Image is not available
CESA
College of Higher Studies
of administration
Slider

Datos: en la esencia para una cultura empresarial que le apuesta a la transformación digital

El cambio de la cultura organizacional como el factor más relevante para la transformación digital, y los datos y sus características como uno de los insumos importantes para acompañar ese cambio, figuran entre las grandes conclusiones de la primera jornada del 5to encuentro de la transformación digital organizado por el CESA.

La transformación digital, vista por algunos como el santo grial de la época, es un asunto que se debe respirar en el día a día como la única manera de garantizar el cambio cultural necesario para, con base en ella, alcanzar los objetivos, permanecer vigente en el mercado, y contar con la resiliencia para adaptarse a la necesidades, cada vez más frecuentes y cambiantes para las empresas.

Como lo señaló uno de los conferencistas, Santiago Escobar, VP Digital de RCN, “la transformación digital se logra desde las trincheras; es decir, las cosas se logran haciéndolas, no solo desde una gran estrategia y una visión a futuro, que es importante, sino también trabajándolas en el día a día”.

En el mismo sentido se pronunció Mario Esteban Correa, Gerente de Colwagen Colombia, quien afirmó que la cultura del cambio debe practicarse desde la base de la organización.

Hay que explicarles, casi que de manera coloquial a los colaboradores de la organización -afirmó-, el porqué de las cosas para que realmente las interioricen y se puedan reinventar así como sus procesos.

En este compromiso de la gerencia, el factor tiempo es trascendental y una herramienta más dentro de los esfuerzos de transformación.

Y es que una de las barreras más difíciles a superar es la reticencia a los cambios. Y depende de la dirección de las organizaciones garantizar un ritmo adecuado: no ir tan rápido como para que los colaboradores no lo asimilen, pero tan poco tan lento como para que no se vaya al ritmo del cambio que se necesita.

“Colombia debe impulsar muchísimo la educación alrededor de todo lo que necesita la transformación digital”, enfatizó el VP Digital de RCN.

Los datos, el nuevo oro

Dentro de la transformación digital (TD), los datos y su relación con ellos parecen estar escribiendo su propio capítulo en la materia.

Su uso para las decisiones empresariales es cada vez más evidente, pues por cuenta de la tecnología se está dejando una trazabilidad y una información que permite conocer al consumidor.

Muy a pesar de ello, los datos no están siendo aprovechados como se debe. Pese a que son el corazón de la transformación digital, “el 73% de la data en los negocios no está siendo analizada”, expuso Carlos Hincapié, líder de negocios de Azure, servicio de computación en la nube de Microsoft Colombia.

En realidad, los datos son tan solo uno de los pilares. También juegan en la ecuación otros cuatro: las personas, los procesos, los clientes y la tecnología. La TD se logra con la articulación de estos cinco actores.

Según Correa, el cliente se pone en el centro. La gobernanza de datos implica entender la responsabilidad que hay de su manejo. Se requiere combinar la estrategia con el talento de las personas, y entender que hay que estar constantemente innovando no solo para hacer sostenible el core del negocio, sino para generar nuevos modelos de negocio y, con ayuda de la tecnología, transformar y optimizar los procesos.

Cuidar el dato, parte de la cultura

Más allá de aquello que pueden brindar los datos, es importante custodiarlos y cuidar de su calidad. Los datos deben tener cierto estatus para que dicha calidad determine su uso y utilidad.

En este sentido, seis son los atributos que debe tener un dato de calidad. Debe ser:

Completo: ¿es exacto? ¿es integral el registro en nuestra base de datos?
Conforme: se trata de manejar información legible, entendible.
Consistente: los números son axiomáticos. No debe haber contradicción en la información que se deriva del dato.
Preciso: si no lo es, no puede ser utilizado
No duplicación: si bien es posible que en sábanas de datos haya registros repetidos, es importante que al gestionarlos, una vez se haya dado una integración de sábanas o bases, no haya duplicidad. Puede haber errores en la interpretación.
Integridad: la información disponible, ¿la podemos analizar? ¿está a nuestro alcance poder hacerlo?

No en vano, se estima que el 80% de la labor tras la analítica reside en la limpieza y preparación de los datos. Por tanto, cuidar el manejo del dato, su custodia y calidad hace parte de lo que implica una cultura para la transformación.

(No deje de leer: La empresa basada en datos de 2025)

Varios de los expertos de la transformación digital coinciden en que en las organizaciones de hoy, las divisiones (no las físicas) entre las áreas deben ser cada vez más permeables. ¿La razón?: eficacia en procesos y resultados con base en datos no compartidos.

En otras palabras, cada departamento o área pude manejar indicadores propios; no obstante, estos pueden ser útiles para otro departamentos de la organización en un momento dado para su plan o proceso, pero no siempre están disponibles.

Si bien no todo el mundo debe tener acceso a toda la información, esta sí debe estar centralizada y ser administrada correctamente, de tal manera que los datos sean funcionales -eso sí- para todas las necesidades de la organización.

