Image is not available
CESA
College of Higher Studies
of administration
Slider

La ‘startup’ que perfecciona los inventarios

Un servicio basado en un software que permite hacer un control y trazabilidad fiable de los inventarios, y que además redunda en la eficiencia de los procesos inherentes a dicha actividad, resultó ser uno de los modelos de negocio seleccionados en los premios Colombia Startup 2016.

Se trata de la iniciativa de Techno Apes, una de las 20 empresas seleccionadas entre las 644 participantes (la mayoría colombianas y algunas de otros cinco países latinoamericanos) que ofrecen soluciones a partir de la tecnología.

Evitando reprocesos

APES (Accessible Popular Easy Software) les brinda a sus clientes la posibilidad de que, en tiempo real, puedan hacer un monitoreo de sus inventarios, actividad que en no pocas ocasiones ha estado caracterizada por el exceso de confianza.

En efecto, lo que está inventariado suele darse por hecho, pero muchas veces, al abrir la mercancía, se advierten fallas.

Según Andrés Botero, director de Techno Apes, el año pasado en el país se perdieron $2,2 billones de pesos por desabastecimiento derivado de la imprecisión del inventario, equivalente al 8,7 por ciento. La gente dejó de comprar esa suma porque no encontró lo que quería. En 2014 se perdieron por ese mismo efecto el 7,6 por ciento de las ventas.

Y es que muchas de ellas son de impulso. Un reproceso implica devolver el producto al día siguiente, y el inicio de un nuevo ciclo de envío puede representar la pérdida de la venta al hacer voluble al comprador, por efecto de la falta de un producto en particular, cuando este no puede adquirir el que desea en poco tiempo.

El software le da la herramienta a los empresarios para que sepan sobre los máximos y los mínimos que debe tener el almacén o centro de distribución, y le genere las alertas necesarias cuando esos niveles puedan generar eventual desabastecimiento o traumatismo en la circulación de los productos, así como las alertas de lo que sale de bodega según los pedidos.

Por vía de ejemplo, un almacén de calzado de un centro comercial le envía a la bodega un pedido de producto. Tras ser empacado para despacho, una antena ‘escanea’ tal pedido en salida. Una vez esto ocurre, emite una alerta en caso de que haya alguna inconsistencia entre lo registrado y lo que va a salir, por incompatibilidad ya sea por cantidad, por talla u otras variables.

Así mismo, el sistema, que ya maneja unos tiempos promedio y rangos temporales de distribución, puede generar otras alertas en caso de que esta se prolonguen de manera inusual. También genera avisos si los registros no son compatibles con el destino de los productos inventariados que estén en circulación. A través de códigos RFID, el servicio de APES le da una identidad única a cada producto.

Monitoreo en tiempo real

“El cliente puede monitorear los procesos en el módulo de inventarios, o en el módulo de contabilidad o en otro tipo de módulos del soporte de sistemas que posea”, explica Andrés Botero, egresado del CESA y quien además ha sido docente en la institución.

Novedad, escalabilidad y la manera de monetizar la compañía, fueron algunos de los aspectos que resaltaron los jurados de Colombia Start Up 2016 sobre Techno Apes. Lo que comercializa APES es un servicio por el control de los inventarios durante cinco o diez años. En otras palabras, es modelo de sociedad con el cliente.

La empresa está conformada por ocho ingenieros de planta que son empleados directos, dedicados a la estructuración de dos soportes informáticos; dos personas más en la parte administrativa (Andrés Botero es una de ellas), dos en el área comercial y un director jurídico.

Una las claves de esta start up que resalta Andrés Botero es la mezcla de juventud –principalmente la de los ingenieros- con la experiencia de él.  “Con lo que me encuentro cada mañana es con ese ímpetu, esa fortaleza, ese nuevo conocimiento, unas ganas de hacer cosas y moverse, y ciertamente me contagio de eso”.

La primera idea surgió hace seis años, pero tuvieron que pasar cuatro para que Andrés Botero y su equipo pusiera a punto el software. En su concepto, eso lo que significa es que más que los años, hacer y consolidar empresa es un asunto de largo aliento y sobre todo de persistencia.

