‘Acqua’, una creación para reciclar agua con ahorros de consumo hasta del 38%

Un elemento constituido por cuatro paneles para poner en el piso de la ducha o en la base a donde finalmente pueda caer el agua de alguna fuente, denominado ‘Acqua’, resultó ser uno de los destacados en la prueba de producto, la materia insignia de la especialización en Mercadeo Estratégico del CESA –Colegio de Estudios Superiores de Administración-.

No es un purificador. Acqua es realidad un dispositivo que permite captar agua residual para que sencillamente esta sea reutilizada.

En esencia, los cuatro paneles lo que tienen son un surtido de orificios a través de los cuales, por ejemplo, el agua que cae desde la ducha al final va a parar a los compartimentos y no a la rejilla, permitiendo su reutilización.

Para sus autores, detrás de Acqua lo que se configura es una apuesta para irrumpir en el mercado con bienes o servicios sostenibles, en este caso lo que significa el ahorro de agua.

Si bien el 70 por ciento del agua dentro de las actividades humanas se destina a actividades agrícolas, en la dimensión doméstica no es menor el consumo.

Según los líderes del aprovechamiento de esta innovación, creada por un colombiano en Hungría, y que denominaron ‘Acqua, los estudiantes Vanessa Clavijo, Nicolás Piedrahita, Mateo Delgado y Paola Carvajal, en las diversas actividades en el hogar, desde la ducha hasta el consumo oral, pasando por las descargas del sanitario, en promedio una persona puede llegar a utilizar hasta 200 litros al día.

Con la captación del líquido a través de los paneles de Acqua, “el ahorro podría ser hasta del 38 por ciento”, afirma Nicolás Piedrahita.

Acqua o los cuatro paneles, que forman una gran cuadrícula, se ponen en la base de la ducha. Cada uno de los paneles tiene una manija, así como un tapón en los vértices, con el fin de que puedan ser manipulados de manera individual y el agua que se vaya a usar de nuevo se pueda verter con facilidad donde se desee. Cada una de las piezas logra acumular 10 litros; es decir, podrían acopiarse con la unidad totalmente ensamblada 40 litros en total para reutilizar.

Luis Alfonso Tejada, Director de Posgrados en Mercadeo del CESA, resaltó que Acqua evidentemente tiene un impacto social y ambiental, pero sobre todo emerge como “una solución que ayuda a concientizarnos sobre el esfuerzo que todos debemos hacer para un uso más razonable de los recursos naturales, con base en la reutilización de un recurso que probablemente tienda a ser desperdiciado”.

Parche femenino y lámpara de energía solar

Un parche como solución a los malestares que mensualmente padecen la mayoría de las mujeres, y una lámpara inflable que se carga con energía solar, resultaron ser los otros dos productos destacados durante la Prueba de Producto, en el que se presentaron seis propuestas en total. Se trata del 'Parche Femenino Zona Fem' y de 'Luzcia'.

El primero de ellos es un rótulo rectangular (el parche) el cual, una vez se le desprende el protector del adhesivo, entra en contacto con el oxígeno y por los componentes que tiene se calienta. Este se pone sobre la parte inferior del abdomen, justo sobre el panti de ellas, y ese calor neutraliza el típico e irritante cólico menstrual que afecta a las mujeres cada 30 días, y que sólo ellas saben el malestar al que quedan sometidas.

El parche tiene una duración de 12 horas. En otras palabras, las mujeres tendrían la posibilidad de usarlo durante todo el día para contrarrestar el malestar.

Luzcia es una versátil lámpara: inflable, impermeable y fácil de portar que, tras ser cargada con la luz del sol, durante siete horas, puede ofrecer iluminación durante 18 horas.

Lo hace a través de una decena de bombillas que tiene en su base, las cuales tienen tres modalidades de funcionamiento: baja intensidad, propicia para momentos decorativos; alta intensidad, para lectura o estudio en caso de baja o nula iluminación; e intermitente, para emergencias, muy práctica para cargar en el carro como herramienta de ‘stop’ en caso de una varada.

Para sus representantes, uno de los valores agregados es la donación de una de estas lámparas por cada cinco que sean comercializadas, con destino a comunidades sin acceso a servicios públicos -específicamente sin acceso a energía eléctrica- como una forma de mercadeo con sentido.