Noticias
Noticias
Noticias
previous arrownext arrow
Slider

Más información

Los pendientes para un mercado laboral inclusivo

En pasados días fue presentado en el CESA el informe Nacional de Empleo Inclusivo 2020- 2021 (INEI), realizado por la Fundación Corona, la Fundación ANDI y USAID a través de uno de sus programas.

Según datos del Banco mundial, Colombia es el país más desigual con respecto a los demás países pertenecientes a la OCDE. Es así que visibilizar y generar información sobre las dinámicas territoriales y nacionales que condicionan la promoción del empleo inclusivo en Colombia y analizar el impacto del covid-19 en las trayectorias desde la educación media hasta el empleo, se convierte en el propósito del INEI, de manera que sirva de herramienta para la toma de decisiones.

Este informe hace un llamado especial a aprovechar las posibilidades que brindan las nuevas tendencias del mercado de cara a las industrias 4.0, la atención a poblaciones vulnerables y resalta el papel que está tomando la educación informal alternativa.

El informe evaluó cuatro dimensiones para tratar el tema: la educación media, la educación y formación posmedia, la intermediación laboral y el empleo.

El informe señala cinco grandes retos, uno de los cuales es sensible y merece especial atención: mejorar la calidad y cobertura de la educación media; mejorar la pertinencia y garantizar la permanencia en la formación posmedia; así como mejorar el uso de canales formales de intermediación laboral y la formalización del empleo con mayores niveles de cualificación.

Evidencia también la urgencia de atender las necesidades diferenciales de las personas con discapacidad, los grupos étnicos, la población LGBTQ, migrantes y a los llamados “ninis”, que es la población de jóvenes que ni estudian ni trabajan, y en la que el 65% se encuentra en hogares en situación de pobreza. Además, disminuir la brecha de género derivada -entre otras causas- por las barreras y falta de oportunidades de las mujeres en la educación y consecución de empleo.

(Le recomendamos: Liderazgo femenino para una nueva agenda de desarrollo social y de los negocios)

Educación media

Los resultados muestran cómo una persona que logra terminar su educación media posee mayor probabilidad de acceder al empleo, así como la importancia de educar no solo en habilidades duras, sino también en habilidades socioemocionales y habilidades ocupacionales. Sin embargo, subrayan que no existe aún una metodología unificada para el trabajo de las habilidades socioemocionales.

Por otra parte, la aparición del covid-19 trajo consigo un rezago significativo en términos de asistencia y resultados de aprendizaje.

En efecto, la inasistencia escolar alcanzó un 16,4 % en zonas urbanas y en zonas rurales un 30,1 %. Así mismo, se estima que el cierre escolar -uno de los más prolongados del mundo- contribuyó a aumentar el número de estudiantes que se encuentran por debajo del nivel mínimo de aprendizaje y en los bajos resultados en áreas como lectura crítica (42,7 %) y matemáticas (47,7 %).

Educación y formación posmedia

La educación posmedia aborda una amplia gama de posibilidades de formación desde la Educación para el Trabajo y el Desarrollo Humano (ETDH), la educación superior (técnico, tecnólogo, Universitario y posgrado) y la educación informal alternativa.

En este sentido, uno de los mayores retos para el país es el acompañamiento y monitoreo al proceso de transición entre la educación media y la oferta posmedia.

La educación en ETDH se vio afectada por la pandemia, con descenso de 48,4 % en matrículas.

La educación superior presenta el reto de permanencia y pertinencia de la educación y en mejorar los niveles en las pruebas saber TyT (Examen de Estado de la Calidad de la Educación Superior), afectados especialmente en lectura crítica y razonamiento cuantitativo. Por otra parte, si bien el acceso a la educación superior en mujeres supera el 56%, existe una amplia brecha aún en carreras STEM, con un nivel histórico del 30%.

En este contexto, existen varios desafíos importantes que deben ser abordados por la educación y formación posmedia.

El primero es la medición y comprensión de cómo el paso por educación posmedia le está generando valor a los estudiantes. Por otra parte, entender cómo se responde desde allí a las necesidades del sector productivo.

Así mismo, una tarea pendiente se enfoca en comprender el papel que viene jugando la educación informal no solo en términos de formación, sino también en la manera como está incidiendo en los niveles de empleabilidad, principalmente de los jóvenes.

Intermediación laboral

La intermediación laboral desarrolla un papel importante en la búsqueda y obtención de empleo en Colombia.

Sin embargo y según se desprende del INEI, alrededor del 4% buscan trabajo a través de canales formales de intermediación; y allí se detectan brechas significativas -empujadas por el covid-19 en jóvenes y mujeres en relación con los hombres. Tan solo el 38,8% de las mujeres que accedieron a intermediación laboral obtuvieron empleo, comparado con el 61,2% de acceso de los hombres.

(También: EGE o cómo adquirir habilidades avanzadas en Administración).

En términos generales, los colombianos buscan empleo a través de las redes cercanas. Esto implica un gran reto para el país, ya que el bajo acceso a información de calidad sobre oportunidades de empleo y selección incide en los resultados de inserción laboral. Por otro lado, establece una brecha entre las necesidades reales del sector productivo, los sectores oferentes y la población en busca de empleo formal.