Read More

El CESA se solidariza con los damnificados de San Andrés y el Chocó

El CESA se ha aliado con la organización Colombia cuida a Colombia y la Patrulla Aérea Civil Colombiana para ayudar a los damnificados de San Andrés y el Chocó, por las afectaciones causadas por el huracán Iota y la ola invernal que azota al país.

Dado que muchas personas se quedaron sin hogar ni alimentos, varias instituciones, entre ellas el CESA, apoyan estas iniciativas. Entre los elementos que pueden ser donados, las carpas figuran como los más efectivos para mitigar la difícil situación por la que atraviesan los pobladores de la isla.

Otros elementos de gran ayuda tanto para San Andrés como para el Chocó son:

  • Alimentos no perecederos
  • Agua
  • Kits de cocina
  • Sábanas
  • Colchonetas
  • Toallas
  • Linternas
  • Pilas
  • Velas
  • Tapabocas
  • Jabón
  • Gel antibacterial
  • Alcohol
  • Ropa
  • Pañales
  • Termómetros

Casa Bienestar del CESA (Cra. 5A # 35-61) y el Centro Comercial Unicentro (únicamente en las oficinas de Colombia cuida a Colombia) son los puntos en los que se pueden entregar las ayudas. Estas se recibirán hasta las 10:00 am del próximo viernes 4 de diciembre.

Para realizar donaciones económicas a los damnificados se puede ingresar AQUÍ.

Los daños en la zona de San Andrés fueron especialmente graves en Providencia y Santa Catalina. Además del reporte de dos personas fallecidas por el paso de Iota por el archipiélago, el huracán -de categoría 5- afectó el 98% de la infraestructura de Providencia y arrasó Santa Catalina, la más pequeña de estas islas. Miles de personas perdieron sus hogares.

Y en el Chocó, las fuertes lluvias cobraron la vida de una persona en un derrumbe, 11 municipios tienen inundaciones y hay miles de familias damnificadas.

Otras zonas del país también han quedado afectadas por el invierno.

Read More

Alianza 4U: una gran universidad en red

Con el objetivo de fortalecer la educación, hacerla más pertinente y con mayor alcance nacional, y sobre todo con un favorable impacto en las políticas públicas, se selló este jueves 26 de noviembre la Alianza 4U, conformada por el CESA, Uninorte, ICESI y EAFIT.

Se trata de una sinergia que pretende unir las fortalezas de cada una, y por su condición geográfica, impactar a lo largo del país, con una educación de calidad con efectos en el desarrollo económico y social colombiano.

Más que una red de universidades, la Alianza 4U guarda como esencia ser una universidad en red, tejido soportado por una comunidad de más de 30.000 estudiantes, 80.000 egresados y cientos de docentes con estudios de alto nivel, en los que más de 430 poseen estudios doctorales.

Una educación que se debe transformar, el compromiso

Alianza-4u-rectores-intLa pandemia puso en evidencia la necesidad de transformación de todos los sectores. Dado que las cuatro instituciones que conforman la alianza tienen el mismo origen, iniciativa del empresariado nacional, se produjo esta unión que reconoce los desafíos que hoy tiene la educación, y cuyas respuestas a los mismos no admiten dilación.

Rectores y vicerrectores académicos de cada una de las instituciones subrayaron las razones puntuales de la Alianza así como los beneficios que esta traerá en el corto y mediano plazo.

Una primera razón es cómo debe responder la educación superior con menos jóvenes llegando a la misma, como consecuencia del decrecimiento de la población en edad de entrar a la universidad. El desarrollo y la tecnología está concentrando mucha más gente en los centros urbanos, y en estos pesará cada vez el impacto del talento humano bien formado, señaló Adolfo Meisel, rector de Uninorte (Barranquilla).

Juan Luis Mejía, rector de EAFIT (Medellín) conceptuó que la coyuntura aceleró la transformación, y la academia debe pensar en serio ponerse a tono, pues de otro modo «estaríamos interpelando a una sociedad y formando para tiempos que ya pasaron».

Y una manera de ponerse a tono con lo que está demandando la realidad son precisamente las alianzas y el trabajo colaborativo.

En este sentido se pronunció Henry Bradford, rector del CESA. Señaló que solo a través de la unión de esfuerzos, la educación podrá entender de forma integral las necesidades de la sociedad, y configurar «una oferta educativa con más impacto, alcance y calidad».

