Image is not available
CESA
College of Higher Studies
of administration
Slider

Cultura de la experimentación: en 1 de cada 4 empresas

Capacitación pertinente del talento, fuentes alternas de financiación para la innovación y crear una cultura de experimentación que promueva el cambio que hoy necesitan las organizaciones, hacen parte de las tareas pendientes que tienen las empresas para encarar el mercado que propone la llamada Cuarta Revolución Industrial.

Así se desprende del informe Éxito Empresarial realizado por el Centro de Liderazgo del CESA, que puso los radares sobre 129 empresas privadas grandes y medianas de Perú, México, Colombia y Chile, para conocer su valoración en tres aspectos.

Midió la capacidad de innovación para la creación de nuevos productos y servicios, el entrenamiento de sus colaboradores, así como la apropiación de la tecnología por las empresas, y dio recomendaciones según los resultados.

Resilientes pero poco flexibles

Si bien 7 de cada 10 empresas, para adaptarse a la coyuntura generada por la pandemia, se vieron obligadas a cambiar las estructuras de sus negocios, apenas una de cada cuatro (24,8%) reportó promover una cultura de la experimentación.

Una de las razones de esta situación, señalan los resultados de la encuesta, obedece a estructuras rígidas y que siguen siendo demasiado verticales, hecho que genera cuellos de botella que impiden la flexibilidad que hoy necesitan las empresas para crear disrupciones en sus procesos.

El 72% de las empresas encontraron difícil adaptarse a la crisis derivada del covid-19.

Capacitaciones: ¿por caminos opuestos a las necesidades?

Aunque la mayoría de las empresas (91%) tienen estructurados planes de capacitación, uno de los hallazgos que llamó la atención es la ambigüedad existente entre lo que las directivas creen que funciona en materia de reentrenamiento, y en lo que realmente terminan capacitándose los colaboradores.

En efecto, según los líderes empresariales encuestados, las capacitaciones deberían enfocarse hacia el fortalecimiento de habilidades blandas, seguidas de temas de sostenibilidad.

Sin embargo, al observar el número de capacitaciones que efectivamente se realizan, se encuentra que estas tienen una alta concentración en habilidades técnicas o ‘hard skill’ que, de hecho, son el doble que las capacitaciones en habilidades blandas.

“Esto puede estar explicado por la búsqueda de rentas de corto plazo, que se asocian a capacitaciones en tareas particulares que incrementan rápidamente el valor de la empresa”, consigna el informe.

La posibilidad de un incremento salarial es la principal razón o incentivo para capacitarse, seguido de días de descanso y promoción profesional. El hecho de que la empresa cubra el gasto educativo es lo menos relevante.

Innovación, según lo que hay en la caja

Por otro lado, las empresas estudiadas indicaron que su principal fuente de financiación a la hora de emprender actividades de innovación son los recursos propios o caja de la compañía.

El hecho de que la principal fuente de financiación sean recursos propios es una de las principales barreras a la innovación, pues implica que solo empresas con una alta liquidez podrán emprender proyectos de innovación.

En este sentido, en el informe se recomienda un rol más activo del sector público, entre otras medidas, para financiar la innovación.

El informe destaca que aunque más del 80% de las empresas usan Internet para su actividad productiva (en Colombia no llega a la mitad) y tienen página web, el 40% tiene e-commerce.

Consulte el informe completo AQUÍ.

Read More

El CESA, uno de los 30 de la convocatoria ‘Aceleradoras Colombia 2020’

CEmprende, iNNpulsa Colombia y la aceleradora norteamericana de Silicon Valley 500 Startups dieron a conocer la lista de ganadores de la convocatoria Aceleradoras Colombia 2020 (B.A.M. – Bootcamp Accelerators Managers), entre los que se encuentra el CESA.

Por primera vez en Colombia, 500 Startups, un fondo de capital de riesgo y considerado además una de las aceleradoras más importantes del mundo, estará vinculada a este proceso con el ecosistema de emprendimiento del país.

Como beneficiario del programa, el CESA podrá acceder a orientación, mentoría y financiación para fortalecer la estrategia de aceleración, construir una red con otros administradores de aceleradores y fortalecer el proceso de selección de startups a través de un kit de herramientas especializado.

