Image is not available
CESA
College of Higher Studies
of administration
Slider

¿Por qué el CESA?

La relación entre los docentes y estudiantes marca sin duda la diferencia en el CESA. Hay un acompañamiento permanente fuera y dentro del aula porque este es tan solo uno de los espacios donde se aprende. Docentes, líderes en diferentes campos, conectados con el mundo empresarial y la realidad nacional, potencian los aprendizajes y enseñanzas que nacen en el aula de clase para que sean aplicados en el mundo real con impacto país.
Los posgrados del CESA desarrollan metodologías, casos, trabajo de campo, proyectos de orden digital, sin ceñirse estricta y exclusivamente a los marcos teóricos.

El programa

Nuestra especialización tiene un alto componente práctico, centrado en la creación de un plan de mercadeo y del «go to market» para un producto o servicio específico. El programa responde a las necesidades de formación de las compañías y ha sido pensado para formar profesionales emprendedores que puedan tomar decisiones estratégicas. Nuestro pénsum es integral e incluye materias de varias disciplinas relacionadas con las ciencias económicas.

Ofrecemos herramientas académicas para que los profesionales puedan lograr sus objetivos y dominar el diseño de estrategias y planes de marketing para contribuir al crecimiento de sus organizaciones.

Inicio de Inscripciones 2021-II: 6 de Febrero al 3 de Junio de 2021

TemaDescripción
Código SNIES:3899
Título:Especialista en Mercadeo Estratégico
Registro calificado:Registro calificado, Resolución N.° 15633 de 18 de diciembre de 2019
Metodología:Presencial
Duración promedio:2 semestres
Número de créditos académicos:31
Horarios:viernes de 4:00 p.m. a 8:00 p.m. y sábados de 8:00 a.m. a 1:00 p.m.
Ten en cuenta:
Cuando tengamos la participación de profesores internacionales, se dictará clase de lunes a jueves de 5:30 p.m. a 9:30 p.m. y tanto viernes como sábados de 8:00 a.m. a 5:00 p.m.
Inversión:1er semestre: $16.000.000
2do semestre $16.000.000

Contacto:

‘Matrimonio’ CESA-ESIC renueva votos de excelencia académica

El ‘matrimonio’ de nueve años CESA – ESIC, este último uno de los principales referentes mundiales para la formación en marketing, renueva sus votos de excelencia académica.
Tanto ESIC Madrid como el Colegio de Estudios Superiores de Administración tuvieron recientemente cambios en las direcciones o coordinaciones en sus áreas especializadas en marketing, por lo que se llevó a cabo un encuentro entre los titulares de estos departamentos para fijar nuevos derroteros, y un grupo de 40 estudiantes de los 130 activos que hay en la actualidad en la maestría. En esencia, un espacio de exploración de las potencialidades del posgrado y de afinación de criterios ante los nuevos modelos de dirección.
Desde finales del año pasado son Marta Lucía Restrepo, directora de posgrados en marketing del CESA, y el profesor Julio Alard Josemaría, director del programa internacional en marketing del ESIC (España), quienes lideran estas dependencias y –ahora- esta sinergia, que en casi una década ha graduado con doble titulación a 160 profesionales.
Quien cursa la Maestría en Dirección en Marketing (MDM) del CESA logra igualmente ser alumno de una escuela que ha estado a la vanguardia en la formación en esta especialidad desde 1964, año en la que la academia empezaba a hablar de manera incipiente del mercadeo, especialmente en los EE.UU. Tras más de medio siglo de historia, ESIC ostenta un liderazgo en investigación en marketing, enriquecido en buena medida por su diversidad.
En efecto, ESIC se caracteriza por albergar una sobresaliente multiculturalidad con estudiantes de diversas latitudes. Chinos, ecuatorianos, marroquíes, entre otros, hacen parte del estudiantado formado en sus 14 campus. De hecho, en el capítulo América Latina, ESIC tiene sede en Brasil (dos) así como una mayoría de estudiantes de Perú y Colombia.
 

En la práctica, el alumno del CESA “está formando parte probablemente de la comunidad más grande de profesionales del marketing, la empresa y los negocios”. Destacó el profesor Alard. Y añadió que “a nivel de networking y desarrollo profesional se abre a un mercado más amplio” por la doble titulación. En Europa, el 65 por ciento de los egresados de ESIC está vinculado en compañías multinacionales.
Con representación de una cuarta parte de la MDM (el 25 por ciento de las asignaturas se cursan en su campus –que se está ampliando actualmente- o son impartidas por sus docentes en Colombia), ESIC está volcando buena parte de sus esfuerzos al estudio y análisis de la economía digital. De hecho, a través de (ICEMD), su centro especializado en la materia, punta de lanza para la mejora de negocios digitales o de negocios apalancados con lo digital.
Para Marta Restrepo es trascendental seguir aprovechando la experiencia de ESIC en el monitoreo en tendencias y megatendencias para llevar a la práctica a través de las distintas modalidades de marketing, así como su investigación en torno a la gestión comercial.
 

