Image is not available
CESA
College of Higher Studies
of administration
Slider

La importancia de las finanzas para cualquier emprendedor

En Colombia, el emprendimiento y la creación de empresa han adquirido una fuerza importante durante los últimos años, aportándole al crecimiento económico del país.

Como parte de este proceso de creación de empresa, los emprendedores se ven enfrentados a muchas situaciones y necesidades desde el manejo empresarial que hacen que requieran, de manera imperativa, fortalecer sus competencias y conocimientos para contar con las herramientas que les permitan manejar sus negocios y poder sobrevivir en este intento.

Las finanzas en el emprendimiento

En este sentido, uno de los aspectos más relevantes y de importancia que se pueden evidenciar es lo relacionado con el manejo de las finanzas de los negocios. Actualmente, contar con estos conocimientos y competencias financieras es tal vez una de las necesidades más apremiantes para cualquier empresario en Colombia y en el mundo.

Sin importar el tipo de negocio que se maneja, el sector económico y el nivel de evolución del mismo, muchas veces hay una dedicación a enfocarse en conseguir clientes, poderles entregar lo que lo prometido y facturarles el producto o servicio.

Sin embargo, al finalizar el ciclo y cuando el contador entrega los resultados, se advierte que por más que se creía que se iba por un buen camino, los resultados no son los esperados.

Llega la fecha de pagar impuestos y no se cuenta con los recursos, se acerca el fin de mes y no hay plata en el banco para pagar la nómina, los proveedores llaman todo el tiempo a cobrar, y se generan niveles de estrés altos que impactan negativamente el negocio.

En el contexto del ecosistema de emprendimiento colombiano, es de vital importancia para el emprendedor contar con herramientas para hacer una planeación financiera de su empresa o proyecto para crecer, y eventualmente estar preparado para recibir financiación o una ronda de inversión de capital que le permitirá lograr sus objetivos de ser sostenible, viable, rentable y productiva.

Estas situaciones tienen solución y son más fáciles de lo que se cree. Basta con tomarse el tiempo prudente para adquirir los conocimientos y las destrezas para el manejo de las finanzas básicas en las empresas o emprendimientos, e inclusive las finanzas personales.

Un asunto sistémico

Ello le permite a cualquier empresario tener claridad sobre los conceptos básicos financieros para saber que, si bien la principal fuente de financiación de cualquier empresa son los clientes, y por esto vender adquiere una importancia primordial, las finanzas tienen un enfoque sistémico.

Es necesario integrar muchas otras actividades de manera coordinada para que se pueda maximizar la probabilidad de éxito del negocio.

Además de vender, como gerentes y dueños de los negocios resulta indispensable realizar un correcto ejercicio de costeo, planear el presupuesto lo más aterrizado posible, asegurar periodos de cobro acordes a la dinámica del negocio, la reputación y el mercadeo.

Asimismo evaluar, a través de un análisis de los clientes, si están en la capacidad de responder por las facturas emitidas, negociar correctamente con los proveedores, entre otros, para asegurar el flujo de caja necesario para que la empresa no caiga en el valle de la muerte sin advertirlo.

No es ciencia de cohetes. Es lógica financiera y todos estamos en capacidad de adquirirla. No es un proceso inmediato, pero si factible y satisfactorio, y para el cual se pueden encontrar muchas opciones de apoyo en este proceso de fortalecimiento de competencias.

Como docentes y emprendedores con experiencia debemos constantemente apoyar a los empresarios compartiéndoles el conocimiento y, lo más importante, las herramientas para que puedan aplicar de manera práctica lo adquirido en pro de fortalecer el manejo financiero de sus empresas y sobrevivir en la aventura.

Juan Pablo Rodríguez Neira
Docente CESA, consultor y emprendedor

Read More

Pensamiento y acción emprendedora con Babson

Estudiantes de pregrado de las universidades que conforman la Alianza 4U (CESA, EAFIT, Icesi y Uninorte) y profesores del CESA tienen la oportunidad de formar parte de un curso de una de las más importantes instituciones universitarias en materia de formación para el emprendimiento: Babson College.

