Noticias
Noticias
Noticias
previous arrownext arrow
Slider

Más información

Narrar historias con datos

Mucho se viene hablando de la importancia de los datos en la actualidad para la toma de decisiones.

Los avances tecnológicos han permitido acumular una gran cantidad de información y datos, como nunca antes en la historia de la humanidad. Sin embargo, ¿qué manejo hay que darle a estos datos para que lleven a manipularlos de manera efectiva y que conduzcan a la acción, a decidir?

Quienes vienen abordando el tema a profundidad convergen en que, para que ello ocurra, los datos deben hacer parte de una historia que, como cualquiera, hay que saber contar.

Narrar historias con datos, la base

“Los que cuentan las historias gobiernan la sociedad”, decía Platón. Es a través de estas, y así ha ocurrido desde siempre, como se motiva a la acción para que se produzcan cambios.

De nada sirve tener colosales volúmenes de datos si no hay manera de introducirlos en un contexto para develar su significado y, ante todo, transmitirlo.

Dos aspectos resultan esenciales al contar historias a través de los datos. De un lado, narrar historias con ellos es el punto de partida para el cambio que hoy necesitan las organizaciones: entrar a la cultura de los datos.

Y de otro, hoy resulta imperativo que todos los integrantes de una organización entiendan y puedan transmitir ideas, a través de los datos, pues estos están formando parte de todo lo que hay a su alrededor.

Las ocho tendencias en datos para este 2021.

El ingeniero Ricardo Dicarlo, docente de la Maestría en Liderazgo en Transformación Digital del CESA, señala que no basta con poner a un científico de datos a presidir un departamento de análisis para adaptar la cultura de los datos a la organización.

Adaptarla depende de la visualización y la narrativa para la toma de decisiones. “Es la única forma como los líderes logran enganchar a sus equipos para ese propósito”, explica. Y añade que en los tiempos actuales contar historias a través de los datos es una habilidad necesaria y, como tal, se puede perfeccionar.

Visualización e historia no son lo mismo

La visualización de datos ayuda de manera considerable a entender fenómenos, patrones, resultados, que son elementos útiles para la toma de decisiones. Por tanto, cuidar aspectos como el color, la composición, el volumen visual, la relación de los elementos dentro de un gráfico es importante.

Sin embargo, muy a pesar de la contundencia de que una imagen vale más que mil palabras, son las historias derivadas de ese mundo gráfico las que motivan a la acción. Aquí reside la trascendencia.

En efecto, los datos son fríos por naturaleza. Aun insertos en un gráfico extraordinario, no tienen vida si no son apropiadamente enmarcados dentro de un contexto que se pueda explicar y que a su vez pueda atraer.

Doug Rose, experto en agile y scrum, y autor del libro Data Science: Create Teams That Ask the Right Questions and Deliver Real Value, afirma que los gráficos y datos en ellos no valen nada a menos que estos puedan ser conectados con una audiencia. Y es la narrativa detrás de los datos la que logra atraer, educar, motivar e implicar.

Y concluye que la puesta en escena de datos en una visualización y una historia no son los mismo.

Los datos presentados a través de una excelente visualización son -a los sumo- grandes actores de reparto. Las historias, en cambio, protagonistas estelares.

0 Comments

Leave a Reply

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Acreditaciones y Reconocimientos