En ‘plata blanca’ con el banquero Álvaro Pimentel, empresario del año

En ‘plata blanca’ con el banquero Álvaro Pimentel, empresario del año
 
Por el buen aterrizaje del banco Itaú en suelo colombiano, su presidente para el país, el brasileño Álvaro Pimentel, fue catalogado como el empresario del año (2017).
 
Y es que este reconocimiento, que entrega el diario La República desde hace 15 años, exalta a quienes están detrás de las empresas que contribuyen sustancialmente al desarrollo y crecimiento económico del país.
 
El banco Itaú, que entró al país hace menos de un año y que hoy compite con el Banco de Brasil por ser el más grande del vecindario latinoamericano, tiene activos que superan los USD 463.000 millones, cifra que equivale al 85 por ciento de la totalidad del sistema financiero colombiano.
 
Con su entrada al país, Itaú llegó a ocupar el sexto renglón en el país (en cuanto a activos se refiere: USD 11.000 millones) y a brindar 3.688 puestos de trabajo en 175 sucursales que operan en 30 ciudades del país.
 
Hoy, el banco está terminando de consolidar la fusión de tres actores bajo la misma marca, pues bajó Itaú quedaron agrupadas –el pasado 20 de enero- la totalidad de las oficinas de Helm Bank y CorpBanca, y “para el segundo semestre vamos a traer una nueva oferta de valor al mercado con una nueva segmentación, y empezar a traer acá las novedades digitales para brindar a los clientes colombianos”, expresó Álvaro Pimentel a un grupo de reporteros al cierre del evento.
 
Casado, padre de dos hijos, hincha del Corinthians, economista de la Universidad Estatal de Campiñas y con una maestría en finanzas del Ibmecc de Brasil, Álvaro Pimentel conversó en breve con noticias CESA, entregando en exclusiva su faceta más humana:
¿A qué hora se levanta?
15 minutos para las seis de la mañana
¿Cuál es ese hábito que probablemente sea el que lo ha convertido en el empresario del año?
El respeto a las personas. La capacidad de llegar a un país sin haber traído a nadie de mi equipo original de Brasil a Colombia. Creo que uno debe tener la capacidad para reconocer las mejores habilidades de cada uno de los que está acá en Colombia y unir este equipo para un único objetivo.
¿Qué novela no puede dejar pasar por alto un economista?
No tengo una en particular, pero recomiendo uno muy bueno. Estoy terminando de leer un libro que cuenta una historia de una compañía aérea, que tiene un tema súper, súper bueno sobre el cliente, que se llama ‘El momento de la verdad’, de Jan Carlzon. Un libro para cualquier empresario.
Habló de ciclismo en su discurso. ¿Es el deporte que practica?
Lo estoy aprendiendo aquí en Colombia.
¿Con qué verbo o palabra se identifica?
Persistencia
¿Qué significa su esposa y sus dos hijos para usted?
Uno no hace las cosas solo. Si no tienes la estructura, la familia, el comprometimiento de todos para un asunto como salir de Brasil y venir a Colombia, tú no vas a tener éxito. Esto es un éxito con trabajo, compartido con la familia.
Y, ¿qué le puede decir a su familia de más de 3.600 empleados aquí?
Que ya nos probamos. Y que tenemos un equipo con la capacidad de seguir construyendo Itaú desde Colombia.
¿Qué tanto le preocupa el tema de las criptomonedas, el tema del Bitcoin para la cuestión bancaria?
Mira, hoy lo que me preocupa es la calidad del servicio que vamos a prestar a nuestros clientes acá en Colombia. Esto es una cosa que, si tú me preguntas, yo pienso todos los días.
¿Sé que tiene afán, pero no puedo dejarlo ir sin que me diga su pronóstico Corinthians –Millonarios la próxima semana (esta) en El Campin?
1 a 1. Es muy bueno un empate fuera de casa.
 

