De Bogotá a La Habana

Por: Centro de Estudios sobre Globalización e Integración - CEGLI

El hecho qué Bogotá haya decidido que la sede de los actuales diálogos de paz con la guerrilla de las FARC fuera la ciudad de La Habana representa un hito fundamental en las relaciones cubano-colombianas. Más allá de lo que muchos dicen acerca de una victoria de la revolución al acoger estos diálogos de paz, lo que simboliza este hecho es que las relaciones diplomáticas entre estos dos Estados han alcanzado un estado serio de confianza.

De esta forma, una revisión de la historia de las relaciones diplomáticas entre Colombia y Cuba resulta interesante, teniendo en cuenta el momento histórico actual que están atravesando estos dos países.

Es por esto que desde el CEGLI nos preguntamos las siguientes cuestiones:

¿Cuáles son los momentos históricos cruciales en las relaciones diplomáticas entre Colombia y Cuba durante el siglo XIX?

Para hablar de los momentos históricos cruciales en esta relación es necesario remitirse a las guerras de independencia cubana. De 1868 a 1878 se libró la Guerra de los Diez Años, un primer intento cubano de erradicar el dominio español de la isla. Esta no cumplió con su objetivo, que era la independencia cubana, pero se generó el primer antecedente de relaciones entre Colombia y los rebeldes cubanos.
En 1870 el presidente Eustorgio Salgar promulgó una ley que le reconocía al ejército cubano el derecho de beligerancia, lo cual fue un espaldarazo al intento independentista cubano y generando malestar en España. Paralelo a esto, en Colombia se fundaron distintos clubes que apoyaban la causa emancipadora cubana y donde se divulgaba principalmente el proceso de la guerra.

Ya en la segunda guerra de independencia cubana de 1895 a 1898 la posición oficial colombiana fue de neutralidad, puesto que España expresó su inconformidad por las declaraciones de apoyo a la causa cubana de anteriores gobiernos colombianos. Esto provocó que tras el triunfo de facciones regeneradoras sobre facciones demócratas en el escenario colombiano, se estrecharán los lazos de amistad entre Colombia y España.

¿Qué hechos históricos son importantes de resaltar durante el siglo XX de las relaciones cubano colombianas?

La segunda mitad del siglo XX, especialmente tras la victoria de la revolución cubana en 1959, es el escenario de los cuatro momentos históricos más importantes de las relaciones entre estos dos países. La llegada del ejército revolucionario a La Habana fue simbólico para varios movimientos de izquierda en el país. Esto generó además un malestar en la dirigencia nacional colombiana (el Frente Nacional) culpando a este movimiento revolucionario exterior de la afectación del orden público en el país.

En este contexto, en 1961 el presidente liberal Alberto Lleras Camargo rompió las relaciones diplomáticas entre ambos países dado el disgusto que generó la noticia de la introducción de armas al país desde Cuba y sobre todo un discurso de Fidel Castro, quien señalaba que el gobierno colombiano era manejado por intereses estadounidenses para debilitar la revolución cubana.

Tras más de diez años de ruptura, en marzo de 1975 el presidente Alfonso López Michelsen restableció los lazos diplomáticos, bajo la consigna de una mayor apertura hacia el gobierno cubano. Una segunda ruptura se dio bajo el gobierno liberal de Julio César Turbay Ayala, que en 1981 acusó al gobierno cubano de entrenar a guerrilleros del M-19, en pleno auge de sus acciones al margen de la ley.

Finalmente en 1991, durante el gobierno liberal de César Gaviria Trujillo, se restablecieron de nuevo los lazos consulares y fue hasta 1993 cuando se daría el restablecimiento pleno de relaciones diplomáticas, sentando la base que no podía existir ningún vínculo entre el gobierno cubano y la guerrilla colombiana.

¿Hacia dónde se dirigen las relaciones cubanas con Colombia y el resto de sus vecinos?

Aunque esta pregunta resulta muy difícil de responder, el principal escenario que se plantea es positivo. El papel que ha jugado el gobierno cubano desde 2012 como facilitador de las conversaciones de paz ha sido decisivo para las relaciones cubano - colombianas. Los lazos de amistad entre estos dos Estados se pueden ver fortalecidos y mayores niveles de intercambio económico, social y cultural pueden generarse tras la firma de los acuerdos de paz. Esto puede significar nuevas oportunidades de desarrollo de negocios para el sector productivo colombiano pues la economía cubana, en la cual está todo por construir, es el lugar ideal para nuevos emprendimientos y para la llegada de distintas empresas colombianas con objetivos de internacionalización.

Adicional a esto, el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Cuba, con varios asuntos aún por resolver, puede representar el aumento de apoyos políticos no solo para el desarrollo de la sociedad cubana, sino para el fortalecimiento de las relaciones hemisféricas. Superadas ya las dicotomías generadas durante la Guerra Fría entre el comunismo y el capitalismo que afectaron las relaciones cubanas con el continente, y particularmente con Colombia, una ventana de oportunidad se está abriendo para establecer nuevos vínculos entre el gobierno de la isla y sus vecinos. Sin que esto signifique el fortalecimiento de distintos mecanismos existentes de diálogo e integración en América, sí puede constituir el inicio de una nueva era en las relaciones hemisféricas. +++

CEGLI

Es un Centro de Estudios que se enfoca en los procesos de globalización y de integración económica a nivel mundial.