En este sentido, Mario Esteban Correa afirmó que una manera de subsanar ese posible obstáculo está en contar con por lo menos tres tecnologías que habiliten esa especie de diálogo entre las áreas para apalancar sus decisiones con los datos.

Resulta indispensable un sistema ERP (de integración) que haga match con los sistemas CRM y con algún sistema de business intelligence. “Una buena interlocución de estos sistemas le permite a cada una de las áreas tener la información indispensable y en tiempo real”, puntualizó.

Read More

La empresa basada en datos del 2025

En medio de las implementaciones y ajustes de las organizaciones para su transformación digital, y que tuvieron con la pandemia un factor de aceleración, el capítulo de los datos y su gestión ocupa un lugar cada vez más preponderante.

Se prevé que todos los aspectos de la empresas tendrán que ser optimizados por los datos en el cortísimo plazo para hacer organizaciones más competitivas y que generen valor.

Las figuras de científicos de datos así como de analistas de datos parecen ser más populares en las empresas. El problema, sin embargo, es que toda parte de la empresa está generando data, pero no todos sus miembros lo pueden entender y gestionar de una manera meridianamente cercana a como lo hacen algunos de los que desempeñan esos roles.

los-datos-en-la-transformacion-digital-int
Así es el «matrimonio» de tres roles de las organización con los datos.

Datos en la transformación digital: un imperativo

La data de la empresa (el todo) puede estar desarrollándose de manera segmentada y compartimentada, afectando la integralidad con la que tiene que avanzar. La alfabetización en torno a los datos solo para ciertos roles en la empresa ya no es una opción.

∞Narrar historias con datos

Es bajo este contexto en el que se concluye que la empresa en su conjunto debe estar impulsada por datos. ¿Pero cómo hacerlo y cuáles son las dimensiones que debe cubrir?

En un reciente artículo, la consultora Mckinsey se ocupó del tema, detallando un surtido de por lo menos 7 características de la empresa basada en datos para el 2025: Integración de datos para cada decisión, interacción y proceso; procesamiento de datos y entrega en tiempo real, flexibilidad en el almacenamiento de los mismos listos para su uso, tratamientos de los datos como productos, ampliación del rol del director de datos para generar valor, membresía del ecosistema de datos como la norma y resiliencia de los datos.

∞Un espacio para convertirse en el articulador entre los científicos de datos con las demás áreas, y que se tomen decisiones estratégicas

En esencia, sus autores desarrollan cinco dimensiones para cada una de esas características: qué pasa hoy, cómo debe ser en el 2025, en qué tipo de aplicaciones se puede desarrollar la característica, cuáles son sus habilitadores y cómo deben empezar las organizaciones esta dinámica.

1- Datos integrados para cada decisión, interacción y proceso

Actualmente

En la actualidad, muchos problemas comerciales aún se resuelven de forma tradicional, con extensas hojas de ruta.

En 2025

En 2025, a través de técnicas innovadoras de datos, diversos problemas serán resueltos en semanas, días o incluso horas. Organizaciones toman mejores decisiones, automatizan actividades del día a día, y sus empleados pueden centrarse en asuntos "más humanos" como la creatividad, la comunicación, el trabajo colaborativo, típicamente asociados a las habilidades blandas.

Aplicaciones

Gerentes de las tiendas pueden brindan una experiencia de compra diferenciada utilizando análisis en tiempo real. Con datos, las adquisiciones clasifican instantáneamente las compras para aprobación.

Habilitadores

La visión y la estrategia de datos para priorizar casos de uso transformacional de los datos.

Infraestructura basada en la nube, arquitecturas para análisis en tiempo real, y herramientas flexibles de bases de datos para consultar datos no estructurados.

Cultura basada en datos; es decir, todos en la organización conocen y aceptan su valor, no solo los analistas o los científicos de datos.

Cómo empezar

Mejore las habilidades de los colaboradores.

Reimagine cada flujo para aprovechar los datos.

2- Datos procesados y entregados en tiempo real

Actualmente

Solo una fracción de los datos de los dispositivos conectados se ingiere, procesa, consulta y analiza.

En 2025

Vastas redes de dispositivos conectados recopilan y transmiten datos e información, a menudo en tiempo real. La forma en que se generan, procesan, analizan y visualizan los datos se transforma gracias a tecnologías nuevas y más ubicuas.

Aplicaciones

Equipos de mantenimiento detectan las necesidades de mantenimientos en tiempo real.

Los desarrolladores de productos pueden usar datos no estructurados y liberan algoritmos para detectar patrones profundamente ocultos.

Analistas financieros usan herramientas de visualización de datos de realidad virtual y aumentada para tomar decisiones estratégicas.

Habilitadores

Apostar por una visual de la arquitectura empresarial completa para comprender integraciones e identificar oportunidades.

Contar con dispositivos potentes de Internet de las Cosas que generen y analicen datos utilizables en la fuente.

Cómputo en memoria para cálculos más rápidos y efectivos.

Cómo empezar

Aproveche una arquitectura de datos que permita la modularidad, la flexibilidad y la escalabilidad.

