Image is not available
CESA
College of Higher Studies
of administration
Slider

El salto de la comunidad de mujeres en juntas

Tras dos años y nueve meses desde su nacimiento, la Comunidad de Mujeres en Juntas Directivas, que inició con el grado de la primera promoción del Curso de Liderazgo Femenino y Gobierno Corporativo en el CESA, y que se ha venido fortaleciendo con la decidida participación de otras organizaciones, acaba de dar un salto cualitativo que marca un punto de inflexión en la historia y propósitos de esta colectividad.

Cerca de 50 de sus integrantes se reunieron en pasados días en la ciudad de Washington (EE.UU.) para construir una agenda programática, que les permita fijar y trabajar en una serie de proyectos en cuatro grandes frentes de preocupación mundial: inclusión femenina en escenarios de decisión, transformación digital, emprendimiento y cambio climático.

comunidad-de-mujeres-en-junmtas-washingtonComunidad de mujeres en juntas

Sin duda, se trata de uno de los mayores saltos de la comunidad y punto de quiebre de su evolución. No tanto por el hecho de haberse llevado el encuentro fuera del país, sino más bien porque se configuró un escenario para planes de acción por encima de los diagnósticos, donde además de nutrirse está llamada igualmente a liderar con aportes concretos a un nuevo modelo social de país.

Además, con personalidades con labores de alcance en el ámbito internacional. En efecto, el encuentro contó con la participación de colombianas que son líderes en los Estados Unidos, como lo es la presidenta de la Cámara de Comercio de Washington, Ángela Franco, así como de mujeres estadounidenses que ostentan cargos de liderazgo en ese país.

También, con la asistencia de la abogada ghanesa Hajia Alima Mahama, primera mujer en ser embajadora de su país en los Estados Unidos.

En una de las sesiones, la cónsul expuso un panorama que dejó claro el por qué los procesos de transformación de una sociedad desde la diversidad, la equidad y la inclusión requieren voluntad política y mucho activismo.

Los temas que trascendieron entre las conversaciones adelantadas por el grupo de mujeres que se reunió dejó constancia de por lo menos dos aspectos, entre algunos otros.

El primero, que hay intereses y preocupaciones compartidas que trascienden fronteras, aunque con diferencias de enfoque entre geografías.

El segundo, que cada vez está más claro que estas problemáticas no son exclusivamente de los Estados. También, de otros actores como las universidades (con sus centros de investigación como punta de lanza), las empresas y cada ciudadano(a).

comunidad-de-mujeres-en-juntas-habla-de-cambio-climaticoExplorando los 4 frentes de trabajo

Bajo este contexto, quedaron instaladas las mesas de trabajo, con sus respectivas relatoras, para la formulación de los proyectos en torno a las cuatro temáticas y hallar los elementos que permitan su continuidad, desarrollo y resultados.

Uno de los grandes retos de las mujeres que estuvieron en el encuentro es que “podamos conectar con los asuntos a los que nos hemos comprometido, y en el que hay que hacer un trabajo muy profundo en temas asociados a la erradicación de la pobreza en el mundo desde el papel de las mujeres”, explicó Marta Lucía Restrepo Torres, docente investigadora del CESA y quien integra la comunidad.

La creación de proyectos en esos frentes se justifica en la necesidad de:

Inclusión femenina en escenarios de decisión

Cómo poder estimular el acceso de las mujeres a posiciones de liderazgo y hacer más visible el rol femenino en todos los escenarios de decisiones y en distintos sectores de la economía.

Transformación digital

La necesidad de que entornos bajo los cuales se desarrollen proyectos de base tecnológica y que sean muy cercano a las mujeres desde que son niñas. Esto, dada la importancia que tiene la formación en tecnología para el futuro.

Cambio Climático

La relación entre las mujer, el uso del agua, el manejo de los residuos y el cuidado de la familia. Desde la disposición de un pañal hasta el manejo de fármacos del hogar, y cómo estos elementos, entre muchos otros, determinan el bienestar y la salud del ambiente.

Debate de alternativas de lo que se debería producir, así como una reflexión de las implicaciones de dinámicas agrícolas, de la consecución de los alimentos para la familia, para el cambio climático.

Emprendimiento femenino

Cómo hacer del emprendimiento femenino no una solución temporal a la ausencia de empleo formal, donde hay una prevalencia de creación de empresas fugaces, sino un camino a la creación de modelos de empresa sostenible.

comunidad-de-mujeres-en-juntas-reunidaVisita a Honewell: una mirada a la cultura organizacional de vanguardia

Otra de las actividades de gran relevancia en el marco del encuentro fue la visita al Centro de Innovación Tecnológica de Honeywell, en D.C.

Con un siglo de historia, Honeywell es una de las compañías que brinda soluciones tecnológicas y de automatización para el sector aeronáutico, construcción, defensa, principalmente.

Tras esta visita, que permitió conocer cómo se está experimentando la cultura organizacional en otras latitudes, se resaltó la importancia de los indicadores de productividad, cada vez más sensibles a la participación de las mujeres, pero por sector económico, niveles de edad y el grado de impacto que pueden tener en las distintas industrias.

