Image is not available
CESA
College of Higher Studies
of administration
Slider

Créditos MinTIC del 90 % para las maestrías de emprendimiento y transformación digital del CESA

Se trata del programa Un TICket para el Futuro del MinTIC, a través del cual se puede aplicar a financiación condonable para estos dos posgrados del CESA y muchos más.

A través del programa Un TICket para el Futuro, que financia el 90 % del valor de la matrícula, profesionales podrán estudiar la Maestría en Emprendimiento e Innovación (MEI), y la Maestría en Liderazgo en Transformación Digital (MLTD), del CESA.

Dada la gran financiación que se brinda y que supone un masivo interés para ser beneficiado(a), aplicar cuanto antes es una oportunidad inmejorable. Esta convocatoria estará vigente hasta el próximo 28 de febrero.

Créditos para estudiar posgrados en Colombia

Los requisitos para aplicar a Un TICket para el Futuro son:

  • Ser ciudadano colombiano
  • Estar admitido en instituciones educativas reconocidas por el Ministerio de Educación y con programas vigentes
  • No estar reportado con calificación negativa en ninguna central de riesgo financiero.
  • Completar la inscripción a través del portal de la convocatoria AQUÍ.

Según explicó la ministra TIC, Carmen Valderrama Rojas, quienes accedan a este beneficio para estudios en el país solo tendrá que pagar el 10 % de la matrícula del programa que elijan. Este pago se deberá hacer en el último ciclo de formación y directamente a la institución educativa.

Un TICket para el Futuro, uno de los créditos para estudiar posgrados en Colombia, cuenta con el apoyo de universidades de 17 departamentos, donde los estudiantes podrán escoger entre 315 programas de formación especializada y de alto nivel en temas TIC como la innovación, transformación digital, Big Data, entre muchos otros.

Son 98.400 millones de pesos los recursos destinados para llevar adelante este ambicioso programa. Esta es la inversión más grande que haya hecho el Ministerio TIC en una iniciativa de educación superior y (con la que) esperamos cambiar la vida de aproximadamente 4.000 colombianos”, resaltó la ministra.

Por su parte, el presidente de ICETEX, Manuel Acevedo, destacó que con estos programas de calidad los beneficiarios fortalecerán sus habilidades y conocimientos TIC que impactarán positivamente sus proyectos de vida.

(Puede leer: Apertura del Doctorado en Administración del CESA (DBA), primero en el país)

Y añadió que esta formación superior “potenciará -además- las competencias que requiere el sector empresarial, el rol y aporte de estos profesionales en un mercado laboral en el que ellos serán más determinantes”.

¿Por qué hoy son claves programas como MEI o MLTD?

Hasta hace algunos años, una apuesta por innovación en productos y servicios resultaba útil para permanecer en el mercado. Muchas de estas innovaciones se constituían como “incrementales”. Este paradigma cambió de manera radical.

Por un lado, estudios de los últimos 10 años han constatado que no es a través de productos y servicios, por incrementales o novedosos que parezcan, por lo que más se genera retorno de la inversión. En realidad, son las innovaciones en modelos de negocio, en constitución de redes o alianzas, en estructuras organizacionales, en experiencia de usuario y procesos las que más representan valor acumulativo.

(Lo invitamos a leer: El andamiaje para aprender a emprender)

Por otra parte, las tasas de éxito de emprendimientos pasan de un 20% a un 80% cuando están mediadas por una formación en emprendimiento.

MEI es un “laboratorio” donde se apuntalan las habilidades que facilitan la innovación. El foco de esta maestría está en desarrollar competencias para crear nuevos negocios, negocios disruptivos y para tener las capacidades de reinventarlos a cada momento.

La TD, una cuestión de cambio cultural en las empresas

La Transformación Digital (TD) es una ola mucho más profunda frente a la pandemia actual.

La coyuntura aceleró varios procesos de TD, pues su implementación, que era urgente antes del covid-19, en todo caso ya venía en marcha.

Pero la transformación no es implementación de tecnologías digitales. Se trata, en cambio, de un cambio cultural que las aproveche para la empresa.

La Maestría en Liderazgo en Transformación Digital del CESA está diseñada para formar profesionales capaces de guiar esa transformación. De hecho, aspectos del management para entender las organizaciones desde lo tecnológico, sus posibilidades, y saber engranar la multidisciplinariedad con lo digital, son los componentes de la misma.