Evolucione a una plataforma de datos habilitada para la nube, con lo que puede satisfacer necesidades analíticas en tiempo real.

3- Almacenes de datos flexibles e integrados listos para usar

Actualmente

La mayoría de los datos utilizables todavía están organizados de manera estructurada, lo que implica que se utilizan herramientas de bases de datos relacionales. Esto requiere un refinamiento que toma tiempo.

En 2025

Profesionales aprovechan más bases de datos de gráficos y bases de datos NoSQL para organizarlos. La empres permite a los equipos consultar y comprender las relaciones entre datos no estructurados y semiestructurados de forma más fácil y rápida.

Aplicaciones

Instituciones utilizan modelo de datos común: una vista 360 grados que se puede modelar en tiempo real.

Habilitadores

Desarrollo de modelos de datos y gemelos digitales que repliquen sistemas del mundo real.

Cómo empezar

Identifique conjuntos de datos críticos. Por vía de ejemplo, la frecuencia de compra del cliente, los atributos del cliente, el uso de determinados servicios en determinadas horas para asignar menores o mayores recursos. Desarrolle una taxonomía para estos activos de datos.

Actualice los simuladores digitales existentes para mejorar capacidades de inteligencia artificial, como el aprendizaje por refuerzo.

4- Tratar datos como si fueran un producto

Actualmente

Los conjuntos de datos a veces se almacenan por duplicado, en entornos extensos, aislados, lo que dificulta su acceso e integración.

En 2025

Los datos son un activo. Por tanto, se organizan y admiten como productos, independientemente de si los utilizan equipos internos o clientes externos. Los productos de datos evolucionan continuamente de manera ágil para satisfacer las necesidades de los consumidores, aprovechando Dataos. En conjunto, estos productos brindan soluciones de datos que se pueden usar de manera más fácil y repetida para enfrentar varios desafíos comerciales y reducir el tiempo y el costo de brindar nuevas capacidades impulsadas por inteligencia artificial.

Aplicaciones

Instituciones médicas desarrollan y evolucionan productos de datos para mejorar de forma integral (360) los resultados de salud.

Habilitadores

Estrategias que identifiquen y prioricen casos de negocios para datos.

Que haya una comprensión de las fuentes de datos de la organización y los tipos de datos que estas contienen.

Cómo empezar

Integre equipos de IA para mejorar continuamente nuevos productos impulsados ​​por la inteligencia artificial con el uso de datos. Implemente un gobierno de datos para garantizar su calidad.

5- El rol del CDO se amplía para generar valor

Actualmente

Los directores de datos (CDO) y sus equipos velan por el cumplimiento de las políticas, los estándares y los procedimientos para administrar los datos.

En 2025

Los directores de datos y sus equipos, en asocio con las áreas comerciales, son responsables de idear nuevas formas de usar los datos, desarrollar estrategias (integrales) empresariales de datos, incorporarlas como parte de una estrategia comercial e incubar nuevas fuentes de ingresos.

Aplicaciones

Los CDO bancarios comercializan servicios internos orientados a datos, como servicios de monitoreo de fraude y antilavado de dinero, en nombre de agencias gubernamentales y otros socios.

Habilitadores

Alfabetizar en datos a los líderes de unidades de negocios o a quienes tienen ojo para la innovación.

Cómo empezar

Inicie conversaciones con los líderes de la unidad de negocios para identificar oportunidades. Refuerce el uso ético de los datos.

6- Membresía del ecosistema de datos, la norma

Actualmente

Cada área almacena sus datos. En otras palabras, la data está en silos, con lo cual su aprovechamiento no es eficaz.

En 2025

Las organizaciones grandes y complejas utilizan plataformas de intercambio de datos para facilitar la colaboración en proyectos basados en datos.

Aplicaciones

Las farmacéuticas, por ejemplo, agrupan sus respectivos datos: datos de ensayos clínicos recopilados por investigadores farmacéuticos y datos anónimos de pacientes, para que cada empresa pueda lograr mejor sus objetivos.

Habilitadores

Adoptar modelos de datos comunes para facilitar la colaboración. Hacer alianzas de datos y acuerdos de intercambio.

Cómo empezar

Elija los arquetipos del ecosistema de datos más importantes para su organización. Adopte herramientas, protocolos y procedimientos para compartir datos.

7- Gestión de datos se prioriza y automatiza en beneficio de la privacidad, seguridad y resiliencia

Actualmente

La seguridad y la privacidad de los datos son impulsadas es por los mandatos regulatorios y las leyes de protección de datos.

En 2025

Las herramientas de IA están disponibles para administrar los datos de manera más efectiva, por ejemplo, mediante la automatización de la identificación, corrección y solución de problemas de calidad de los datos. Estos esfuerzos permiten a las organizaciones generar una mayor confianza tanto en los datos como en la forma en que se administran.

Aplicaciones

Las instituciones gubernamentales y de atención médica con datos altamente confidenciales incorporan protocolos avanzados de resiliencia de datos, que automáticamente realizan copias de seguridad de los datos varias veces al día y, cuando es necesario, identifican la "última copia buena" y la restauran sin problemas.