Se trata del curso Entrepreneurial Thought and Action, metodología usada por esta institución, que en los últimos 28 años ha ocupado los primeros puestos en pedagogías para el emprendimiento.

A través de distintos escenarios académicos, la metodología Babson provee las herramientas necesarias para equilibrar la acción, la experimentación y la creatividad con una comprensión profunda de los fundamentos empresariales y un análisis riguroso para crear valor económico y social.

Pensamiento emprendedor

Para hacer parte del curso se requiere, en esencia, dos condiciones. Manejo del idioma inglés y disponibilidad de dos mañanas de tiempo.

Tanto profesores como estudiantes deben dirigir una comunicación en la que expresen el interés o motivación para hacer parte del curso. Esta debe ir acompañada por el certificado de idioma, dado que el curso se imparte de forma virtual y en inglés. Se requiere nivel de inglés B2-C1 (TOEFL, IELTS u otras certificaciones compatibles).

Esta comunicación debe ser enviada a myriam.giraldo@cesa.edu.co y laura.sarmiento@cesa.edu.co

Pueden participar los estudiantes de cualquier semestre del pregrado, y deben tener la disponibilidad los días lunes 3 mayo y miércoles 5 de mayo, de entre las 9:00 am y 12:30 pm.

Los profesores deben tener disponibilidad los días martes 4 de mayo y jueves 6 de mayo, en esa misma franja horaria.

En las siete horas del curso los aceptados explorarán la metodología Entrepreneurial Thought and Action, y cómo aplicarla ante diversas oportunidades, desde nuevas iniciativas hasta innovaciones en organizaciones ya existentes.

Así mismo, tendrán un acercamiento a habilidades empresariales necesarias para desarrollar iniciativas de innovación social bajo enfoques estratégicos, a las competencias y prácticas que dan paso a una mentalidad emprendedora, y comportamientos a través de los cuales se facilita la motivación, la movilización y la influencia para el cambio.

Esta alianza del CESA con Babson se hace extensiva además a los estudiantes de cualquier pregrado de las universidades que conforman la Alianza 4U. Estudiantes que cursen alguna carrera en EAFIT, Icesi, CESA o la Universidad del Norte.

Read More

El CESA y TEC de Monterrey firman alianza para formar en emprendimiento

El CESA firmó una alianza con el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey – ITESM, para la creación de un énfasis de emprendimiento para los estudiantes de pregrado del Programa de Administración de Empresas en sus últimos semestres.

El acuerdo empezará a operar el segundo semestre del año. Esto hace parte del proceso de fortalecimiento y evolución del CESA, que tiene como propósito formar a los profesionales con las habilidades que se requieren para el futuro.

De esta manera, el CESA tendrá cuatro líneas de énfasis de carrera enfocadas en Sostenibilidad, Análisis de Datos, Estrategia y Emprendimiento.

Es en este último énfasis en donde se concretó la alianza con el ITESM, una de las más importantes universidades de América Latina y con gran reconocimiento en materia de formación para el emprendimiento.Alianza-CESA-TEC-para-el-emprendimiento

El emprendimiento no es solo para crear empresa, señala Javier De la Fuente Flores, Director del Departamento de Emprendimiento del Tecnológico de Monterrey, “se trata de hacer que las cosas sucedan. De observar, crear una solución y llevarla a cabo, y esto aplica incluso para la vida personal”.

Gabriel Andrade Casas, Decano de Desarrollo Empresarial del CESA, destaca que “tanto el ITESM como el CESA se enfocan primordialmente en la academia, por lo que se prioriza el proceso de aprendizaje, más allá del éxito del proyecto de emprendimiento.

Señala además que fomentar el espíritu emprendedor en los estudiantes les permite adquirir habilidades como la capacidad de adaptación, la resiliencia, la gestión del riesgo  y una cultura de exploración, iteración y error, fundamentales para desempeñarse en cualquier campo profesional”.