(Puede interesarle: Aspectos de transformación digital se potencian según sector de desempeño de empresas)

(También: Maestría en Liderazgo en Transformación Digital)

Temáticas como la analítica de datos para la toma de decisiones, la experiencia de usuario, las posibilidades que brindan la realidad virtual o aumentada, entre otras, hacen parte del plan de estudios de esta maestría.

Herramientas para la visualización de grandes volumen de datos, para la creación de apps, simuladores de e-commerce, figuran entre los laboratorios que se realizan en esta maestría, cuatro de los cuales -uno de ellos en Google Analytics- son certificados en el programa.

Emilia Restrepo Gómez será la nueva rectora del CESA

El Consejo Directivo del CESA escogió por consenso a la administradora de empresas Emilia Restrepo Gómez como nueva rectora de la institución.

La elección de Emilia Restrepo se produjo tras un riguroso proceso de selección, el cual se inició a finales de agosto con la firma Egon Zehnder.

Emilia Restrepo, primera mujer en ocupar la Rectoría del CESA en sus 46 años de historia, cuenta con una amplia trayectoria profesional.

Se graduó del CESA en 1994. Fue pionera de la industria digital en América Latina, y ha sido empresaria, emprendedora, y cofundadora de la primera empresa de consultoría en estrategia digital en Colombia. Tiene más de 25 años de experiencia diseñando estrategias de negocios y mercadeo para la transformación digital de las grandes corporaciones y la creación de nuevos modelos de negocio. En los últimos años trabajó como Vicepresidente de Transformación Digital de Postobón y como Business Advisor de Accenture. Así mismo, es miembro de las juntas directivas de algunas de las organizaciones más reconocidas del país.

La nueva rectora ha estado siempre ligada al CESA: ha sido miembro activo de la comunidad participando en diversas iniciativas y recientemente como miembro del Consejo Directivo de la institución.

Emilia Restrepo asumirá el cargo a partir del 11 de enero de 2022 y liderará el proceso de transformación que requiere el CESA para cumplir su plan estratégico 2025.

El Consejo Directivo, encabeza de su presidente, Juan Fermín Restrepo, expresó su agradecimiento a los candidatos que participaron en el proceso así como la dedicación y gestión del rector saliente, Henry Bradford Sicard.

Read More

Aspectos de transformación digital se potencian según sector de desempeño de empresas

Los esfuerzos que varias empresas han volcado en temas de transformación digital están mediados no solo por el presupuesto asignado, sino además por el sector en el que se desenvuelven.

No existe un estándar sino que, dependiendo del sector en el que están, desarrollan mayores o menores esfuerzos y capacidades en aspectos de la transformación digital que más las pueden impactar favorablemente.

Así mismo, en materia de formación ha habido una supremacía en capacitar en temáticas como e-commerce y Big Data, y hay pendientes de formación en “asignaturas” como blockchain, Internet de las Cosas, la gobernanza de datos e inteligencia artificial.

Así se desprende de un estudio desarrollado por RADigital, que realizó un diagnóstico comparativo sobre la situación actual de las empresas en Latinoamérica con respecto a las empresas en España en su relación con las competencias digitales.

(No deje de leer: Ampliando los alcances de la alianza CESA-ESIC).

La transformación digital en América Latina

RADigital es la Red Académica para la Transformación Digital en Latinoamérica, colectivo creado hace dos años y que nació con el objetivo de reunir a las universidades más innovadoras de Latinoamérica con el propósito de impulsar la transformación digital en sus países.

De esta red forman parte siete instituciones de educación superior del mismo numero de países: Universidad ESAN, del Perú; ESIC Business & Marketing School, de España (socios fundadores); y sus miembros, Universidad Privada Boliviana; Universidad Ana G. Méndez, de Puerto Rico; Universidad Ort, de Uruguay; IESA, de Venezuela, y el CESA, de Colombia.

transformacion-digital-en-america-latina-intEl estudio resulta ser una “fotografía” sobre cómo se refleja la transformación digital en América Latina y sus empresas, de acuerdo a cuatro ítemes: los grados de implementación de la misma, la formación de sus equipos, la importancia que se le da y la inversión. Este se llevó a cabo en el segundo semestre de 2021.

Una de las grandes conclusiones es que al observar un total de 28 disciplinas detectadas como esenciales dentro de la transformación digital, su desarrollo varía según la industria. Estas disciplinas están agrupadas en tres dimensiones: experiencia del cliente, tecnología y gerencia de lo digital.