Habilitadores

Elevar la importancia de la seguridad de los datos en toda la organización.

Propender por una mayor conciencia de los consumidores y por una participación activa en los derechos individuales de protección de datos.

La adopción de tecnologías de administración de bases de datos automatizadas para el aprovisionamiento, procesamiento y gestión de la información automatizados.

La adopción de herramientas de almacenamiento y resiliencia de datos basadas en la nube para facilitar la copia de seguridad y restauración automática de datos.

Cómo empezar

Considere la posibilidad de adoptar un marco de ética de datos.

Considere aprovechar las herramientas en la nube para almacenar, administrar y proteger los datos prioritarios; y los que ya existen, con herramientas de respaldo y resiliencia.

Adopte un enfoque frecuente e iterativo para desarrollar y revisar los protocolos de control y gobernanza. Ej: un portal de aprovisionamiento de autoservicio, que exige procedimientos automatizados de copia de seguridad y restauración de datos en plataformas compatibles.

Read More

Empresas colombianas: solo el 38% usa Internet para actividades productivas

A pesar de que la pandemia impulsó la digitalización de las organizaciones, sigue existiendo un rezago en el uso de la Internet para sus procesos productivos.

Y es que apenas el 38% de las empresas locales usan la red para desarrollar sus actividades productivas, lo que resulta preocupante si se tienen en cuenta los cambios que generó la pandemia en el ámbito laboral y de consumo.

Así lo pone de presente el estudio Desempeño productivo y económico de las empresas ante las fortalezas naturales, capacidad, y estilos de liderazgo de los equipos directivos, realizado por el Centro de Liderazgo del CESA.

La base del estudio fue la indagación a más de 150 empresas nacionales de gran importancia para la Alianza del Pacífico, conformada por Perú, Chile, México y Colombia.

Transformación digital en las empresas

La investigación, en esencia, aporta significativamente al conocimiento de cómo se comporta el sector empresarial y sus ecosistemas de innovación ante los retos de los últimos tiempos.

Para ello, se centró en cuatro módulos temáticos: 1) profundización digital; 2) inversión en investigación, desarrollo e innovación; 3) calidad y satisfacción del cliente, y 4) estructura organizacional y flexibilidad laboral. En cada módulo se compararon los resultados de los sectores de agricultura, comercio, construcción y tecnología, lo que permite entender las particularidades de cada uno.

El estudio refleja cifras a las que bien vale la pena ponerles atención para entender un aspecto del ecosistema empresarial nacional, y formular estrategias para impulsarlo.

∞ El ecosistema de emprendimiento

Al analizar los resultados de la investigación, se advierten las diferencias entre los distintos sectores empresariales: el 97.4% de las compañías de tecnología utilizaron canales digitales para sus ventas, seguidas por las del sector Comercio con un 21.7%. En el caso de los negocios de construcción y agricultura, el porcentaje es el 2.2% y el 1.4%, respectivamente.

Si bien estos porcentajes son mayores que los de otros países de la región como Chile, México y Perú, aún falta un largo camino por recorrer en este aspecto.

Dinámica y rotación laboral

El estudio también da luces sobre cómo se manifiesta en Colombia un fenómeno global que ha captado la atención de los medios: la excesiva rotación laboral de los jóvenes.

Según la investigación del CESA, las empresas de tecnología son las que más contratan jóvenes entre los 18 y los 28 años. En total, 217.261, comparado con los 116 de los sectores de la construcción y la agricultura.

Al analizar el promedio de antigüedad y la rotación del personal en esas industrias, las que muestran una mayor estabilidad son las de agricultura y comercio, en las que los trabajadores permanecen con la misma compañía un promedio de 8.5 y 7.7 años respectivamente. En tecnología el promedio es de uno.

Si bien estas últimas compañías son las que más rotación laboral experimentan, también son las que más invierten en desarrollar nuevas ideas: el 47.8%, comparado con el 26.8% del sector de la construcción, el 17%, del de comercio; y el 12.75% del de agricultura.

“Este trabajo tuvo como centro la indagación sobre las necesidades de formación del talento humano de las empresas del país, que permite cada día aumentar la ética en la cualificación de las personas, fortalecer las culturas organizacionales, aportar a la toma de decisiones conscientes y ampliar las posibilidades de crecimiento económico y generación de valor de las empresas al mercado”, explica Juan David Aristizábal, del Centro de Liderazgo del CESA.

El estudio completo AQUÍ

Read More

Diplomados en e-commerce, transformación digital, datos y más en el CESA financiados por MinTIC

Cinco diplomados del CESA, cuyos contenidos están asociados a tecnología, serán financiados casi en su totalidad por el MinTIC.

Se trata de Un TICket para el Futuro, programa del Ministerio de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones y el Icetex, que financia el 90 % de más de 400 diplomados que ofrecen más de 30 universidades e IES del país.

Esto significa que el valor del diplomado que se financie será condonado una vez el estudiante cumpla con los requisitos de grado en los tiempos estipulados por la institución de educación superior en la que se adelantó la formación.