Aceleración, atracción, adaptación

Así mismo, como parte del programa al que se postularon 100 aceleradoras del país, el Centro de Emprendimiento del CESA recibirá capacitación virtual durante cuatro semanas en las que se fortalecerá en temas como:

• Modelos de aceleración
• Identificación y atracción de emprendimiento con potencial de crecimiento.
• Modelo de evaluación a los postulados.
• Diseño del plan de aceleración.
• Estrategias para la construcción de marca y conexiones de valor.
• Modelos de evaluación de impacto en el emprendimiento acelerado.
• Modelos de adaptación al mundo virtual para un mundo post-covid-19

Para María del Pilar Olloqui, Directora de Innovación y Emprendimiento del CESA, el poder recibir acompañamiento de entidades como iNNpulsa Colombia, Cemprende y una aceleradora reconocida a nivel mundial como lo es 500 Startups, “es un gran privilegio y un paso más en el objetivo de fortalecer el Centro de Emprendimiento de nuestra institución y potenciar el emprendimiento en el país con conocimiento especializado y de vanguardia en la materia”.

Read More

Comunicación asertiva como eje del liderazgo

Además de capacidades digitales, la crisis de la pandemia en el año 2020 puso en evidencia, como nunca antes, la preponderancia de las llamadas habilidades blandas, algunas de ellas socioemocionales o actitudinales.

Miles de equipos de trabajo en todo el mundo, en un abrir y cerrar de ojos, entraron en modo remoto, con lo cual cambiaron las formas del relacionamiento a través de las cuales se cumplían las labores y se realizaban las planeaciones y las estrategias.

Asuntos como la resiliencia (adaptabilidad ante algo nunca antes vivido) así como la comunicación, entre otros aspectos, acrecentaron su protagonismo en la esfera laboral.

En efecto, CEO, directores, jefes, presidentes, coordinadores, tuvieron que apelar a una comunicación alternativa, en la que algunos lenguajes podían presentarse de manera distinta a la tradicional para expresar o enfatizar una idea o una orden, en medio de una necesidad de confianza y un esfuerzo para mantener la motivación de los equipos.

Anhelo de comunicar mejor

Si se tiene en cuenta que situaciones como las actuales pueden repetirse ahora con más frecuencia; es decir, que los equipos de trabajo y sus líderes deban hallar mejores formas de transmitir aquello que planean ejecutar o que deba ser discutido, trabajando permanentemente en remoto, es claro que hay una necesidad de cultivar cada vez más esta habilidad de la comunicación.

De hecho, aun sin pandemia ya era una preocupación para las cabezas de las organizaciones.

En Liderazgo 360: una conversación sobre el liderazgo empresarial de Colombia en un mundo exponencial y disruptivo, informe publicado a finales de 2019 por el Centro de Liderazgo del CESA, que consultó a más de un centenar de CEO de compañías colombianas, los presidentes de estas organizaciones coincidieron (en su mayoría) que una de las habilidades blandas que hubieran querido tener más fortalecida era precisamente la comunicación. Ser más efectivos y asertivos en ella.

Una de las razones, en palabras de la docente en la Maestría en Dirección de Marketing del CESA Marta Lucía Restrepo Torres, es que “la comunicación es el alma del liderazgo”.

Qué es la comunicación asertiva

Esto es así pues, como lo consigna el más reciente informe de Michael Page, Talento Híbrido, Habilidades 2020, que entrevistó a más de 3 mil CEO de seis países de AL, las habilidades blandas abarcan rasgos que le permiten a las personas relacionarse con las demás y realizar distintas actividades. Leído en clave, rasgos para sintonizarse y poner en marcha acciones para cumplir los objetivos estratégicos, alcanzando metas.

Según se desprende de este informe, las habilidades de este tipo que más valoran son el trabajo en equipo, 46%; la resolución de conflictos, 29%; y la comunicación asertiva, 25%.

“Directivo que no sabe comunicarse tiene dificultades en la conducción de sus equipos”, afirma Marta Lucía Restrepo, quien resalta además que más que efectiva, la comunicación debe ser asertiva.

Esto significa una comunicación “contundente, que plantee cosas lógicas e inspire equipos de trabajo, a través de una calidad argumentativa que les permita a sus miembros entender el propósito, lo que están haciendo y por qué lo están haciendo.

La asertividad no obliga a imponer, sino que hace énfasis en la comunicación pura: hacerlo bien, decirlo claro, ser directo, específico. Ayuda a conducir».

Un empresario que se comunica efectivamente tiene el control del direccionamiento. Establece roles, funciones, prioridades, las expectativas que tiene sobre cada colaborador, que al tener claridad entorno a los mensajes, actuará de forma alineada, haciendo con el trabajo del equipo un equipo de alto rendimiento.

Read More

Las 8 tendencias en datos que impulsarán su manejo en 2021

En el informe titulado ‘Tendencias y predicciones de datos 2021: el año de la fluidez de los datos’, se destacan 8 tendencia en el tema que marcarán el año que va a arrancar.

Este es publicado por Datacamp, útil e intuitiva plataforma que tiene como objetivo aprender y enseñar sobre ciencia de datos, y democratizar la educación en este tema.