Empleo y empleado

El informe estable la importancia de entender el empleo como un mecanismo de movilidad social y el desarrollo de los proyectos de vida. Sin embargo, esta función está siendo rezagada. Los empleos existentes ofrecen baja remuneración y persiste un alto grado de informalidad.

La pandemia y el confinamiento se convirtieron en agravantes. El desempleo subió al 15,9% en el 2020, impactando sobre todo a mujeres, jóvenes y migrantes, no solo en empleo formal sino en el informal.

Deserción y brecha de calidad entre colegios públicos y privados, problemática en Bogotá

Específicamente, Bogotá posee una tasa de cobertura en la educación media mayor que el nivel nacional, pero tiene un gran reto en tema de reprobación y deserción. De igual manera, es necesario trabajar por el cierre de la brecha de calidad entre colegios privados y públicos.

Así mismo, la capital reflejó una tasa de tránsito entre la educación media y la educación posmedia del 48% y concentró una alta oferta de educación superior, pero tan solo el 12 % de formación ETDH.

Bogotá es una de las ciudades con mayor tasa de desempleo en Colombia. A cierre de 2021, una tasa del 16% y una alta tasa de informalidad.

Adela Vélez Rolón
Docente investigadora CESA

Read More

Mujeres: más rápidas que ellos a la hora de comprar en línea

Cuando los consumidores se mueven a través de un e-commerce, hay una mayor conexión emocional y una decisión de compra más rápida por parte de las mujeres que por parte de los hombres.

Ellos se centran mucho más en las especificaciones del producto y tienden a hacer comparaciones, mientras que las mujeres, quienes las dejan más de lado, se enfocan en descuentos y promociones, así como en la apariencia física del artículo que van a comprar.

Las 5 tendencias clave en el e-commerce

En otras palabras, las miradas de hombres y mujeres son distintas bajo las reglas del comercio electrónico.

Así lo estableció un reciente estudio realizado por el CESA, en cabeza de tres estudiantes de la Maestría en Dirección de Marketing (MDM), que se propuso a establecer la relación entre la arquitectura de distintos e-commerce con la dinámica de las ventas, a partir de la usabilidad en dichos portales.

buenas-practicas-de-e-commerce-medidas-dilatacionDesaceleración normal

Como se sabe, el e-commerce tuvo los mayores avances en su historia por cuenta de la pandemia. Este creció un 387% en América Latina cuando apenas transcurría un mes de los confinamientos.

Según los indicadores manejados por la Cámara Colombiana de Comercio Electrónico, el 2021 cerró con 39,8 billones de pesos en ventas en línea, producto de 271 millones de transacciones en el país. Para el primer trimestre de 2022, las ventas superaban los 2,2 billones de pesos, producto de 79 millones de movimientos.

Claramente, la “normalidad” produjo una desaceleración de esa velocidad con la que se iba, pero la tecnología, experiencias de usuario y otros aspectos han abonado aún más el terreno para hacer a los consumidores más proclives a comprar en línea.

“La pandemia nos adelantó en 5 años el e-commerce”, afirmó María Fernanda Quiñones, presidenta de esta entidad, durante la segunda jornada del 5to encuentro de la transformación digital CESA, y en la que se presentó el estudio.

Datos: en la esencia para una cultura empresarial que le apuesta a la transformación digital

En este, se identificaron diferencias de comportamientos en el uso del e-commerce, a partir de lo que los consumidores ven inmediatamente después de acceder a un página para comprar en línea.

Para tal efecto, las estudiantes de la MDM Susana Rodríguez, Susana García y Ángela Gasca conformaron un panel con cinco expertos en la materia, para determinar -junto con ellos- las principales características que debe tener un e-commerce en términos de arquitectura de la información.

A partir de dicho estándar, diseñaron una puntuación para medir la arquitectura de las páginas. Analizaron 500 e-commerce que registraron las mayores ventas en el país a cierre de 2020, según las estadísticas de la Superintendencia de Sociedades. Así, abordaron los casos del Grupo Éxito, Falabella y Mercado Libre.

buenas-practicas-de-e-commerce-mapa-de-calorBuenas prácticas en e-commerce

Para medir la usabilidad, emplearon la herramienta de ‘eyetracking’, ampliamente conocida para extraer información de los usuarios con base en sus movimientos oculares.

El ‘eyetracking’ identifica con exactitud puntos de fijación y zonas de densidad (mapas de calor) en las que un usuario se concentra, independientemente de su condición social, edad, género u otras.

Realidad aumentada: aliada para las ventas por catálogo

Tras las mediciones se pudo concluir que el e-commerce del Éxito generó una fuerte conexión emocional al hacer destacable los precios y los descuentos. Y es que sus páginas muestran con colores vivos estos ítems.

