Camino a la Casa Blanca (I)

Por: CEGLI –Centro de Estudios sobre Globalización e Integración-

Nota: Esta serie titulada “Camino a la Casa Blanca” estará compuesta por varios artículos en los que se analizarán distintas coyunturas de cara a las elecciones presidenciales de noviembre en Estados Unidos. En este primer artículo se abordará la percepción general de la población de diversas regiones del mundo frente a cada uno de los candidatos a la presidencia de los Estados Unidos: Hillary Clinton y Donald Trump.

---

Alrededor del mundo la gente no logra entender el complejo sistema electoral de Estados Unidos, incluso la ciudadanía estadounidense tampoco logra comprender su propia democracia, y aun así el 8 de noviembre de este año tendrán que elegir al nuevo comandante en jefe de las Fuerzas Armadas Estadounidenses. Este no es un tema menor, dado que el nuevo presidente recibirá una serie de retos de política nacional e internacional que requieren experiencia y liderazgo, que en últimas tendrán que ser las cualidades que deben tener en cuenta los estadounidenses a la hora de votar.

Concluidas las convenciones republicanas y demócratas, tras un complejo proceso de primarias, los candidatos han comenzado su campaña. Aunque obviamente los ciudadanos estadounidenses son los únicos habilitados para votar, millones de personas alrededor del mundo siguen con interés las elecciones pues el vencedor determinará la política de la potencia norteamericana hacia sus regiones y países, lugares en los que con seguridad los Estados Unidos tienen intereses y/o conflictos.

Es por esto que desde el CEGLI nos preguntamos lo siguiente:

¿Qué percepción tienen los votantes chinos sobre cada uno de los candidatos?

La opinión pública china se encuentra dividida. Por un lado el candidato Donald Trump ha sido calificado como un “ tipo irracional” por el Ministro de Finanzas chino, Lou Jiwei, quien además agregó que la posición en el sistema internacional de Estados Unidos se vería mermada en caso que éste se convirtiera en presidente, especialmente por la actitud agresiva que en materia comercial ha demostrado tener hacia China. Además, a pesar que ningún otro alto oficial del Partido Comunista Chino ha decidido opinar al respecto, varios medios de comunicación de Pekín[1], que muchas veces actúan como portavoz del gobierno, han descrito a Trump como un ser “excéntrico” y “caprichoso”, llegando a afirmar que su candidatura demuestra que el modelo democrático estadounidense no es perfecto.

A pesar de esto, y tras recibir la nominación del Partido Republicano, los medios chinos han cambiado su discurso, argumentando que prefieren que Estados Unidos tenga un presidente que solo se preocupe por los temas comerciales con China, en vez de uno que promueva la democracia y fortalezca su presencia en la región asiática. Por otro lado, muchas personas en las redes sociales chinas muestran su favoritismo hacia Trump, resaltando sus grandes cualidades para los negocios y el éxito empresarial que ha acumulado a lo largo de su carrera.

Por su parte, Hillary Clinton no es muy bien recibida por círculos oficiales y medios de comunicación chinos. Usualmente es criticada por su gestión como Secretaria de Estado, al supuestamente sabotear las relaciones de China con sus países vecinos. Igualmente es interpretada como la persona que inició las actuales disputas por el Mar del Sur de China, desde que declaró ese asunto como de interés regional para Estados Unidos durante el Foro Regional de la ASEAN[2] en Hanói, Vietnam, en 2010.

Sin embargo, en las redes sociales las opiniones se encuentran divididas. En un país en el que a las mujeres no se les permite llegar a altas posiciones estatales dentro del Partido Comunista Chino, Clinton es percibida como una amenaza para el florecimiento de reivindicaciones que reclaman la apertura del sistema político a las mujeres. Es por esto que existe toda una serie de propaganda negra en la cual se muestra que aunque Hillary pueda llegar a ser presidente, su vida personal y amorosa se encuentra totalmente acabada a causa de su carrera en el sector público, algo que dentro de la cultura china es una desgracia.

