Feliz Navidad les desea el CESA

El CESA –Colegio de Estudios Superiores de Administración- acoge con alegría la Navidad, y le desea a su comunidad: docentes, estudiantes, directivas, personal auxiliar y administrativo, y a sus familias, que en cada rincón de los hogares de quienes la conforman nazca el mismo amor, la paz y la armonía espiritual que simboliza la llegada del ‘Niño Jesús’.

Que sus celebraciones familiares y con sus amistades esté acompañada del mismo brillo y esplendor de las estrellas de Belén. Colmada de esas realidades y sentimientos presentes, simbolizados ricamente en cada uno de los elementos y personajes que adornan la celebración.

Hagamos de nuestro corazón un pesebre -escenario que recrea las tradiciones de la Biblia-, donde la presencia de ese pequeño niño es en realidad el nacimiento de la filosofía del amor y del perdón: sentimientos que son fuente de vida y que dan cabida a la paz y a las buenas relaciones entre los seres humanos.

Que el “niño Dios” renacido en nosotros nos lleve a buscar la transformación íntima y personal, la renovación interior en la fe, en la esperanza y en la solidaridad, como semillas de los grandes y positivos cambios sociales.

Que esta época nacimiento o natividad sea la oportunidad para que cada miembro de la comunidad CESA vivencie y realice en sí mismo y en su familia, las virtudes que nos engrandecen y humanizan: protección, afecto y reconocimiento, en particular frente a los niños, las niñas, los adultos mayores, los enfermos y las personas más vulnerables de la sociedad.

Que la reunión y el compartir familiar en torno al pesebre, como morada de nacimiento de Jesús, sea también la exaltación de las virtudes de José y María. En él, la personificación de la paciencia, la entrega y la sabiduría humilde pero eficaz en la protección de la vida. En ella, la aceptación total e irrestricta de la voluntad de Dios.

Y en la persona de Jesús, la alegría genuina y profunda generadora de las grandes cualidades de los seres humanos. Cualidades que, como a un recién nacido, deben protegerse y rodease de las mejores condiciones para la gestación y alumbramiento de las transformaciones que requiere la humanidad.

Feliz Navidad.