Para el caso de Mercado Libre, la dilatación de pupila de usuarios ante este portal resultó menor, por lo que se dedujo que la conexión emocional disminuyó. No obstante, para este e-commerce se destacó la imagen del producto por encima del precio.

buenas-practicas-de-e-commerce-susana-garcia
Susana García

Para el caso de Falabella, la mayor conexión emocional ocurrió por la figura del carrito de compras. “Desde que el usuario selecciona el producto y lo lleva hasta el carrito de compras, allí fue donde se generó el mayor ‘engagement’, ya que se muestra la imagen del producto junto con el botón de pago”, explicó Susana García, asesora de comunicaciones internas de Procolombia, la agencia estatal para la promoción del comercio exterior del país.

Ellos se tomaron más tiempo. ¿Analizan más?

Si bien el volumen de e-commerce medidos hizo que no todas las personas en algunos casos miraran exactamente las mismas páginas, se acentuaron algunas tendencias. En promedio, los hombres se tomaron más tiempo que las mujeres para decidir hacer la compra.

Ellos dedicaron más tiempo en las especificaciones así como en comparaciones con marca conocidas.

Asimismo, hubo menos tiempo dedicado al uso de los filtros por parte de ellas, lo que también podría explicar por qué su compra resultó más rápida.

Los e-commerce pueden tomar como referencia esta investigación para para mejorar la arquitectura de sus páginas web y concentrarse en las necesidades que los clientes tienen y lo que les está llamando la atención.

Momentos en el metaverso: una tercera parte de los colombianos los ha tenido con las gafas de RV

Read More

Datos: en la esencia para una cultura empresarial que le apuesta a la transformación digital

El cambio de la cultura organizacional como el factor más relevante para la transformación digital, y los datos y sus características como uno de los insumos importantes para acompañar ese cambio, figuran entre las grandes conclusiones de la primera jornada del 5to encuentro de la transformación digital organizado por el CESA.

La transformación digital, vista por algunos como el santo grial de la época, es un asunto que se debe respirar en el día a día como la única manera de garantizar el cambio cultural necesario para, con base en ella, alcanzar los objetivos, permanecer vigente en el mercado, y contar con la resiliencia para adaptarse a la necesidades, cada vez más frecuentes y cambiantes para las empresas.

Como lo señaló uno de los conferencistas, Santiago Escobar, VP Digital de RCN, “la transformación digital se logra desde las trincheras; es decir, las cosas se logran haciéndolas, no solo desde una gran estrategia y una visión a futuro, que es importante, sino también trabajándolas en el día a día”.

En el mismo sentido se pronunció Mario Esteban Correa, Gerente de Colwagen Colombia, quien afirmó que la cultura del cambio debe practicarse desde la base de la organización.

Hay que explicarles, casi que de manera coloquial a los colaboradores de la organización -afirmó-, el porqué de las cosas para que realmente las interioricen y se puedan reinventar así como sus procesos.

En este compromiso de la gerencia, el factor tiempo es trascendental y una herramienta más dentro de los esfuerzos de transformación.

Y es que una de las barreras más difíciles a superar es la reticencia a los cambios. Y depende de la dirección de las organizaciones garantizar un ritmo adecuado: no ir tan rápido como para que los colaboradores no lo asimilen, pero tan poco tan lento como para que no se vaya al ritmo del cambio que se necesita.

“Colombia debe impulsar muchísimo la educación alrededor de todo lo que necesita la transformación digital”, enfatizó el VP Digital de RCN.

Los datos, el nuevo oro

Dentro de la transformación digital (TD), los datos y su relación con ellos parecen estar escribiendo su propio capítulo en la materia.

Su uso para las decisiones empresariales es cada vez más evidente, pues por cuenta de la tecnología se está dejando una trazabilidad y una información que permite conocer al consumidor.

Muy a pesar de ello, los datos no están siendo aprovechados como se debe. Pese a que son el corazón de la transformación digital, “el 73% de la data en los negocios no está siendo analizada”, expuso Carlos Hincapié, líder de negocios de Azure, servicio de computación en la nube de Microsoft Colombia.

En realidad, los datos son tan solo uno de los pilares. También juegan en la ecuación otros cuatro: las personas, los procesos, los clientes y la tecnología. La TD se logra con la articulación de estos cinco actores.

Según Correa, el cliente se pone en el centro. La gobernanza de datos implica entender la responsabilidad que hay de su manejo. Se requiere combinar la estrategia con el talento de las personas, y entender que hay que estar constantemente innovando no solo para hacer sostenible el core del negocio, sino para generar nuevos modelos de negocio y, con ayuda de la tecnología, transformar y optimizar los procesos.

Cuidar el dato, parte de la cultura

Más allá de aquello que pueden brindar los datos, es importante custodiarlos y cuidar de su calidad. Los datos deben tener cierto estatus para que dicha calidad determine su uso y utilidad.

En este sentido, seis son los atributos que debe tener un dato de calidad. Debe ser:

Completo: ¿es exacto? ¿es integral el registro en nuestra base de datos?
Conforme: se trata de manejar información legible, entendible.
Consistente: los números son axiomáticos. No debe haber contradicción en la información que se deriva del dato.
Preciso: si no lo es, no puede ser utilizado
No duplicación: si bien es posible que en sábanas de datos haya registros repetidos, es importante que al gestionarlos, una vez se haya dado una integración de sábanas o bases, no haya duplicidad. Puede haber errores en la interpretación.
Integridad: la información disponible, ¿la podemos analizar? ¿está a nuestro alcance poder hacerlo?