Los diplomados que abarca este programa de financiación del MinTIC y que ofrece el CESA son Marketing Digital Estratégico, Gestión del E-commerce, Transformación Digital, y Data Driven Managers.

Las inscripciones a este programa ya están abiertas y se cerrarán el 4 de abril o hasta que se agoten los recursos. En este sentido, la convocatoria se podrá cerrar en el momento en que el presupuesto asignado para la misma se termine.

Cómo aplicar

Para participar en el proceso de selección, los interesados deberán cumplir con los siguientes pasos:

  • Ingresar al aplicativo AQUÍ
  • Leer detenidamente los términos, así como el reglamento operativo de la convocatoria.
  • Allí mismo se puede consultar la lista de diplomados seleccionables, entre los que figuran los del CESA en temas relacionados con Marketing Digital Estratégico, E-commerce, Transformación Digital y Gestión de Datos.
  • Inscribirse en el diplomado de interés en la institución que lo ofrece.
  • Pagar el estudio CIFIN (Si ya pagó para la convocatoria de especializaciones y maestrías, no debe cancelarlo nuevamente, pues el aprobado de CIFIN tiene una duración de 90 días).
  • Diligenciar y completar el formulario de Solicitud de Crédito a través de la página icetex.gov.co
  • Cargar los soportes de la inscripción, los cuales deben tener el nombre del postulante y del programa. También se debe cargar el aprobado CIFIN.
  • Estar atento a los resultados de la convocatoria y, en caso de ser elegido, proceder con la legalización del crédito tal como se describe en la misma.

En este video se describe el paso a paso de la convocatoria para que pueda aplicar.

Read More

Créditos MinTIC del 90 % para las maestrías de emprendimiento y transformación digital del CESA

Se trata del programa Un TICket para el Futuro del MinTIC, a través del cual se puede aplicar a financiación condonable para estos dos posgrados del CESA y muchos más.

A través del programa Un TICket para el Futuro, que financia el 90 % del valor de la matrícula, profesionales podrán estudiar la Maestría en Emprendimiento e Innovación (MEI), y la Maestría en Liderazgo en Transformación Digital (MLTD), del CESA.

Dada la gran financiación que se brinda y que supone un masivo interés para ser beneficiado(a), aplicar cuanto antes es una oportunidad inmejorable. Esta convocatoria estará vigente hasta el próximo 28 de febrero.

Créditos para estudiar posgrados en Colombia

Los requisitos para aplicar a Un TICket para el Futuro son:

  • Ser ciudadano colombiano
  • Estar admitido en instituciones educativas reconocidas por el Ministerio de Educación y con programas vigentes
  • No estar reportado con calificación negativa en ninguna central de riesgo financiero.
  • Completar la inscripción a través del portal de la convocatoria AQUÍ.

Según explicó la ministra TIC, Carmen Valderrama Rojas, quienes accedan a este beneficio para estudios en el país solo tendrá que pagar el 10 % de la matrícula del programa que elijan. Este pago se deberá hacer en el último ciclo de formación y directamente a la institución educativa.

Un TICket para el Futuro, uno de los créditos para estudiar posgrados en Colombia, cuenta con el apoyo de universidades de 17 departamentos, donde los estudiantes podrán escoger entre 315 programas de formación especializada y de alto nivel en temas TIC como la innovación, transformación digital, Big Data, entre muchos otros.

Son 98.400 millones de pesos los recursos destinados para llevar adelante este ambicioso programa. Esta es la inversión más grande que haya hecho el Ministerio TIC en una iniciativa de educación superior y (con la que) esperamos cambiar la vida de aproximadamente 4.000 colombianos”, resaltó la ministra.

Por su parte, el presidente de ICETEX, Manuel Acevedo, destacó que con estos programas de calidad los beneficiarios fortalecerán sus habilidades y conocimientos TIC que impactarán positivamente sus proyectos de vida.

(Puede leer: Apertura del Doctorado en Administración del CESA (DBA), primero en el país)

Y añadió que esta formación superior “potenciará -además- las competencias que requiere el sector empresarial, el rol y aporte de estos profesionales en un mercado laboral en el que ellos serán más determinantes”.

¿Por qué hoy son claves programas como MEI o MLTD?

Hasta hace algunos años, una apuesta por innovación en productos y servicios resultaba útil para permanecer en el mercado. Muchas de estas innovaciones se constituían como “incrementales”. Este paradigma cambió de manera radical.

Por un lado, estudios de los últimos 10 años han constatado que no es a través de productos y servicios, por incrementales o novedosos que parezcan, por lo que más se genera retorno de la inversión. En realidad, son las innovaciones en modelos de negocio, en constitución de redes o alianzas, en estructuras organizacionales, en experiencia de usuario y procesos las que más representan valor acumulativo.

(Lo invitamos a leer: El andamiaje para aprender a emprender)

Por otra parte, las tasas de éxito de emprendimientos pasan de un 20% a un 80% cuando están mediadas por una formación en emprendimiento.