Una aceleración sensacional

La verdadera revolución de la ciencia de datos se está materializando en estos momentos.

Por millones, gentes de todo el mundo, especialmente epidemiólogos, virólogos y equipos de gobierno de capitales y países, expusieron sus tableros de control, mejor conocidos como dashboard, para explicar la aceleración, relentización, picos, curvas -entre otros aspectos asociados a la visualización de estos datos- del coronavirus.

Una manera de poderles transmitir con facilidad, a los ciudadanos de a pie, lo que está ocurriendo, y la base para justificar de forma consistente la adopción de medidas, la adopción de política pública.

Las 8 tendencias que marcarán la pauta este 2021

1- Herramientas de infraestructura de datos madurarán con fines de democratización

2- Operaciones de Machine Learning escalables.

3- Datos de terceros: más accesibles que nunca

4- El ecosistema Jupyter impulsará aún más la democratización de los datos

5- Aumento de la analítica catalizará una nueva era para el manejo de datos

6- Se generaliza la visualización de datos

7- Habilidades para el manejo de datos serán cruciales

8- Habilidades sobre los datos se trasladarán a la academia

Democratización de los datos

8-tendencias-en-datos-para-2021Las inversiones en infraestructura de datos, herramientas para ayudar a las organizaciones a tomar datos sin procesar, van en aumento.

El informe de Datacamp subraya que estas se han duplicado en los últimos tres años, por lo que el aumento podría ser extraordinario desde el próximo año y los que vienen.

Y no hay que ir muy lejos para constatarlo. A mediados de diciembre, la Alcaldía de Bogotá anunciaba la entrada en operación de la Nueva Agencia de Analítica de Datos.

Así, en medio de la competencia de muchas herramientas por diferentes elementos de la infraestructura de datos, se verá durante el próximo año la consolidación y estandarización de varias herramientas del portafolio de ingeniería de datos.

Esta tendencia, sumada a la adopción en la nube, herramientas de gestión de metadatos, así como plataformas de gobierno de datos centralizadas, configurará organizaciones capaces de entregar datos detectables, confiables, compatibles y procesables para cualquier usuario, al mejor estilo de esta nueva agencia.

Operaciones escalables de machine learning o aprendizaje automático

Durante los próximos años, empezando desde este 2021, las organizaciones se centrarán en implementar el aprendizaje automático a escala.

Según McKinsey, el ya documentado y evidente cambio en el comportamiento del consumidor, producto de la pandemia, cambió fundamentalmente la estructura de los datos funcionales para los modelos de producción.

Por tanto, de lo que se trata es de aprovechar los beneficios del aprendizaje automático a escala y ponerlo en funcionamiento dentro de las organizaciones.

Ello implica un engranaje adecuado de modelos de aprendizaje automático dentro de la infraestructura de datos, el desarrollo de capacidades de MLOps (Operaciones de Machine Learning) y modelos de gobernanza para monitorear modelos de producción, y la configuración de un ciclo de retroalimentación hombre-máquina más estrecho.

Esto dará como resultado que más consumidores interactúen con modelos de aprendizaje automático que generen datos, lo que permitirá descifrar pistas sobre sus decisiones y, como consecuencia, incidirá en las estrategias empresariales hacia los clientes.

Accesibilidad a datos de terceros en línea

A medida que las organizaciones comiencen a maximizar sus datos para análisis y aprendizaje automático, empezarán a aprovechar conjuntos de datos de terceros para refinar sus modelos y resultados de análisis.

Servicios como AWS Data Exchange, Snowflake Data Marketplace han hecho más fácil para las organizaciones gestionar los datos de terceros para monetizarlos.

Se prevé que para el años 2022 el 35% de las grandes organizaciones serán vendedoras o compradoras de datos a través de mercados formales de datos en línea.

Jupyter impulsará aún más la democratización de datos

La próxima generación de entornos de desarrollo interactivo de ciencia de datos con tecnología Jupyter impulsará aún más la democratización de los datos.

Jupyter es una aplicación web que permite a los científicos de datos tomarlos sin procesar, ejecutar cálculos y ver los resultados en el mismo entorno. Los científicos de datos de la más famosa plataforma de streaming, Netflix, usan Jupyter para probar enfoques de los algoritmos que inciden en recomendados y portadas de películas.

La próxima generación del ecosistema Jupyter reducirá la barrera de entrada para trabajar con datos. Esto hará que sea más fácil que nunca, para todos los miembros de una organización, acceder y generar conocimiento, construir narrativas de datos y facilitar la colaboración entre técnicos y expertos no técnicos por igual.

