Generaciones de jóvenes de hoy, con redes, determinantes en cambios globales

Kate Robertson, co fundadora de One Young World, la más importante reunión mundial de jóvenes líderes que tratan problemas globales, estuvo de paso por el CESA y habló sobre la importancia que reviste el hecho de que esta cumbre se realice por primera vez en una ciudad de América Latina, en particular Bogotá.

Esta versión, que es la octava que se lleva a cabo, tiene un profundo alcance –conceptuó Kate Robertson en entrevista- por el hecho de realizarse en un país que está en plena transformación por haber puesto punto final a un conflicto armado de más de medio siglo con uno de sus diversos actores. “Ver un país salirse de 52 años de guerra… Esto no se ve alrededor del mundo, este es un ejemplo muy importante para el resto del mundo”, dijo la fundadora de One Young World, que este año tendrá uno de sus días dedicado exclusivamente a temas de paz y seguridad globales.

La paz y los otros 5 temas de la gran cumbre mundial de jóvenes en Bogotá

“Yo creo que tenemos a Colombia, con su muy particular historia, ubicado en un continente donde el cambio está en camino y donde es necesario llevar a los jóvenes a estos procesos”, afirmó Robertson, y agregó además que regiones como África y Latinoamérica son las latitudes que tienen la gente más jóven, por lo que ello resulta determinante para liderar las transformaciones que requiere el mundo.

Una de las grandes conquistas, dijo Robertson, es que cada vez más jóvenes del sector corporativo entienden el rol en el mundo de los negocios, pero también son conscientes de cómo esos negocios deben ser benéficos para el mundo.

Otro de los componentes destacado por Roberton, como de real incidencia para los cambios, es la articulación de las generaciones de hoy con Redes Sociales. No solo se trata de una generación “más informada, más educada, más conectada con la historia de la humanidad”. También, explicó, que no se habría podido manejar una comunidad de 8.500 líderes alrededor del mundo sin la revolución de redes sociales; y en todo caso, esto es solo el principio. “Creo que de la revolución digital solo estamos en el pie de la montaña, y todavía nos falta treparla”.

Finalmente, Kate Robertson, quien viene del mundo de las comunicaciones, la publicidad y el mercadeo, hizo alusión al papel que se debe cumplir con estas herramientas y envió un mensaje a los jóvenes como principales responsables del mañana, pero desde el aquí y el ahora.