No en vano, se estima que el 80% de la labor tras la analítica reside en la limpieza y preparación de los datos. Por tanto, cuidar el manejo del dato, su custodia y calidad hace parte de lo que implica una cultura para la transformación.

(No deje de leer: La empresa basada en datos de 2025)

Varios de los expertos de la transformación digital coinciden en que en las organizaciones de hoy, las divisiones (no las físicas) entre las áreas deben ser cada vez más permeables. ¿La razón?: eficacia en procesos y resultados con base en datos no compartidos.

En otras palabras, cada departamento o área pude manejar indicadores propios; no obstante, estos pueden ser útiles para otro departamentos de la organización en un momento dado para su plan o proceso, pero no siempre están disponibles.

Si bien no todo el mundo debe tener acceso a toda la información, esta sí debe estar centralizada y ser administrada correctamente, de tal manera que los datos sean funcionales -eso sí- para todas las necesidades de la organización.

En este sentido, Mario Esteban Correa afirmó que una manera de subsanar ese posible obstáculo está en contar con por lo menos tres tecnologías que habiliten esa especie de diálogo entre las áreas para apalancar sus decisiones con los datos.

Resulta indispensable un sistema ERP (de integración) que haga match con los sistemas CRM y con algún sistema de business intelligence. “Una buena interlocución de estos sistemas le permite a cada una de las áreas tener la información indispensable y en tiempo real”, puntualizó.

Read More

Aprendizaje para gestionar emociones

Mucho se habla sobre la importancia de la formación académica universitaria, así como del sello o impronta que cada institución, en su enseñanza, les imprime a sus estudiantes.

También, y ahora más que nunca, de las formas de enseñanza o pedagogías que más se ajustan a lo que hoy esperan los estudiantes.

Durante la pandemia, múltiples alternativas de enseñanza, algunas de las cuales se venían madurando, se pusieron sobre la mesa para favorecer el aprendizaje. Un asunto netamente dirigido a cambiar y mejorar la experiencia, algo que reclaman con mayor necesidad los jóvenes.

Fight Club, lenguaje no violento

Teniendo en cuenta esta necesidad, surge una pregunta clave: ¿cómo entonces apostar por novedosas experiencia de aprendizaje para las llamadas habilidades blandas, que -junto con las digitales- se vienen convirtiendo en las más determinantes a la hora de constituir equipos de alto rendimiento?

Aunque quizás no haya una única respuesta, una de ellas la brinda una de las electivas del CESA. Se trata de Fight Club, lenguaje no violento, escenario a través del cual los estudiantes aprenden a gestionar las emociones.

Por qué cultivar la inteligencia emocional en edades tempranas

Mucho y de distintas maneras, y actualmente con el uso de la tecnología, se enseña/aprende aquellas aptitudes técnicas o habilidades “duras” para el ejercicio de la profesión. Sin embargo, “no nos enseñan cómo manejar nuestras emociones o cómo gestionar esas habilidades actitudinales”.

Así lo conceptúa Daniel Cajiao, egresado del CESA, y el docente que dirige esta electiva.

Hay que ponerles rótulo a las emociones

Más allá del nombre, que lo que quiere significar es que los seres humanos están expuestos a situaciones que crean tensiones, y para las que -si no se considera una salida de confrontación- solo se reconoce evitarlas antes que tener conversaciones difíciles, la electiva lo que busca es que los estudiantes sean capaces tanto de reconocer y ponerles nombres a su emociones, así como de hacerse responsables de las mismas.

El ser humano es en esencia un ser social; y en tal sentido, la relación con los demás no es más que el punto de partida. Además de las maneras de ser, como existen intereses y expectativas distintas, las tensiones son inevitables, mas no así el reconocerlo y exponerlo frente a la contraparte.

Según Cajiao, para tener relaciones más fáciles y al final buenas, es necesario tener conversaciones difíciles.

Para ello, la metodología usada por el docente para el desarrollo de esas habilidades actitudinales reside en exponer a los estudiantes a distintos estímulos, y cuyos intereses y necesidades se ven afectados a través de juegos de roles.

Cómo aprender habilidades blandas

Las distintas puestas en escena (el grupo sobre un tapete que debe voltear el mismo sin que ninguno deje de pisarlo o salirse; una simulación sobre el comunicar o tratar de ocultar mi embarazo o el de mi novia y las reflexiones que ello genera; o la simulación de un entorno laboral en un escenario de reconocimiento a otro empleado que parece injusto, entre otras) tienen como fin que los estudiantes, en la gestión de la situación, puedan reconocer su carácter según su reacción: si son introvertidos, extrovertidos, si buscan imponerse, concertar, si son explosivos, si evaden, si se les facilita argumentar, etcétera.