La alianza contempla tres semestres de concentración que inician con una clasificación de estudiantes de acuerdo a su nivel de desarrollo en temas de emprendimiento. Posteriormente, la metodología del ITESM profundiza en la validación, operación y financiamiento y, aceleración de los proyectos para facilitar la planeación, desarrollar capacidades operativas y aumentar la probabilidad de éxito en la ejecución de los proyectos.

En efecto, además de contar con su licenciatura en emprendimiento como carrera, a finales del año pasado el Tec de Monterrey resultó reconocida como una de las cinco mejores instituciones universitarias de la región (México/Estados Unidos) en formación para el emprendimiento, según Princeton Review. Princeton Review evalúa el emprendimiento en más de 300 universidades estadounidenses.

Para el Director del Departamento de Emprendimiento del Tecnológico de Monterrey, esta alianza “es muy importante pues tenemos mucha convergencia con el CESA al poner al estudiante en el centro y desarrollar en ellos competencias de emprendimiento alrededor de experiencias prácticas de aprendizaje”.

Según cifras del Global Entrepreneurship Monitor, el 40% de los jóvenes de América Latina quieren emprender y Colombia es el tercer país más dinámico en emprendimiento en la región. Este escenario plantea una oportunidad para el país en la formación de emprendedores.

Así lo asegura Henry Bradford Sicard, rector del CESA. “El emprendimiento es un pilar fundamental en el CESA y esta alianza se convierte en un hito muy importante en nuestro propósito de seguir aportando al fortalecimiento del ecosistema de emprendimiento del país y motor de la reactivación económica”, concluyó.

Automatización y 7 claves tácticas para ventas en línea

La automatización juega un papel cada vez más relevante en materia de e-commerce.

El e-commerce o comercio electrónico ya venía creciendo a pasos agigantados, pero con la llegada de la pandemia este se disparó.

Hace un año, cuando apenas transcurría el primer mes del confinamiento, este tuvo un crecimiento de 387 % en América Latina. Y en Colombia categorías como deportes, retail o la salud fueron las que más crecimiento tuvieron: de 85 %, 52 % y 38 %, respectivamente, según cifras manejadas por la Cámara Colombiana de Comercio Electrónico.

Hablar de la desaparición de la tienda física es un exabrupto. Sin embargo, lo que resulta un imperativo para la tienda física es expandirse. Abrir su espectro de la mano del e-commerce para aumentar sus posibilidades en el mercado, que es cada vez más heterogéneo.

La automatización es una herramienta a través de la cual las empresas pueden saber y entender muchos más sobre esta heterogeneidad.

Según Diego Gómez, con más de 20 años de experiencia en la gerencia de equipos de mercadeo y experto en marketing digital, con los entornos digitales se ha logrado demostrar que pueden existir distintas audiencias para un mismo producto.

En este sentido, la automatización aparece como una herramienta útil para la llamada microsegmentación.

Y esto es importante porque, de la misma manera que se discriminan e identifican determinadas audiencias o clientes, así deben funcionar las campañas, las ofertas, los descuentos, los paquetes promocionales. A través de microsegmentos. “Hay varios (microsegmentos) y las empresas están en la obligación de tenerlos muy bien mapeados”.

Mejores tácticas para el e-commerce

Otras de las obligaciones de las empresas es cuidar la logística detrás del e-commerce. Si el canal de ventas se transforma, muy probablemente resulta necesario transformar la logística.

En efecto, tras una venta en línea viene una logística que es física, y es un proceso que a veces suele descuidarse. La parte financiera, las pasarelas de pagos, la logística de entrega.

El cierre transaccional es muy importante. Se piensa solamente en que hay que hacer la tienda, la vitrina, pero se pierde de vista la transaccionalidad. Lo que se conoce como las pasarelas de pago, las alianzas con la banca para poder recaudar el dinero.

“Si voy a vender libros en línea, tengo que tener mi inventario de libros para saber si cuando van a comprar, el libro está disponible. Por eso hay que automatizar toda la cadena, para que cuando yo venda un libro, ese libro exista en la bodega. Y no es que se haya vendido en tienda física. Esa automatización es imprescindible”, explica Gómez.