Para Henry Bradford, esta alianza permitirá compartir nuevos enfoques de generar y compartir el conocimiento, y afinar las buenas prácticas que puedan ser eficaces en la formación. “Hay que soportar a los docentes, buscar los mejores cambios para metodologías, dinámicas, formas de evaluar. Hay mucho por compartir”, enfatizó.

Al respecto, Claudia Zea, Vicerrectora de Aprendizaje de Eafit, añadió que 4U facilitará repensar las prácticas docentes, con un mayor provecho de las herramientas digitales, para desentrañar «experiencia más significativas» con efectos positivos en el aprendizaje de los alumnos.

«4U no solo va a potenciar la alianza sino también a cada institución. Y la excelencia detrás de ella facilitará muchas actividades», dijo Francisco Piedrahita, rector de ICESI.

Flexibilidad, programas conjuntos e impacto en políticas públicas

Joachim Hann, Vicerrector de Uninorte, afirmó que hay que actuar con determinación desde ya en esta alianza, si se pretenden conseguir objetivos en el corto y mediano plazo. «Estos primeros pasos son importantes si queremos hacer realidad ambiciones más significativas», dijo.

Uno de ellos es la posibilidad de que estudiantes, sin salir de su casa, y en regiones distintas, puedan trabajar de manera grupal con resultados óptimos. Las nuevas formas de trabajar incidirán favorablemente en el aprendizaje.

En el mediano plazo, debe abrirse la posibilidad de crear programas conjuntos, por una lado, y por otro, aprovechar las condiciones y capacidades regionales para la enseñanza. Y citó como ejemplo el caso de Bocas de Ceniza, el punto de desembocadura del Río Magdalena, como un laboratorio extraordinario para ingenieros, biólogos, geólogos, entre otros.

La colaboración entre los centros de emprendimiento y departamentos con madurez académica y gran trayectoria en investigación de cada una de las instituciones serán clave en la solución de problemáticas de la regiones.

Así lo explicó José Bahamón, Vicerrector Académico de ICESI, quien concibe la alianza como la gran posibilidad de mejorar el entorno social de las regiones, con base en la transferencia de resultados de investigación para el desarrollo de políticas públicas.

“La capacidad instalada de cada institución será útil para realizar convocatorias conjuntas. Esta forma de investigar nos ayudará a intervenir mejor en la política pública, que incluye su evaluación y seguimiento”, expresó Bahamón.

“Esta alianza nos da una oportunidad para combatir la endogamia. No mirarnos solo hacia adentro, sino propiciar espacios como este para trabajar conjuntamente, y generar una oferta educativa pertinente y diferenciada a través de programas flexibles, que permitan la movilidad de los estudiantes y de toda la comunidad educativa, y ofrecer propuestas innovadoras para la sociedad”, puntualizó Juan Carlos Aponte, Vicerrector de Gestión Académica del CESA.

Read More

Cambio del liderazgo para una transformación digital: ¡ahora o nunca!

Como CEO he tenido la oportunidad de liderar procesos de transformación en diferentes países, en compañías de entre 3.000 y 9.000 empleados, organizadas en multiunidades; es decir, dispersas en el terreno en pequeñas unidades.

Para estos casos, la clave para realizar una transformación exitosa ha sido poner genuinamente el foco en cuatro elementos: mis competencias o incompetencias como líder o cabeza de la organización, la alineación y compromiso del equipo del primer nivel jerárquico, la adaptación y adhesión de todas las personas al cambio propuesto, y -por supuesto- tener en cuenta todos los requerimientos, expectativas y necesidades subyacentes de los clientes.

La covid-19 ha dejado al descubierto muchos problemas latentes en temas de liderazgo y ha acelerado los procesos de transformación digital en las organizaciones, al punto que nos lleva a plantearnos una declaración: ¡ahora o nunca!.

Resistencia de la cultura organizacional, un lunar

Según Forbes e IBM, el 84% de las empresas que inician un proceso de transformación digital fracasan. Gallup, McKinsey y Harvard hablan del 70%, coincidiendo que la resistencia de la cultura organizacional es la razón que más incide en dicho fracaso.

Es importante entender que no se trata simplemente de incorporar tecnología, software o hardware. Se trata esencialmente de un proceso en el que todos los integrantes de la compañía, desde el CEO hasta el empleado del nivel más inferior, deben estar comprometidos e involucrados.