En palabras del profesor Cajiao, recrear estos escenarios “les permite (a los estudiantes) entender cómo podrían reaccionar en un futuro y responder de una mejor manera, reconocer límites para sí mismos y ante los demás, y tener disposición para enfrentar conversaciones difíciles”.

La electiva de Fight Club es tan solo uno de los distintos escenarios pedagógicos del CESA que se salen de las prácticas convencionales.

Conozca algunas otras prácticas de innovación pedagógica puestas en marcha en la institución.

Read More

Lo mejor de CESA Investiga en video

La posibilidad de acceder a servicios bancarios automatizados por parte de la población colombiana de menores ingresos no depende exclusivamente del uso de teléfonos celulares de última generación.

Y si bien la utilización de esta clase de dispositivos puede incidir en un abanico más amplio de servicios financieros automatizados, en buena medida asociados a mejores habilidades digitales, otras vías tecnológicas automatizadas resultan propicias para promover mucho más la inclusión financiera de este franja de la población.

Así lo concluye un análisis realizado por el grupo de investigación del CESA, en asocio con dos docentes de la Universidad de los Andes y la Universidad Konrad Lorenz, y que se propuso determinar la disposición de los consumidores de bajos ingresos a utilizar servicios bancarios automatizados.

Empoderamiento tecnológico vs avances tecnológicos

Una de las motivaciones del análisis es que cuando se estudian actividades del mundo Fintech, ha habido una tendencia a centrarse en las dinámicas de países desarrollados, minimizando la relevancia de los consumidores de bajos ingresos, que son los más representativos de las llamadas economías emergentes.

Para este estudio, se realizaron más de 480 encuestas a personas de los estratos socioeconómicos 1, 2 y 3, de entre los 18 a 69 años, de ocho de las principales ciudades del país: Bogotá, Cali, Medellín, Barranquilla, Bucaramanga, Manizales, Cartagena y Pereira.

Una de las particularidades es que estos usuarios reportaron contar con un servicio de banca tradicional o con algún servicio fintech, con una antigüedad de por lo menos tres meses consecutivos.

Para los autores del estudio, este refleja que, aunque puede ser más evidente a causa de la pandemia, época caracterizada por el aislamiento físico, existe un gran desafío para las entidades financieras para apalancarse en tecnologías que habiliten a un sector de la población a usar sus servicios para promover la inclusión, dada la plena disposición de esta por aceptar la automatización.

Subclase de criptomonedas que podrían ofrecer mayor estabilidad a inversionistas

Y es que el empoderamiento tecnológico, señala el estudio, ha cambiado a un ritmo más rápido que los avances tecnológicos en los servicios financieros para satisfacer las necesidades de los consumidores de la base de la pirámide.

Lo anterior podría explicar en alguna medida por qué un asunto como el Metaverso es más un fenómeno cultural que tecnológico.

Bajo esta lógica, es posible que, aún sin contar con dispositivos modernos, la población de esos estratos pueda vincularse al sistema.

Las conclusiones del análisis están recogidas en un paper y además explicadas por Juan Carlos Correa Núñez, docente investigador del CESA, en la última entrega de CESA Investiga, serie en formato audiovisual que presenta todas las novedades del GEA, el Grupo de Estudios en Administración de la institución.

Explore en video resúmenes los más importantes estudios del GEA del CESA AQUÍ.

Read More

Subclase de criptomonedas que podrían ofrecer mayor estabilidad a los inversionistas

Una subclase de criptomonedas, producto de un tipo de intercambio entre monedas cripto y la moneda Fiat o fiduciaria, podrían convertirse en eventual refugio para los inversionistas en medio de la incertidumbre o volatilidad de los mercados, o por lo menos en una alternativa más segura y estable.

Así se concluye de una investigación* del CESA, en colaboración con un docente de la UNIR, Universidad Internacional de la Rioja, España, que se propuso comprobar si algunas criptomonedas cumplen la hipótesis según la cual los precios no permiten obtener rendimientos superiores al promedio del mercado.

Caídas de Bitcoin y Luna ilustran la inestabilidad

A raíz de las crisis financieras, los mercados han evolucionado hacia una mayor amplitud y selección de instrumentos, que tienen como objetivo facilitar el intercambio de activos electrónicos, los cuales utilizan claves criptográficas para su generación. Estos fueron denominados criptomonedas o criptoactivos y han propiciado el desarrollo de nuevas estrategias de inversión.

No obstante, con el comportamiento de las criptomonedas y la volatilidad, ocasionada ya sea por la invasión a Ucrania por Rusia u otros eventos, se generó cierto riesgo e incertidumbre en los inversionistas al no tener un precio relativamente estable y predecible.

No en vano, el mundo fue testigo de cómo las cotizaciones de criptomonedas como el Bitcoin o Luna se desplomaron en mayo pasado.

En efecto, recordaba el analista económico Ricardo Ávila a comienzos de este mes, el valor de la poco conocida Luna, cripto que llegó a cotizarse en los USD 116, se derrumbó a cero en pocas semanas: se esfumaron USD 40.000 millones representados en este activo.