Diego Gómez habla de por lo menos siete acciones tácticas claves para una gestión eficaz de las ventas en línea:

  • Generar tráfico al lugar desde el cual se va a vender. Y este es un proceso que toma tiempo. No ocurre de la noche a la mañana, y muchos empresarios fallan cuando miran esta situación como algo de un abrir y cerrar de ojos.
  • Tráfico y contenidos no son antónimos. Es a través de estos como se logra el tráfico al sitio: imágenes, descripciones, videos, testimonios, contenidos de interés conectados al canal de venta
  • El llamado a la acción o Call to Action debe ser preciso: ‘compre ahora’, ‘pídalo ya’. Al consumidor hay que decírselo.
  • Brindar múltiples opciones de pago. Si hay algo dentro de la experiencia del cliente de connotación especial es el pago, sus métodos y la simplicidad y seguridad de la operación.
  • Organización por Best Sellers. Esto es, jerarquizar los productos de mayor atracción.
  • Realizar venta cruzada: cross sells complementarios y upsells para estirar el tiquet de venta. Y finalmente,
  • Garantizar la seguridad de la compra.

Aprenda cómo crear una estrategia integral de negocio de comercio electrónico AQUÍ.

Read More

Estos son los candidatos a representar a estudiantes en el Consejo Directivo

Este lunes 12 de abril se conocieron los nombres de los candidatos de los estudiantes que entrarán a competir por un asiento en el Consejo Directivo del CESA.maría-Becerra-candidata-rep-estudiantil

María Becerra González, actual representante estudiantil, repite postulación y espera continuar representando un año más a los estudiantes del CESA. Ella es estudiante de sexto semestre.

El otro candidato postulado a representante es Simón Escobar Arcila, estudiante de séptimo semestre.

Continuidad, vocación y empatía son tres de los pilares de María Becerra. En su concepto, al mantener el cargo de Representante Estudiantil «buscaré darle continuidad a los proyectos que he venido trabajando, además de continuar mi labor como miembro del Consejo Directivo en un momento crucial de la implementación del nuevo plan estratégico».

«Seguiré agendando múltiples reuniones semanales con diferentes áreas del CESA, acompañando diferentes mesas de trabajo y hasta apoyando a nuestros deportistas en eventos desde la madrugada hasta el atardecer».

«Reconozco que las necesidades y prioridades de cada estudiante son únicas de acuerdo a sus experiencias, edad, programa y muchos otros factores, por lo que me comprometo a actuar con empatía, considerar todos los puntos de vista al tomar una decisión y siempre estar abierta a nuevas ideas y conversaciones», afirma María Becerra.

Simon-Escobar-Arcila-candidato-rep-estudiantilSimón Escobar Arcila, por su parte, basa su candidatura en 11 propuestas. Entre estas figuran que no haya clases durante la semana de parciales, retomar el torneo de golf bajo estrictas medidas de bioseguridad, y que aumenten los cupos de estudiantes para el programa Ceopportunity, entre otras.

Cabe recordar que los candidatos podrán hacer campaña hasta el 9 de mayo. Las elecciones se llevarán a cabo los días 10 y 11 de mayo. Desde las 8:00 am del primer día, hasta las 5:00 de la tarde del segundo día.

Conozca las propuestas aquí de los aspirantes a representar al estudiantado:

María Becerra González

Simón Escobar Arcila

Más sobre el reglamento de las elecciones, AQUÍ.

 

 

Read More

Empresa con sello CESA, modelo en economía circular

Green Plastic Colombia, empresa del administrador de empresas del CESA Daniel Muñoz, es una de las 20 Pymes seleccionadas por INNPULSA, Socya, el Ministerio de Comercio y el Ministerio de Ambiente como una de las empresas colombianas pioneras con enfoque en economía circular.