Mientras que el customer experience es mucho más desarrollado en el sector de consumo masivo, las preocupaciones sobre automatización tienen más relevancia en el sector de manufactura, así como la realidad virtual y la realidad aumentada en el ámbito del turismo, uno de los sectores más golpeados por la pandemia.

(Le recomendamos: 5 tendencias en el e-commerce)

Pistas de lo que se podría desarrollar por industria

En términos generales, no obstante, la maduración en TD fue mucho mayor en tres sectores específicos: el de retail con el e-commerce, el educativo, así como el sector financiero, con amplias necesidades cubiertas de manera digital.

(También le puede interesar: Mitad de las empresas colombianas, con pendientes para madurar en transformación digital).

Bajo dicho contexto, el estudio brinda pistas sobre qué se puede desarrollar más para cada industria.

La investigación se basó en encuestas y grupos focales con más de 850 ejecutivos (37% en el cargo de CEO) de los distintos niveles de la organización: participaron gerentes generales, directores de tecnología, financieros, de recursos humanos y directores de las áreas de marketing.

Más de la mitad de los encuestados con más de 11 años de experiencia, y 7 de cada diez con estudios profesionales y de posgrado.

Abarcó grandes, medianas, pequeñas y microempresas de seis de los países que tienen universidades integrantes de RADigital (excepto Uruguay).

Una fotografía sobre cómo ven la TD en unos países

En una porción de países iberoamericanos, es la mejora en la gestión, por encima del incremento de las ventas y las mejora operacional, lo que motiva la implementación de prácticas digitales. Ese ítem prevaleció en tres de lo seis países: Colombia, España y Puerto Rico.

En capacidades digitales, que son la habilidad, el talento y la experiencia de las empresas para gestionar tecnologías digitales con el fin de desarrollar nuevos productos, países como Colombia y Perú ocupan un puesto promedio en esa percepción. Sobresalen España y Puerto Rico, mientras que Bolivia y Venezuela ocupan puestos inferiores en esas capacidades.

En orientación digital, definida como el compromiso de las organizaciones con la aplicación de la tecnología digital para ofrecer productos, servicios y soluciones innovadoras, Puerto Rico lleva gran ventaja, seguido de España y Colombia.transformacion-digital-en-america-latina-interna

Los cambios construidos a partir de la adopción de tecnologías digitales, típicamente lo que es transformación digital, tiene a cuatro países a la par y dos se perciben con cierto rezago: Bolivia y Venezuela.

En cuanto a los resultados de las empresas, es decir, cómo la incorporación de tecnologías digitales permiten tener más éxito en el desarrollo de bienes y servicios, ser más eficientes, lograr más rentabilidad y reaccionar mejor ante la competencia, Colombia ocupa un cuarto lugar por debajo de España, Puerto Rico y Perú.

La capacitación es urgente

La investigación concluye que para realizar una transformación digital, las organizaciones deben desarrollar capacidades dinámicas que permitan crear agilidad para adaptarse a los cambios.

Además de las capacidades tecnológicas, las empresas requieren capacidades gerenciales para implementar, formar e invertir en competencias digitales.

Finalmente, la formación en capacidades digitales es necesaria para la transformación de los ecosistemas empresariales.

Esta investigación sobre la transformación digital en América Latina es una continuación del estudio realizado por ESIC a través de su Instituto de Innovación (ICEMD) en colaboración con Kantar Millwardbrown, en el año 2017 sobre Competencias Digitales en las empresas españolas.

Ponga un pie en el futuro con este programa en Liderazgo en Transformación Digital con doble titulación.

Read More

Mitad de las empresas colombianas, con tareas pendientes para madurar en TD

Pese a que ha resultado evidente cómo la pandemia aceleró la transformación digital (TD) de organizaciones en todo el mundo, la mitad de las grandes empresas colombianas tiene una madurez digital media, las Pymes apenas alcanzan una madurez inicial en la materia, y ninguna llega al más alto estadio como sí ocurre en otros países de la región como Perú o Chile.

Además, el componente de experiencia del cliente está por encima del de estrategia, y la utilización de los datos, desde hace años señalado como “el nuevo petróleo” y aspecto clave en el marco de la  transformación digital, tiene falencias que hacen relevante una explicación del pasado pero no cómo moldear mejor el futuro.

