Combatiendo la incertidumbre y volatilidad en el mercado de capitales

La pregunta más frecuente que se formula con respecto al funcionamiento del mercado de capitales está relacionada con la necesidad de ser más eficiente en las inversiones por medio de los diferentes activos disponibles (Acciones, Renta Fija y Derivados) y lograr que estas sean más rentables. Sin embargo, cada uno de estos elementos parece estar mediado por el factor riesgo derivado de la incertidumbre.

La incertidumbre es el reto principal al cual el ser humano se enfrenta día a día, no solo en el ámbito del mercado de valores sino en cualquier negocio: desde invertir en una empresa, comprar inmuebles o invertir en el sector agrícola; hasta programar la ruta que usualmente tomamos hacia nuestros lugares de trabajo. Es el pan de cada día, y dada su condición, se hace volátil, pues es susceptible a cambios y situaciones que resultan poco previsibles. No obstante, existen múltiples herramientas que permiten mitigar este futuro incierto con el fin de tomar las mejores y más acertadas decisiones en el presente, y esta receta, mezclada con un adecuado conocimiento y formación, genera resultados óptimos buscando un adecuado manejo del dinero.

Uno de los puntos de partida es admitir que donde hay incertidumbre (y volatilidad) también hay oportunidades. Es allí donde hay que estar atentos en la búsqueda de negocios que nos generen retornos atractivos. Antes de tomar la decisión de invertir en un negocio u otro, el primer paso es conocerlo y entenderlo. Si no se entiende el negocio donde se prevé invertir dinero hay que abstenerse de hacerlo. La historia ha demostrado que gran parte de las personas que han perdido dinero en un mercado de capitales es por desconocimiento. La buena noticia, sin embargo, es que el negocio del mercado de valores NO es un idioma difícil de entender. Basta una mezcla entre un poco de interés y preparación.

Usualmente, cuando se piensa en la “Bolsa”, lo primero que viene a la mente es la inversión en Acciones, e inmediatamente se generalizan todas las inversiones como activos financieros de alto riesgo, inclusive llegando a pensar que la “Bolsa” es un “casino” en donde la suerte es quien controla los resultados. Por fortuna, las Acciones o también conocidas como mercado de renta variable, si bien por su naturaleza es de mayor riesgo (probabilidades de ganancias y pérdidas altas), es apenas uno de los tres mercados administrados por la Bolsa de Valores de Colombia. Los otros dos mercados, el de Renta Fija y Derivados, ofrecen innumerables alternativas de inversión en diferentes tipos de activos, pero a la vez para diferentes perfiles de riesgo: desde un CDT negociado en un mercado secundario hasta un futuro de Dólar con apalancamiento. Es por esto que los escenarios académicos especializados en inversiones en el mercado de capitales se constituyan en un foco para ayudar a las personas a descubrir un mundo lleno de posibilidades que contribuyan al incremento de su patrimonio y dejar atrás las inversiones tradicionales. Y es que apostarle hoy a interiorizar una cultura financiera es un imperativo.

Le puede interesar también Estrategia CERO, innovación al servicio de la inclusión financiera.

En efecto, muy a pesar de la profesión u oficio de cada quien, en muchos momentos de la vida el ser humano está enfrentado a tomar decisiones sencillas como por ejemplo escoger el crédito más adecuado, saber el costo de una tarjeta de crédito o escoger entre varias alternativas de inversión. De allí que la academia cumple un papel fundamental que inicia con la formación de personas que no solo busquen utilidades, sino una sostenibilidad financiera en el tiempo, tomando decisiones de inversión basadas en principios tanto económico como éticos.

Hoy en día hay diferentes alternativas de “inversión” que ofrecen rentabilidades exageradamente altas sin hacer ningún esfuerzo mínimo y sin ningún respaldo, lo cual hace perder la atención y el rumbo de la realidad buscando el dinero fácil. Es allí donde hay que prestar especial atención y encender las alertas para no cometer errores financieros.

Actualmente, la tecnología y la interconexión de los mercados financieros cumplen un rol fundamental. Así las cosas, resulta conveniente comprender los impactos que tienen los mercados ante eventos o situaciones que suceden en la otra esquina del mundo. Ello no solo basta con el objetivo de estar bien informado (reduciendo los grados de incertidumbre), sino además en poder actuar de manera oportuna y con el mejor criterio posible. Invertir tiempo en formación para saber cómo, cuándo y dónde invertir jamás estará de más.

Por: Juan Felipe Cardona Llano

Director de Inversiones Equidad Seguros

Conferencista Formación Ejecutiva CESA

Si su interés es el de tomar las decisiones más racionales de inversión, maximizar su patrimonio y ser un profesional del análisis del mercado de capitales, no dude en ir aquí.