Aumento de la analítica catalizará una nueva era para el manejo de datos

Ya se ha hecho evidente la funcionalidad de herramientas de inteligencia empresarial como Tableau, PowerBI o Qlik, e irá en ascenso.

«Este futuro de la inteligencia empresarial significa que la información de datos procesable y eficaz se volverá omnipresente en toda la organización».

El informe de Datacamp añade que las interfaces de conversación reducirán aún más la barrera de entrada para la adopción de inteligencia empresarial y permitirán a los consumidores de datos, en toda la organización, hacer preguntas relevantes sobre estos utilizando consultas fáciles sin necesidad de codificar, ni apuntar, ni hacer clic.

Además, el análisis de gráficos y el aprendizaje automático permitirán que las herramientas de inteligencia empresarial proporcionen información que un usuario no haya solicitado específicamente. Más de la mitad de los usuarios empresariales no tienen una comprensión sólida de cómo los datos de otros equipos pueden ser útiles para ellos.

MarketsandMarkets, firma consultora de investigación de mercados citada por Datacamp, sostiene que el mercado global de inteligencia empresarial pasará de los actuales USD 23 mil millones a USD 33 mil millones en 2025.

Visualización de datos, pan de cada día8-tendencias-en-datos-para-el-año-2021

Basta con remontarse a las narrativas sobre la curva de contagios de la pandemia, apoyadas en imágenes, o a los mapas interactivos -en los principales portales noticiosos- relacionados con las recientes elecciones en los Estados Unidos, donde se coloreaban los estados, voto a voto, en favor de Biden o de Trump, para entender los alcances y oportunidades de la visualización de datos.

Llega la hora de que las empresas aprovechen los datos para contarle al mundo sus historias.

El uso y la comprensión de las visualizaciones de datos se han generalizado y crecerán aún más, por la necesidad de ciudadanos más y mejor informados, y empoderados y tomadores de decisiones.

Ciertamente, afirma Datacamp, las habilidades de alfabetización de datos, incluida la necesidad de ser productores y consumidores de visualizaciones, serán fundamentales para cualquier empleado.

Mejora de habilidades, más crucial que nunca

La Encuesta Global de CEO de PwC 2020 citó que el 74% de los CEO están preocupados por la falta de habilidades determinantes en su organización, y el 32% de los CEO cree que la brecha de habilidades es la mayor amenaza para sus empresas.

Los líderes se están dando cuenta que sin examinar los conocimientos de los datos, las organizaciones no podrán acelerar sus iniciativas de transformación digital.

Andrew Beers, director de Tecnología de Tableau, una de las más populares herramientas de visualización de datos, asegura que las habilidades de alfabetización de datos serán fundamentales para cada función en todos los niveles de una organización, y que determinarán qué empresas sobrevivirán y cuáles de ellas marcarán la pauta en el futuro.

Manejo de datos en todas las disciplinas académicas

La ecuación es simple. Se están descubriendo tanto nuevas posibilidades como nuevas necesidades impulsadas por los datos. Por tanto, las habilidades para el manejo de ellos se convertirán en un imperativo en todas las disciplinas académicas.

Así las cosas, las instituciones académicas apostarán cada vez más en habilidades para el manejo de datos en sus mallas curriculares.

Conozca conceptos básicos y aprenda a crear representaciones visuales de datos que cuenten historias AQUÍ.

Noticias CESA

Read More

5 imprescindibles pasos para valorar una empresa

El objetivo de todo equipo gerencial es crear valor, ya sea para clientes, empleados, accionistas, inversionistas, etcétera. Lo óptimo es generarlo para todas las partes interesadas.

Pero en no pocas ocasiones se pierde el norte de la utilidad de este proceso. A veces se considera que la única ocasión para hablar de valoración de empresas es de cara a la compra de compañías.

Y es cierto, no es un asunto menor. Cuando se hace gestión con el objetivo de adquirir una compañía, se está comprando su futuro. Por ello es trascendental saber cuánto va a pagar. El potencial que tiene hacia lo que es capaz de lograr. Para hablarlo en plata blanca, no es otra cosa distinta a la adquisición de los futuros flujos de la misma.

Pasos clave para valorar una empresa

Sin embargo, este proceso va más allá de lo que constituye la compra-venta de organizaciones. La valoración de empresas para la gestión gerencial, comúnmente la gerencia del valor, es una herramienta para cuantificar cuánto valor crea una organización, y en la tras escena, lo que da cuenta de las eficacia o no de las decisiones de la gerencia.

Pasos-clave-para-valorar-una -empresa-pr

Este ejercicio no es solo la proyección de los flujos de caja y traerlos al presente. Hay una serie de por lo menos cinco pasos clave para valorar una empresa, más elaborados:

  • Entender el negocio

No se trata exclusivamente de saber cuál es la competencia, conocer los productos, precios y costos de la compañía. Implica entender las ventajas competitivas de la organización. No es coincidencia el que algunas empresas tengan un buen rendimiento financiero.

