Posicionamiento en buscadores de todos y para todos

Por: Ricardo Dicarlo, conferencista Formación Ejecutiva CESA.

Mucho se escucha en los ambientes de marketing online sobre optimización en los motores de búsqueda “SEO”, como una de las nuevas profesiones que se encuentran reservadas solo para especialistas con conocimientos en el área de tecnología como podrían ser programadores o informáticos. Tal afirmación o creencia dista mucho de la realidad, donde se conocen especialistas en SEO con diversas profesiones de base lo cual, al contrario de toda creencia, le otorga valor y sirve de enriquecimiento de la actividad.

Los procesos de formación tradicional, como es el caso de la universitaria, no son la respuesta a las nuevas profesiones del mercadeo tal como es el caso del especialista SEO. Se debe comprender que el encuentro con la disciplina se realiza como una actividad posterior a la formación de pregrado, considerándose por el individuo y el entorno como una especialización.

Comprender la actividad de SEO pasa por analizar por lo menos dos aspectos. Primero, su concepto más amplio en donde se puede definir como “un proceso por el cual se logra mejorar la visibilidad del sitio para determinadas palabras o búsquedas”. No existe por lo tanto una clasificación de actividades que promuevan a informáticos o especialistas en programación. Todo lo contrario. En esta web 2.0, en donde las Redes Sociales juegan un papel preponderante en la incorporación de estas en actividades de SEO, no pareciera ser algo descabellado, por lo que el flujo de tráfico desde las redes sociales a la página web se traduce en mayor cantidad de visitantes y un flujo en el ‘web site’ que hace que el buscador le otorgue relevancia con base en las visitas, y permite que el buscador interprete la página web como relevante para los usuarios otorgándole un mejor posicionamiento.

Un segundo aspecto que gobierna esta web 2.0 es la creación de contenidos como son los post en blogs o páginas web como parte de la generación de información que tanto impacto tiene y que algunos conocen como “Big Data”. Este contenido puede contener enlaces hacia una web específica y dependiendo del posicionamiento y credibilidad que el buscador observe podría generar valor para el posicionamiento.

Por vía de ejemplo, un medio de comunicación que convive en el mundo Off & On ha realizado un artículo el cual enlaza a través de un link a nuestra página de marca personal. Su área digital de noticias posee mucha interacción y reputación en la web. Sin querer, muy probablemente hemos mejorado en posicionamiento de nuestra página personal, con una acción completamente independiente de campos informáticos o programáticos.

Como se ha visto, hay muchas formas de hacer actividades de SEO sin necesidad de conocer programática avanzada. Los especialistas están llamados a tener especial cuidado con subestimar los resultados de este tipo de acciones. En muchos casos esta labor de PR en la web 2.0 o de actividad de generación de tráfico desde las RRSS puede generar más valor de la que se puede creer.

Todo lo anterior es lo que abarca el curso de SEO y analítica web del CESA, cuya formación se constituye en una matriz de posicionamiento de las marcas a partir de las redes sociales y, en general, de los entornos digitales.

Aplique al curso aquí.