Image is not available
CESA
College of Higher Studies
of administration
Slider

Drones que salvan vidas

Air-hero-2
Air Hero, nombre del proyecto que con tecnología de drones gestiona el transporte de órganos vitales para facilitar transplantes a aquellos pacientes que lo requieren, resultó ganador en la Feria de Espíritu Emprendedor del CESA.
El grupo ganador, compuesto por las estudiantes Lina María García, Susana Uribe, Cristina Fajardo y Juliana Saavedra, viajará al más grande complejo de emprendimiento mundial, Silicon Valley, con miras a aprender y a tener pistas de cómo concretar el proyecto, hacerlo realidad y poderlo escalar.
Air Hero, como está planteado, funcionará a partir de convenios con las IPS que ya tendrán discriminadas a las personas que serán los donantes. Los órganos se recogerán y serán transportados bajo las condiciones técnicas que requieran para el propósito.
El transporte desde el lugar del donante hasta el sitio donde está el receptor se realizará con drones. Estos aparatos serán piloteados por profesionales acreditados para ello, que además con anterioridad tienen establecida la hoja de ruta para tal efecto. Una vez el órgano llegue a su destino, se sigue el mismo protocolo clínico de ‘desembarque’ del órgano para actuar en consecuencia y auxiliar a los pacientes receptores.
Además de la votación obtenida, para los jurados (28) el proyecto Air Hero guarda una integralidad de todos los componentes de calificación, hecho que lo hizo merecedor del primer premio en la feria de emprendimiento más tradicional e importante del CESA.
Innovación, investigación, validación y sustentación ante los panelistas –hecha dos semanas atrás y que contó con 22 miembros-, fueron los componentes en lo que marcó puntos en integralidad Air Hero, y que lo hicieron el proyecto más consistente de todos. Estas categorías y los votos también se calificaron de manera independiente.
Para el rector del CESA, Henry Bradford, los autores de los 26 proyectos –en todo caso- son ganadores. “El mayor premio se lo llevan ustedes por la experiencia y conocimiento que adquirieron en estos meses, que es simplemente invaluable”, expresó.
Más de 1.300 visitantes
La recientemente celebrada Feria de Espíritu Emprendedor (FEE) atrajo a un total de 1.356 visitantes, 260 más que en la penúltima edición, hace seis meses.
En la actual, el premio Biblioteca a la investigación, que desde ahora se proyecta como uno de los que se va a institucionalizar en la FEE, fue para CocoLens, monturas a base de cáscara de coco.
El galardón para el más votado fue para ‘Atrévete con Lola’, que identifica la etapa sentimental por las que ellas están pasando y les recomienda el kit erótico a la medida de sus necesidades.
Ade, ‘alcancía donde estés’, y que facilita de una manera innovadora la costumbre de ahorrar, se llevó el premio al mejor proceso de validación.
Y el proyecto más innovador fue para Kratos, modelo de negocio que, a través de una app, permite generar ahorro continuo, no programado y acorde a la tendencia de consumo propia.

