“Hay que rodearse de quienes son mejores que uno”, Diego Forero

Hace apenas seis meses el colombiano Diego Forero resultó designado como gerente, para Colombia y Venezuela, de una de las más reconocidas y tradicionales farmacéuticas del mundo: Pfizer.

Médico de la Universidad Javeriana, pero además con especializaciones en marketing, finanzas, gestión hospitalaria, y un MBA de la Universidad de la Sabana, Diego Forero estuvo como invitado a las conferencias de grandes líderes, del CESA.

Para quien dirige los destinos de Pfizer es esos dos países, la industria farmacéutica está en una época de transición, en la que los mayores desafíos tienen que ver con ser más eficientes en el gasto en salud y buscar nuevas alternativas en financiamiento para el sector, sin descuidar los recursos para investigación y desarrollo. Pfizer es una compañía que invierte anualmente entre 7 y 8 billones de dólares en investigación, y por lo menos 45 de las más de 200 moléculas que la compañía comercializa en el mundo han sido desarrolladas con el aporte de científicos colombianos.

Dada su profesión de médico, Diego Forero hizo una comparación entre lo que le ha dejado su actividad en el quirófano para el ejercicio de la administración. Preparación, ética y asumir riesgos medidos y juiciosamente evaluados hacen parte de los aspectos que le han llevado a asumir en una empresa como Pfizer. Y agrega que nunca hay que tener temor por rodearse con personas que son mejores que uno. De hecho, afirma que esa es una obligación de un directivo.

En su calidad de gerente, sostiene que dar la cara oportunamente, brindar información transparente y sin ambages, y revisar los estándares al momento de, hacen parte de las obligaciones en los momentos de crisis, en un sector tan sensible como de la industria de medicamentos.

La prudencia, la templanza, la fortaleza y la justicia son cuatro de las virtudes que Diego Forero aconseja tener siempre presentes para tomar las mejores decisiones en calidad de gerente.

Así concibe el liderazgo Diego Forero, un irremediable aficionado al fútbol, y quien en la puerta de su oficina tiene la famosa frase de Walt Disney: “If you can dream it, you can do it”.