En términos generales, el encuentro permitió explorar nuevos caminos a través de los cuales se pueda superar la problemática de la ausencia de la participación femenina en escenarios de decisión, así como poner en el foco de la discusión las habilidades que deben acrecentar para lograr las conquistas necesarias que lleven a las mujeres al siguiente nivel, que es en sí mismo un nivel superior para la sociedad.

Read More

“Solo con emprendimiento es posible que agricultores urbanos salgan de la pobreza”, J. Dobson

En el plan del gobierno distrital de llegar a 20.000 huertas urbanas en la ciudad, el CESA, la Universidad Javeriana y el Jardín Botánico (JB) se unieron en torno al proyecto formación a formadores, tendiente a capacitar a más de 100 de los técnicos de esta entidad en emprendimiento y los componentes que tiene, para que a su vez ellos puedan orientar a personas y familias dedicadas a la agricultura urbana y periurbana. El objetivo: que estas familias no solo puedan autoabastecerse sino además expandirse, al punto de generar modelos de negocios que los beneficien económicamente.

Para tal fin, estas universidades invitaron a varios académicos internacionales, entre ellos a John Dobson, profesor de emprendimiento de las universidades de Clarke y de Harvard, para compartir sus experiencias y el conocimiento en favor de los agricultores urbanos.

A la fecha, se han logrado constituir casi 5.800 huertas urbanas, y bajo la metodología de emprendimiento usada por Dobson -DYME- se busca que el modelo se pueda replicar en otras regiones con el apoyo de la red de Jardines Botánicos del país, que son 26.

A través de su Oficina de Relaciones Internacionales, el CESA vinculó esta experiencia a ELANET, el consorcio financiado por la Comisión Europea y cuyo fin es identificar, visibilizar y apalancar iniciativas de emprendimiento social, como es el caso de este proyecto del JB.

∞ 17 universidades se unen para apalancar el emprendimiento social

Noticias CESA habló con el profesor Dobson sobre el alcance del proyecto, la metodología, sobre emprendimiento y cómo mejorar las oportunidades de los agricultores urbanos bajo modelos de negocio.

¿Qué tipo de problemática es la que quieren atacar?

Trabajamos en capacitar en aspectos de emprendimiento a 120 técnicos que trabajan con más de 5 mil huertas en la ciudad. Allí hay agricultores que siembran y cosechan mucho para comer, pero sobran productos. La idea es cómo se pueden mejorar las ventas de lo que sobre. Y vemos que es a través de un proceso de emprendimiento como la única forma como pueden empezar a mejorar su calidad de vida, ganar dinero y salir de la pobreza.

emprendimientos-agricolas-en-colombia-john-dobson
El profesor de Clarke y Harvard, John Dobson,

¿Cuál es el alcance de fortalecer este tipo de negocios?

Estas persona pueden cosechar productos que ya no deben comprar. En este momento ganan porque en vez de comprar, siembran en su propio terreno. Con lo que sobra pueden ganar algo adicional, bajo el modelo que estamos implementando. Lo que pasa es que ellos piensan que se necesita solo educación formal para tener éxito en sus ideas, y lo que sabemos es que la mayoría de los emprendedores aprenden haciéndolo. Estamos en la universidad y es importante, pero es diferente para las comunidades con las que estamos trabajando. Muchas de estas personas no saben leer, pero sí pueden mejorar mucho su vida con el entendimiento de un proceso de emprendimiento que cambia vidas.

¿Cómo está el panorama de los emprendimientos verdes, sostenibles?

En realidad ningún negocio es sostenible. Es decir, hay un ciclo de vida. Lo que queremos hacer es que cuando tienen su negocio lo puedan hacer con mayor impacto para sus familias, para su entorno.

∞ 15 emprendimientos sociales que están cambiando a AL

¿Cuál es la esencia de la metodología DYME que usa para que estas comunidades impulsen sus negocios?

Lo más importante es el contexto de la persona. DYME es Developing Your Model of Entrepreneurship, y la palabra clave es “ustedes”: el modelo que cada persona puede construir en el contexto en el que se encuentra, en el que ellas están. Y funciona con los conocimientos y habilidades que ellos tienen para tratar de mejorar su entorno.

¿Y cómo es su funcionamiento?

Cada persona toma su propia idea y la desarrolla. Intercambiamos ideas hipotéticas con ideas reales. Buscamos experiencias concretas que ellos tienen. Con estas experiencias concretas podemos tener un resultado, que a veces no es exitoso la primera vez. Pero en emprendimiento aprendes en el proceso. Nos reunimos, los emprendedores comparten sobre su experiencia, y a partir de reflexiones planteamos cómo pueden mejorar la idea la próxima vez. Es iterar. Tomamos pasos pequeños: qué puedes hacer en una semana para adelantar el negocio. Trabajamos en el nivel táctico: Ganancias rápidas; o si vas a fallar, que también ocurra pronto para no gastar tanto tiempo y dinero en una idea que quizás no va a funcionar. Y en el proceso, durante un semestre, cuando ocurren de entre 7 a 10 iteraciones, vemos cambios profundos con una autoeficacia que verdaderamente les hace mejorar sus negocios.