Incuba, punto de inflexión de los entornos productivamente saludables de Fasem

El tema de las enfermedades y accidentes laborales, una de las mayores preocupaciones del empresariado colombiano debido al aumento de casos y a los millonarios recursos que estos representan para las compañías, parece haber encontrado un mejor tratamiento desde un novedoso modelo de negocio.
Se trata de la operación de la empresa Fasem, Fábrica de Soluciones Empresariales, que desde la consultoría para la debida gestión de la seguridad y la salud en el trabajo, le apuesta al mejoramiento de la calidad de vida de los trabajadores en las empresas.
Fasem nace en el 2013 por iniciativa del administrador de empresas Tairth Martínez, magíster en Dirección de Marketing del CESA, y del ingeniero industrial Óscar Bernal; con el espíritu de convertir los puestos de trabajo en entornos laborales productivos y saludables, pero con el objetivo de atacar los accidentes de trabajo (AT) y las enfermedades de origen laboral.
Y es que un estudio del Estado colombiano -en cabeza del Ministerio del Trabajo-, que recopiló estadísticas sobre seguridad laboral de una década hasta 2014, da cuenta que las enfermedades laborales se quintuplicaron y los accidentes laborales aumentaron un 200 por ciento. Por vía de ejemplo, mientras en el 2009 se registraron 410.000 AT, en el 2014 ese contador llegó a 687.000 casos. Asimismo, para el año 2009 se calificaron un total de 6.000 mil enfermedades laborales, mientras que para el año 2014 se calificaron 9.700. En cuanto a mortalidad por enfermedad laboral, solo en 2014 se registraron 16 fallecimientos, nueve más que los ocurridos durante los anteriores cinco años.
Bajo ese contexto, Fasem centró su misión en convertir puestos de trabajo en entornos productivamente saludables. Esto es, que la persona sea más productiva, pero que a la vez no tenga un problema de salud por accidentes en el trabajo (AT) o enfermedades laborales.
Las razones por las cuales los trabajadores se enferman son múltiples. Tairth Martínez destaca dos principales: una tiene que ver con la parte física (trabajo repetitivo, levantamiento de carga y prácticas inadecuadas) y otra, con el aspecto psicosocial, asociado básicamente al estrés (va desde externalidades, como el tiempo de desplazamiento hasta el lugar de trabajo, hasta factores internos como sobrecarga o la realización de actividades para las que la persona no ha sido contratada).
Por esas razones, Fasem creó su línea de negocio denominada factores humanos, consistente en tomar medidas para mitigar los costos que supone una incapacidad laboral. A través de una justificación técnica, Fasem documenta a las empresas por qué un puesto de trabajo se puede mejorar, cambiar o eliminar. Con esta primera línea llegan hoy a grandes empresas como Ecopetrol, Nutresa, Crepes & Waffles y Yanbal.
Sin embargo, cuando los fundadores de Fasem exploraron aún más la problemática, encontraron que debían ampliar su portafolio de servicios para beneficiar a empresas con menor músculo financiero.
En efecto, el aumento de estos incidentes obligó al Gobierno a expedir un decreto (1443) para que todas las compañías tuvieran un Sistema de Gestión de Seguridad y Salud en el Trabajo (SGSST). Lo que advirtió Fasem es que solo 57 de cada 100 empresas tiene un programa de salud ocupacional para el efecto. Pero de ese número, la mitad no tiene un área o persona encargada para liderar el proceso; y de esa mitad que cuenta con el programa, el 50 por ciento no tiene a una persona con las competencias necesarias (en salud ocupacional) para su debida ejecución.
Incuba, punto de inflexión
Las ‘luces’ para ampliar su portafolio les fueron dadas por Incuba, el centro de innovación y emprendimiento del CESA. “El emprendimiento es un pivote a diario. Se aprende cada día. En cada instante”, reflexiona Tairth Martínez. Y admite que haber tocado las puertas del Centro de Innovación y Emprendimiento les ayudo a “organizar la casa”, y que “en Incuba descubrimos que si nos enfocábamos exclusivamente en el servicio de factores humanos, (Fasem) podría desaparecer en corto tiempo”.
Organizaron la casa porque ajustaron la parte legal y de estatutos de la compañía, los acuerdos de accionistas, la contabilidad y el modelo de negocio. En efecto, hoy Fasem es una compañía que también crece de la mano con tres personas más: Andrés Sánchez, Jorge Córdoba y Chiyly Berrío.
Por otro lado, a través de Incuba proyectaron e implementaron otras tres líneas de negocio: Implementación del SGSST, su acompañamiento y gestión del software PGM (planear, gestionar y medir). A través de este último, cada empresa puede saber los principales riesgos que enfrenta, recomendaciones para mitigarlos e indicadores, con acceso continuo a la información. En esencia, las empresas pueden hacer un seguimiento continuo de los planes de acción de SGSST.
Actualmente, son consultores de 50 pequeñas y medianas empresas para la implementación del SGSST, realizando un acompañamiento dos veces al mes en estas organizaciones.
Para este grupo de socios empresarios, Incuba significó un punto de inflexión para el crecimiento de Fasem, traducido en el aumento de 121 por ciento y 112 por ciento de ventas en los años 2016 y 2017, respectivamente. Pero además, con la posibilidad de que los esquemas de salud y seguridad en el trabajo beneficien en calidad de vida al mayor número trabajadores de empresas, independientemente de su tamaño.
Y es que “estamos convencidos que un negocio sin impacto social no funciona”, concluye Tairth Martínez.
 