Lógicamente, en movimientos feministas chinos la posibilidad de que pudiera llegar a ser la primera presidente mujer de Estados Unidos es ampliamente celebrada.

¿Cuáles es la percepción que tienen los ciudadanos de Medio Oriente sobre Hillary Clinton y Donald Trump?

En Medio Oriente las posiciones se encuentran divididas por países, sin que exista ninguna encuesta relevante que ayude a dilucidar cada uno de los escenarios. Por ejemplo, aunque Trump se ha declarado neutral frente al conflicto palestino/israelí, hay sectores estadounidenses de origen israelí que están preocupados por el hecho que llegue a la presidencia. Sin embargo, Trump ha demostrado públicamente su apoyo hacia ciertas posiciones del discurso del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, y esto le ha hecho ganar popularidad en Israel en los últimos meses.

En la opinión pública iraní las opiniones están igualmente divididas: mientras que unos sectores interpretan a Trump como un “riesgo global”, otros más radicales como los liderados por Hossein Shariatmadari[3], afirman que uno de los mayores aciertos durante su presidencia seria enterrar el pacto nuclear que se alcanzó el año pasado entre las potencias occidentales e Irán.

Por otro lado, aunque Hillary Clinton tiene posiciones mucho más marcadas que Trump sobre esta región, la opinión pública no se ha expresado en torno a apoyar o rechazar su posible gestión en Oriente Medio como presidente de los Estados Unidos.

¿Cuál es la percepción de la opinión pública latinoamericana sobre cada uno de los candidatos?

En una reciente encuesta elaborada por IPSOS Perú, en la que se les preguntó a varios líderes de opinión “Si usted fuese ciudadano estadounidense, ¿votaría por Donald Trump o Hillary Clinton?”, el 88% votaría por Hillary Clinton, mientras que el 4% elegiría a Donald Trump en promedio regional. Aunque es una cifra contundente, es de resaltar los resultados en países como Perú, con un 81% votando a Clinton y un 12% votando a Trump, y Chile, donde un 78% votaría a Hillary y un 11% votaría a Trump.

Aunque se trata de una muestra muy pequeña[4], resulta significativo analizar que, aunque la retórica de Donald Trump durante las elecciones hacia Latinoamérica ha sido escasa y enfocada hacia la construcción de un muro en la frontera entre Estados Unidos y México, o hacia la crítica de acuerdos comerciales como el NAFTA[5] y el TPP[6], haya personas que consideren que su presidencia sería mejor para Latinoamérica que la de Clinton.

Por su parte una victoria de Hillary Clinton no representaría muchos cambios para Latinoamérica, pues Washington seguiría visualizando la región como el “patio trasero” de Estados Unidos, y sus principales preocupaciones se concentrarían en la creciente influencia de Rusia o China en el continente. Es de señalar que ninguno de los dos candidatos se ha referido a Venezuela o a Brasil como las principales crisis en la región. Así, una presidencia de Clinton se caracterizaría por una continuidad de las políticas de Obama en temas de lucha contra el tráfico de drogas, migración y la cuestión del embargo a Cuba; mientras que una presidencia de Trump estaría posiblemente caracterizada por el abandono de la región.

¿Cuáles son las percepciones en Europa y Rusia de cada uno de los candidatos?

En la más reciente encuesta elaborada por Pew Research Center, el 85% de los europeos tienen una imagen desfavorable de Donald Trump frente a un 9% de favorabilidad. De Hillary Clinton tienen una imagen más dividida pero favorable con un 59% frente y una des favorabilidad del 27%. Esto se ve reforzado por la encuesta sobre emociones hacia los candidatos de YouGov, en la que el 46% de los encuestados indicaron que de ganar Donald Trump se sentirían miedosos y el 40% se sentirían decepcionados. Por su parte, el 80% de los encuestados respondieron que de ganar Hillary Clinton se sentirían tranquilos y optimistas.

La opinión pública de países europeos occidentales como Francia, Alemania o Inglaterra están, más allá de demostrar su apoyo a Clinton, expresando su desaprobación hacia Donald Trump, a quien califican como un hombre peligroso e incendiario, al tiempo que resaltan que la democracia estadounidense ha traspasado ciertas líneas rojas al elegirlo como candidato republicano.