¿Qué se necesita en una formación para emprender cuando hay altos grados de analfabetismo?

La ecuación de emprendimiento es dinero, conocimiento y tiempo. Pasando el tiempo trabajando en la idea, construyes el conocimiento que es realmente lo que desea el mercado y lo más alineado que esté con él produce que llegue el dinero. Aquí me refiero es a la idea de mejorar tu negocio, y tratas con el mercado verdadero. Experiencias concretas tratando de mejorar tu negocio es lo que más se necesita. Con esas experiencias podemos ver el nivel de alineación con el mercado. Sabemos el momento del éxito: gente que no conoces viene a compra tus producto o servicio. Eso te dice que los clientes que has tenido han usado su capital social para decirles a otras personas que el producto o servicio que tienes, que estás ofreciendo, realmente resuelve el problema. Y eso es fundamental con los emprendedores porque estamos resolviendo un problema que existe en el mercado.

¿Cómo surge esta idea de trabajar con el jardín botánico?

Un profesor de la Javeriana me invitó hace seis años y mostró proyectos que estaban trabajando. Y con el proyecto de agricultura urbana dije: ‘yo puedo ayudar en este sector’, porque la metodología funciona muy bien con personas que están trabajando y están tratando de mejorar su modelo económico. El modelo es el mismo que enseño en Harvard y se puede aplicar con familias de recursos muy bajos.

Es clara su experiencia con este tipo de emprendimiento, pero ¿cómo ve el crecimiento y la implementación de estas dinámicas hacia negocios apalancados en tecnología, que hoy parece esta marcando el camino?

El modelo que tengo es de alto tacto; es decir, no es de tanta tecnología. La tecnología no es la táctica ni la estrategia en la empresa. A veces la gente está enamorada con la idea de un unicornio, pero en realidad cuando ves el impacto social de eso es por el escalamiento. Estoy enfocado más en ‘sope’. Quiero que las 4.000 o 5.000 familias que tienen huertas urbanas aumentan su ingreso en un 50 por ciento. Es un impacto más a la base de la pirámide. Si buscamos un unicornio, dos o tres personas van a tener éxito, pero esas familias no se van a cambiar de nivel. Queremos trabajar con los agricultores y lo que estamos haciendo aquí son sesiones para que aprendan la metodología y lo pueden implementar en su propia huerta u otro tipo de negocios.

¿Cómo está Colombia en comparación con la región en cuanto al desarrollo de este tipo de emprendimientos?

Hay problemas estructurales sobre por qué no crece Colombia. Por ejemplo, estoy trabajando con huertas urbanas, y están en el sector informal y están creciendo su negocio. Pero cuando llegan a un nivel es muy peligroso cambiar del sector informal al sector formal. Debemos quitar esas reglamentaciones que les hacen daño. Y es que las personas no pueden cambiar porque las reglamentaciones les resultan negativas. Porque si cruzan al sector formal, nunca pueden regresar al sector informal con seguro social, con la medicina. Para ellos es un riesgo grande. En emprendimiento lo que debemos hacer es quitar los riesgos para que la gente trate ideas y pueda crecer su negocio.

Pero la formalidad ayuda a que estos actores puedan también ser parte de un ecosistema. Está lejos de ser un riesgo porque aumenta sus posibilidades.

Hay un ecosistema informal también. Lo que pasa es que con las reglamentaciones no puede volver allí cuando estás teniendo asistencia, y es un riesgo muy grande para estas personas. Por ejemplo, tenemos un proyecto que logra el sueldo mínimo mensual trabajando un día a la semana. Y ellos quieren crecer, pero no pueden porque con la reglamentación no pueden regresar a ese servicio social para las personas más pobres. Si quieres crecer tu negocio debes facturar y debes registrarte, debes tener seguro, ellos no tienen eso. En Estados Unidos se quitaron normativas para los pobres, pero en Colombia esta población no puede salir de ella por las reglamentaciones.

¿Pero cuál es la salida?

La salida es dar a la gente libertad social y económica para implementar las ideas que ellos quieren. No quiero entrar en política, ni mucho menos decirle al gobierno qué debe hacer. Pero hay un tipo de gobernanza que dice a la gente ‘eso es lo que debes hacer’. Los países en desarrollo que han cambiado de pobreza a riqueza dan libertad económica a la gente. (Ronald) Reagan quitó reglas, y el país creció mucho. Con más reglas, menos crece un país. Es sencillo, pero para los gobiernos es muy fácil porque les gusta el poder.

Read More

La primera promoción de la maestría en Innovación y Emprendimiento del CESA

La noche del pasado miércoles 23 de marzo se graduó la primera promoción de la Maestría en Emprendimiento e Innovación del CESA, MEI, posgrado que arrancó en 2020.

Se trata los primeros 13 estudiantes que entran a formar parte de la historia del CESA, no solo por haber arrancado en pleno inicio de la pandemia por covid-19, sino por ser los precursores de un programa asociado a las inflexiones que están ocurriendo en el mercado y el mundo laboral.