Deben compartir y sentir la misma necesidad de entender que la innovación tecnológica en el mundo sigue cambiando a un ritmo y velocidad vertiginosos, y que estamos siendo impactados todos los días por un tsunami de cambios que nos cubre en todos los dominios de nuestras vidas.

Cubre todos los sectores económicos, cambiando nuestras forma de comprar, de trabajar, de divertirnos, en fin. Cambia todo comportamiento humano.

Por lo tanto, se trata de un cambio obligado para que la organización sobreviva. Hay que recordar casos como Xerox, Kodak,  Blockbuster, y otras tantas compañías que no lograron oportunamente adoptar y adaptar procesos de transformación digital y desaparecieron.

La transformación inicia con las personas

La verdadera transformación no es solo digital. Es realmente la transformación organizacional y cultural que se inicia con la transformación de las personas.

Esto implica implementar nuevas formas de colaboración, de planificación y de  empoderamiento. De tolerancia al fracaso. Resulta pues que la transformación es una oportunidad para rediseñar, o reinventar la organización, así como también de reinventar los modelos de negocio.

Los datos que arroja la encuesta de transformación digital 2018 realizada por la ANDI, dan cuenta que el 88,2% de las empresas conoce qué es la cuarta revolución industrial, que el 63,5% ya tiene una estrategia para ello, y declara algo muy importante que refuerza la declaración de que el momento es ahora, respecto a las mayores barreras al realizar procesos de transformación digital.

Uno de los principales obstáculos es la falta de cultura: 57,1%. Por otro lado, el World Economic Forum Jobs Reports, frente al mismo tema, dice que la principal dificultad está asociada a la falta de capacidades de liderazgo: 52%.

De manera que si se piensa en iniciar un proceso de transformación digital, hay que considerar que primero se hace necesaria una transformación del liderazgo que involucre al CEO, que involucre el primer nivel jerárquico, y que involucre a todos los colaboradores.

El resultado es una nueva visión de cultura organizacional que facilite operar bajo modelos de negocios más distribuidos, en ambientes ágiles y colaborativos, que permitan adoptar tecnologías correctas y estrategias innovadoras, dando paso a compañías sostenibles en el tiempo. Por eso, ¡es ahora o nunca!

Albeiro Herrera C

Experto en transformación personal y organizacional

Human Quality SAS

Read More

Bonos financieros para cursar un posgrado

Si bien la crisis generada por la pandemia puso en jaque a varios sectores por cuestiones económicas, dejar de estudiar no parece ser una opción frente a los retos por venir.

Lo que la coyuntura dejó al descubierto es que hoy más que nunca se requiere de profesionales con conocimientos especializados, que tengan las habilidades para gestionar los riesgos y tomar decisiones. Otra pandemia o crisis similares podrán ocurrir de nuevo, y lo que las empresas desean es que sus empleados tengan ese expertise especializado para anticiparse a los eventos o, cuando menos, reaccionar con rapidez y adaptarse a nuevas realidades, cambiantes cada vez con más frecuencia.

No solo existen las becas para cursar un posgrado

Pensando en esta necesidad y con el propósito de acrecentar las oportunidades para que profesionales puedan cursar un posgrado que les permita asumir esas adaptaciones, el CESA creó un programa de bonos de ayuda financiera.

Son bonos de hasta por $2 millones de pesos, que les permitirán a quienes están convencidos de que estudiar es la mejor inversión, contar con un ahorro en el valor del semestre, y cumplir con sus metas profesionales y sueños de vida.

La fecha límite para aplicar a los bonos es el 1 de diciembre de 2020.

Para aplicar, se debe presentar la siguiente documentación:

  • Copia documento de identidad
  • Certificado Original de Ingresos y retenciones
  • Certificación laboral que indique salario, tipo de contrato, antigüedad y cargo
  • Declaración de renta
  • Cualquier otro documento que certifique su situación financiera actual

La anterior documentación debe enviarse al correo ayudaposgrados@cesa.edu.co, y en el asunto poner Bono, nombre y número de identificación.

Estos documentos se deben enviar en un solo correo, para que la solicitud del bono de ayuda financiera sea tenida en cuenta.