Lo que hay detrás es una lectura de los atributos que les permite competir con mayor fuerza en el mercado.

Marcas, clientes recurrentes que abonan de forma imponderable con su fidelidad más allá de la compra, procesos mejorados que les ayudan a ser más eficientes, entre otros, son aspectos que generan ventaja frente a la competencia y que ayudan a crear valor a futuro. Permite descifrar cuáles son las capacidades de crear valor.

  • Análisis financiero

No basta con que la marca sea reconocida. Hay que capitalizar estas ventajas. Esto es, que se materialicen en los registros financieros; es decir, que ocurran mayores ingresos o mayor flujo de caja, típicamente especialidad de las llamadas Finanzas Corporativas.

Mientras que el entendimiento de negocio cualifica, este paso de análisis lo cuantifica. ¿Ese andamiaje de ventaja competitiva se está viendo reflejado? Es la incógnita que tiene que formularse la gerencia.

  • Cálculo de la tasa de descuento

Es el quid del ejercicio de valoración de la compañía. El espíritu de valorar una empresa es entender cuánto valor genera una organización a lo largo del tiempo. En este sentido, lo fundamental es tomar en consideración que no todo el dinero se va a recibir ahora, sino que se va a recibir a lo largo de determinado tiempo.

Para traer al presente esos flujos de caja se deben aplicar ciertas metodologías, como el modelo CAPM (Capital Asset Pricing Model, por sus siglas en inglés).

A través de este se concretan las variables que permiten calcular el dinero que puede generar la organización en “pesos” de hoy.

  • Proyección de los flujos de caja

Complementa el cálculo de la tasa de descuento, para estimar cuánto dinero va a crear la organización.

Suele ser un error común de los equipos gestores que se concentren en las utilidades. No obstante, es su capacidad de generar liquidez lo que les da un plus.

Esta es la base a través de la cual se cumple con proveedores, empleados, bancos, impuestos, inversiones en activos fijos, entre otros. Dicho de otra manera, no es el dinero contable sino el real el que se debe determinar.

  • Análisis de sensibilidad

Nadie tiene la bola de cristal para asegurarle al empresario -ni a nadie- qué va a pasar a futuro. ¿De cuánto van a ser las ventas?, ¿cuánto van a crecer?, ¿qué inversiones se van a requerir? ¿y si las ventas no crecen lo esperado?

En temas de mercado, los supuestos son un menú a la carta y como tal están a la orden del día. Por tanto, solo a través de un análisis de sensibilidad se puede evaluar si los supuestos no se cumplen. De allí la importancia de la cualificación de la ventaja competitiva.

No siempre los activos dan valor

Pasos-clave-para-valorar-una-empresa-1Muy a menudo, se tiende a pensar que es el gran número de activos que tiene una empresa lo que le otorga valor. Eventualmente y para hablarlo en lenguaje contable, el empresario puede considerar que la maquinaria y equipo de su empresa, sus vehículos, entre otros bienes, son los que le dan valor.

En realidad, puede tratarse de los llamados “activos ociosos” que pueden no estar generando ganancias.

Sin embargo, está la otra cara de la moneda. Empresas pueden tener activos muy depreciados, desde el punto de vista contable, pero que al mismo tiempo pueden estar generando valor. Es el caso de algunos inmuebles de empresas con mucho tiempo en el mercado y que resultan importantes en la operación del negocio.

Otro capítulo son los activos intangibles. Activos que no se pueden reconocer contablemente, pero que revisten valor inestimable. Es el caso de connotadas marcas y la fidelidad de los clientes con ellas.

En resumen, no son los activos los que reflejan adecuadamente el valor de la compañía, sino cuánto dinero es que estos son capaces de generar, independientemente de los recursos invertidos. Poner en práctica estos pasos clave para valorar una empresa marca la diferencia a la hora de tomar decisiones.

Aprenda cómo identificar ventajas competitivas para apoyar la toma de decisiones.

Read More

Se incorpora la Línea Ética del CESA

A partir de hoy, el CESA puso al servicio de su comunidad y de terceros la Línea Ética, canal de comunicación para denunciar posibles faltas al Código de Ética de la institución.

“Este año entró en vigencia nuestro Código de Ética y esta herramienta de la Línea Ética nos permitirá seguir fortaleciendo nuestras prácticas de gobierno corporativo y promover una cultura de transparencia, confianza y cumplimiento”, señaló Henry Bradford Sicard, rector del CESA.