MEI es un “laboratorio” donde se apuntalan las habilidades que facilitan la innovación. El foco de esta maestría está en desarrollar competencias para crear nuevos negocios, negocios disruptivos y para tener las capacidades de reinventarlos a cada momento.

La TD, una cuestión de cambio cultural en las empresas

La Transformación Digital (TD) es una ola mucho más profunda frente a la pandemia actual.

La coyuntura aceleró varios procesos de TD, pues su implementación, que era urgente antes del covid-19, en todo caso ya venía en marcha.

Pero la transformación no es implementación de tecnologías digitales. Se trata, en cambio, de un cambio cultural que las aproveche para la empresa.

La Maestría en Liderazgo en Transformación Digital del CESA está diseñada para formar profesionales capaces de guiar esa transformación. De hecho, aspectos del management para entender las organizaciones desde lo tecnológico, sus posibilidades, y saber engranar la multidisciplinariedad con lo digital, son los componentes de la misma.

(Puede interesarle: Aspectos de transformación digital se potencian según sector de desempeño de empresas)

(También: Maestría en Liderazgo en Transformación Digital)

Temáticas como la analítica de datos para la toma de decisiones, la experiencia de usuario, las posibilidades que brindan la realidad virtual o aumentada, entre otras, hacen parte del plan de estudios de esta maestría.

Herramientas para la visualización de grandes volumen de datos, para la creación de apps, simuladores de e-commerce, figuran entre los laboratorios que se realizan en esta maestría, cuatro de los cuales -uno de ellos en Google Analytics- son certificados en el programa.

Emilia Restrepo Gómez será la nueva rectora del CESA

El Consejo Directivo del CESA escogió por consenso a la administradora de empresas Emilia Restrepo Gómez como nueva rectora de la institución.

La elección de Emilia Restrepo se produjo tras un riguroso proceso de selección, el cual se inició a finales de agosto con la firma Egon Zehnder.

Emilia Restrepo, primera mujer en ocupar la Rectoría del CESA en sus 46 años de historia, cuenta con una amplia trayectoria profesional.

Se graduó del CESA en 1994. Fue pionera de la industria digital en América Latina, y ha sido empresaria, emprendedora, y cofundadora de la primera empresa de consultoría en estrategia digital en Colombia. Tiene más de 25 años de experiencia diseñando estrategias de negocios y mercadeo para la transformación digital de las grandes corporaciones y la creación de nuevos modelos de negocio. En los últimos años trabajó como Vicepresidente de Transformación Digital de Postobón y como Business Advisor de Accenture. Así mismo, es miembro de las juntas directivas de algunas de las organizaciones más reconocidas del país.

La nueva rectora ha estado siempre ligada al CESA: ha sido miembro activo de la comunidad participando en diversas iniciativas y recientemente como miembro del Consejo Directivo de la institución.

Emilia Restrepo asumirá el cargo a partir del 11 de enero de 2022 y liderará el proceso de transformación que requiere el CESA para cumplir su plan estratégico 2025.

El Consejo Directivo, encabeza de su presidente, Juan Fermín Restrepo, expresó su agradecimiento a los candidatos que participaron en el proceso así como la dedicación y gestión del rector saliente, Henry Bradford Sicard.

Read More

Aspectos de transformación digital se potencian según sector de desempeño de empresas

Los esfuerzos que varias empresas han volcado en temas de transformación digital están mediados no solo por el presupuesto asignado, sino además por el sector en el que se desenvuelven.

No existe un estándar sino que, dependiendo del sector en el que están, desarrollan mayores o menores esfuerzos y capacidades en aspectos de la transformación digital que más las pueden impactar favorablemente.

Así mismo, en materia de formación ha habido una supremacía en capacitar en temáticas como e-commerce y Big Data, y hay pendientes de formación en “asignaturas” como blockchain, Internet de las Cosas, la gobernanza de datos e inteligencia artificial.

Así se desprende de un estudio desarrollado por RADigital, que realizó un diagnóstico comparativo sobre la situación actual de las empresas en Latinoamérica con respecto a las empresas en España en su relación con las competencias digitales.

(No deje de leer: Ampliando los alcances de la alianza CESA-ESIC).

La transformación digital en América Latina

RADigital es la Red Académica para la Transformación Digital en Latinoamérica, colectivo creado hace dos años y que nació con el objetivo de reunir a las universidades más innovadoras de Latinoamérica con el propósito de impulsar la transformación digital en sus países.

De esta red forman parte siete instituciones de educación superior del mismo numero de países: Universidad ESAN, del Perú; ESIC Business & Marketing School, de España (socios fundadores); y sus miembros, Universidad Privada Boliviana; Universidad Ana G. Méndez, de Puerto Rico; Universidad Ort, de Uruguay; IESA, de Venezuela, y el CESA, de Colombia.

transformacion-digital-en-america-latina-intEl estudio resulta ser una “fotografía” sobre cómo se refleja la transformación digital en América Latina y sus empresas, de acuerdo a cuatro ítemes: los grados de implementación de la misma, la formación de sus equipos, la importancia que se le da y la inversión. Este se llevó a cabo en el segundo semestre de 2021.

