El día ‘D’ o la hora del gobierno corporativo en las empresas familiares

Introducir en la empresa familiar los principios del gobierno corporativo, que en empresas abiertas o listadas en bolsa son una consumada realidad desde hace por lo menos 15 años, tiene la mejor de las oportunidades para ser implementados tras una estratégica alianza académica.

Se trata del International Family Business Program, escenario académico a través del cual, a instancias del Colegio de Estudios Superiores de Administración (CESA), la Universidad Sergio Arboleda y el Instituto Empresa (IE) de España, las empresas familiares tienen la posibilidad de capacitarse en crear una serie de activos intangibles, desde la gobernanza corporativa, para el mejor desempeño de sus compañías.

La cuestión es que por su concepción y naturaleza, el gobierno corporativo crea un sistema de pesos y contrapesos en las empresas que suscitan unas condiciones de equilibrio y balance en ellas, tendientes a facilitar y garantizar su buena administración.

La inyección del componente de gobierno corporativo no es un asunto menor, si se tiene en cuenta que la radiografía empresarial colombiana (pero que es similar a la región iberoamericana) muestra que entre ocho o nueve de cada diez empresas son familiares. Y diversas investigaciones han ratificado que cuanto más estén alejadas de dicho componente, más expuestas están al fracaso.

El poder de los accionistas mayoritarios, que por esa condición hace prevalecer decisiones poco consensuadas, la falta de preparación para la asociación con el fallecimiento del fundador de la empresa, divergencias por la persecución de los recursos de la empresa por intereses particulares tras una sucesión, entre otras, son algunas de las razones por las cuales se puede entrar en esa ruta de fracaso. Ello ocurre básicamente por la falta de regulaciones internas que les permiten a las empresas sortear dichas complejidades sin desaparecer.

En esencia, el gobierno corporativo crea las condiciones para que las empresas acojan unas buenas prácticas bajo ciertos lineamientos, que terminan redundando en la mitigación de las tensiones y conflictos que en ella ocurren.

Un eje Madrid – Bogotá – Miami hace parte de la ruta de esta formación, para enfrentar los desafíos actuales y por venir de las empresas familiares.

El programa inicia en Madrid del 23 al 27 de enero en el IE, seguirá en la capital colombiana del 22 al 24 de febrero en el CESA, y cierra en Miami del 22 al 24 de marzo de 2017 en Prime, la recientemente nueva sede de la escuela de negocios de la Sergio Arboleda. No obstante, docentes de las tres instituciones impartirán las temáticas en estas ciudades, lo cual demuestra la unificación y a la vez versatilidad del programa.

La transparencia en la información de la empresa familiar, la gestión de sus intangibles, sucesiones, dilemas éticos y hasta fraudes en ellas (por desatención de los controles, clásicos en las empresas más organizadas) hacen parte del surtido de temas que aborda el programa.

La creación de juntas directivas en empresas familiares, por pequeñas que sean, por ejemplo, se convierte en una fuente de asesoría. Suele ayudar a balancear los poderes, con el consecuente resultado de amainar los conflictos, y en el largo plazo abonar el terreno para acrecentar las oportunidades de acceder al mercado de capitales.