La Línea Ética será operada por EthicsGlobal (EG), firma externa que en casi 20 años ha acompañado a instituciones y empresas de varios países para fortalecer sus buenas prácticas de gobierno, con base en un sistema de denuncias anónimo, confidencial y seguro.

Miembros de la comunidad CESA, tales como integrantes del Cuerpo de Electores, miembros del Consejo Directivo, equipo de Alta Dirección, profesores, personal administrativo, estudiantes, y proveedores podrán acceder a la Línea Ética, a través del teléfono 01 800 518 9191 o en la página web del CESA, donde se encuentra habilitado el link de la plataforma para reportar los casos.

Línea Ética fortalece Código de Ética

La realidad no solo ha demostrado que un controlador externo ayuda a la transparencia, independencia, objetividad e imparcialidad de los procesos. También, que la implementación de este canal de comunicación incide favorablemente en mejores prácticas y, en consecuencia, en organizaciones más exitosas en su gestión.

La Línea Ética no es solo un sistema de denuncias. Es además un sistema de orientación con un grupo de asesores que guía a los usuarios frente a las dudas que puedan surgir.

Un reporte a través de la línea no es necesariamente la garantía de una sanción, como sí de una investigación bajo el debido proceso liderado por EG. En este sentido, los asesores tienen la experiencia de interpretar los tipos de casos susceptibles de ser analizados, por ir en contravía del Código, del reglamento de trabajo o porque se detectan en ellos conductas  antiéticas. La línea ética fortalece el Código de Ética.

Cada caso se enmarca bajo una política de no represalias. Una vez el reporte se ha consolidado por parte de EG, se traslada al equipo conformado por el CESA para la evaluación de medidas. De este hacen parte el rector, los vicerrectores y el Secretario General.

5 razones para seguir aprendiendo inglés pese a la pandemia

Como el reggaeton, la covid-19 llegó para quedarse. Tengo la esperanza de que en menos de un año se acabe la necesidad de usar tapabocas, que podamos ir a un restaurante o a un bar a disfrutar no solo de la comida y un trago, sino también del ambiente.

No veo la hora de poder estar con mis amigos y familia sin miedo de contagiar o ser contagiado. Salir por el placer de ver y ser visto. De disfrutar del tumulto, el cual es sano y trae felicidad, ya que los humanos somos animales de manada y buscamos el contacto y la cercanía.

Sin embargo, muchos de los cambios que estos meses de pandemia han forzado en nuestras vidas van a permanecer. Las plataformas on-line se consolidaron como medio de comunicación y son el nuevo espacio para reuniones. Además, casi todos estamos trabajando desde casa y es probable que la oficina desaparezca como espacio unificador laboral.

¿Desplazamiento a otros países por trabajo? Limitados.  Ante tantas modificaciones en la manera como trabajamos, no es de sorprender que muchos de alumnos pregunten si se justifica continuar aprendiendo inglés ya que -supuestamente- estaremos menos expuestos al idioma.reuniones-laborales-on-line-en-ingles-2

Comunicarse, un asunto natural

Llevo 25 años como language coach enseñando inglés a ejecutivos bajo un sistema de aprendizaje en donde buscamos que el idioma surja a través de la interacción.

Uno de los grandes retos que se nos presenta es vencer los sentimientos de vulnerabilidad a la hora de comunicarse. Estas limitaciones -incluso- hacen que muchos clientes me digan que se sienten menos intimidados yendo al psiquiatra, al ginecólogo o al urólogo, que cuando deben hablar inglés.

Por estas razones, muchos piensan que la necesidad de aprender y mejorar su inglés irá desapareciendo, lo que creo, puede ser visto como un alivio para ellos. No obstante, y muy por el contrario a lo que piensan algunos de mis alumnos, este cambio de vida nos va a obligar a comunicarnos en inglés más que antes.

5 motivos para aprender on-line más allá de la pandemia

  1. Facilidad de las plataformas

Las reuniones a través de plataformas se volvieron la norma, no la excepción.

Uno de los cambios que más ha marcado la pandemia es la implementación de las plataformas de comunicación para la realización de reuniones, tanto laborales como sociales, ante la imposibilidad de trabajar en el mismo lugar.

Sorprendentemente, se ha visto un aumento en la efectividad de las reuniones: menos conversación previa y, al no tener que desplazarse a lugares, menos tiempo perdido.

¿Pero qué tiene que ver esto con el inglés? Bueno, si la reunión incluye personas de otros países que no hablan español, probablemente el inglés sea utilizado como lengua franca.