Cacao está moviendo oportunidades de negocio

Noticia-cacao-2
Barras de chocolate, dos emprendimientos que llevan la impronta del CESA, ponen de relieve las grandes oportunidades en muchos aspectos a partir del cacao colombiano.
Dos emprendimientos que tienen la impronta del CESA ponen de relieve, además de la constancia, la preparación y la creatividad, las oportunidades del país a través del cacao.
Los protagonistas son Lok y Suagu, dos marcas de chocolate que empiezan a expandirse en el mercado.
La primera, Lok, fue concebida por Alberto Henao y Carolina Angulo, quienes desde hace más de tres años se convencieron de la curva de agotamiento a la que había llegado los negocios en torno al café, y al mismo tiempo la buena percepción en los mercados del cacao colombiano.
Y la segunda, obra de Juan Diego Suárez, como Henao egresado del CESA, quien aprovechó los cultivos de una finca familiar en el departamento del Tolima.
Detrás de uno y otro emprendimiento lo que hay es uno de los productos que el propio gremio cacaotero ha dado por denominar el cultivo de la paz. Cientos de campesinos de Arauca, Santander, Nariño –principalmente- entre otras regiones del país, están saliendo de la economía ligada a las siembras ilegales, y en muchos casos reemplazándolas por el Cacao.
De hecho, explica Alberto Henao, los 32 productos que comercializa son a base de cacao proveniente de Tumaco (Nariño) y Arauca, donde tiene contacto directo con campesinos que en algún momento dado no solo vivieron de esas economías, sino que por diversas circunstancias tuvieron que relacionarse con algún actor del conflicto.
La evolución de las cifras del cacao en Colombia ratifica las oportunidades para emprendimientos ligados a este producto.
En efecto, según la Federación Nacional de Cacaoteros, en los últimos años se ha logrado un crecimiento en la producción del 52,6 por ciento. Mientras en 2011 se produjeron 37.203 toneladas, el contador para el año anterior alcanzó las 56.785. Y en materia de comercio exterior, Colombia pasó de vender cerca de 11 mil toneladas entre 2010 y 2012, a más de 40 mil entre 2013 y 2016, sin contabilizar subproductos. Y las importaciones del cacao decrecieron.
Tres factores leyeron cuidadosamente estos emprendedores. El primero, tostadores especializados de café por todo el país e incluso otras latitudes, con lo cual hay mucha competencia alrededor de este grano; segundo, la incertidumbre en Venezuela, pese a producir un excelente cacao; y, por último, la diferencia en el aroma entre el cacao local y el africano. Según Alberto Henao, los suelos volcánicos colombianos mejoran sustancialmente la genética de los productos, y conceden nutrientes que le dan al cacao colombiano un mejor aroma.
Bajo dicho contexto, un día de 2014 Alberto Henao y su socia Carolina Angulo diseñaron un empaque, registraron la marca (Lok, en lengua indígena de adentro hacia fuera; es decir, desde las entrañas) y empezaron la producción, en la que las barras de chocolate son los más comercializado.
Para finales de ese año las ventas fueron de $32 millones de pesos y en 2015 la cifra superó los $250 millones. Hoy, Lok está en 1.200 puntos en el país y llega a otros seis países: Inglaterra, Italia, México, Japón, Canadá y Panamá, apertura que le significó ventas superiores a los $1.500 millones de pesos.
La marca LOK también está en productos como polvillo para pastelería, con presencia en restaurantes y hoteles.
Diego Suárez, por su parte, afirma que una de las metas de Suagu es entrar a países como USA, Rusia e Israel antes de que acabe 2017. Para tal efecto, le ha apostado a un nuevo empaque.
Asimismo, uno y otro emprendimiento le apuestan no tanto a una golosina, con lo que habitualmente se relaciona a estas barras o chocolatas, sino a un alimento nutritivo y saludable.
Además de que la costumbre del colombiano ha cambiado, y el cacao antes de los 90 solo se quedaba en las tazas, en el chocolate de mesa, hoy el consumidor procura consumir productos más naturales y, para este caso, con menos azúcares y grases vegetales.
La preocupación por enfermedades como la diabetes están en la mira de quienes crean barras de chocolate a base de cacao. Tanto Lok como Suagu le apuestan a un producto con aroma, sin ese amargo que se le confiere al cacao, pero lejos de las reducidas concentraciones de cacao de chocolatas habituales que van entre apenas 4 y 17 por ciento. Lok y Suagu manejan concentraciones de cacao desde el 38 por ciento hasta el 85 por ciento. En otras palabras, son productos para una variada gama de paladares.

Renuevan certificación para el CESA como empresa familiarmente responsable

mas-familia-2
La fundación española Másfamilia, a través del Icontec, acaba de renovar la certificación para el CESA como empresa familiarmente responsable (efr).
Esta renovación, que aplica hasta octubre de 2018, es la continuación de un primer espaldarazo dado al CESA a finales del 2014 como efr. El CESA fue la primera institución de educación superior colombiana en tener esta certificación.
Efr es un movimiento internacional que se ocupa del equilibrio entre la vida familiar, personal y laboral como elemento medular de la responsabilidad social empresarial, a través del modelo de gestión efr de la fundación. Este responde a una nueva cultura sociolaboral y empresarial basada en la flexibilidad, el respeto y el compromiso mutuos.
Para Magda Jackson Rubiano, Directora de Gestión Humana del Colegio de Estudios Superiores de Administración, esta renovación es el resultado del compromiso de la alta dirección con cada uno de los integrantes de la institución y lo que conforman: la Comunidad CESA. Y es que se trata de un surtido de beneficios para el provecho tanto de administrativos, como de docentes y de estudiantes.
La esencia de ese compromiso es que cada miembro de la Comunidad CESA sienta no solo que su labor, su producción y sus resultados son importantes, sino también es sujeto de preocupación para el staff por su bienestar, ligado inexorablemente a sus expectativas personales y entornos sociales y familiares. “El bienestar incluye no solo que los miembros de la familia (CESA) se sientan cómodos en su trabajo, sino también que ese estado se extrapole a sus hogares”, explica Magda Jackson. Para el departamento líder de la gestión de lo humano en la institución ha sido claro que el bienestar no es ni puede ser un asunto del paisaje.
El hecho de que el personal administrativo pueda gozar de media jornada libre el día de su cumpleaños, de medio día al mes para compartir con su familia o para atender asuntos personales (citas médicas o trámites), que los estudiantes y colaboradores se beneficien de descuentos especiales en restaurantes, gimnasios, tiendas de ropa, centros de salud oral -entre otros-, por convenios con establecimientos y otras empresas, hacen parte de toda una apuesta del CESA por el buen vivir de quienes lo conforman.
De la misma manera, están enmarcadas dentro de Efr actividades recreo deportivas y de esparcimiento para los estudiantes en los alrededores de Bogotá, así como patrocinios para alumnos en competiciones deportivas externas.
El llamado de Magda Jackson es para que se siga trabajando en conservar esta certificación. Para tal efecto, es importante conocer qué otras expectativas hay dentro de la comunidad en torno a beneficios Efr y qué otros se pueden incluir para que sean evaluados, y sobre todo que “los directores de departamento reporten a Gestión Humana si se están tomando los diferentes beneficios”, puntualiza.