Estas son algunas de las grandes conclusiones del Índice de Madurez Digital 2021 (IMDV), realizado por la consultora chilena Virtus en alianza con el CESA, Siigo y Views Business Intelligence, que se propuso a medir la madurez digital para establecer cómo están las empresas en transformación digital en Colombia, y generar un Benchmark que permita tener un punto de partida para la evolución.

Realizado por Virtus desde 2018, año tras año, el presente es el primero que se realiza para Colombia, y contó con la participación de 250 ejecutivos de 196 grandes empresas, pymes y startups.

En esencia, el estudio midió seis dimensiones. Experiencia (como se vive la dinámica), estrategia (cómo se elige lo que se hace o no para la monetización y generación de valor para la empresa); cultura y gestión del cambio; e innovación y nuevos modelos de negocio, análisis de datos y procesos de tecnología y operaciones digitales, estas tres últimas catalogadas como habilitadores de la transformación.

Los grados de madurez establecidos son cinco: análogo, avanzado, medio, avanzado y digital.

Indicadores  de la transformación digital en Colombia

Según el estudio, cerca del 80 % de las empresas, entre grandes y startups, se identificaron con el hecho de que la pandemia impulsó con más fuerzas sus proceso de transformación, lo que les generó cambios culturales, y de formas y modelos de trabajo profundos. En cambio, con esa misma realidad se identificaron el 36 %.

En una escala de 0% a 100%, las Pymes promediaron un IMDV de 37,1%, lo que las posiciona en un nivel de madurez digital Inicial, muy por detrás del nivel Medio de las grandes empresas y startups, quienes promediaron un IMDV de 56,5% y 62,4%, respectivamente.

Al respecto, si bien al ver el contraste con las pymes pareciera que las grandes empresas están bastante bien, lo cierto es que aún la mitad de ellas se encuentra en niveles iniciales en sus procesos de transformación digital.

Así lo conceptuó Juan José de la Torre, Managing Partner de Virtus Digital, quien explicó que tan solo una de cada cuatro poseen niveles avanzados y “no vemos que ninguna haya alcanzado aún el máximo nivel en la escala de madurez de este estudio, lo que sí sucede en Perú y Chile, países donde también medimos este índice”.

Para el consultor, resulta realmente preocupante que tantas organizaciones aún se encuentren en etapas tempranas considerando que la revolución digital ha adoptado un ritmo histórico, frente a lo cual quienes no avancen ahora podrían incluso eventualmente desaparecer.

Digitalización no es transformación digital

Aclaró que muchas empresas siguen solo haciendo digitalización, que no es lo mismo que TD. Mientras la primera apunta a la incorporación de tecnologías con el objetivo de lograr una mejora a nivel operacional, la segunda involucra una verdadera evolución en los modelos de negocio, apalancada en data, tecnología y un verdadero conocimiento del cliente.

De hecho, si bien 85 % de las grandes empresas -reflejó el estudio- toman sus decisiones de negocio con el cliente al centro, el estudio evidencia que no todas activan las acciones necesarias para realmente lograrlo.

Es así que 71 % utilizan herramientas digitales como CRM o Analytics para entenderlo, 66 % emplean metodologías ágiles para mejorar su propuesta de valor y el 56 % cuenta con un sistema formal para tomar acciones con base en su feedback.

Asimismo, pese a que en más del 80 % de las organizaciones entiende la urgencia que la transformación digital representa para su industria, el 68 % ha revisado sus modelos de negocio para evaluar sus necesidades y capacidades para abordarla, y la mitad de las empresas posee un plan de acción claro y robusto para transformarse digitalmente.

Analítica descriptiva, 1; analítica prescriptiva, 0

Otro de los aspectos relevantes del estudio, y que trascendió en un foro realizado para tratar el tema este 3 de noviembre, es que el análisis de datos esta siendo útil para explicar el pasado, pero poco se está usando para “crear el futuro”.

Dicho de otra manera, este componente tan relevante en la TD está ayudando a la llamada analítica descriptiva, pero no a la analítica prescriptiva.

Una explicación podría estar en que, 6 de cada 10 empresas cuentan con data de calidad, y apenas cuatro accedan a esta, trascendió en el panel.

Para el docente y coordinador de la Maestría en Liderazgo en Transformación Digital del CESA, uno de los “lunares” es que en muchas empresas se está definiendo el líder de transformación digital por sus conocimientos y experiencia en tecnologías y digitalización, y no por aquella persona que tenga una visión global de la estrategia, y que, “a través de lenguaje común”, pueda cerrar las brechas entre las áreas.