Vale la pena preguntarse ¿cuántas reuniones crees que pasen para que se den cuenta que siempre tienes el micrófono en off? Un ejecutivo debe estar en capacidad de transmitir sus capacidades profesionales independientemente del idioma en el que se esté llevando la reunión.  Esto no cambia a través de un monitor o de manera presencial. No hay que bajar la guardia.

  1. Reuniones laborales online en inglés serán más frecuentes

    reuniones-laborales-on-line-en-ingles-1

Las oportunidades laborales estarán relacionadas con grupos multinacionales y multifuncionales sin tener que salir de casa.

Recientemente oficié como anfitrión, en inglés, para un evento de una compañía de tecnología. La conferencista principal era una mujer extremadamente interesante. Una empresaria del mundo de la tecnología a quien se conoce como “Miss Internet”.

Ella enfocó su conferencia en que en un mundo globalizado y conectado por la tecnología, los equipos de trabajo no van a necesitar estar físicamente en el mismo lugar para poder desarrollar sus tareas. Al contrario, el mensaje principal era que cada parte del equipo iba a trabajar conectado desde su casa y su función, como parte de este engranaje, estaba ligada a su participación en proyectos.

En otras palabras, son los diferentes proyectos los que van a dictar qué jugadores se necesitan para formar un equipo multidisciplinario y multicultural, y esto va a obligar a los ejecutivos locales a tener las competencias especializadas para prevenir ser excluidos de estas nuevas oportunidades de trabajo.

Puede que las personas no trabajen en una sola empresa, sino que sean ejecutivos freelance aportando su experticia y adaptándose a las necesidades de cada proyecto.

¿Cómo sería la comunicación del equipo vía emails, conferencias, mensajes de texto?

– “Por favor, incluye a Camacho de Colombia en el equipo de diseñadores”

-“Pero él no habla inglés y hace que la comunicación vaya más lenta”

-“Lástima. Tiene un talento increíble pero no nos sirve si voy a juntar un equipo que incluye personas de la India, Israel, Japón, Australia y los Estados Unidos.”

Si quieres mantenerte relevante debes afilar la sierra en competencias que marquen la diferencia; pero antes que nada, debes mejorar el uso del inglés para que te inviten a ser parte de la fiesta.

  1. El conocimiento de vanguardia está en inglés

La mayoría del conocimiento de vanguardia está siendo producido en inglés antes que en español.

Las 10 principales universidades del mundo publican sus libros y artículos en inglés. ¿Cuánto tiempo puede pasar antes de que traduzcan estos textos?

Con la velocidad en que va el mundo hoy no te puedes dar el lujo de esperar más de 4 meses para tener acceso a las nuevas ideas ¿Crees que lo puedes solucionar con el traductor de Google ? Como dicen en inglés “Better think again” (Piénsalo dos veces).

Aunque hay que admitir que la inteligencia artificial del algoritmo de Google ha mejorado, y continúa haciéndolo, utilizarlo como herramienta de comunicación para profesionales y académicos puede llevar a lugares oscuros y peligrosos. Es importante entender que no se puede quedar a merced de otros para estar al día.

  1. Menos viajes = más comunicación

Más de la mitad de los viajes se van a reducir en los próximos dos años. No sé si han viajado en estos meses que se levantó la cuarentena, pero los que lo han hecho me han contado que el proceso es todo menos fluido.

Es entendible. El pasajero debe llegar al aeropuerto con más anticipación de la necesaria, llenar información personal en una app y además tener una prueba de coronavirus hecha con 48 horas de anticipación. Y si por alguna razón sale positivo, de repente le toca pelear bastante para que le devuelvan el dinero. Demasiado esfuerzo para una reunión que puede ser solucionada en línea.

La conclusión es que las compañías invertirán en viajes de negocios solo si es estrictamente necesario ¿Y si la contraparte no habla español? La necesidad de sacar adelante nuestros trabajos y negocios nos obliga a tener el inglés en forma.

Más aún, si la posibilidad de un viaje o de un curso intensivo en inglés no está en el futuro cercano, hay que estar practicando o en clases desde la casa.

  1. Las clases online cada vez son mejoresreuniones-laborales-on-line-en-ingles-2

En BSR Idiomas llevamos más de dos décadas enseñando inglés para el trabajo y el desarrollo profesional a través del sistema de language coaching.

En los últimos diez años hemos resaltado la importancia de que los estudiantes tomen sus clases a través de una plataforma como Skype, ya que esto les permite tomarlas desde cualquier lugar del mundo. Casi todos nuestros alumnos se negaban y preferían tener la clase de manera presencial.

Con la llegada de la cuarentena, los alumnos se dieron cuenta que no había alternativa. O tomaban su clase a través de una de las plataformas, o no la tomaban del todo. Tras más de ocho meses las clases en la plataforma son la norma.