En efecto, MEI nació hace dos años con el espíritu de brindarles a los profesionales herramientas para tener las capacidades tanto de crear nuevos modelos de negocio, visualizar posibilidades de generar valor con productos y servicios con método, como de interiorizar actitudes para el emprendimiento.

∞Las habilidades que debe poseer un emprendedor

Como está documentado y lo han constatado estudios, si bien es cierto puede haber una inclinación a emprender más en unas personas que en otras, no es menos cierto que la formación en emprendimiento, tanto en aptitudes como en actitudes, sí tiene una positiva incidencia en la constitución de nuevos negocios.

En concepto del arquitecto Daniel Rubio Uribe -hoy también magíster en Emprendimiento e Innovación del CESA-, en su discurso en la ceremonia de grados, él y quienes cursaron la maestría se sumergieron en un programa para sintonizarse con conocimientos y prácticas tendientes a apostar por nuevas e innovadoras formas de pensar las empresas, alejándose de las prácticas burocráticas y jerárquicas de las organizaciones tradicionales, hoy más que nunca puestas en jaque por las startups y sus dinámicas.

“Cuestionamos todos los paradigmas y lógicas para mejorar el presente y diseñar el futuro”, dijo.

Como se plantea en la esencia de la MEI, los integrantes de esta maestría lograron crear sus emprendimientos, o darles un viraje a algunos de ellos que ya se encontraban en marcha.

maestria-en-emprendimiento-intLa primera promoción de esta maestría la conforman: Rafael Cuellar Vergara, Andrés Robayo Torres, María Andrea Contreras Carrascal, Lorena Balcázar Jiménez, María Lourdes Sánchez Buelvas, Daniel Rubio Uribe, Daniela Hernández de Alba Bain, Jessica Guerrero Mendivelso, Ángela Hernández Gómez, Lina León González, Gustavo Orozco Aragón, Natalia Álvarez Ramírez y Camilo Gómez Tinoco.

Negocios incubados en la maestría de emprendimiento

Es así como nació Culto, una plataforma omnicanal que le apuesta a nuevas formas de acceder al arte, que se disfruta más cuando se entiende.

Un economista, con trayectoria en el sector público y en banca, desarrolló una plataforma de ventas online que perfila, a través de inteligencia artificial, a los mejores vendedores para las empresas. Se llama Sellers.

Una administradora de empresas con experiencia en mercadeo encontró una oportunidad para quienes quieren ser los mejores anfitriones sin complicaciones. Nació María Tableta: tablas de queso y charcutería para compartir momentos únicos.

Una diseñadora creó Salvárea, joyería sostenible inspirada en los ecosistemas colombianos.

Una red de casas pensadas para vivir y trabajar cerca al mar, es lo que hay detrás del emprendimiento Casas de Colores, innovación para el sector turístico.

Una mamá, que luego de acompañar a su esposo en muchos viajes, decidió que este era su momento y venció el miedo a emprender. Creó Kamissia, prenda en la que se integra el brassiere y la camisa. Una apuesta también por concienciar a las personas sobre el cáncer de mama, el más común en el mundo y el que se constituye como la primera causa de mortalidad en las mujeres.

Con Graneadito, una comunicadora social aporta a la innovación social a través de la evolución sostenible de la venta a granel.

Una ingeniera mecánica, a través de Late Latina, busca retomar tradiciones de la mano de la tecnología llevando la industria de la joyería a un nivel superior.

Una ingeniera industrial, con experiencia en planeación financiera, entendió que en Colombia es escaso el desarrollo de ropa inclusiva para personas en condición de discapacidad. Por eso emprende con Kuhn, marca de ropa que cree en la transgresión de paradigmas.

Y también nacieron Boris, Centauri y Weikup, emprendimientos asociados a la tecnología en el hogar, a la democratización de la implementación de fuentes no convencionales y a la conexión entre los actores del ecosistema de emprendimiento, respectivamente, de la mano de arquitectos y un profesional en negocios internacionales con «cancha» en el campo del marketing.

Esa diversidad en MEI resultó clave porque «la innovación se da cuando conversamos desde miradas diferentes. Porque llega con la suma de capacidades y habilidades. Es una forma de ver la vida”, puntualizó Daniel Rubio.

Read More

El camino del emprendimiento con los mentores

Jóvenes cada vez más preocupados por emprender que por emplearse, más tecnológicos, así como deseosos de consultar mucho más sus necesidades con otros actores del ecosistema, aparte de la figura del mentor, son algunos de los cambios que más han percibido algunos de los egresados-mentores que acompañan a los estudiantes durante su formación como administradores en el CESA.

No obstante, claro es que la figura de los mentores sigue siendo imprescindible en el emprendimiento.

Así trascendió entorno a la doble jornada de reunión con mentores–ex alumnos para las asignaturas de Creatividad e Innovación, y Espíritu Emprendedor, de tercero y cuarto semestre -respectivamente- del CESA, y en la que se discutió el contexto y los retos que en su calidad de mentores tienen cada semestre.

mentor-en-el-emprendimiento-micky-wolff
Micky Wolff

El mentor en el emprendimiento

En esencia, la doble jornada sirvió para que los mentores se actualizaran en la visión del programa y su evolución, y cómo se engrana con todo un sistema para potenciar las habilidades de emprendimiento.