La convocatoria para la cual Green Plastic  Colombia resultó seleccionada apoya proyectos con enfoque en sostenibilidad, orientados al desarrollo de productos, procesos, servicios innovadores y rentables que generan impactos ambientales positivos para el país.

Green Plastic puede ser catalogada como un agente de cambio ambiental. Ofrece soluciones de reciclaje y transformación de residuos plásticos por medio de un modelo de economía circular, donde recupera y transforma plástico 100% reciclado.

Esta empresa colombiana genera varios productos y servicios con base en la industria del plástico. Con 100 % de plástico reciclado elabora estibas, pisos, huacales, mobiliario, casas, postes, entre otros bienes.

También brinda servicios de transformación del plástico (aglutinado, molido, peletizado) y consultoría. “Transformamos todos estos plásticos de un solo uso en productos útiles y de larga vida para cerrar su ciclo de forma adecuada”, explica Muñoz.

Green Plastic, un gestor ambiental

La empresa nació hace seis años, como una idea para fomentar innovación y disrupción en el ecosistema de reciclaje. Desde el escritorio de su casa, Daniel Muñoz diseñó un modelo innovador para gestionar residuos plásticos de un solo uso, mitigando el impacto ambiental que estos generan.

En la actualidad, procesa cerca de 5.000 kilos diarios de plástico en una bodega de 1.600 metros cuadrados y con un equipo de 35 colaboradores. Desde la recolección hasta la comercialización, pasando por la transformación y el ensamblaje. Cuenta con la maquinaria de última tecnología para la generación de productos con mayores atributos técnicos y, a través del área de Innovación y Desarrollo, Green Plastic explora diferentes mezclas de polímeros para generar cada día mejores productos.

Para la convocatoria de INNpulsa y Socya, Green Plastic presentó una nueva línea de negocio en la que se utilizarán materias primas con baja tasa de reciclabilidad, lo que permitirá  aprovechar residuos que de otra forma acabarían en rellenos sanitarios.

“Es un proyecto innovador y disruptivo que permitirá recibir asesoría durante seis meses por parte de expertos que nos llevará al correcto desarrollo de una nueva línea de productos, enfocada netamente en una economía circular y sostenible para el medioambiente”, afirma Daniel Muñoz.

Con este apoyo, Green Plastic espera llegar al procesamiento de 170 toneladas de plástico al mes.

La historia de Green Plastic

Read More

La beca de P&G a dos estudiantes del CESA

La-beca-PyG-a-dos-estudiantes-CESA-MB
María Bravo, 9no semestre

Valentina Chica y María Bravo, estudiantes de último año de carrera en el CESA, fueron merecedoras de una beca otorgada por Procter & Gamble (P&G), empresa donde realizan sus prácticas empresariales.

Se trata de las becas Prest&gio de P&G, que esta firma de productos para el cuidado personal otorga a los jóvenes colombianos que en el proceso de reclutamiento fueron sobresalientes. Las pruebas de admisión para convertirse en practicantes de la compañía incluyen exámenes cualitativos, pruebas cuantitativas, de lógica y entrevistas.

Esta beca corresponde a un auxilio financiero para el último semestre de carrera de los favorecidos, que este año premió en total a siete jóvenes universitarios de varias instituciones.

“Es infinitamente gratificante. Es el reconocimiento al esfuerzo y resultados alcanzados durante mi carrera en el CESA. Además, es un orgullo inmenso hacer parte de P&G, una organización que me ha dado la oportunidad de trabajar de la mano con líderes que comparten los mismos valores que yo, de retarme constantemente y de aprender de los mejores”, expresó sobre la beca Prest&gio María Bravo.

“Además de un sueño cumplido, porque siempre anhelé estar en Procter & Gamble, es un impulso para ser mejor cada día”, dijo por su parte Valentina Chica, encargada del branding de los productos de cuidado personal en P&G.

El peso de la práctica empresarial CESA

La-beca-PyG-a-dos-estudiantes-CESA-VC
Valentina Chica, 8vo semestre

Además de la beca, la vinculación de las estudiantes del CESA con P&G les abre la posibilidad de crecer profesionalmente en Panamá, Chile, Perú, Argentina, entre otros países de la región, dado que se trata de una multinacional con oficinas satélites en varias regiones.