Movilidad sostenible CESA

El parqueadero Casa Lleras como estacionamiento exclusivo para los carros de los docentes de cátedra, el de casa Rocha solo para motocicletas, y más espacios para la gente en las instalaciones del CESA, hacen parte de las nuevas disposiciones que entran a regir para este 2018.
Consciente sobre las problemáticas de contaminación y movilidad en Bogotá, el CESA quiere continuar su compromiso con una movilidad sostenible y responsable para la ciudad.
Los docentes de cátedra ahora podrán estacionar su vehículo en el parqueadero de Casa Lleras. Antes lo hacían en los parqueaderos de Casa Incolda y Casa Rocha. Este último -ningún otro- se habilitó exclusivamente para estacionar motocicletas.
Además, hay tres sitios destinados para dejar bicicletas: Casa Mejía, Casa Lleras y la antigua sede de Bienestar. Quienes traigan bicicleta deben traer guaya y candado.
También hay cambios en relación con las tarifas que aplican para este nuevo año. Todo cuanto debe saber sobre las nuevas disposiciones.
Es importante que la Comunidad CESA tenga en cuenta que a partir del 20 de enero, y durante un mes, habrá cierres viales los fines de semana en los sectores aledaños a la plaza de toros La Santamaría debido a la temporada taurina.

Así fuimos noticia en el 2017


La renovación de la certificación para el CESA como Empresa Familiarmente Responsable, su designación como un campus de innovación educativa o su participación en el grupo de las más reconocidas universidades de cara a la implementación del acuerdo de paz firmado hace un año, hacen parte de algunas de las noticias en las que la institución fue noticia este año y que recordamos este diciembre.

  1. Empresa Familiarmente Responsable

En 2014, por primera vez, el CESA fue nombrado como Empresa Familiarmente Responsable. Se trata de una denominación para organizaciones que promueven para sus colaboradores un equilibrio entre la vida personal, laboral y familiar, como uno delos ejes medulares de la responsabilidad social empresarial. Esta es una certificación que entrega la fundación española Másfamilia, pero que para el capítulo Colombia lo hace a través del Icontec o cualquier otro organismo de acreditación.
Así, el CESA se convirtió en la primera institución de educación superior colombiana en recibir esta certificación EFR. A finales de marzo, a través de Icontec, se renovó esta certificación hasta el 2018.

  1. Campus de innovación educativa 

A mediados de año, el CESA resultó designado por Ashoka U como “Changemaker Campus”: campus líder en innovación social y transformación de la educación superior.
Ashoka U es una iniciativa de Ashoka, la mayor red mundial de emprendedores y transformadores sociales (3.300), que implementan soluciones de cambios sistémicos a problemas humanos y ambientales en más de 90 países. El programa reconoce a los colegios y universidades que han incorporado la innovación social y el cambio en su cultura, currículos y operaciones, y que se han comprometido a asociarse a la red para hacer de la innovación social y el cambio en la educación la nueva norma de la educación superior. A inicios de enero el rector, Henry Bradford Sicard, recibió para el CESA la placa de Changemaker Campus de manos de Norma Pérez, directora de Ashoka para la región Andina. Desde 2008, aproximadamente 40 universidades de todo el mundo han recibido esta designación.

  1. El CESA en la red de universidades por la paz 

Tras la firma del acuerdo de Colón, ocurrido a finales de noviembre de 2016, en el que se concertaron nuevas condiciones entre el Gobierno y las FARC para alcanzar la paz, se empezaron a crear diversos espacios para el análisis y reflexión sobre los alcances de dicho acuerdo. Probablemente el espacio académico más emblemático fue el Centro de Pensamiento y Seguimiento a los Diálogos de Paz de la Universidad Nacional, dado los aportes brindados al proceso (la Nacional realizó el Censo socioeconómico de las FARC). En virtud de su labor y de la pertinencia sobre el papel de la academia para la construcción de paz, delegados de varias instituciones de educación superior colombianas, entre ellas el CESA, viajaron a los Estados Unidos con miras a conocer experiencias de centros de estudios sobre paz en ese país, para aportar a la construcción de paz en Colombia. Es así como el CESA y las universidades Nacional, Javeriana, los Andes, el Rosario, la Salle y La Sabana realizaron en agosto el ‘Summit on Peacebuilding’, para debatir sobre los grandes retos de la academia y en general del país, para la implementación de una paz estable y duradera.

