De promesas y realidades: la Alianza del Pacífico

Por: CEGLI –Centro de Estudios sobre Globalización e Integración-

Durante la XI Cumbre de la Alianza del Pacífico[1] realizada entre el 28 de junio y el 1 de julio de 2016, el canciller chileno Heraldo Muñoz destacó el esfuerzo integrador de la asociación, describiéndola como un proyecto pragmático, flexible y realista. Igualmente, durante la Cumbre Presidencial que tuvo lugar el 1 de julio en la localidad de Puerto Varas, Chile, la presidente chilena Michelle Bachelet resaltó el hecho que en tiempos en los que los movimientos desintegradores abundan en Europa, la Alianza del Pacífico sobresale como un ejemplo de integración con grandes oportunidades en los próximos años.

Teniendo en cuenta estas declaraciones, vale la pena echar un vistazo a los principales logros de la Alianza durante los más de cinco años que ha estado funcionando. Uno de los principales avances ha sido la eliminación total de visas de turismo y de negocios para los ciudadanos entre los países de la Alianza. Igualmente, existe un protocolo comercial que permite la circulación sin aranceles del 92% de los productos y servicios, así como la flexibilización de las reglas de origen.

Otras gestiones que vale la pena destacar es el establecimiento de intercambios educativos a nivel de pregrado y posgrado, y los avances en temas de coordinación de políticas fiscales para facilitar la transparencia, ayudando a combatir el crimen transnacional. Sin embargo para Sebastián Nieto Parra, economista de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), aunque el Mercado Integrado Latinoamericano (MILA)[2] es una iniciativa que puede llegar a ser exitosa, este todavía debe homologar ciertas reglas tributarias y procesos si pretende atraer inversión extranjera. Adicional a esto, se deben reducir los costos logísticos, para lo que el desarrollo de una infraestructura multimodal[3] entre los cuatro países es vital.

Teniendo en cuenta esto, desde el CEGLI nos preguntamos lo siguiente:

¿Cuál es la oportunidad y la viabilidad de los objetivos que se plantea la Alianza del Pacífico?

Los objetivos de la Alianza del Pacífico son:

1. Construir, de manera participativa y consensuada, un área de integración profunda para avanzar progresivamente hacia la libre circulación de bienes, servicios, capitales, y personas.

2. Impulsar un mayor crecimiento, desarrollo económico y competitividad de las economías de sus integrantes, con miras a lograr mayor bienestar, superar la desigualdad socioeconómica e impulsar la inclusión social de sus habitantes.

3. Convertirse en una plataforma de articulación política, integración económica y comercial, y proyección al mundo, con énfasis en la región Asia-Pacífico.

Estos objetivos están diseñados con distintos horizontes temporales: de corto, mediano y largo plazo. El primero ha sido alcanzado en gran medida durante los últimos cinco años, logrando la eliminación de las visas y el establecimiento del MILA. Si bien es cierto que hace falta fortalecer muchos aspectos, especialmente en temas financieros y de infraestructura, la consecución de este se puede lograr en poco tiempo con la voluntad política de cada uno de los Estados miembro de consolidar a la Alianza como eje integrador entre ellos.

El segundo objetivo responde a un horizonte temporal de mediano plazo, ya que establece metas más ambiciosas que requieren un mayor nivel de coordinación entre los Estados en temas de comercio y mercado. Se trata de asuntos más sensibles como la redistribución de la riqueza y la eliminación de la desigualdad, que en países como México y Colombia son problemáticas cruciales si se quiere alcanzar un mayor grado de desarrollo económico y paz social.

El último objetivo es quizá el que más se tardará en alcanzar, convirtiéndose en todo un reto para los Estados desarrollar políticas encaminadas a obtener una verdadera integración política. En primer lugar surge la duda de si ese objetivo político busca satisfacer las demandas reales de los ciudadanos de los países miembros, o si se trata más bien de una bandera de las élites del establecimiento que buscan réditos cortoplacistas con la promoción de objetivos grandilocuentes. En segundo lugar, no se puede desconocer que en la región latinoamericana ya existen varios proyectos que aspiran a fomentar la integración política entre los países miembros, como la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y la Organización de Estados Americanos (OEA), y cuyos resultados son, en la mejor de las apreciaciones, muy modestos. Habría que preguntarse cuáles son prácticas distintas que los gobernantes de la Alianza del Pacífico implementarán para lograr el objetivo integrador que falla en esos otros proyectos latinoamericanos.

Vale la pena revisar el Índice de Competitividad Global 2015-2016 del Foro Económico Mundial, que sitúa a Chile en el puesto 35, a México en el 57, a Colombia en el 61 y a Perú en el 69 entre 140 economías evaluadas teniendo en cuenta múltiples variables[4]. A excepción de Chile, los demás países obtienen puntajes muy bajos en temas como las instituciones estatales, la infraestructura, la disposición tecnológica, la sofisticación en los negocios, la educación primaria y superior y los procesos de innovación.