Donald Trump incluso ha anunciado que de ser presidente replantearía la posición de Estados Unidos en la OTAN y reconocería la anexión de Crimea por parte de Rusia como legítima. Todos estos factores lo han logrado acercar a la ciudadanía rusa que además, al igual que la china, ven con buenos ojos que un empresario aparentemente exitoso sea el próximo presidente de los Estados Unidos.

---

Hecho este repaso es interesante anotar una situación: mientras que a los ciudadanos de las regiones histórica y culturalmente más cercanas a los EE.UU, como Europa y Latinoamérica, con los que comparte valores y principios, les gustaría ver a Hillary Clinton en la presidencia, ciudadanos de países como Rusia y China se sienten más cómodos con Donald Trump como presidente. Quizás, rusos y chinos encuentren en el empresario a un interlocutor dispuesto a romper con principios occidentales que son incuestionables en Europa y Norteamérica, pero que con frecuencia condicionan las relaciones de EE.UU. con esos países.

Referencias

Dahlgreen, W. (2016). Europe would elect Hillary Clinton by a landslide. Retrieved Agosto 3, 2016, from https://today.yougov.com/news/2016/03/31/europe-would-elect-hillary-clinton-landslide/

Dollar, D., & Wang, W. (2016, Julio 29). What Chinese people think about Hillary Clinton? Brookings Institution. Retrieved Agosto 2, 2016, from https://www.brookings.edu/2016/07/29/what-chinese-people-think-about-hillary-clinton/

Dollar, D., & Wang, W. (2016, Julio 22). What do Chinese people have to say about Donald Trump? Brookings Institution. Retrieved Agosto 2, 2016, from https://www.brookings.edu/2016/07/22/what-do-chinese-people-have-to-say-about-donald-trump/

DW. (2016, Agosto 3). ¿Qué puede esperar América Latina de Clinton o Trump? Deutsche Welle. Retrieved Agosto 3, 2016, from http://www.dw.com/es/qu%C3%A9-puede-esperar-am%C3%A9rica-latina-de-clinton-o-trump/a-19445011

Faghihi, R. (2016, Abril 5). Trump's unlikely Iranian fans. Al-Monitor. Retrieved Agosto 3, 2016, from http://www.al-monitor.com/pulse/originals/2016/04/trump-shariatmadari-iranian-republican-hardliners.html

Hudak, J. (2016, Febrero 22). What the 2016 U.S. presidential election means for the Middle East. Brookings Institution. Retrieved Agosto 3, 2016, from https://www.brookings.edu/research/what-the-2016-u-s-presidential-election-means-for-the-middle-east/

IPSOS Perú. (2016). Elecciones en Estados Unidos ¿Qué piensan los líderes de opinión de Latinoamérica? Retrieved Agosto 3, 2016, from http://www.ipsos.pe/sites/default/files/6300116INF_V2_04Jul16.pdf

Wike, R., Poushter, J., & Zainulbhai, H. (2016). As Obama Years Draw to Close, President and U.S. Seen Favorably in Europe and Asia. Retrieved Agosto 3, 2016, from http://www.pewglobal.org/2016/06/29/as-obama-years-draw-to-close-president-and-u-s-seen-favorably-in-europe-and-asia/

Zeveloff, N. (2016, Marzo 6). Donald Trump's Quick-To-Offend Style Wins Israeli Admirers — Despite Questions. Forward. Retrieved Agosto 3, 2016, from http://forward.com/news/334979/donald-trumps-quick-to-offend-style-wins-admirers-in-israel-despite-policy/


[1] El Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española recomienda escribirlo de esa manera, en vez de referirse a la capital de la República Popular de China como Beijing.

[2] Asociación de Naciones del Sudeste Asiático.

[3] Editor en jefe del periódico Kayhan.

[4] Solo se entrevistaron a 393 líderes de opinión.

[5] Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

[6] Trans-Pacific Partnership, en el cual está incluido México, Perú y Chile