(Le recomendamos: El ecosistema de emprendimiento)

La reunión con los mentores arrancó con un total de 56 egresados para ambas asignaturas.

Marcela Moreno, Directora de Comunidad (que reúne a los egresados CESA), área que lidera estos encuentros, explicó que en la doble jornada se enfatizó en los puntos que los mentores deben tener en cuenta al momento de hacerlas, y en las que propiciar en los estudiantes la crítica y cuestionamientos a sí mismos para allanar caminos resulta fundamental como pedagogía.

En términos generales, el mentor en el emprendimiento ejerce un rol de acompañamiento y se convierte en facilitador de las alternativas que buscan los jóvenes para superar cada obstáculo en el viaje del emprendedor. “¡Pídanme! Si yo sé, les digo”, dijo, refiriéndose a los estudiantes que acompaña, el empresario Micky Wolff, CEO de Maxi Group, egresado del CESA y desde hace 12 años mentor de Espíritu Emprendedor.

En concepto de Wolff, a juzgar por tres nuevos emprendimientos que tiene, un emprendedor empedernido, la función del mentor ha pasado de ofrecerles a los estudiantes sus experiencias, a brindarles -además de ellas- un marco teórico y de contexto importante. Y esto es así porque “el mundo se nos volvió cercano. Hoy tenemos en el celular el mundo completo. Y como el comprador también cambió y sabe más que uno, entonces hay que saber mucho, pero enfocarse”.

(También: Inversión de riesgo sobre startups se dispara en 236%)

mentor-en-el-emprendimiento-cristina-Gonzalez-int
Cristina González Paredes

Instarlos a cuestionarse

La egresada Cristina González Paredes, Directora de Marketing de Essem Skincare, destacó la validación como el proceso medular tanto de Creatividad e Innovación (CI), como de Espíritu Emprendedor (EE).

Añadió que mientras que la mentoría para CI busca concientizar sobre la importancia de que lo que hacen (los estudiantes) es una pieza de un proceso integral, la de EE tiene la misión de guiarlos a que se formulen cuestionamientos claves.

Y agregó que si hay algo importante para los jóvenes en la dinámica con mentores egresados, es que comparten con personas que estuvieron en la misma posición en la que los jóvenes están hoy, lo que les ayuda a tener referentes concretos asociados al emprendimiento y sus retos.

Emprendedores mejor enfocados

Daniel Muñoz, fundador y CEO de Green Plastic, resaltó que la mentoría está acompañada inevitablemente de una visión que brindan las personas con más experiencia, lo que ayuda a los estudiantes a “enfocarse mejor, a que logren visualizar mejor un panorama, y de pronto a generar algún modelo disruptivo con gran alcance y de manera más rápida”.

José Miguel de Gamboa, socio fundador de Criteria Audiovisual, y quien se ha desempeñado como mentor de manera intermitente durante los últimos 18 años, no dudó en afirmar que, junto con la de los docentes, el mentor sigue siendo la figura más importante dentro del esquema de formación de emprendedores.

Pero reconoció que la misma dinámica del emprendimiento en el tiempo ha hecho visibles a otro tipo de actores, que hacen que los estudiantes hayan democratizado su interés en los apoyos y acompañamiento posibles.

mentor-en-el-emprendimiento-jose-migel-de-gamboa.int
José Miguel de Gamboa

Mentores y co.

Según de Gamboa, ha habido un cambio gigante en el alcance de los proyectos, en los que sus autores están cada vez más preocupados en que se enmarquen dentro de un contexto más global y en unas escalas más grandes.

“Ahora el mentor, en todo caso necesario, es un actor más de una gran cantidad de herramientas que tienen. Sin embargo, por eso mismo (los mentores) están mucho más preparados. Hay una mejor estructura que les permite tener un mejor nivel de acompañamiento”.

Dijo que actualmente una proporción mayor que antes quiere vivir del emprendimiento, y hay una mayor conciencia de pertenecer a un ecosistema donde les sea cercana la financiación, rondas de inversión, aceleración, con negocios de más valor agregado con un alto componente tecnológico.

“Hay una diversidad muy grande, pero tal vez uno sí advierte un poco más esa capacidad de resolver problemas de una manera más inteligente, y menos el súper héroe que va contra el mundo rompiendo todo”, puntualizó.

Los mentores coincidieron en que si hay algo que le da todo el sentido a su labor es que los obliga a reaprender todos los días. A tener mucho más para acompañar en la formación.

Aprenda a crear negocios disruptivos con la Maestría en Emprendimiento e Innovación

Read More

Más allá del mito: cómo el fracaso es matriz de éxito en el emprendimiento

El mundo del emprendimiento se hace cercano y mucho más visible y palpable a través de esas empresas que han tenido grandes conquistas en el mercado y por lo cual sus protagonistas, los fundadores y fundadoras de estas empresas, han logrado el reconocimiento y posicionamiento de sus firmas.