El ‘ten team’ del CESA que explorará estilos de liderazgo empresarial

Hogan-2
Desde esta semana diez estudiantes del CESA, del programa CEOPPORTUNITY, explorarán el mismo número de estilos de liderazgo de una decena de CEO de empresas y organizaciones del país de diversos sectores.
Se trata de la segunda fase de este programa, que por sorteo seleccionó al azar los CEO que les corresponden a los estudiantes visitar. Los diez alumnos habían sido elegidos tras la realización de pruebas y entrevistas a un total de 27, hace dos semanas. CEOPPORTUNITY se creó con el objetivo de que los estudiantes sean testigos de excepción -por un día- del minuto a minuto de los CEO o gerentes generales.
Además del sorteo, los diez estudiantes asistieron a una capacitación sobre la metodología Hogan, usada por la consultora organizacional Thuoper, aliada del Colegio de Estudios Superiores de Administración en el programa, que llega a su segunda versión.

Como lo es la marca Disney en el mundo del entretenimiento, Hogan es reconocida como la potencia mundial en la investigación, diagnóstico y desarrollo del liderazgo en contextos organizacionales.
Y es que además de que se habla de liderazgo en diversas esferas (existen líderes religiosos, por ejemplo), el ‘cuid’ del asunto en el tema es que en el ámbito organizacional puede pesar mucho más lo que se proyecta que lo que se es.

“Mi filosofía es que para tener éxito en la vida debes proyectar una imagen de éxito todo el tiempo”, le dice en un restaurante el recién divorciado pero reconocido agente inmobiliario Buddy Kane (el personaje interpretado por Peter Gallagher) a la artificial y desdichada Carolyn Burnham (Annette Bening) en American Beauty (Sam Mendes, 1999). La percepción es la clave.

A través de Hogan no necesariamente se logra tener una ‘fotografía’ de las competencias que poseen los estudiantes para adecuarse a un determinado entorno organizacional, sino los rasgos de personalidad con los cuales se puede edificar un estilo de liderazgo.

Cuando ellos alcancen el sector real podrán no solo potenciar algunos rasgos, sino que a partir de esa metodología “consiguen tener un marco de referencia sobre qué es lo que van a ir a observar de un CEO”, explica Liliana López Villegas, presidenta de Thuoper.

Y agrega que, con ese insumo, podrán contrastar el estilo de liderazgo del CEO con su propio estilo, y poder mirar qué fortalezas de esos gerentes a ellos les faltan, y cómo eventualmente las pueden adquirir y apuntalar.
¿Cómo resuelve problemas ese gerente?, ¿cómo los resolvería yo como estudiante?, son algunos de los interrogantes que se formulan durante el proceso los alumnos, y que pueden encontrar el camino a resolverlos con varios de los componentes Hogan para la consolidación de su liderazgo.
Así será el binomio de los 10 estudiantes con sus respectivos CEO durante un día:

  • José Pablo Arango Andrés González (Quala)
  • José Miguel Maldonado Jorge Enrique Robledo (Senado)
  • Jessica Grass Álvaro Uribe (Senado)
  • Marianella Daly Hugo Villegas (Medtronic)
  • Carolina Arizabaleta Luis Miguel González (Credicorp)
  • María Paula Pinzón Rodrigo Restrepo (Plastilene)
  • Sofía Díaz-Granados V. Victoria Riaño (Equion)
  • Jack Cybul Álvaro Jaramillo (Citibank Colombia)
  • Manuela Osorio Henry Bradford Sicard (CESA)
  • David Suárez Mónica Contreras (Pepsico)

Acreditaciones y Reconocimientos