Una de las grandes conclusiones es que al observar un total de 28 disciplinas detectadas como esenciales dentro de la transformación digital, su desarrollo varía según la industria. Estas disciplinas están agrupadas en tres dimensiones: experiencia del cliente, tecnología y gerencia de lo digital.

Mientras que el customer experience es mucho más desarrollado en el sector de consumo masivo, las preocupaciones sobre automatización tienen más relevancia en el sector de manufactura, así como la realidad virtual y la realidad aumentada en el ámbito del turismo, uno de los sectores más golpeados por la pandemia.

(Le recomendamos: 5 tendencias en el e-commerce)

Pistas de lo que se podría desarrollar por industria

En términos generales, no obstante, la maduración en TD fue mucho mayor en tres sectores específicos: el de retail con el e-commerce, el educativo, así como el sector financiero, con amplias necesidades cubiertas de manera digital.

(También le puede interesar: Mitad de las empresas colombianas, con pendientes para madurar en transformación digital).

Bajo dicho contexto, el estudio brinda pistas sobre qué se puede desarrollar más para cada industria.

La investigación se basó en encuestas y grupos focales con más de 850 ejecutivos (37% en el cargo de CEO) de los distintos niveles de la organización: participaron gerentes generales, directores de tecnología, financieros, de recursos humanos y directores de las áreas de marketing.

Más de la mitad de los encuestados con más de 11 años de experiencia, y 7 de cada diez con estudios profesionales y de posgrado.

Abarcó grandes, medianas, pequeñas y microempresas de seis de los países que tienen universidades integrantes de RADigital (excepto Uruguay).

Una fotografía sobre cómo ven la TD en unos países

En una porción de países iberoamericanos, es la mejora en la gestión, por encima del incremento de las ventas y las mejora operacional, lo que motiva la implementación de prácticas digitales. Ese ítem prevaleció en tres de lo seis países: Colombia, España y Puerto Rico.

En capacidades digitales, que son la habilidad, el talento y la experiencia de las empresas para gestionar tecnologías digitales con el fin de desarrollar nuevos productos, países como Colombia y Perú ocupan un puesto promedio en esa percepción. Sobresalen España y Puerto Rico, mientras que Bolivia y Venezuela ocupan puestos inferiores en esas capacidades.

En orientación digital, definida como el compromiso de las organizaciones con la aplicación de la tecnología digital para ofrecer productos, servicios y soluciones innovadoras, Puerto Rico lleva gran ventaja, seguido de España y Colombia.transformacion-digital-en-america-latina-interna

Los cambios construidos a partir de la adopción de tecnologías digitales, típicamente lo que es transformación digital, tiene a cuatro países a la par y dos se perciben con cierto rezago: Bolivia y Venezuela.

En cuanto a los resultados de las empresas, es decir, cómo la incorporación de tecnologías digitales permiten tener más éxito en el desarrollo de bienes y servicios, ser más eficientes, lograr más rentabilidad y reaccionar mejor ante la competencia, Colombia ocupa un cuarto lugar por debajo de España, Puerto Rico y Perú.

La capacitación es urgente

La investigación concluye que para realizar una transformación digital, las organizaciones deben desarrollar capacidades dinámicas que permitan crear agilidad para adaptarse a los cambios.

Además de las capacidades tecnológicas, las empresas requieren capacidades gerenciales para implementar, formar e invertir en competencias digitales.

Finalmente, la formación en capacidades digitales es necesaria para la transformación de los ecosistemas empresariales.

Esta investigación sobre la transformación digital en América Latina es una continuación del estudio realizado por ESIC a través de su Instituto de Innovación (ICEMD) en colaboración con Kantar Millwardbrown, en el año 2017 sobre Competencias Digitales en las empresas españolas.

Ponga un pie en el futuro con este programa en Liderazgo en Transformación Digital con doble titulación.

Read More

Mitad de las empresas colombianas, con tareas pendientes para madurar en TD

Pese a que ha resultado evidente cómo la pandemia aceleró la transformación digital (TD) de organizaciones en todo el mundo, la mitad de las grandes empresas colombianas tiene una madurez digital media, las Pymes apenas alcanzan una madurez inicial en la materia, y ninguna llega al más alto estadio como sí ocurre en otros países de la región como Perú o Chile.

Además, el componente de experiencia del cliente está por encima del de estrategia, y la utilización de los datos, desde hace años señalado como “el nuevo petróleo” y aspecto clave en el marco de la  transformación digital, tiene falencias que hacen relevante una explicación del pasado pero no cómo moldear mejor el futuro.

Estas son algunas de las grandes conclusiones del Índice de Madurez Digital 2021 (IMDV), realizado por la consultora chilena Virtus en alianza con el CESA, Siigo y Views Business Intelligence, que se propuso a medir la madurez digital para establecer cómo están las empresas en transformación digital en Colombia, y generar un Benchmark que permita tener un punto de partida para la evolución.