Read More

MUVI: la cápsula anti-agresión sexual

Agresiones-sexuales-en-Colombia-infoUna cápsula que se puede adherir a la ropa o a accesorios, que con la ayuda de una cinta-sensor lanza una alerta, y que al desintegrarse emana un olor que inhibe el deseo sexual, para evitar agresiones sexuales en Colombia, fue el producto ganador de la Feria de Espíritu Emprendedor 2020-II.

De autoría de las estudiantes Mariana Castro Espinosa, Gabriela Gutiérrez Lugo, María Paula León e Isabella Quintero Londoño, MUVI, como se denomina esta cápsula, le apunta a una problemática que no es exclusiva en Colombia, y que de hecho -según sus indagaciones- se acentuó bajo el contexto del confinamiento.

Esto esencialmente porque, en la mayoría de los episodios de agresión sexual contra la mujeres el victimario es cercano a la víctima. A veces de su círculo familiar.

En efecto, como se desprende del Sistema de Salud Pública, Sivigila, consultado por las alumnas, en el 41% de los casos el victimario es un familiar; en el 31% de los casos, su pareja o expareja; y en el 28% de los casos, personas conocidas o desconocidas.

Dada esa condición, se cree que detrás de las agresiones sexuales en Colombia hay un sub-registro. Se estima que apenas uno de cada 20 casos es denunciado.

La coyuntura covid acentuó este tipo de agresiones, que aumentaron 88,2% entre el primer y el tercer mes de confinamiento. Y el segmento más afectado, según el Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses, fue el de las adolescentes y jóvenes entre los 12 y 17 años de edad.

Bogotá, con 424 casos; Antioquia (280), Cundinamarca (175), Valle del Cauca (161) y Santander (142), fueron las regiones más azotadas por este tipo de violencia contra las mujeres durante el “aislamiento”.

Expulsa olor que disuade al agresor

La cápsula MUVI se activa con dos propósitos. El primero para emitir una señal a una app, y el segundo para que expulse una sustancia que crea una reacción química que produce un olor e inhibe el deseo sexual.

En relación con la señal, que es la de la cinta-sensor, esta termina en una aplicación que pregunta si el acto es o no consensuado. Si no hay respuesta 15 segundos después, emite la alerta a cinco contactos predeterminados y a la Policía.

Por otro lado, la reacción química que se produce es por la mezcla de tres sustancias: civetona (usada en la industria cosmética)-butadieno(olor a gasolina)-benzoquinona (olor a cloro, que los centros neuronales la perciben como aroma que bloquea el deseo sexual.

Los otros ganadores

Además de MUVI, el mejor proyecto de la Feria, se destacaron algunos otros espacios y fueron premiados otros tres proyectos:

Doula

Plataforma que ofrece apoyo emocional a las mujeres para combatir la depresión posparto. Premio a la mejor investigación.

Built-in

Software diseñado para administradores de propiedad horizontal que facilita la resolución de problemáticas del día a día en los edificios y conjuntos. Premio a la mejor validación.

GIA

App que ayuda a optimizar el consumo de energía del hogar mediante consejos aplicables en rutinas, y que ofrece incentivos por el aporte favorable al medioambiente. Premio al mejor Pitch.

Las integrantes de MUVI ganaron como premio un viaje a la meca de la innovación, Silicon Valley, en California (EE.UU.).

Read More

Aprender a aprender

A tres semanas de culminar el semestre académico, es momento de empezar a realizar balances de los retos que impuso en el ámbito educativo enfrentar la pandemia. Uno de ellos: aprender a aprender, asociado no solo a lo disciplinar sino al confinamiento forzoso.

Y hubo valentía de todos. Desde el niño de la vereda lejana a quien le cambio su rutina diaria por más trabajo y nuevas formas de aprender, hasta cada uno de los miembros de las comunidades universitarias en las ciudades.

Al inicio, los retos se plantearon en términos de aceptar la pérdida, el cambio y la nostalgia de todos los momentos de encuentro. Sin embargo, poco a poco se perfilaron diferentes lecturas, apareciendo las ganancias privilegiadas de toda crisis.

Es en este contexto en el que se podrían analizar, por lo menos, tres desafíos y sus particularidades: libertad, valor del tiempo y foco.

Autonomía

La libertad de moverse, reunirse, sentirse autónomo y totalmente ciudadano del mundo.

