El CESA, en la senda para renovar su certificación EFR

Esteban Villegas, estudiante de IV semestre y practicante de triatlón. El CESA patrocinó sus entrenamientos en una piscina a donde puede desplazarse con mayor facilidad que antes, cuando tenía inconvenientes por cuestiones de tiempo y tráfico.

Javier Murillo, docente y Director del Centro para la Lectura, Oralidad y Escritura del CESA, DIGA. Cuenta con la posibilidad de trabajar vía virtual desde su casa, fuera de Bogotá, un día de la semana.

Lina Velásquez, asistente administrativa. Recuerda el último 18 de noviembre porque desde muy temprano ‘llegó un ponqué’ a su puesto de trabajo y laboró hasta mediodía aquel viernes. Era su cumpleaños.

Se trata de tres miembros de la familia CESA que cumplen roles distintos en la institución, pero con múltiples oportunidades en común: obtienen los beneficios EFR, caracterización que se da a la ‘Empresa Familiarmente Responsable’.

El Colegio de Estudios Superiores de Administración cuenta con este logo o certificación desde el 2014, que da cuenta de que es una empresa que está alineada con las políticas de EFR, que para este caso buscan promover entre los estudiantes y los 163 colaboradores de la Institución un equilibrio entre su vida laboral, personal y familiar.

Esta es una certificación que entrega la fundación española Más Familia, pero que para el capítulo Colombia lo hace a través del Icontec o cualquier otro organismo de acreditación.

El CESA fue la primera institución de educación superior (IES) en el país en obtener esta certificación, y una de las dos únicas IES colombianas que cuentan con la misma.

Le puede interesar: ‘Felicidad, valores y ética para empresas más humanas’

“El bienestar incluye no solo que los miembros de la familia (CESA) se sientan cómodos en su trabajo, sino también que ese estado se extrapole a su núcleo familiar”, explica Magda Jackson Rubiano, directora de Gestión Humana de la institución. Y agrega que tal bienestar no es un asunto ‘del paisaje’.

En efecto, el hecho de que el personal administrativo pueda gozar de media jornada libre el día de su cumpleaños, de medio día al mes para compartir con su familia o para atender asuntos personales (citas médicas o trámites), que los estudiantes y colaboradores se beneficien de descuentos especiales en restaurantes, gimnasios, tiendas de ropa, centros de salud oral -entre otros- por convenios con establecimientos y otras empresas, se enmarca dentro de toda una apuesta del CESA por estar dentro de los parámetros EFR.

De la misma manera, están enmarcadas dentro de EFR actividades recreo deportivas y de esparcimiento para los estudiantes en los alrededores de Bogotá, así como patrocinios para alumnos en competiciones deportivas externas.

El CESA se prepara para la renovación de esta certificación, la cual estará a cargo de un equipo auditor externo que visitará la institución esta semana, entre el 7 y el 9 de febrero.