Y la Bitcoin, probablemente la criptomoneda más conocida y popular para el ciudadano común, se desplomó a los USD 26.000 luego que en noviembre pasado se negociara en USD 67.000.

“Todo el segmento de las criptomonedas y sus derivados experimentó retrocesos importantes. En cifras, un mercado que llegó a tasarse en 3,2 billones de dólares a finales del año pasado, ahora se encuentra en 1,3 billones”, explicaba el analista.

6 criptoactivos analizados

Es bajo este contexto en el que cobran relevancia las pruebas sobre el comportamiento de criptomonedas cuando algunas de ellas están atadas o no a activos centralizados.

Para el desarrollo de la investigación, se seleccionaron las monedas respaldadas con activos Fiat (consiste en que cada token está garantizado con una unidad monetaria con USD o EUROS) y commodities.

Las pruebas se hicieron con tres vinculadas al Dólar (Tether, USD Coin, True USD), una al Euro (Euro Stasis) y dos a commodities oro (Digix Gold y Pax Gold).

(Le recomendamos: “El financiero del futuro es un ‘tecnologista’”)

(También: Los índices S&P y MILA y su impacto en gestión de portafolios)

Esta selección tuvo presente las monedas con mayor antigüedad y capitalización en el mercado de criptomonedas, y las series, descargadas por medio de Yahoo Finance, se tomaron desde su origen con periodicidad diaria hasta el 31 de marzo de 2022.

Para evaluar los retornos de dichas criptomonedas, se realizaron pruebas bajo metodologías propuestas por varios autores como Ljung & Box, Cowles y Jones, Mood y Lo & Mackinlay.

Con estas metodologías, en esencia de tipo estadístico, el objetivo era determinar si había un comportamiento de caminata aleatoria o de dependencia entre la rentabilidad en el tiempo de este tipo de activos, y cómo los resultados presentes, influenciados por algunas variables, podrían tener incidencia o no en el futuro.

Esto último es lo que se conoce en finanzas como fenómeno de persistencia o anti-persistencia, detectable a través del denominado coeficiente de Hurts (H).

(Lea: Mundo cripto: educar sobre el tema, cada vez más urgente)

Criptomonedas: ¿mejor más ganancias o más estabilidad?

De acuerdo con la prueba de Lo & Mackinlay, la única criptomoneda que evidenció un comportamiento aleatorio fue EURS. Dicho de manera simple, resultó ser un criptoactivo con un comportamiento no predecible.

A partir del cálculo del coeficiente de Hurst (H), se concluyó además que de las seis criptomonedas, cinco tuvieron H menores a 0.5 (resultado anti-persistente); es decir, donde un periodo de crecimiento es seguido de otro de decrecimiento. Estas fueron USDT – USDC – TUSD – EURS y DGX). La moneda PAXG obtuvo un resultado de persistencia débil con un coeficiente de apenas 0.512.

Bajo dos pruebas, los métodos de Anis & Lloyd y de Lo A., las monedas USDT, USDC, TUSD, EURS y DGX reflejaron comportamientos de anti-persistencia.

Y para el caso de la criptomoneda PAGX el valor de H no resultó significativo para memoria de largo plazo.

Así las cosas, bajo las distintas pruebas, se confirmó que 5 criptomonedas reflejan anti-persistencia, por lo que pueden convertirse en activos de refugio al estar anclados a un activo centralizado, el cual reduce las fluctuaciones y volatilidades, comparadas con el comportamiento de otros activos financieros y de criptomonedas no estables como el Bitcoin.

Con información de Javier Bernardo Cadena

*Estudio realizado por Javier Cadena, profesor-investigador del CESA; Miller Ariza, profesor Investigador; y los estudiantes de la Maestría en Finanzas Corporativas del CESA Paula Andrea Neuto y Jaiden Alfonso Varón.

Read More

Prolight, del CESA, y los otros 3 proyectos ganadores en 4U Emprende

Prolight, una bebida que prescinde de componentes con lácteos para brindar las proteínas necesarias para jóvenes deportistas, producto de estudiantes del CESA, fue premiado como uno de los modelos de negocio ganadores del concurso 4U Emprende, de la Alianza 4U.

El reconocimiento se llevó a cabo este jueves en desarrollo de la clausura del concurso, que llegó a su segunda versión, y en el que participaron dos proyectos del CESA.

Proligth resultó galardonado en la categoría de emprendimiento social, una de las cuatro que premia este concurso en el que participan estudiantes de las cuatro instituciones de la Alianza. 4U Emprende también reconoció los mejores proyectos en las categorías de industrias creativas, negocios verdes y energías renovables, y servicios profesionales y especializados.

Emprendimientos universitarios participantes

A 4U Emprende se inscribieron más de 400 estudiantes de las universidades EAFIT, Uninorte, Icesi y el CESA, que participaron con 126 proyectos.

Durante la ceremonia de clausura, María Clementina Sierra, decana de Negocios de Uninorte, destacó que la participación resultó una visible muestra del espíritu emprendedor que encierra la alianza.