 

Un asunto de liderazgo

De la Torre señaló que para avanzar efectivamente hacia la transformación digital en Colombia y sus negocios es fundamental el foco que le da el equipo de liderazgo.

En efecto, las organizaciones más avanzadas entienden que esta ha dejado de ser una responsabilidad aislada del CIO (Chief Information Officer) para convertirse en un esfuerzo estratégico liderado por el CEO con apoyo del Directorio, el cual debe involucrar a toda la organización.

Según el estudio, 64 % de las grandes empresas sostienen que sus líderes encargados de impulsar iniciativas de transformación digital se atreven constantemente a romper paradigmas, cuestionando y haciendo las cosas distintas a como se hacían anteriormente. Ese ítem en las startups y en las pymes es del 55 % y el 33 % respectivamente.

Para consultar el estudio completo que brinda una aproximación a la transformación digital en Colombia, AQUÍ.

Read More

Open banking y otras oportunidades que la transformación digital está trayendo en los servicios financieros

El entendimiento de la transformación digital, los roles que en ella adquieren mayor relevancia y los cambios que por cuenta de la tecnología está experimentando el sector financiero están creando un caldo de cultivo perfecto para el desarrollo de nuevos modelos de negocio.

El consumidor necesita eficienciaque-es-open-banking-y-como-funciona

La pandemia solo vino a demostrarle al sistema financiero que debía poner el pie mucho más a fondo en el acelerador de sus operaciones, dada la mayor velocidad para producir una oferta de servicios que los ciudadanos están demandando.

El anuncio reciente de la solicitud de aval de funcionamiento ante la Superfinanciera de cuatro instituciones para incursionar en el sistema financiero colombiano, pese a que no se asocian con actividades propias de los bancos tradicionales, reitera la reconfiguración de una nueva banca.

(Le puede interesar: Emociones están alterando el valor real de los activos de la industria Fintech).

Esas instituciones son Alacaja, Codensa, Colsanitas e Inverti, que le han dicho “presente” a la superfinanciera para cumplir operaciones de depósitos y pagos electrónicos, de financiamiento, de seguros y de financiación colaborativa, respectivamente.

Pero estas son solo apenas alguna de las que ya entraron al sistema o están en carrera de hacerlo. Como lo resaltó el diario La República recientemente, para julio las solicitudes ante la Súper ascendían a 22, con recursos puestos por estas instituciones de más de 500 mil millones de pesos.

Open Banking (OB) y cómo funciona

Otra tendencia para ofrecer determinados servicios es el llamado Open Banking.

Conocido también como banca abierta, distintos actores o no del sistema financiero manejan información transaccional de otras entidades así como de usuarios, ofreciendo productos y servicios hechos a la medida del ciudadano.

(Lea: Banca digital y negocios fintech: la revolución en marcha).

Basados en APIs (Interfaz de Programación de Aplicaciones, por sus siglas en inglés), tanto la banca tradicional como otros actores pueden hacer de las alianzas un sistema más eficiente y escalable -dado que lo que se requiere ahora es inmediatez-, para ofrecer una propuesta de valor mucho más robusta y hallar nuevos canales a través de los cuales puedan distribuir sus propios productos.

Una vez más, el entendimiento de la transformación Digital entra en la ecuación.

En concepto de la docente del CESA y asesora de IFC Banco Mundial, Lariza Galindo, el usuario al final lo que encuentra es una oferta de valor más contextual porque “tiene productos y servicios financieros y no financieros que le pueden satisfacer sus necesidades, pero además los empieza a encontrar en diferentes canales. No solo los del banco, sino los canales por donde pasa su cotidianidad: desde el sistema de transporte público hasta las redes sociales”.

Dando pasos de regulación para el OB

En América Latina, hay dos países que llevan la delantera en materia de Open Bancking: México y Brasil.

Estos pasos de ventaja se dan por cuenta del marco regulatorio que obliga a algunos actores a compartir cierto tipo de información para hacer de la operación un asunto más eficiente y escalable, abriendo otras potenciales fuentes de ingreso.

En todo caso, hay estándares entorno al tema, y cada estatuto especifica qué tipo de datos se pueden compartir, en qué periodicidad, cómo debe ser el consentimiento, entre otros aspectos.

