Vínculo canino: distensión para los alumnos del CESA

Como una forma de crear espacios de distensión para los estudiantes entre clases y ante sus compromisos académicos, el área de Bienestar del CESA creó vínculo canino.

Se trata de un encuentro con perros, tendiente a que los estudiantes se desprendan por momentos de preocupaciones en la medida que comparten con estos animales.

Mark Lee, entrenador canino, explica que este fin se logra gracias a la condición de estos caninos, que son traídos a la institución dos días a la semana: martes y jueves durante las mañanas.

Según el experto, los perros han recibido un entrenamiento tal que gozan de un equilibrio emocional, lo cual les permite compartir con los estudiantes sin que puedan generarse desórdenes de comportamiento que derive en algún tipo de riesgo para los alumnos.

“Está comprobado que en especial los perros ayudan a regular la ansiedad, así como a estabilizar la carga energética. Su presencia hace que los alumnos, el personal administrativo y los profesores se encuentren en un ambiente favorable”, explica Mark Lee. La idea, agrega el entrenador, es desenfocar a los alumnos de varias de sus preocupaciones, en particular en época de parciales. “Siento que nos ha ayudado como a romper esa rutina. Como a relajarnos y a calmar el estrés y a distraernos bastante. Además, disfrutamos de ellos”, expresa una de las estudiantes.

Por ahora son cuatro las razas de perros con las que se están visitando cada una de las casas que componen el CESA: dos Golden retriever, un Border collie y una cachorra Gran danés.

Estas razas, dice Lee, se adaptan con facilidad a la formación ofreciendo un comportamiento impecable con las personas. “No son las únicas, pero hacen parte de un grupo importante de razas con adaptabilidad”.