  1. Reconocimiento EDAF 

En junio, el CESA recibió la certificación EDAF, proceso diseñado para mejorar la calidad de las escuelas de negocios, basado en la autoevaluación y el acompañamiento de un decano internacional.
La certificación fue entregada al CESA por la acreditadora europea EFMD, institución que promueve la cooperación internacional y mejores estándares en la educación superior en las escuelas de negocios.
Solo 16 instituciones en el mundo han culminado satisfactoriamente este programa (EDAF), el cual implica valorar la posición de la Escuela y ayudarla a definir objetivos estratégicos, así como los caminos para alcanzarlos.

  1. Acompañamiento al Hospital San José 

Con el fin de volver más eficientes y eficaces sus procesos, que redunden en beneficio del usuario final, los pacientes, estudiantes del CESA realizaron un acompañamiento a la gerencia de una de las instituciones de salud emblemáticas del país: el Hospital San José. Este acompañamiento es uno de los ‘apéndices’ de la labor de la Unidad de Gestión Empresarial, UGE, del CESA.
El trabajo hecho para este centro asistencial se enfocó a los temas de finanzas y mercadeo. Sobre el primero y dadas las características del sector salud, se contó con el concurso de estudiantes de la especialización de finanzas con miras a realizar un diagnóstico con alcance al Hospital San José Infantil y la FUCS (Fundación Universitaria de la Ciencias de la Salud) para obtener información que pueda leerse de manera integral, y actuar en consecuencia.

  1. Premios VIVA 

El CESA, como uno de los mayores referentes académicos sobre el emprendimiento en el país, albergó los ‘VIVA Schmidheiny’, catalogados como los premios en innovación social más importantes de América Latina.
Este año participaron más de 500 proyectos de 18 países del vecindario latinoamericano, y 12 alcanzaron la instancia final, entre estos cuatro con impronta colombiana en tres de las categorías: Innovación Social; Innovación Ambiental, e Innovación en Empresas Triple Impacto. Estos premios premian también la categoría Acción Colectiva.

  1.  El CESA, la primera en usar el Atlas de Complejidad Económica, DATLAS.

Bajo el concurso Marketeers, del área de Marketing, el CESA se convirtió en la primera institución de educación superior colombiana en usar desde sus aulas y para empresas colombianas, el Atlas de Complejidad Económica, DATLAS.
El DATLAS es una herramienta diseñada por la Universidad de Harvard para el Gobierno Colombiano -para el país está en cabeza de Bancóldex- creada para ofrecer información de diagnóstico sobre importaciones, exportaciones, inversiones, regiones, sectores de la economía, productos y empleos; con el objetivo de que las empresas tengan pistas que les permitan expandirse con eficacia, con sus productos o servicios, en otras latitudes.
Para esta primera versión de ‘Marketeers’, tres estudiantes realizaron un completo plan de mercadeo para la expansión en EE.UU. de la empresa Lök Foods, constituida por un egresado de la institución.

  1.  En OYW 

Con seis estudiantes, María de los Ángeles Pardo, Juliana Calderón Arango, Camilo Cardozo, Juan Manuel Isaza, José Miguel Maldonado y María Andrea Mora; el CESA estuvo presente en la mayor cumbre mundial de jóvenes líderes con ideas para cambiar el mundo: One Young World.
Durante cuatro días, el Centro de Convenciones Ágora, en Bogotá, albergó a personalidades de todo el mundo: desde nobeles de paz hasta empresarios de las más importantes compañías automotrices mundiales, pasando por activistas sociales de los cinco continentes. El objetivo: poner sobre el papel las grandes problemáticas y las soluciones en torno a cinco temas: disminución de la pobreza, medio ambiente, paz y seguridad; Liderazgo y gobierno, y educación.

  1.     Alianzas para el desarrollo sostenible

El acuerdo de cooperación suscrito por el rector del CESA, Henry Bradford, con PVBLIC, organización estadounidense que se apalanca en el poder de la tecnología y los medios para, de la mano con el sector empresarial, fomentar cambios sociales que redunden en el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas.
Tanto el CESA como PVBLIC trazaron una hoja de ruta tentativa de lo que serían las metas deseadas y los primeros pasos a seguir en 2018 para conseguirlas.

Acreditaciones y Reconocimientos