En los demás países de la región ha sido el propio mercado, con la intermediación de las APIs, como se han impulsado servicios que están beneficiando al usuario de a pie sin que exista una regulación. Ello, sin embargo, no es desfavorable.

Así trascendió en un conversatorio en línea organizado por el CESA, sobre la incidencia de la transformación digital en el ámbito de la banca.

Felipe Noval Acevedo, máster en Finanzas Corporativas del CESA y Director de Transformación Digital e Inclusión Financiera de Asobancaria, conceptuó que claramente las tecnologías avanzan mucho más rápido que el regulador, pero eso deriva en trabajar con este de manera más cercana, lo que incide en articular agendas que sirven para generar soluciones pertinentes desde los servicios digitales en el ecosistema financiero.

Movilidad de información para servicios a la medida de los clientes

Es así como, para el caso colombiano, la URF (Unidad de Regulación Financiera) ha emitido una opinión favorable acerca de que se está en un mercado voluntario.

De allí que el Superintendente Financiero haya calificado este tipo de configuraciones como una “experimentación de manera controlada de actividades para nuevos emprendimientos innovadores o para entidades vigiladas que quieran probar nuevos modelos o soluciones que contribuyan al desarrollo y competencia de los mercados financiero, bursátil y asegurador”, explicó en La República.

A este mismo respecto, Lariza Galindo explica que en Colombia existe la ley de protección de datos, que es un marco habilitante. Pero aclara que en Open Bancking, como se conocen los marcos regulatorios en otras geografías, los actores explican al usuario específicamente los alcances de la información sensible que están solicitando y con qué otras instituciones la van a compartir.

Por vía de ejemplo, información como saldo de la cuenta, características de un producto que se tiene contratado o cuáles son las transacciones débito de los últimos 12 meses.

“Es aquí donde otros jugadores, con sus capacidades tecnológicas y analíticas, podrían aprovechar (la información) de manera distinta y ofrecer productos mucho más a la medida del cliente porque se ajusta a sus necesidades”, puntualiza Lariza Galindo.

Read More

Progreso profesional a un clic: abiertas las inscripciones a posgrados 2021

El CESA abrió las inscripciones para cursar posgrados en el segundo semestre de este año y aplicar al programa de becas.

La actualización de conocimientos y la profundización en temáticas de las distintas áreas disciplinares resultan esenciales. Adicionalmente, los avances tecnológicos están acelerando el proceso de transformación organizacional, en el que las empresas y sus profesionales deben contar con las capacidades para adaptarse por lo menos a la misma velocidad si quieren mantenerse vigentes en el mercado.

Los programas del CESA encierran varios de estos aspectos, y los tratan a profundidad para adquirir las habilidades necesarias para enfrentar esos cambios: transformación digital, dirección de marketing, gestión de empresas y creación de nuevos modelos de negocio, gestión de riesgos, entre otros. Son 10 programas de posgrado: siete maestrías y tres especializaciones. Algunos programas cuentan con doble titulación.

Según cifras del Observatorio Laboral del Ministerio de Educación, los profesionales del CESA están entre los mejor remunerados. Una mirada a este indicador da cuenta, por ejemplo, que los salarios de sus egresados de posgrados en finanzas y mercadeo están por encima de programas similares de otras universidades. En ese sentido, el Observatorio reporta un salario 13% y 14% superior para la especialización y maestría en marketing respectivamente, y hasta 20% superior en los posgrados especializados en finanzas.

Lo que opinan los egresados

hornitos“Desde que pisé las aulas del CESA mi primera impresión fue la calidad de los docentes. Un profesorado vigente, activo y cercano a lo que vivía en mi condición laboral”.
David Parra Alfonso
Gerente General Los Hornitos
Especialización de Mercadeo Estratégico (EME).

colpatria“El programa del MBA contiene las que considero las tres C para el éxito profesional: Conocimiento, Compromiso y Conexión. He experimentado la filosofía del liderazgo, lo que me ha permitido un crecimiento acelerado y la posibilidad de generar redes de trabajo con mayor impacto e interdisciplinariedad en la compañía.
Santiago Durán Forero
Gerente Recursos Humanos Grupo Colpatria
BMA

don-eloy«La necesidad de hacer un marketing especializado brinda la oportunidad de conocer y afianzar conocimientos de una industria específica, para hacer de las estrategias temas gremiales, nacionales y globales. Ser experta en marketing del CESA me permitió saber cómo hacer que todas las piezas hablan y despierten emociones. Que una venta no sea exclusivamente un instante transaccional, sino que despierten emociones».
Monika Gómez Valek
Gerente Rosas Don Eloy
EME y MDM

Cómo aplicar al programa de becas

Desde el año 2020, el CESA abrió un programa de becas para aspirantes a ingresar a sus programas de posgrados.