Pero detrás de esta cara de éxito hay una humanidad a menudo invisible, que por lo menos cuestiona esa narrativa habitual del emprendimiento. Hombres y mujeres llenos de preocupaciones o sufrimientos en este viaje.

Sobre eso versa el libro Más allá del mito, una visión menos adornada de cómo piensan y actúan los emprendedores.

Se trata de la primera coedición de las universidades de la Alianza 4U, integrada por Uninorte, EAFIT, Icesi y el CESA, y de autoría de los emprendedores Andrés Chavarro González y Andrés Acevedo Niño, docente de emprendimiento y director de Cumbre, publicación del Centro de Liderazgo de CESA, respectivamente.

(Le recomendamos: Formación en emprendimiento, aumenta probabilidades de éxito)

Escrito en un lenguaje cercano y muy descriptivo, lo que lo hace muy visual y entendible, Más allá del mito resulta ser un texto imprescindible -sobre todo- para quienes están dando los primeros pasos en el camino de hacer empresa, que permite complementarse de muchas otras trayectorias y sucesos experimentados por emprendedores que vivieron tantas dificultades en su propósito de hacer empresa.

El fracaso como matriz del éxito

En este sentido, esta co-edición termina por ofrecer esa otra cara -si se quiere- menos romántica del emprendimiento, pues explora el papel del fracaso en lo que es la aventura empresarial, y a la vez su importancia en el éxito de los negocios.

Como lo entendería Churchill, quizás el más célebre premier inglés de todos los tiempos, “el éxito es ir de fracaso en fracaso sin perder el entusiasmo”, aforismo que aplica perfectamente para definir a los emprendedores a la luz del texto.

De allí que un tema como la resiliencia haga parte de uno de los capítulos de la obra.

Qué es ser emprendedor, las habilidades esenciales que posee, la importancia del autoconocimiento, qué hay detrás de una mentalidad de crecimiento, son algunos de los interrogantes que responde Más allá del mito.

Uno de los mayores valores de la obra es que si bien hace énfasis en habilidades y aspectos puntuales que suceden en el proceso de emprendimiento, asuntos de los que se hace referencia a través de bibliografía ya existente, se enlazan con casos reales de Colombia y -en algunos otros- de América Latina.

Dado que rescata trayectorias asociadas a emprendimientos de todo tipo, el libro ayuda a entender la caracterización de los distintos tipos o categorías de emprendedores: emprendedores de alto impacto, de oportunidad, de subsistencia, emprendedores seriales, emprendedores sociales, el emprendedor como innovador, el empresario vs el emprendedor.

“Este libro analiza esas historias para empatar a través de ellas lo que hay de teoría y que nosotros (los autores), por nuestro quehacer emprendedor, podíamos identificar su relevancia, rescatar y divulgar”, destaca Andrés Chavarro González.

Quiero el libro.

Read More

Inversión de riesgo sobre startups se dispara en 236%

Un aumento significativo en la disposición de capital de riesgo para emprendimientos, la gran variedad de sectores de la economía impactados por negocios de base digital, y la necesidad de redoblar esfuerzos para que las mujeres sean protagonistas de la creación de startups, hacen parte de algunas de las principales conclusiones del estudio sobre el Mapeo del Ecosistema de Innovación y Emprendimiento Colombiano, presentado este jueves 3 de febrero.

Realizado por Distrito -una plataforma de innovación para startups-, con apoyo de varias instituciones como el CESA, la consultora KPMG, entre otras, este mapeo es una radiografía del emprendimiento digital en el país que permite identificar cuál es su estado, cómo se ve en comparación con los de otros países de la región, la caracterización del emprendedor fundador, cómo es la articulación geográfica y por sectores de estos modelos de negocio, entre otros aspectos.

radiografia-del-emprendimiento-colombiano-panelSe identificaron un total de 1.110 startups a partir de una base de datos de propiedad intelectual de Distrito, así como de bases abiertas y de información pública. Las startups fueron examinadas de manera individual, y en los casos en los que algunas de ellas aparecieron en más de una categoría fueron situadas en la que ejercían su actividad principal o donde tuvieran mayor visibilidad.

Mayor apuesta del venture capital

De los 6,4 billones de dólares que se han invertido en América Latina, el 30 por ciento de esa inyección de capital (USD 1,92 billones) ha recaído en Colombia.

La dinámica y aparición de startups en los últimos años representaron un aumento de 236 % en inversión en venture capital o capital de riesgo, en comparación con 2019, en estos modelos de negocio.

Al desagregar este indicador por país (inversión de riesgo) y por número de habitantes, Colombia ocupa el segundo lugar de la región después de Brasil.

(No deje de leer: Lo que inversionistas y emprendedores miran en el otro para crecer mutuamente)

Otro hecho que se resalta en el informe es que 3 de cada 4 startups del país enfocan sus productos para atender a otras empresas (modelo B2B), lo que es un indicador del gran peso que está teniendo el mundo corporativo en la dinámica emprendedora nacional.