La gente está entendiendo que éstas son exactamente iguales a las presenciales, ya que no es un robot dictándolas, sino un coach o teacher a través de la pantalla. Además, se pueden hacer sin máscara y permiten ser grabadas para posterior consulta.

Pensar en abandonar los esfuerzos por la situación actual viene de una posición de miedo, sobre todo de miedo al cambio. Hay que doblar esfuerzos para aprender o mejorar competencias en inglés.  Son tiempos con innumerables retos, pero la meta de ser mejores en inglés nunca debe ser abandonada.

Robert Brandwayn

Docente CESA Creativity and Productivity in Business

Language Coach

Read More

Moda, industrias y retos del shopper marketing

Luego de que la pandemia cambiara radicalmente hábitos tanto de consumidores como de compradores, se han planteado importantes desafíos para los negocios, tanto en sus canales on-line como off-line.

No hay sector o industria que no haya tenido que acomodarse a las nuevas reglas del juego, y hay sectores con retos mayúsculos por efectos asociados a enfrentar la covid-19. Uno de ellos es el de la moda.

La razón parece obvia. A diferencia de algunos otros tipos de negocios, en el que el shopper no usa el producto para tomar la decisión de llevarlo o no, en el negocio de la moda el cliente prueba las prendas antes de adquirirlas o declinar su compra.

La cuestión es que uno de los cambios más importantes en los hábitos del consumidor está asociado a la seguridad física. A la salvaguarda de la salud.

Este cuidado ha tenido reflejo en la aceleración del comercio electrónico, como respuesta a las restricciones impuestas para ayudar al distanciamiento físico (y por ahorro de tiempo); así como en una mayor consciencia de la necesidad de asepsia, como respuesta a una forma de blindaje ante el coronavirus u otro tipo de enfermedades.

Los factores vestieres y curvas

Ello supone todo un reto para los negocios basado en la manipulación frecuente de prendas por un gran número de personas.

“Hoy estamos bajo un contexto de riesgo latente, por lo que el shopper está mediando sus decisiones de compra bajo el factor seguridad y está dispuesto a pagar por ello”, conceptúa el consultor y docente Diego Narváez, Director de Operaciones y Ventas de Parking.

La reglamentación de bioseguridad parece estar aún en piloto, y el desafío va más allá de que la ropa que se prueban los clientes entre a procesos de cuarentena de 14 o 15 días.

En cuestiones de moda, hablar de la ejecución de la operación en los puntos de venta es hablar de los vestieres, los cuales deberán ser más amplios, o con muy baja circulación de personas en las zonas dispuestas para medirse la ropa.

Bajo la lógica que hoy manejan los consumidores, “hoy las marcas de moda quizás deban pensar en comunicar de manera muy clara cuál es el proceso de bioseguridad de las prendas que la gente prueba”.

Igualmente importante es el tema del número de diseños (curva en el argot textil) que se emiten al mercado. Cuantas más colecciones, más probabilidades habrá de probar ropa.

“Es una industria con retos grandes no solo desde el punto de vista de los protocolos de bioseguridad, sino además desde la planeación del diseño, la producción y el tamaño de curva”, concluye Narváez.

Reto generalizado para todas las industrias

Hoy todo modelo de negocio debe pensarse en digital, en el sentido de que algunos de sus canales o la empresa misma en su totalidad manejen este componente.

Según una encuesta de Sensormatic Solutions de Johnson Controls, citada por el diario La República, da cuenta que 6 de cada 10 personas, por lo menos para final de año, harán sus compras on-line.

No obstante, al margen de la época, la realidad es que el e-commerce ganó espacios que ya reclamaba con evidencia antes de la pandemia, y lo que esta hizo fue anticiparlo. Fortalecer los canales on-line ya no es una opción. Es una obligación para todas las industrias.

Fortalecer la logística es otro factor adicional en la misma ecuación. Los clientes son cada vez más exigentes con los tiempos de entrega, una de las mayores barreras para las compras cuando estos no se manejan con el cuidado requerido.

El que la entrega del producto refleje orden y que este sea tal cual como fue solicitado, sumado al servicio domiciliario, hacen parte de esa última milla de la logística que debe ser cuidada.

Pese a la fuerte incidencia del e-commerce, el cliente sigue valorando su experiencia en las tiendas. El mismo estudio citado da cuenta que un 35% comprar en tienda por el gusto de ver y tocar los productos.

En este sentido, la sensación de abundancia de los productos, la seguridad reflejada en el empaquetado y el empaque en sí mismo como garantía de respeto con el medioambiente, así como la multiplicidad de presentaciones de los mismos, serán cada vez más sustanciales en la decisión de compra del cliente.

Read More

Acreditaciones y Reconocimientos