Comunidad CESA se solidariza con las víctimas de Mocoa

Consciente de la compleja situación que afrontan las víctimas en Mocoa (Putumayo), tras la avalancha que cobró la vida de 262 personas, la Comunidad CESA se solidariza y se suma a la campaña de donaciones de las instituciones oficiales para ayudar a los damnificados.

SI bien las autoridades, entre ellas el propio alcalde del municipio de Mocoa, han manifestado que es más importante obtener recursos en dinero, también resulta necesaria la recolección de elementos para abastecer en todo sentido los lugares que en el extremo sur del país se han adaptado como albergues para la atención de centenares de damnificados.

Es por ello que en el CESA se destinó Casa Bienestar (Diag. 34A # 5A-62) como centro de acopio de dichos elementos. Alimentos no perecederos, artículos de aseo y para adecuar sitios de descanso son, en términos generales, los que más se están necesitando. Y es que la tragedia deja más 1.000 personas damnificadas.

Entre los elementos figuran agua (embotellada o envasada), enlatados, panela, arroz, alimentos para bebés, jugos en caja, colchonetas, sábanas, cobijas, ropa, papel higiénico, bolsas para la basura, teteros, pañales (para niños y adultos), toallas higiénicas, comida para perros y gatos, linternas, pilas, toldillos, entre otros.

Las autoridades han solicitado que los elementos estén en cajas marcadas para la ágil identificación de los productos y así mismo una actuación rápida en los centros de acopio en la capital de Putumayo.

Asimismo, en los listados que manejan las autoridades figuran algunos otros elementos que se requieren para el soporte logístico de las actuaciones en la zona como plantas eléctricas, plantas de tratamiento de aguas residuales, plantas potabilizadoras de agua, carpas, filtros de agua y baterías portátiles de 1000 para carga de celulares.

Pocas horas después de ocurrido el hecho, la Presidencia de la República habilitó una cuenta de ahorros para realizar los depósitos con destino a las necesidades de los damnificados. Es la número 021666888 de Davivienda.

Como se sabe, la avalancha de Mocoa se produjo en la noche del viernes tras un feroz aguacero. En unas pocas horas (de 10:00 p.m. a 1:00 a.m.) cayó el agua que cae regularmente en la zona durante 10 días. Esa precipitación provocó el aumento severo del caudal de tres ríos, Mocoa, Mulato y Soncoyato, y quebradas aledañas; que como consecuencia de ello se desbordaron y provocaron una avalancha. Ésta arrasó casas, carros, establecimientos de comercio, puentes y todo cuanto se encontró a su paso en por lo menos 15 barrios de la capital departamental.