Por otra parte, Cristina Vélez, decana de la Universidad EAFIT, subrayó que detrás de 4U Emprende lo que hay es una configuración de una red no solo de soporte de proyectos, sino también de acceso al mercado, a financiamiento, y «una red que soporta para corregir errores que marca la posibilidad de ser más exitosos con estos ejercicios».

Añadió que esta actividad «nos permite pensar en otros frentes para formar mejores administradores, profesionales y emprendedores que respondan a los retos del país», y que «ojalá estos proyectos crezcan a niveles insospechados.

En la categoría Servicio Especializados ganó Karoma, de la Universidad EAFIT. Karoma es una distribuidora especializada en productos de aseo y desinfección, que asesora en el uso de los productos y realiza acompañamiento a los clientes.

En la categoría Energías Renovables y Negocios Verdes, se destacó RecyTire, de la Uninorte. RecyTire es un centro de recolección y reutilización de neumáticos en desuso para la producción de caucho granulado y tratamiento de residuos.

En la categoría de Industrias Creativas y Tecnologías Emergentes sobresalió Zent Graphics: un servicio de branding personalizado de acuerdo con las necesidades y especificaciones de los usuarios.

Zent Graphics cuenta con un abanico de opciones, paquetes y servicios con variedad de presupuestos, dirigido a emprendimientos nacientes relacionados con criptomonedas y NFTs, provenientes principalmente de países angloparlantes.

emprendimientos-universitarios-4u-emprendeProlight: agua, la base

Muchas bebidas proteínicas existentes en el mercado tienen como base el lácteo, muy particularmente el suero de leche. No obstante, no todos los organismos reaccionan bien frente a este.

Por esta razón, los estudiantes del CESA Juan Manuel Rodríguez, Valentina Mahecha, Juan Sebastián Morales y Catalina Valencia le dieron vida a Prolight, cuya base es el agua.

∞Afrodita o cómo atacar los embarazos no deseados en Colombia
∞Metodologías exitosas para el emprendimiento

Los distintos paneles y talleres desarrollados con las cuatro universidades, alrededor de una docena en el semestre, les brindó pistas importantes para estructurar el proyecto. “Nos ayudó a pasar de una idea probablemente buena a pasar a un producto concreto por todos los pasos que se deberían hacer para lograrlo”, resaltó Juan Manuel Rodríguez.

Con el apoyo de una ingeniera que trabaja en el sector de alimentos, los estudiantes buscaron reemplazar la cantidad de suero lácteo que tienen las bebidas tradicionales por agua, y agregarle a esta los componentes, en las dosis necesarias, para reemplazar la proteína.

La bebida, según los estudiantes, está compuesta por unos ácidos, extracto de arveja, entre otros.

Uno de los blancos: jóvenes deportistas

Una de las premisas de los estudiantes es que el producto tuviera beneficios o impacto significativo. En su caso, dirigidos a jóvenes talentos del deportes, en muchos casos de regiones donde se dificulta su exposición por razones sociales o económicas.

El público objetivo de su producto son especialmente los cientos de deportistas que con base en sus destrezas han logrado cambiar sus vidas y las de sus familias, pero que muchas veces no cuentan con las mismas oportunidades. A esto se suman factores de malnutrición y desnutrición.

En este sentido, una de las aristas de su modelo de negocio es donar cierta cantidad de bebidas, por otro tanto de estas que se vendan en mayor cantidad en un mercado de mayor poder adquisitivo.

Read More

Así se están fortaleciendo las habilidades y resiliencia de los emprendedores

Con varias charlas sobre los recursos a los que pueden acceder los emprendedores a través de algunos actores del ecosistema, sobre el peso de la formalización, y retroalimentaciones para mejorar la comunicación de los modelos de negocio, transcurrió una jornada con cerca de 30 emprendedores, en desarrollo del programa de emprendimiento de la Caja de Compensación Compensar.

Se trató de un capítulo más de este programa al que esta caja de compensación le dio vida hace seis años, tendiente a acompañar a emprendedores tradicionales a adquirir habilidades para el emprendimiento, con el fin último de estructurar sus modelos de negocio y hacerlos realidad.

Resiliencia en el emprendimiento

A la fecha, este programa ha capacitado a cerca de 8.000 emprendedores, y logrado poner en marcha más de 1.400 negocios.

A través de su Centro de Innovación y Emprendimiento, el CESA es uno de los aliados de este programa para la estructuración de modelo de negocio, una de sus fases.

∞»Solo con emprendimiento es posible que agricultores urbanos salgan de la pobreza», John Dobson

Esta ruta de capacitación prevé una primera fase de interiorización de competencias para el emprendimiento, y una segunda de ideación, en la que se exploran aspectos como la problemática o necesidad que resuelve cada proyecto, el mercado objetivo, validación, diferenciales y valor agregado del producto o servicio.

En la tercera etapa, que es la estructura del negocio y en la que participa el CESA a través de mentores y tutores, se perfeccionan aspectos como presupuesto, costos, márgenes de ganancia, entre otros.

Hablan los emprendedores

resiliencia-en-el-emprendimiento-int-ludwing-santana
Ludwing Santana

Para varios de los emprendedores, el camino recorrido con los mentores y tutores en este programa es uno de los mayores beneficios del programa.