¿Cuáles son los obstáculos para el éxito de la Alianza del Pacífico?

Hace menos de ocho meses, cuando Cristina Fernández era aún la presidenta de Argentina y criticaba a la Alianza tachándola como un bloque neoliberal liderado por Estados Unidos, nadie pensaba que en julio de 2016 Mauricio Macri asistiría como invitado a la Cumbre Empresarial de la Alianza del Pacífico. En este encuentro, el ahora presidente Argentino demostró su interés de promover una integración entre Mercosur y la Alianza, situación que podría plantear una vez Brasil, su socio comercial más importante, haya superado sus graves problemas internos.

La hipotética adhesión de Argentina y Brasil a la Alianza dejaría en entredicho todo el proyecto, en tanto en cuanto en principio su éxito podría estar ligado directamente a la coyuntura de gobiernos que favorezcan el libre comercio, y sujetando el desarrollo de la Alianza a eventualidades electorales. Esto, sumado a un ambiente económico incierto propiciado por el precio fluctuante del dólar, la caída en los precios del petróleo y la alta dependencia de los países latinoamericanos al precio de las commodities, con economías generadoras de productos y servicios con poco valor agregado, podría llegar a generar un contexto adverso para el éxito del proyecto integrador de la Alianza del Pacífico. El gran reto reside en construir cadenas de valor entre los países de la Alianza, que busquen generar productos y servicios con alto valor agregado y que logren competir en los mercados internacionales.

¿Cuáles son las posibilidades de ampliación de la Alianza?

La Alianza del Pacífico ha funcionado relativamente bien porque la forman pocos Estados miembro cuyos gobiernos en los últimos años han sido pro libre comercio. Con una población de poco más de doscientos veinte millones de habitantes y un PIB de aproximadamente US$1.869 miles de millones, el bloque es homogéneo y con una clara proyección hacia el Asia-Pacífico. Costa Rica[5] es el candidato que se encuentra más próximo a ingresar, y aunque su incorporación tendría un importante significado político para la Alianza, el peso real para el desarrollo de la misma sería muy menor dadas las pequeñas magnitudes del país centroamericano.

En teoría, geográficamente la Alianza solo podría expandirse con los países de la ribera del Pacífico, y en este sentido una ampliación distinta queda de momento descartada. El ingreso de Argentina, Brasil, u otros países atlánticos o caribeños obligaría a replantearse los objetivos y la estructura de la Alianza, sin contar con el solapamiento que supondría con otras iniciativas integradoras ya mencionadas. +++

Referencias

Alianza del Pacífico. (2016). Objetivos. Recuperado el 11 de Julio de 2016, de ¿Qué es la Alianza?: https://alianzapacifico.net/que-es-la-alianza/#la-alianza-del-pacifico-y-sus-objetivos

Cué, C. (30 de Junio de 2016). La Alianza del Pacífico consagra el giro político de Latinoamérica. El País. Recuperado el 11 de Julio de 2016, de http://internacional.elpais.com/internacional/2016/06/30/argentina/1467288855_362598.html

DW. (29 de Junio de 2016). Alianza del Pacífico, logros y desafíos. DW. Recuperado el 11 de Julio de 2016, de http://www.dw.com/es/alianza-del-pac%C3%ADfico-logros-y-desaf%C3%ADos/a-19365519

Ministerio de Comercio, Industria y Turismo. (2015). 100 preguntas de la Alianza del Pacífico. Recuperado el 11 de Julio de 2016, de http://www.mincit.gov.co/tlc/publicaciones.php?id=7180

Núñez, R. (30 de Junio de 2016). La Alianza del Pacífico camina hacia su propio salto cualitativo. Infolatam. Recuperado el 12 de Julio de 2016, de http://www.infolatam.com/2016/06/30/la-alianza-del-pacifico-camina-hacia-su-propio-salto-cualitativo/

World Economic Forum. (2016). The Global Competitiveness Report 2015-2016. Recuperado el 11 de Julio de 2016, de Reports: http://reports.weforum.org/global-competitiveness-report-2015-2016/


[1] Establecida el 28 de abril de 2011 en Lima, Perú, por los presidentes de México, Colombia, Perú y Chile.

[2] Integración bursátil de las bolsas de valores de los mercados de México, Colombia, Perú y Chile, consolidado entre 2011 y 2014.

[3] Integración de carreteras, puertos, canales y vías férreas.

[4] Las variables son: instituciones estatales, infraestructura, ambiente macroeconómico, salud y educación primaria, educación superior y entrenamiento, eficiencia del mercado de bienes, eficiencia del mercado laboral, desarrollo del mercado financiero, preparación tecnológica, tamaño del mercado, sofisticación en los negocios y los procesos de innovación.

[5] Con una población de cinco millones de habitantes y un PIB de US$57.000 miles de millones.