Estas becas, una por cada programa de posgrado, equivaleN al 25% del valor de la matrícula. Los diez programas de posgrado del CESA son:

· Maestría en Administración de Empresas – MBA
· Maestría en Emprendimiento e Innovación – MEI
· Maestría en Finanzas Corporativas – MFC
· Maestría en Dirección de Marketing – MDM
· Maestría en Liderazgo en Transformación Digital -MLTD
· Maestría en Mercados Bursátiles – MMB
· Maestría en Mercados Financieros – MMF
· Especialización en Finanzas Corporativas – EFC
· Especialización en Mercadeo Estratégico – EME
· Especialización en Gestión Empresarial – EGE

Para obtener dicha beca, el aspirante debe cumplir las siguientes condiciones:

– Haber iniciado su proceso de inscripción antes del 6 de abril.
– Completado su proceso de inscripción y estar admitido antes del 15 de abril, lo que significa que para esta fecha debe haber completado el formulario de inscripción, entregado la totalidad de los documentos, realizado la prueba de admisión y presentado la entrevista.

Selección

Los aspirantes admitidos que hayan cumplido los requisitos anteriores (inscripción, admisión y pago), que hayan obtenido un resultado dentro del 20% superior en las pruebas de admisión y que hayan cancelado su matrícula antes del 30 de abril, serán citados a presentar una serie de actividades dirigidas por el director de posgrados. Con base en los resultados de estas pruebas, un comité seleccionará a los 10 aspirantes que obtendrán la beca.

Una vez seleccionados los beneficiarios de las becas, se les hará la devolución del 25% del pago que ya realizaron para el segundo semestre.
Para mantener el beneficio, los aspirantes deben tener un promedio acumulado igual o superior a 8,5 sobre 10 y apoyar al CESA dedicando cuatro (4) horas semanales en labores académicas, administrativas o en proyectos específicos definidos por el área de posgrados.

El beneficio de esta beca no es acumulable con otros descuentos por convenios corporativos o de egresados.
Si el aspirante beneficiado por la beca debe aplazar su ingreso, lo podrá hacer solicitando la reserva de cupo.

Sin embargo, no podrá mantener el beneficio de la beca, la cual sería, en este caso, otorgada a aquel que haya ocupado el segundo lugar en las actividades clasificatorias.

El puntaje obtenido en las pruebas de admisión podrá ser tenido en cuenta para concursar nuevamente por las becas en un semestre posterior.

Read More

La imperiosa presencia de las mujeres para los cargos tecnológicos

Los inversionistas otorgan mayor financiación a aquellos emprendimientos que cuentan con mayor diversidad de género en las posiciones de liderazgo.

Esta es una de las grandes conclusiones arrojadas por una investigación hecha por el Centro de Estudios en Gobierno Corporativo, del CESA; y la Universidad de Talca (Chile), que rastrearon la adición de valor por efecto de la diversidad, así como este factor en cargos tecnológicos; y que acaba de ser reseñada por la revista Forbes Colombia.

Los investigadores del CESA y de la U. de Talca indagaron por la participación de las mujeres en posiciones de liderazgo y alta gerencia en una Oferta Inicial de Criptomonedas -ICO- (Initial Coin Offering, por sus siglas en inglés).

Esto debido a la gran oportunidad que suponen modelos de negocios asociados a tecnologías blockchain y criptomonedas.

En efecto, las cifras asociadas a emprendimientos de esta naturaleza no son poca cosa.

Con ellas hay mayor oportunidad de inversión

Más de 5.700 ICO recogieron 27 billones de dólares entre 2017 y 2019. Sin embargo, al analizar “46.000 miembros de los equipos de alta gerencia y las juntas de más de 4.100 ICO, que emitieron sus monedas en ese período de tiempo, se encontró que en las posiciones de liderazgo las mujeres alcanzan una participación de tan solo un 14%. Además, de 4.600 fundadores identificados, solo el 6% son mujeres”, señala la publicación.

Lo que se ha hallado es que en el área de desarrolladores, apenas el 8% son mujeres, y en las posiciones para el manejo de tecnología blockchain, el 4%.