Así lo conceptúa el publicista Ludwing Santana, fundador de una empresa de fotografía que lleva su nombre.

Con la crisis económica derivada de la pandemia, Ludwing, quien era docente de fotografía en dos universidades y un instituto en la capital, no solo quedó desempleado, sino que su hogar se disolvió.

Especializado en efectos artísticos en fotografía de bodas, se dedicó de lleno a esta actividad, pero sin una estructura de negocio clara. El programa de Compensar se la ha brindado.

En palabras del propio Ludwing, “no sabía cobrar bien, no tenía un tarifario de precios, dejaba al cálculo y sin criterio lo que tenía que pagar a las personas que me colaboraban, y les decía un mes ‘hay tanto’ y al otro ‘hay esto’. Luz Andrea me cambió la vida”.

(Le puede interesar: Cómo adquirir habilidades avanzadas en Administración)

Este empresario se refiere a su mentora en el CESA, Luz Andrea Alemán. “Con ella organicé mis ideas y le di una estructura formal a mi negocio”, precisa.

De la mano de ella, ha aprendido a definir su mercado correcto, cuánto pagarles a sus colaboradores y mantener claridad con ellos, gestionar el riesgo (pues hoy trabaja con visión y es consciente del daño o depreciación en algún momento de sus equipos) y cómo presentarse ante sus clientes.

Tras cinco meses en el proceso, Ludwing define de una manera muy particular lo que ha sido el camino recorrido con su mentora.

Para él, ella ha sido un flotador en medio de un vendaval. “Emprender es como mezclar un chocolate de adversidad y creatividad, y cuando hay alguien que lo bate, surge el resultado. Y creo que mi mentora ha sido esa persona que ha batido esta mezcla”.

Actualmente, perfecciona el andamiaje necesario para incluir la figura del contador en su empresa, mientras celebra la realización y proyección de tres documentales que realizó justamente sobre emprendimiento.

Joyas inspiradas en vínculos emocionales

Gaby Basto es otra de las emprendedoras que halló en este programa de emprendimiento la forma de sacarle rentabilidad a su pasión y propósito.

Técnica en mercadotecnia y administradora de profesión, decidió darle un giro a su vida tras casi una década de estar como empleada, y desempeñarse con buenos resultados financieros en el área comercial de varias multinacionales de consumo masivo.

resiliencia-en-el-emprendimiento-ana-ozuna-int
Ana Paola Ozuna, directora del Centro de Innovación y Emprendimiento del CESA.

Sin embargo, aunque siempre había estado -y ahora lo está más que nunca- seducida por el mundo de las artesanías y de las joyas, y, de hecho, los fines de semana los dedicaba a talleres de joyería, ella y su esposo lideraron una empresa de equipos biomédicos. La empresa quebró. Lo vendieron todo. “Solo nos faltó vender lo que teníamos puesto”, relata para ilustrar lo complejo que resultó entonces.

Tocó las puertas de Compensar para aplicar al subsidio de desempleo, y las respuestas que puso en el formulario fueron suficientes para que la invitaran a aplicar al programa de emprendedores. Y es que lleva el emprendimiento en su ADN y quizás no era consciente de ello.

Gaby Basto resalta que los mentores y tutores del programa la han fortalecido frente a esos obstáculos que comúnmente viven los emprendedores, en gran medida porque con su acompañamiento -dice- minimiza esos errores que pasan factura.

(Lea también: 5 pasos ineludibles en el emprendimiento)

A través de la consultora empresarial Sonia Sierra, su tutora, Gaby definió qué era lo que quería hacer. En su caso, líneas temáticas con sus productos de joyería, pero con algún componente asociado a algún aspecto derivado de experiencias muy personales de sus clientes o que los hayan marcado, y sin ningún costo.

“Hago cosas que no se quedan exclusivamente en lo transaccional, sino que están relacionadas con mi propósito de servir en el autoconocimiento de las personas, que entre otras cosas viví para hacer cambios profundos”.

Gracias a Sonia, quien la ha asistido para que evalúe múltiples posibilidades, algunas atadas a lo tecnológico, a Gaby se le ha facilitado ver las cosas en conjunto y de manera integral.

Su mentor, Juan Carlos Rivera, de una firma consultora de temas contables, ha sido determinante para que ella atienda ciertos detalles, y para que se haga cuestionamientos. Uno de ellos, precisamente, el que cobre sus asesorías porque es tiempo invertido.

El emprendimiento de Gaby, 33 joyas para sentir, maneja varias líneas temáticas: inspiradas en mascotas, inspiradas en pasiones, en profesiones y la línea corporativa.

Hoy, su negocio de joyería le deja mayores ganancias que el último empleo que tuvo, pero ninguna mejor como la tranquilidad de sentir haber aprendido a emprender y sentir que perfectamente puede vivir de aquello que le apasiona.

“Cada enseñanza que vivo en el programa la estoy disfrutando con dedicación. Tomándome el tiempo que sea necesario para asimilarlas”, concluye.

Read More

Acreditaciones y Reconocimientos