Para el administrador de empresas del CESA Camilo Bueno, socio Líder de Crecimiento y Estrategia de KPMG, hay razones para estar optimistas pues lo que pone de presente este informe es el gran potencial del emprendimiento digital del país.

Y ello se demuestra también, dijo Bueno, en la diversificación sectorial por la que se mueven las startups.

Estos negocios están en 26 sectores, siendo los principales el sector Fintech, MarTech, DeepTech, RetailTech, Real Estate y EdTech, pues en ellos está representada la mitad del total de las startup.

“Es un mensaje para el país de que no se está solo en una cápsula de sectores, sino que hay una diversidad”, destacó Camilo Bueno.

Con una generación de más de 25.000 empleos, más de “la mitad de la fuerza de trabajo colombiana en tecnología (55.2%) está presente en los sectores de LogTech, FinTech y RetailTech. Solo Rappi es responsable del 25% del total de colaboradores”, reza el informe de Distrito.

Ojo con la equidad y la contabilidad

A la luz de esta radiografía sin embargo, hay tareas pendientes por abordar, una de ellas asociada al tema de equidad de género.

Y es que al observar el género de los fundadores de las startups, el 96 por ciento corresponde a hombres. Deben propiciarse condiciones para que la proporción de mujeres creadoras de este tipo de negocios se incremente significativamente.

(También: El autoconocimiento: componente para afianzar un liderazgo transformador)

Otro punto a tener en cuenta es que el gran volumen de estos negocios genera oportunidades para llegar al mercado bursátil, lo que obliga a las startups a atender de manera mucho más organizada su contabilidad, como una de las cuatro importantes acciones que hay que poner en marcha.

Así lo señaló el CEO de KPMG, Guillermo Jaramillo. Expresó que las startups deben estandarizar sus procesos para que varios entes, como lo es la comisión que regula la bolsa de valores, pueda tener la información organizada y estandarizada; cumplir con todas las reglamentaciones de empleo de la OIT, y -como resultado de todo ello- ser suficientemente atractivos para llegar a la Bolsa de Nueva York.

Emprendedores más globalizados

En el marco del evento, también se analizó el papel de la academia dentro del ecosistema de emprendimiento.

Ana Ozuna, Directora del Centro de Innovación y Emprendimiento del CESA, ofreció una visión sobre cómo hoy los estudiantes están articulando sus expectativas con el emprendimiento, y la formación frente a estas.

Destacó que hoy los jóvenes tienen un pensamiento mucho más globalizado, cuya movilidad que se propicia incide en las conexiones, asunto favorable en el emprendimiento.

Añadió que desde el CESA se ha entendido la trascendencia de temas como la analítica y la sostenibilidad en los negocios, por lo que subrayó la implementación de los énfasis en la formación para los emprendimientos del futuro.

El informe completo AQUÍ.

Read More

Créditos MinTIC del 90 % para las maestrías de emprendimiento y transformación digital del CESA

Se trata del programa Un TICket para el Futuro del MinTIC, a través del cual se puede aplicar a financiación condonable para estos dos posgrados del CESA y muchos más.

A través del programa Un TICket para el Futuro, que financia el 90 % del valor de la matrícula, profesionales podrán estudiar la Maestría en Emprendimiento e Innovación (MEI), y la Maestría en Liderazgo en Transformación Digital (MLTD), del CESA.

Dada la gran financiación que se brinda y que supone un masivo interés para ser beneficiado(a), aplicar cuanto antes es una oportunidad inmejorable. Esta convocatoria estará vigente hasta el próximo 28 de febrero.

Créditos para estudiar posgrados en Colombia

Los requisitos para aplicar a Un TICket para el Futuro son:

  • Ser ciudadano colombiano
  • Estar admitido en instituciones educativas reconocidas por el Ministerio de Educación y con programas vigentes
  • No estar reportado con calificación negativa en ninguna central de riesgo financiero.
  • Completar la inscripción a través del portal de la convocatoria AQUÍ.

Según explicó la ministra TIC, Carmen Valderrama Rojas, quienes accedan a este beneficio para estudios en el país solo tendrá que pagar el 10 % de la matrícula del programa que elijan. Este pago se deberá hacer en el último ciclo de formación y directamente a la institución educativa.

Un TICket para el Futuro, uno de los créditos para estudiar posgrados en Colombia, cuenta con el apoyo de universidades de 17 departamentos, donde los estudiantes podrán escoger entre 315 programas de formación especializada y de alto nivel en temas TIC como la innovación, transformación digital, Big Data, entre muchos otros.

Son 98.400 millones de pesos los recursos destinados para llevar adelante este ambicioso programa. Esta es la inversión más grande que haya hecho el Ministerio TIC en una iniciativa de educación superior y (con la que) esperamos cambiar la vida de aproximadamente 4.000 colombianos”, resaltó la ministra.

Por su parte, el presidente de ICETEX, Manuel Acevedo, destacó que con estos programas de calidad los beneficiarios fortalecerán sus habilidades y conocimientos TIC que impactarán positivamente sus proyectos de vida.