Estas cifras contrastan con la ocupación del 18% de la plazas financieras o legales, y con el 28% en las posiciones de marketing. Y el contraste es aún más significativo si se tiene en cuenta que la participación de las mujeres en posiciones sensibles, con responsabilidades legales y financieras, reduce de manera significativa la probabilidad de fracaso del emprendimiento.

El análisis de los docentes del CESA María Andrea Trujillo y Alexander Guzmán en Forbes, AQUÍ.

Read More

Cambio del liderazgo para una transformación digital: ¡ahora o nunca!

Como CEO he tenido la oportunidad de liderar procesos de transformación en diferentes países, en compañías de entre 3.000 y 9.000 empleados, organizadas en multiunidades; es decir, dispersas en el terreno en pequeñas unidades.

Para estos casos, la clave para realizar una transformación exitosa ha sido poner genuinamente el foco en cuatro elementos: mis competencias o incompetencias como líder o cabeza de la organización, la alineación y compromiso del equipo del primer nivel jerárquico, la adaptación y adhesión de todas las personas al cambio propuesto, y -por supuesto- tener en cuenta todos los requerimientos, expectativas y necesidades subyacentes de los clientes.

La covid-19 ha dejado al descubierto muchos problemas latentes en temas de liderazgo y ha acelerado los procesos de transformación digital en las organizaciones, al punto que nos lleva a plantearnos una declaración: ¡ahora o nunca!.

Resistencia de la cultura organizacional, un lunar

Según Forbes e IBM, el 84% de las empresas que inician un proceso de transformación digital fracasan. Gallup, McKinsey y Harvard hablan del 70%, coincidiendo que la resistencia de la cultura organizacional es la razón que más incide en dicho fracaso.

Es importante entender que no se trata simplemente de incorporar tecnología, software o hardware. Se trata esencialmente de un proceso en el que todos los integrantes de la compañía, desde el CEO hasta el empleado del nivel más inferior, deben estar comprometidos e involucrados.

Deben compartir y sentir la misma necesidad de entender que la innovación tecnológica en el mundo sigue cambiando a un ritmo y velocidad vertiginosos, y que estamos siendo impactados todos los días por un tsunami de cambios que nos cubre en todos los dominios de nuestras vidas.

Cubre todos los sectores económicos, cambiando nuestras forma de comprar, de trabajar, de divertirnos, en fin. Cambia todo comportamiento humano.

Por lo tanto, se trata de un cambio obligado para que la organización sobreviva. Hay que recordar casos como Xerox, Kodak,  Blockbuster, y otras tantas compañías que no lograron oportunamente adoptar y adaptar procesos de transformación digital y desaparecieron.

La transformación inicia con las personas

La verdadera transformación no es solo digital. Es realmente la transformación organizacional y cultural que se inicia con la transformación de las personas.

Esto implica implementar nuevas formas de colaboración, de planificación y de  empoderamiento. De tolerancia al fracaso. Resulta pues que la transformación es una oportunidad para rediseñar, o reinventar la organización, así como también de reinventar los modelos de negocio.

Los datos que arroja la encuesta de transformación digital 2018 realizada por la ANDI, dan cuenta que el 88,2% de las empresas conoce qué es la cuarta revolución industrial, que el 63,5% ya tiene una estrategia para ello, y declara algo muy importante que refuerza la declaración de que el momento es ahora, respecto a las mayores barreras al realizar procesos de transformación digital.

Uno de los principales obstáculos es la falta de cultura: 57,1%. Por otro lado, el World Economic Forum Jobs Reports, frente al mismo tema, dice que la principal dificultad está asociada a la falta de capacidades de liderazgo: 52%.

De manera que si se piensa en iniciar un proceso de transformación digital, hay que considerar que primero se hace necesaria una transformación del liderazgo que involucre al CEO, que involucre el primer nivel jerárquico, y que involucre a todos los colaboradores.

El resultado es una nueva visión de cultura organizacional que facilite operar bajo modelos de negocios más distribuidos, en ambientes ágiles y colaborativos, que permitan adoptar tecnologías correctas y estrategias innovadoras, dando paso a compañías sostenibles en el tiempo. Por eso, ¡es ahora o nunca!

Albeiro Herrera C

Experto en transformación personal y organizacional

Human Quality SAS

Read More

Acreditaciones y Reconocimientos