Noticias
previous arrownext arrow
Slider

Cómo retener el talento, lo que desvela a los CEO

La atracción y retención de talento para afrontar las realidades empresariales de cara a la llamada Cuarta Revolución, caracterizada por una desafiante complejidad y competencia global, es la mayor preocupación y reto de los gerentes en Colombia.

Y son tres las principales estrategias para enfrentar este y otros desafíos desde el liderazgo empresarial: comunicar de manera efectiva, coherente y transparente en todos los niveles de la organización; asegurar la sostenibilidad como parte tanto de la identidad de marca corporativa como de la propuesta de valor comercial, y crear una cultura de colaboración que fomente la innovación.

Así se desprende del informe Liderazgo 360: una conversación sobre el liderazgo empresarial de Colombia en un mundo exponencial y disruptivo, realizado por el CESA -Colegio de Estudios Superiores de Administración-, que se propuso establecer qué tipo de desarrollo de liderazgo se requiere hoy para enfrentar los desafíos de un mundo que se está moviendo aceleradamente hacia la Cuarta Revolución Industrial.

El informe se basó en los resultados de encuestas y entrevistas realizadas a los CEO de 103 empresas en el país, tanto del sector privado como estatales, de diferentes sectores y tamaños, incluyendo Bancolombia, Nutresa, Cementos Argos, Ecopetrol, Aeronáutica Civil, entre otras.

A través del informe Liderazgo 360, “queríamos conocer cuáles son los mayores desafíos que enfrentan hoy los gerentes generales, cuáles habilidades han tenido que desarrollar para enfrentar los retos de liderazgo y cuáles son las prácticas que utilizan para fortalecer su presencia ejecutiva”, explica Aldo Civico, director del informe elaborado por el Centro de Liderazgo del CESA.

El estudio discrimina tanto los desafíos internos como externos señalados por el centenar de gerentes.

En tal sentido, adaptarse al cambio en la dirección estratégica (31%) y tener suficientes líderes capaces (23%) son los retos internos más relevantes dentro de las organizaciones colombianas.

Para el 80% de los gerentes consultados, la formación en liderazgo constituye un pilar fundamental de la estrategia empresarial. De hecho, la mitad de los CEO reconoció un aumento en la inversión en programas para el liderazgo en sus compañías. Paradójicamente, para el 58% de los gerentes la relación con su director de recursos humanos (área sobre la que comúnmente pesa la capacitación de los empleados) no es estratégicamente más importante que la relación con su director de operaciones  o su director financiero.

Otro de los hallazgos preponderantes del estudio es que la práctica del mindfulness, cada vez más frecuente en organizaciones de otras latitudes por su favorable incidencia en la productividad empresarial, es practicada apenas por el 8% de gerentes de empresas en Colombia. En el país, el 64% de ellos prefiere hacer deporte como forma para recargar su energía personal.

Cabe recordar que, en el ámbito corporativo, un estudio de Adecco Training indica que el mindfulness reduce en un 78% las bajas en rendimiento por ansiedad, estrés o depresión, y aumenta la productividad en un 20 por ciento.

En esa misma línea sobre las prácticas de los gerentes, el informe concluye que si bien la mayoría de los gerentes (98%) convergen en que transformarse así mismos es clave para cambiar a la organización, solo un 36% está acompañado por un coach o entrenador ejecutivo. Los CEO que trabajan con esta figura se están enfocando primordialmente en la construcción de equipos (74.3%), la agilidad emocional (31.4%) y la toma de decisiones (25.7%).

La gestión del cambio y la innovación están dentro de los mayores desafíos para el liderazgo, según el 61% de los consultados.

Por otro lado, las habilidades más importantes que los lideres empresariales tienen que desarrollar hoy son el pensamiento estratégico, la comunicación efectiva y la toma de decisiones. Según los encuestados, el desarrollo de estas habilidades permite el logro de los objetivos del negocio, fortalece la cultura organizacional y asegura la continuidad del liderazgo.

Del informe Liderazgo 360 se concluye además el papel preponderante que ocupa la comunicación efectiva en la dirección de empresas. Al ser consultados sobre qué tan preparados se sentían antes de asumir el rol, la mitad de los CEO expresó estar “algo preparados” cuando llegaron a ocupar el cargo, y apenas tres de cada diez, estar “totalmente preparados” a la hora de asumir esa posición. Y al preguntárseles qué competencia habrían querido cultivar con anterioridad, la comunicación efectiva fue la respuesta más común. Le siguieron el pensamiento estratégico y el coaching.

Por otra parte, invertir más en nuevas tecnologías, comprometerse personalmente con los clientes clave y mejorar la calidad de los productos y servicios, son las estrategias que consideraron menos relevantes.

“Mucho se habla hoy de transformación digital. Lo que nos muestra el informe Liderazgo 360 es que la manera en que los principales gerentes del país están asumiendo esa transición es con un enfoque en las personas, no en la tecnología como se podría pensar” explica Juan David Aristizábal, director del Centro de Liderazgo del CESA; y concluye que “en la era de los cambios exponenciales en tecnología, el ojo de los líderes empresariales está en el talento de su gente”.

Suscríbase al Boletín
 

Acreditaciones y Reconocimientos