(Puede leer: Apertura del Doctorado en Administración del CESA (DBA), primero en el país)

Y añadió que esta formación superior “potenciará -además- las competencias que requiere el sector empresarial, el rol y aporte de estos profesionales en un mercado laboral en el que ellos serán más determinantes”.

¿Por qué hoy son claves programas como MEI o MLTD?

Hasta hace algunos años, una apuesta por innovación en productos y servicios resultaba útil para permanecer en el mercado. Muchas de estas innovaciones se constituían como “incrementales”. Este paradigma cambió de manera radical.

Por un lado, estudios de los últimos 10 años han constatado que no es a través de productos y servicios, por incrementales o novedosos que parezcan, por lo que más se genera retorno de la inversión. En realidad, son las innovaciones en modelos de negocio, en constitución de redes o alianzas, en estructuras organizacionales, en experiencia de usuario y procesos las que más representan valor acumulativo.

(Lo invitamos a leer: El andamiaje para aprender a emprender)

Por otra parte, las tasas de éxito de emprendimientos pasan de un 20% a un 80% cuando están mediadas por una formación en emprendimiento.

MEI es un “laboratorio” donde se apuntalan las habilidades que facilitan la innovación. El foco de esta maestría está en desarrollar competencias para crear nuevos negocios, negocios disruptivos y para tener las capacidades de reinventarlos a cada momento.

La TD, una cuestión de cambio cultural en las empresas

La Transformación Digital (TD) es una ola mucho más profunda frente a la pandemia actual.

La coyuntura aceleró varios procesos de TD, pues su implementación, que era urgente antes del covid-19, en todo caso ya venía en marcha.

Pero la transformación no es implementación de tecnologías digitales. Se trata, en cambio, de un cambio cultural que las aproveche para la empresa.

La Maestría en Liderazgo en Transformación Digital del CESA está diseñada para formar profesionales capaces de guiar esa transformación. De hecho, aspectos del management para entender las organizaciones desde lo tecnológico, sus posibilidades, y saber engranar la multidisciplinariedad con lo digital, son los componentes de la misma.

(Puede interesarle: Aspectos de transformación digital se potencian según sector de desempeño de empresas)

(También: Maestría en Liderazgo en Transformación Digital)

Temáticas como la analítica de datos para la toma de decisiones, la experiencia de usuario, las posibilidades que brindan la realidad virtual o aumentada, entre otras, hacen parte del plan de estudios de esta maestría.

Herramientas para la visualización de grandes volumen de datos, para la creación de apps, simuladores de e-commerce, figuran entre los laboratorios que se realizan en esta maestría, cuatro de los cuales -uno de ellos en Google Analytics- son certificados en el programa.

El impulso de la Innovación Abierta desde el Centro de I&E

De acuerdo con estadísticas de Doblin, una consultora en innovación, las alianzas o redes crean mucho más valor acumulativo que el que representan los productos y servicios cuando se analiza su contraprestación frente a los esfuerzos invertidos en innovación.

De allí que en la actualidad sea la llamada Innovación Abierta, en la que confluye el conocimiento de diversos actores, una de las principales alternativas empresariales para agregar valor en el mercado.

Curso de innovación abierta

Esta es una de las razones por las cuales el CESA, a través de su Centro de Innovación (IA) y Emprendimiento, puso en marcha el primer curso sobre Innovación Abierta y Corporate Venturing en octubre pasado.

Un escenario académico dirigido a empresas y startups, que permitió la formación de 31 personas en innovación abierta, y de 20 en Corporate Venturing (CV), con la participación en total de 17 organizaciones para ambas temáticas.

En esencia, se trató de un espacio para conectar las necesidades de innovación del sector empresarial con emprendimientos que, con mucha mayor motivación y agilidad, están desarrollando soluciones a la medida de las empresas.

(Puede leer: Las dinámicas de las aceleradoras)

Esa dinámica, destacó Ana Paola Ozuna Giraldo, directora del Centro de Innovación y Emprendimiento del CESA, “nos permite conectar con emprendimientos de alto impacto que pueden ser de base digital o no, pero seguramente están apalancados por herramientas tecnológicas que aseguran su solidez y escalabilidad”.

El programa contó con la participación de 15 altos directivos como instructores, pertenecientes a las organizaciones Unilever, Grupo Familia, Nestle, EPM, la Cámara de Comercio de Bogotá y Ruta N (Medellín).

(También le recomendamos: Innovación abierta: modelo eficiente para mejorar el desempeño innovador)

Este curso de IA se convierte en piedra angular para consolidar una agenda de trabajo que conectará efectivamente a empresas y emprendimientos, solucionando sus necesidades de innovación.

“Atraeremos y trabajaremos de la mano de emprendimientos de alto impacto generando oportunidades reales para ellos”, añadió Ana Paola Ozuna.

Además, la manera como está concebido este espacio (el curso de IA y CV) “está alineado con nuestra estrategia y nos permite fortalecer nuestro contenido académico en gestión de la innovación y para la formación para el emprendimiento de alto impacto”, concluyó.

Acreditaciones y Reconocimientos