Realizado por Virtus desde 2018, año tras año, el presente es el primero que se realiza para Colombia, y contó con la participación de 250 ejecutivos de 196 grandes empresas, pymes y startups.

En esencia, el estudio midió seis dimensiones. Experiencia (como se vive la dinámica), estrategia (cómo se elige lo que se hace o no para la monetización y generación de valor para la empresa); cultura y gestión del cambio; e innovación y nuevos modelos de negocio, análisis de datos y procesos de tecnología y operaciones digitales, estas tres últimas catalogadas como habilitadores de la transformación.

Los grados de madurez establecidos son cinco: análogo, avanzado, medio, avanzado y digital.

Indicadores  de la transformación digital en Colombia

Según el estudio, cerca del 80 % de las empresas, entre grandes y startups, se identificaron con el hecho de que la pandemia impulsó con más fuerzas sus proceso de transformación, lo que les generó cambios culturales, y de formas y modelos de trabajo profundos. En cambio, con esa misma realidad se identificaron el 36 %.

En una escala de 0% a 100%, las Pymes promediaron un IMDV de 37,1%, lo que las posiciona en un nivel de madurez digital Inicial, muy por detrás del nivel Medio de las grandes empresas y startups, quienes promediaron un IMDV de 56,5% y 62,4%, respectivamente.

Al respecto, si bien al ver el contraste con las pymes pareciera que las grandes empresas están bastante bien, lo cierto es que aún la mitad de ellas se encuentra en niveles iniciales en sus procesos de transformación digital.

Así lo conceptuó Juan José de la Torre, Managing Partner de Virtus Digital, quien explicó que tan solo una de cada cuatro poseen niveles avanzados y “no vemos que ninguna haya alcanzado aún el máximo nivel en la escala de madurez de este estudio, lo que sí sucede en Perú y Chile, países donde también medimos este índice”.

Para el consultor, resulta realmente preocupante que tantas organizaciones aún se encuentren en etapas tempranas considerando que la revolución digital ha adoptado un ritmo histórico, frente a lo cual quienes no avancen ahora podrían incluso eventualmente desaparecer.

Digitalización no es transformación digital

Aclaró que muchas empresas siguen solo haciendo digitalización, que no es lo mismo que TD. Mientras la primera apunta a la incorporación de tecnologías con el objetivo de lograr una mejora a nivel operacional, la segunda involucra una verdadera evolución en los modelos de negocio, apalancada en data, tecnología y un verdadero conocimiento del cliente.

De hecho, si bien 85 % de las grandes empresas -reflejó el estudio- toman sus decisiones de negocio con el cliente al centro, el estudio evidencia que no todas activan las acciones necesarias para realmente lograrlo.

Es así que 71 % utilizan herramientas digitales como CRM o Analytics para entenderlo, 66 % emplean metodologías ágiles para mejorar su propuesta de valor y el 56 % cuenta con un sistema formal para tomar acciones con base en su feedback.

Asimismo, pese a que en más del 80 % de las organizaciones entiende la urgencia que la transformación digital representa para su industria, el 68 % ha revisado sus modelos de negocio para evaluar sus necesidades y capacidades para abordarla, y la mitad de las empresas posee un plan de acción claro y robusto para transformarse digitalmente.

Analítica descriptiva, 1; analítica prescriptiva, 0

Otro de los aspectos relevantes del estudio, y que trascendió en un foro realizado para tratar el tema este 3 de noviembre, es que el análisis de datos esta siendo útil para explicar el pasado, pero poco se está usando para “crear el futuro”.

Dicho de otra manera, este componente tan relevante en la TD está ayudando a la llamada analítica descriptiva, pero no a la analítica prescriptiva.

Una explicación podría estar en que, 6 de cada 10 empresas cuentan con data de calidad, y apenas cuatro accedan a esta, trascendió en el panel.

Para el docente y coordinador de la Maestría en Liderazgo en Transformación Digital del CESA, uno de los “lunares” es que en muchas empresas se está definiendo el líder de transformación digital por sus conocimientos y experiencia en tecnologías y digitalización, y no por aquella persona que tenga una visión global de la estrategia, y que, “a través de lenguaje común”, pueda cerrar las brechas entre las áreas.

 

Un asunto de liderazgo

De la Torre señaló que para avanzar efectivamente hacia la transformación digital en Colombia y sus negocios es fundamental el foco que le da el equipo de liderazgo.

En efecto, las organizaciones más avanzadas entienden que esta ha dejado de ser una responsabilidad aislada del CIO (Chief Information Officer) para convertirse en un esfuerzo estratégico liderado por el CEO con apoyo del Directorio, el cual debe involucrar a toda la organización.

Según el estudio, 64 % de las grandes empresas sostienen que sus líderes encargados de impulsar iniciativas de transformación digital se atreven constantemente a romper paradigmas, cuestionando y haciendo las cosas distintas a como se hacían anteriormente. Ese ítem en las startups y en las pymes es del 55 % y el 33 % respectivamente.

Para consultar el estudio completo que brinda una aproximación a la transformación digital en Colombia, AQUÍ.

Read More

Acreditaciones y Reconocimientos