del primer foro China-CELAC, celebrado los días 8 y 9 de enero de 2015 en Beijing, se exploraron ciertos espacios de cooperación en comercio e inversión entre China y los países latinoamericanos y del Caribe. Importante prestar atención a varios datos: según la CEPAL entre 2000 y 2013 el comercio de bienes entre América Latina y el Caribe y China aumentó de 12.000 millones de dólares a 225.000 millones de dólares. En ese mismo periodo, el porcentaje de participación china en las exportaciones de Latinoamérica y el Caribe aumentó de 1% a 10%, convirtiéndose en el principal destino de las exportaciones brasileñas, chilenas y cubanas. Igualmente China es el segundo y tercer destino de exportaciones para países como Argentina, Colombia, Venezuela, Uruguay y México.

Por otro lado, es importante ver las cifras de comercio a nivel macro: según el mismo informe de la CEPAL, el comercio entre China y los países de la CELAC es interindustrial. Esto significa que para 2013, el 73% de todos los productos exportados desde la región hacia China eran productos primarios, mientras que en el mismo año el 91% de productos importados desde China eran manufacturas tecnológicas.

¿Cuál es el estado de las inversiones chinas en la región?

El año 2010 marcó un punto de inflexión para las inversiones chinas en la región, principalmente con proyectos petroleros en Brasil y Argentina. A partir de 2010, entre el 5% y el 6% del total de Inversión Extranjera Directa –IED en la región ha provenido de capitales chinos. Aquí es importante tener presente dos fechas: en julio de 2014 el presidente chino Xi Jinping visitó cuatro países (México, Brasil, Venezuela y Argentina) principalmente para terminar de estrechar lazos económicos, comerciales y culturales.

Ya en 2015 el primer ministro chino Li Keqiang se reunió con los presidentes de Chile, Brasil, Colombia y Perú, en una gira en la cual, quizá, el anuncio más importante fue el proyecto para construir un ferrocarril bioceánico que conectará la costa brasileña sobre el océano atlántico y la costa peruana sobre el océano pacífico, esto para reducir los costos comerciales y facilitar el transporte de bienes entre Brasil, Perú y China. Aunque es un proyecto que pretende promover grandes beneficios económicos, así como el desarrollo económico y social de ciertas zonas por donde transitará el tren, ha causado un gran revuelo en la opinión pública el impacto medioambiental y las consecuencias sobre ciertas comunidades indígenas que pueda traer consigo el desarrollo del proyecto.

En Colombia, Perú y Chile los anuncios fueron de menor impacto mediático, pero sí representan grandes flujos de inversión en diversos temas como el desarrollo de infraestructuras, transferencias tecnológicas, desarrollos energéticos y telecomunicaciones. Finalmente, aunque han dejado de tener repercusión mediática en los últimos meses, vale la pena prestar atención a dos propuestas de inversión concretas. La primera es la de construir un canal seco (esto es una línea de ferrocarril al norte de Colombia que conectaría al Mar Caribe y al Océano Pacífico), que al final se desestimó dado que no existió interés por las partes, y la segunda es la propuesta de construcción de un Canal interoceánico en Nicaragua. Esta última, financiada cien por ciento con capital chino ha sido blanco de fuertes críticas medioambientales y aún se está a la espera de lo que pueda pasar.

¿Qué esperar en los próximos años teniendo en cuenta la desaceleración de la economía china?

Según The Dialogue, un think tank con sede en Washington D.C., 2015 ha sido el año en el que más Inversión Extranjera Directa china de Estado a Estado ha llegado a América Latina y el Caribe. Un total de 29.000 millones de dólares fueron reportados como inversión china en la región, principalmente en desarrollos de infraestructura. Los principales destinos fueron Bolivia, Brasil, Costa Rica, Ecuador y Venezuela. De esta forma, y dado que el financiamiento se da para megaobras de infraestructura, se puede afirmar que esta inversión seguirá en aumento en los próximos años, a pesar de la desaceleración de la economía china, pues en últimas estas obras posiblemente ayudarían en un futuro a reactivar su economía.

Un aspecto al que es necesario prestar atención es al medio ambiental. Esto porque varios de los proyectos (especialmente el canal en Nicaragua y el ferrocarril bioceánico Brasil-Perú) pueden incurrir en serios costos ambientales, que terminarán no solo por afectar los diversos ecosistemas que serán intervenidos, sino que además representarán altos costos financieros e incluso podrían poner en riesgo la viabilidad, estructuración y desarrollo del proyecto. +++

CEGLI

Es un Centro de Estudios que se enfoca en los procesos de globalización y de integración económica a nivel mundial.