Bajo las circunstancias como las vividas con la pandemia, el concepto de libertad cambia, se transforma, y adopta una forma extraordinaria que se percibe en las clases:  libertad de pensar, escribir, opinar, participar, expresarse y relacionarse con el otro por otros medios donde la creatividad se vuelve social y sujeta a nuevas mediaciones.

Rutina

La dinámica del tiempo. De ser productivos por principio y convicción del conocimiento.  Vencer la resistencia a hacer la tarea, a producir el entregable, a dar lo mejor de si mismo, cuando el entorno se siente denso y pesado.  La rutina pasó a ser aliada del conocimiento: ritmo diario para estudiar, para investigar, para preguntar y cuestionar, para participar y conocer. Se ha advertido en los últimos meses, cuando las preguntas y afanes de los estudiantes se expresan  a todas horas por el whatsapp y otros mecanismos de contacto. Se ha observado la rutina expresada en buen manejo del tiempo y la planeación de agenda, que también han dado como resultado productivas reflexiones.

Foco

Concentración a toda prueba. Centralidad en lo fundamental.  Este periodo aportó al proceso formativo el desarrollo de la competencia de una escucha presente y activa; de convocar a los otros en escenarios para hacer las tareas y trabajos de manera eficiente y pronta.  Estar presente y activo se convirtió en la virtud obligada de comprender, experimentar, ensayar y participar.

Finalizando el ciclo, estos tres retos que preocupaban en las aulas digitales, se transformaron en nuevas competencias de estudiantes y trabajadores, adquiridas día a día, y forjadas a veces con dificultad y duda, y otras de manera inconsciente.

Ahora, al final del proceso del semestre, cuando ya se reconocen más las voces con nombres propios que los rostros que las cámaras se robaron y las señales mediocres de Internet cancelaron repetidas veces,  solo hay espacio para la admiración.

Éxito en la cuesta arriba… Falta poco.

Martha Lucía Restrepo Torres, docente CESA.

Read More

Reactivación: si uno no es parte de la solución, es parte del problema

Un llamado a realizar acciones con determinación tendientes a reactivar la economía, basadas en la protección a la empresa privada, la promoción de la inversión y el apoyo irrestricto a los emprendimientos, es el llamado hecho por el rector del CESA, Henry Bradford, en su última columna en el diario Portafolio.

En esencia, el planteamiento del rector es proponer soluciones para la reactivación económica, como salida, pues de lo contrario se es parte del problema.

Si bien el rector del CESA sostiene que no se puede desconocer la difícil situación por la que atraviesa la economía del país, también hace alusión a que hay que asumir una posición constructiva, en la que se deje de lado el sobreanálisis del problema, para más bien enfocarse en proponer soluciones.

En efecto, sin profundizar en el infortunio de las pérdidas de vidas humanas, la pandemia llevó a miles de empresas a cerrar su operación. 140.000, según proyecciones de la CEPAL para julio. La Supersociedades da cuenta que 3,5 empresas al día (en promedio) se acogieron a la ley de insolvencia, y todo ello reunido a derivado en un desempleo que supera el 16%, consigna Henry Bradford.

Sin embargo, dice en Portafolio, “hay nuevos emprendimientos surgiendo, personas y organizaciones repotenciándose, sectores como la tecnología viviendo un auge y un crecimiento único y una actitud resiliente de todo un país”.

Resurgir de la creatividad

La coyuntura también sacó el lado más creativo de los colombianos, como solución para la reactivación económica. Este factor es sobre el cual hay que poner los reflectores para que el país salga a flote.

El rector cita una encuesta realizada por el Centro de Innovación y Emprendimiento del CESA, Incuba, y su Grupo de Estudios en Administración, GEA, que empieza a dar pistas sobre aquello que representa oportunidades.

Para el 16% de ellos, la crisis se convirtió en una oportunidad para crecer o resurgir a partir de una nueva idea de negocio.

Diciente también es un estudio sobre Transformación Digital hecho por Colombia Digital, citado por el rector, según el cual el 79% de las compañías ya abordan procesos en este sentido, para pensar en cómo afrontar el 2021 y no quedarse en el análisis por parálisis.

El análisis completo del rector sobre las soluciones para la reactivación económica en esta crisis, AQUÍ.

Read More

Acreditaciones y Reconocimientos