El contacto con las empresas de forma prematura es una característica del CESA. Además de un escenario como In the boardroom, promediando la carrera, la práctica empresarial del CESA es de un año académico.

Esta formación práctica de dos semestres fortalece de manera consistente los conocimientos adquiridos, lo que les permite a los alumnos, al momento del grado, tener un panorama completo del mundo laboral y tomar mejores decisiones frente a su proyecto profesional.

Al igual que Valentina Chica y María Bravo en P&G, docenas de estudiantes realizan sus prácticas en alguna de las casi 200 compañías del país con las que el CESA tiene conexión permanente.

Read More

Disminución de las compras impulsivas, uno de los efectos del covid-19

In a recent study with colleagues from Argentina, Chile and Colombia, we measured the impact of the pandemic on the population’s financial and consumption habits.

Quarantines, social isolation, emerging costs for both sanitation and health consumables, and the permanent feeling of being at risk have affected people’s financial and consumption behaviour and habits, along with their mental health and subjective well-being.

We aimed to describe the impact that the COVID-19 pandemic has had on financial and consumption habits and behaviours in these countries, in order to identify financial behaviour and consumption profiles during the pandemic, characterizing them by sociodemographic and country variables.

The results demonstrate the increased use of credit to pay for basic services, as well as the late payment of fixed expenses.

The increase in late payments, and the use of credit for everyday essentials, indicates the fragile financial situation of the participants in our study, with more than 50% unable to cover their expenses in a financial emergency.

This has likely had an impact on consumer spending, which demonstrates the reality of more austere practices among consumers who are concentrating on essentials and seeing a decrease in impulse purchases, the latter of which saw a notable drop from 40% to 10%.

The principal concerns of the sample are based on contracting the illness, rather than being able to pay for basic expenses.

Given that most of the sample is middle class, these results reveal the fears of a segment that depends on their work and has no other assets.

This is consistent with other studies that establish that uncertainty levels at such a time increase the levels of distress and anxiety associated with changes in daily life, where, within the framework of COVID-19, the illness is seen as disrupting security.

The data show that the fears in the population under study are linked to factors of economic instability, which trigger levels of uncertainty and increase anxiety levels.

Finally, this study reveals a wide panorama of implications for the middle classes in Latin America, which grew significantly in the last decade, but which since the pandemic are likely to see a reduction in income.

This outcome further questions the ambiguities in the definition of the indicators associated with the Latin American middle class and focuses our attention on the vulnerability that a significant part of the region’s population still endures.

These implications are especially important in the Colombian context, since the pre-pandemic scenario was marked by protests as evidence of social dissatisfaction at social inequality.

Considering this context, it is worth delving further into the impact on individuals and families undergoing situations of social isolation, as well as the devastating effects of the pandemic on the economic functioning of most countries, and how this could alter populations’ financial and consumption habits.

David Van der Woude
Docente investigador CESA

Tomado del artículo próximo:
“Financial and consumption habits and behaviors during the COVID-19 Pandemic: A short-term study of Argentina, Chile and Colombia”
Marianela Denegri, José Sepúlveda, Mariela Demaría, Marithza Sandoval, Francisca Silva, David Van der Woude, Felipe Quintano  y Leonor Riquelme

*The final sample was comprised of 1,184 participants, with a predominance of women (69.5%). The average age of the respondents was 39.57 (SD= 12.33) years and the distribution by countries was 42.1% from Chile, 30.3% from Colombia and 27.6% from Argentina. The sample was grouped by middle (22.1%), lower middle (54, 5%), and upper middle (17.1%) socioeconomic level. Regarding family size, 64.5% of participants live with two or more people, while 35.5% live alone or with one other person. Regarding the participants’ educational level, 73.3% have higher education, while 14.4% have secondary education.

Read More

Acreditaciones y Reconocimientos